La última carta de un abuelo

hourglass-620397_1920

Facebook se ha convertido en el patio del recreo, en el bar donde charlamos con los amigos, en la ventana “virtual” por la que conocemos historias y mensajes que pueden inspirarnos como este que llegó hace unos días a mi muro de facebook. 

La última carta de un abuelo es el último mensaje de James K. Flanagan, a sus nietos, antes de fallecer con 72 años. Lo que en ella dice, puede servirte a ti, a mi y a muchas otras personas. Cuando ya no tenemos a nuestros abuelos para que nos recuerden lo que han aprendido de la vida, podemos tomar prestadas las palabras que James escribió con amor para sus nietos.

Queridos Ryan, Conor , Brendan , Charlie y Mary Catherine,

Mi sabia y reflexiva hija Rachel me apremió a escribir algunos consejos para vosotros, las cosas importantes que he aprendido acerca de la vida. Empiezo esto el 8 de abril de 2012, en la víspera de mi 72 cumpleaños.

1 . Cada uno de ustedes es un  maravilloso regalo tanto para su familia como para todo el mundo. Recuerden esto siempre , especialmente cuando los fríos vientos de la duda y el desánimo caigan sobre sus vida.

2 . No tengan miedo… de nadie ni de nada cuando se trate de vivir sus vidas lo más plenamente posible. Persigan sus ilusiones y sus sueños , no importa lo difíciles o diferentes que parezcan para otros. Demasiadas personas no hacen lo que quieren o lo que deberían por lo que imaginan que otros puedan pensar o decir. Recuerden, si no les traen sopa de pollo cuando están enfermos o están a su lado cuando están en problemas, ellos no importan.   Eviten a las amargas almas pesimistas, que escuchan sus sueños y dicen: “Si, pero que pasaría si..  ” Al diablo con “qué pasaría si … ” ¡Haganlo! La peor cosa en la vida es mirar  atrás y decir: ” Yo habría , yo podría haber,  yo debería haber… ” Tomen el riesgos , cometan errores.

3 . Todas las personas del mundo son de carne y hueso. Algunas pueden usar sombreros de fantasía o tienen grandes títulos o (temporalmente ) ostentan poder y quieren hacerte creer que penséis que están por encima del resto. No les creas. Tienen las mismas dudas, temores y esperanzas, comen, beben, duermen y se tiran pedos como todos los demás.  Cuestionen la autoridad siempre, pero sean sabios y cuidadosos en la forma en que lo hacen.

4 . Hagan una Lista de Vida de todas las cosas que quieran hacer: viajar a lugares, aprender una habilidad, dominar un idioma, conocer a alguien especial. Hagan de esta una larga lista y hagan algunas cosas de ella cada año. No digan: ” lo haré mañana” ( o el próximo mes o el próximo año) . Esa es la manera más segura de fracasar en hacer algo. No hay mañana , y no hay un momento “adecuado ” para empezar algo, salvo ahora .

5. Practiquen el proverbio irlandés “Moi an olge agus tiocfaidh síAlaba a la infancia, y florecerá.  

6 . Sean amables y salgan de su camino para ayudar a la gente – especialmente a los  débiles, los temerosos y con los niños. Todo el mundo carga un dolor especial, y necesitan compasión.

7 . No se unan a las fuerzas armadas o a cualquier organización que entrene para matar. La guerra es el demonio. Todas las guerras son iniciadas por viejos que fuerzan o engañan a los jóvenes a odiar y matarse unos a otros . Los viejos sobreviven, y, de igual manera que la comenzaron con una pluma y un papel, la acaban de igual forma. Mucha gente buena e inocente muere. ¿Si las guerras son tan buenas y tan nobles, porqué esos líderes no empiezan la guerra luchando ellos mismos?

8 . Lean libros, tantos como puedan. Son una maravillosa fuente de deleite, sabiduría e inspiración. No necesitan baterías ni cables , y pueden ir a cualquier parte.

9 . Sean honestos.

10 . Viajen: Siempre , pero especialmente cuando sean jóvenes . No esperen hasta tener el dinero “suficiente ” o hasta que todo esté ” a la perfección. ” Eso nunca sucede. Saquen su pasaporte hoy. 

11 . Escojan su trabajo o profesión porque amen hacer eso.  Seguro, habrá algunas cosas difíciles al respecto, pero un trabajo debe ser una alegría . Tengan cuidado de elegir un trabajo sólo por el dinero. Esto paralizará sus almas. 

12 . No griten. Nunca funciona, y te lastimas a ti y a los demás. Cada vez que he gritado, he fallado.

13 . Siempre cumplan sus promesas a los niños. No digan ” ya veremos ” cuando quieran decir “no”. Los niños esperan la verdad, dársela con amor y bondad.

14 . Nunca le digan a nadie que lo aman cuando no lo hagan.

15 . Vivan en armonía con la naturaleza: salgan al aire libre, bosques, montañas, el mar, el desierto. Es importante para el alma.

16 . Visita Irlanda. Es el lugar donde nació el alma de nuestra familia – sobre todo el Occidente : Roscommon, Clare y Kerry.

17 . Abracen a las personas que aman. Díganle lo importante lo mucho que son para ustedes ahora, no esperen hasta que sea muy tarde.

18 . Sean agradecidos. Un dicho irlandés dice: “Este es un día en nuestras vidas, y no va a volver. “ Vive cada día con esto en mente.

Fuente: aqui

A veces, creemos que tenemos tiempo…. tiempo para hacer las cosas valiosas más adelante, luego de ocuparnos de las cosas importantes…. pero el tiempo puede acabarse en cualquier momento. Haz lo valioso ahora!!

Viki Morandeira

Coach Ontológico.

Gracias. Me declaro Agradecida.

ChartGo (1)

Cuando comencé tímidamente a escribir en un blog, allá por el 2010, había tanto, tantísimo que me era complejo y difícil. No sabía nada, como todo el que empieza algo nuevo. Veía otros blogs, y si algo me llamaba la atención invertía horas en aprender a hacerlo y aplicarlo en mi página. Cometí errores, por supuesto, como todo el mundo cuando empieza… Recuerdo que miraba las estadísticas de visitas de mi blog y veía como lentamente subían, poco a poco, a muy poco!!! El día que superé las 100 visitas diarias me llené de alegría!!! ¡Esto va para arriba, esto marcha!, sentí que dijo mi corazón.

La perseverancia, la constancia, el aprendizaje a base de prueba-error, el confiar en que el resultado futuro no es cuestión de suerte, sino de aprendizaje y trabajo duro, todo esto fue lo que me impulsó desde el primer momento a no rendirme. Pero también el ir viendo resultados.

Dicen algunas estadísticas que la mayoría de los blogs son abandonados durante el primer año. El ciberespacio está lleno de blog-cadáveres que se iniciaron con una idea, con ilusión, pero se abandonar por falta de motivación.

NO es fácil tener motivación cuando todo es tan complejo.

NO es fácil aumentar la motivación cuando algunas cosas salen mal.

NO es nada fácil mantener una motivación constante cuando no se ven resultados constantes.

Pero sobre todo, NO es inteligente seguir haciendo algo que no da resultados!!! Si no funciona, hay que cambiar, tomar decisiones, aprender, intentar mejorar, mirar a los demás, inspirarnos en ejemplos de éxito en el ámbito que uno desea su propio éxito.

Cada año, a mediados de diciembre, hago un recuento de estadísticas, de libros y artículos publicados, de visitas a mis blogs, de talleres, de el lado “visible” de mi trabajo. Y como soy una persona visual, me gusta plasmarlo en un gráfico de barras para tener la información a un solo golpe de vista. Me ayuda a evaluar cómo voy, a ver mis avances, mis retrocesos o si me he estancado. Durante el 2015 he estado un poco estancada a nivel de producción de trabajo “visible”, ya que no he publicado ebooks en Amazon, pero por contrapartida he publicado un libro del que me siento muy orgullosa El arte de No amargarse el Matrimonio.   Y aunque he dedicado menos tiempo a escribir “visiblemente”, eso no significa que mis dedos hayan dejado de darle al teclado, porque ha sido un año muy productivo a nivel de coaching online. Pero sobre todo, un año muy positivo a nivel emocional.

El coaching personal y el coaching de pareja tienen momentos duros. Los inicios son difíciles, partimos de situaciones de dolor, de conflicto, donde emocionalmente lo paso mal, al compartir el dolor de las personas con las que trabajo. Pero afortunadamente se que todo pasa , y que ese dolor inicial pasará en pocos días, porque lo veo en cada persona con quien trabajo, porque lo experimento cada semana.

Testimonio Marga

Decía mi profe de Coaching Ontológico, que al coaching se llega desde el dolor. Y así llegué yo, rota, dolorida, con la necesidad de rearmarme tras una gran sacudida de la vida, pero con las ganas y la fuerza para amarme más que nunca. Y así llegan muchos de mis clientes y clientas, rotos, hundidos por el dolor. Mi visión, tras lograr superar el dolor, fue ayudar a otras personas  a ser dueñas de sus vidas, a retomar las riendas y a sentirse felices en su propia piel. Y con cada mail que recibo de los participantes de los talleres, o de las personas a las que acompaño durante una crisis de pareja que por la crisis de los 40 les ha puesto a prueba, hacen que puede sentir que cada día estoy cumpliendo una hermosa misión.

Me declaro afortunada y agradecida a la vida y a mi, por qué no, por haber sabido ver el lado bueno y por haber convertido una experiencia dolorosa en una esperanza y una oportunidad para muchas otras personas.

Si has llegado hasta aquí, MUCHAS GRACIAS, porque para tí es para quien escribo. Para motivarte, para compartir mis aprendizajes, para juntos construirnos como personas más sanas y felices. A por muchos éxitos más, y que los vemos juntos!

Viki Morandeira

Coach Ontológico

Obligados a ser felices

coaching personal malaga

¡¡Que tal!! ¡¡Tanto tiempo!!
Cuéntame … ¿Qué es de tu vida,?

¿Te has parado a pensar las diferentes respuestas que das a esta misma pregunta?

¿A cuántas personas puedes abrirle tu corazón y decirle DE VERDAD qué es de tu vida….?

A veces, ocultamos una parte de la realidad para no preocupar al otro.
Otras veces, ocultamos esa parte de “nuestra” realidad de la cual nos avergonzarnos.
En ocasiones ocultamos esa parte de nuestra vida que creemos que no sera bien vista por los demás o que nos llevará a escuchar su opinión, su solución a nuestros problemas, cuando no lo hemos pedido.
Otras veces solo contamos lo bueno, porque si contamos que no nos va bien en algún área de nuestra vida creemos que nos van a etiquetar como perdedores, como fracasados…

¿Cómo decir que el día de los enamorados no hemos hecho nada y que igualmente hemos sido muy felices, cuando todo el mundo se la pasa compartiendo en facebook fotos de cenas, brindis, flores, bombones y regalos de todo tipo?
Aunque tampoco podemos pasarnos de felices!! A la hora de compartir nuestra felicidad incluso nos da miedo decirlo abierta y sinceramente. Tenemos miedo que al mostrar que somos felices, exitosos y que disfrutamos de una buena vida se nos tache de engreídos, arrogantes…

¡¡¡Según quien pregunta tenemos una respuesta!!!

Y no. ¡No es porque seamos mentirosos!

Si lo estamos pasando mal y no lo decimos, justificamos ese ocultamiento diciéndonos que somos personas optimistas. Que no hay que quedarse con lo malo. O que con esa persona no tenemos tanta confianza como para dar demasiada información.

Por lo general, las personas optimistas, son las que más se autocensuran cuando tienen una mala racha. No se sienten a gusto hablando de algo doloroso o negativo en sus vidas, porque creen que decir que tienen un problema es quejarse. Y aunque no lo quieran confesar, las personas que siempre se quejan y que solo hablan de sus problemas les quitan las energías, a modo de vampiros emocionales y no quieren ser vistos como estas personas.

¿Buscamos un punto intermedio?

No seas tan autosuficiente. Si no estás bien, decirlo no es quejarte. Si hoy tienes un problema, confiarlo a tu mejor amigo, a tu hermana, a tu pareja, no te convierte en un quejica. Por decir que hoy la vida te supera, no te conviertes en una víctima permanente de todo lo malo que pueda ocurrir en el universo. Si hoy necesitas decir, Basta, por hoy no puedo más, eso no te convierte en alguien que se rinde!! Escucha a tu cuerpo. Si te pide relajarte, escúchalo!!!

Las personas optimistas, las personas positivas, también sufrimos, también tenemos días malos, también pasamos malas rachas, también podemos quedarnos sin pareja, sin trabajo o cortos de dinero para llegar a fin de mes.

Pero en esta sociedad de culto al éxito, al logro, a la riqueza y a la fama, las personas felices y optimistas, cuando tienen una mala racha, se encierran, se ocultan incluso de si mismas, sin escuchar ni aceptar que a veces es necesario pedir ayuda.

Cuando eres demasiado fuerte, cuando puedes con un problema y luego con otro, y con otro, sin apoyarte en nadie, sin molestar a nadie, sin pedir jamás una mano, un empujoncito, te estás negando a ti mismo la condición de ser humano.

Si, escúchame. Te levantas por la mañana, poniendo buena cara, saludando a todo el mundo con tu mejor sonrisa. Si te preguntan cómo estás, tú siempre estás bien. Total…. ¿para qué preocupar a nadie si tú puedes solucionar esto? Y sigues el día, cumpliendo con todas tus obligaciones, con las prioridades de los demás, a veces, dejándote a ti para el último momento… y si no hay tiempo… pues ya te ocuparás de ti mañana, u otro día, cuando tengas tiempo…

A veces, vas por la vida con la capa de superhéroe puesta. Corriendo, casi volando, de un lado para el otro, para llegar a tiempo al trabajo, al colegio, a la compra, al banco, a las extraescolares de los niños….  Y sigues, conduciendo por tu vida en quinta, como si fueras un fórmula uno, que va a fondo por una recta….

Y a veces, estas personas tan fuertes, que siempre sonríen, que siempre ayudan a los demás a tener mejor ánimo, que van resolviendo problemas todo el día, sin darse un segundo para respirar…. a veces, se quiebran.

Cuando nos obligamos a hacer todo perfectamente, cuando nos obligamos a que todo en nuestra vida sea perfecto, cuando decimos que si a todo, aunque materialmente no nos queden horas para hacerlo, nuestra mente llega a agotarse, a sobrecargarse de tal manera que sin querer nos vamos amargando la vida.

Una persona feliz, optimista, alegre, cuando se ve sobrecargada, empieza a agriar su carácter  y no es consciente que en casa, donde puede quitarse la capa de superhéroe,  no sonríe, no está feliz, ha perdido el brillo de su mirada. Y a veces, esas personas enérgicas, dinámicas, que a pesar de serlo, no llegan a todo porque se han marcado demasiadas prioridades, empiezan a presionar a los que les rodean para ir más rápido.

Es algo peligrosamente habitual, en nosotras las mujeres, el asumir el trabajo de la casa, el trabajo fuera de la casa, los niños, el colegio, la ropa, la comida, la familia, las miles de actividades que tenemos semana a semana… que nos van sobrecargando. Y como somos humanas y no superwomen, tanta presión nos pasa factura, nos sobrepasan las responsabilidades y presionamos a nuestros hijos para que se coman rápido la comida, para que se vistan rápido, para que se laven los dientes rápido y se acuesten rápido porque nosotras ya estamos agotadas  y no podemos más con nuestro cuerpo!!! Y en casa, con todo lo que queda por hacer, vamos montadas en el fórmula uno, con la capa puesta, y nuestro esposo que también está cansado de todo el día trabajando, nos mira y nos dice: Ven, siéntate un ratito a descansar!!

Y ¿sabes? Parece que nos hubiera tirado ácido en lugar de haber mostrado empatía y decirnos que necesitamos descansar!! Cuando vamos con la cabeza a 1000 por hora y nuestra pareja nos dice, siéntate, en lugar de decir: Si, tienes razón, me encanta estar al lado tuyo, sentada, mientras me haces mimos…. lo que le decimos es: Tú no me ayudas, tú podrías lavar los platos. Tú podrías acostar a los niños. Tú podrías hacer algo en lugar de mirar TV!!!

Lamentablemente en estos casos, no nos damos cuenta que nuestro problema no es nuestra pareja que no colabora, sino nosotras que vamos a una velocidad incluso dañina para nuestra relación, para nuestra familia, sin ser conscientes. Perdemos la sonrisa y la felicidad… incluso, podemos llegar a perder nuestra pareja… 

Los otros no son los responsables de nuestra felicidad. Tú y solo tú eres el responsable de tu vida, tanto si estás sintiéndote feliz como si vas abrumado por los problemas. Elige caminar feliz, elige que tu actitud durante este caminar sea la felicidad. Elige hacer menos. Elige dejar los platos sin lavar y siéntate en el sofá a jugar con tus hijos.

Cuando nos damos cuenta que ocultamos nuestras emociones negativas, o que pasamos de ser una persona optimista y feliz a una persona quemada y abrumada por la vida, es hora de pararnos a reflexionar. Es hora de mirar a nuestro alrededor porque probablemente las personas que más cerca están de nosotros están conviviendo con nuestro mal humor, con nuestra frustración, con nuestra desilusión. Probablemente, esa infelicidad que no compartimos en el facebook, ni con los amigos o familiares lejanos, si la están viviendo de primera mano las personas con quienes tenemos las relaciones personales más importantes de nuestra vida.

El primer paso para recuperar la felicidad es bajarnos del fórmula uno, reducir nuestras obligaciones, pero sobre todo, asumir que si nuestras relaciones personales, principalmente la de pareja, no están en su mejor momento, recuperar esa relación ha de ser nuestro objetivo principal. Tener buenas relaciones personales mejora nuestra vida.  Y no me lo estoy inventando yo. En este enlace puedes leer como un estudio científico hecho en la Universidad de Hardvard durante los últimos 75 años ha comprobado cuál es la clave de la felicidad.

http://miguelmier.com/2016/01/04/cual-es-la-clave-de-la-felicidad-75-anos-de-estudio-en-harvard-nos-dan-la-respuesta/

La próxima vez que te des cuenta que a pesar de no estar plenamente feliz, vas diciendo que lo eres, párate, reflexiona, busca analizar en qué ámbitos de tu vida necesitas pedir ayuda, comprueba cómo es tu relación de pareja, tu relación con tus hijos, con tus padres y familiares cercanos. Pero sobre todo, comprueba si estás buscando la felicidad fuera de tu mismo…. Si para ser feliz todo tiene que ser hecho y a la perfección…. lamento decirte que por ahí no vas a llegar nunca a la felicidad.

Retomar las Riendas de nuestra vida es una inversión en nuestro futuro, en el futuro de nuestra relación de pareja, en el futuro de nuestros hijos. Recuperar la paz, el balance, y encontrar dentro de nuestro ser la fuente inagotable de felicidad es algo que podemos hacer. Es algo que tú puedes hacer. NO cuando logres todas tus metas. No cuando todo sea perfecto a tu alrededor… Es algo que puedes poner en práctica desde ahora, retomando las riendas de tu vida, para hacerte un master de la felicidad personal!!

coaching personal

 

 

Coaching Personal Málaga

Coaching Online

Una Vida de Película

coaching ontologico

¡¡¡Espero que estés viviendo una vida de película!!!

Bueno, en realidad todos vivimos nuestra propia película… con algunas diferencias. Hay personas que viven películas de terror… Otros viven auténticos dramas… Hay quien vive y revive constantemente películas de pesadillas…. Menos mal que no son todos, porque sino…. ufff… También hay personas que viven películas románticas, películas familiares, comedias, series tipo B….

En realidad, con una vida de película no me estoy refiriendo al género, ni al éxito o la diversión que haya en tu vida, más bien hablaba de ser el Director de tu peli.

Porque deseo que seas tú la persona que dirige tu vida.
Deseo que seas tú quien planifica y escribe el guión.
Deseo que seas tú quien haya puesto allí en lo alto, el final que deseas.
Y porque deseo que seas tú el Protagonista Principal de esta peli.

Hace poco, respondiendo a una persona que me preguntaba por mis talleres online, no pude contener a la mujer que habla y explica todo que llevo dentro… 🙂 y fui reflexionando sobre cómo se llega a pedir ayuda.

Me gustaría compartirlo contigo. Aquí va…

El coaching es una gestión inteligente y acompañada, de los cambios que deseamos hacer en nuestra vida. ¿Sabes como denominamos en coaching al momento en el que uno DECIDE que necesita ese cambio, al momento en el que pide ayuda?

Quiebre.

Un quiebre es el momento en el que uno dice: BASTA, HASTA AQUI LLEGUE, A PARTIR DE AQUI QUIERO CAMBIAR.

Mientras “nuestra peli” va genial, va bien, o no es ni un drama ni de terror, muchos vivimos en automático. De cuando en cuando, tras algunas situaciones, pensamos que “deberíamos” hacer esto o aquello… pero lo dejamos pasar… seguimos en automático… total, “la peli” no va tan mal como para cambiar de canal…

Pero cuando decretamos un quiebre, cuando la furia, el dolor, la incertidumbre hacen que se nos pasen por la cabeza ideas alocadas…. (¿tiro la TV por la ventana para no ver más esta peli?) en ese momento tenemos varias opciones….

Nuestra decisión irá conformando nuestro futuro.

Podemos elegir volver a vivir en automático, respirar un poquito, y seguir igual que antes…. hasta que lleguemos a nuestro límite y quien sabe lo que seamos capaces de hacer….

Podemos decidir romper, con furia, presas del victimismo, con nuestra vida anterior, dándole un giro radical a nuestra vida, culpando a los demás de no ser felices…..

O podemos decir, TIEMPO MUERTO!!! Como en los partidos de baloncesto. Decretar un quiebre, decir BASTA y ahora voy a reflexionar, pedir ayuda, asumir mi responsabilidad, gestar los cambios necesarios, reorganizar mi película, preguntarme qué pasos he dado en mi vida para llegar al punto donde me encuentro, preguntarme qué final quiero para mi película, preguntarme qué significa para mi “una vida de pelicula” , y asumir el compromiso de ir dando los pasos necesarios para ser el Protagonista Principal.

ES TU DECISIÓN.

Ni tus padres, ni tu pareja, ni tu trabajo, ni tus hijos, ni tus hermanos, ni las circunstancias de tu vida son los responsables de tu peli. Cada uno es el director de la suya. Incluso ante situaciones durísimas, como la relatada en la Vida es Bella, podemos elegir una actitud capaz de lograr que nadie nos borre la sonrisa.

Puede que no tengamos la vida de película que imaginábamos para nosotros… pero eso no significa que sea imposible. La vida real, ya sabemos que supera a la ficción. Puedes darle la vuelta a tu vida, decir, QUIEBRO!!!! , pedir ayuda, aceptar que solo te está siendo difícil , y reencontrarte contigo, con la responsabilidad de pasar de vivir una película…. a tener una Vida de Película.

No queremos una peli que se acabe en pocos años, ¿verdad? Queremos que lleve más tiempo. Por eso, cuanto antes emprendamos el viaje, antes llegaremos.

La gestión de nuestras emociones es el camino por el que transitar hacia esa vida que nos gustaría vivir. Muchas veces, si nuestra mente está ocupada haciendo una lista de todo lo que no tiene, todo lo que no funciona, todo lo que no he logrado, todo lo que los demás no son, no hacen o no me dan….. tenemos muy poco tiempo para disfrutar de lo que SI ES. De lo que realmente está siendo hoy, en nuestra vida!!

Ser feliz no es un “objetivo” de vida. Muchas veces vamos “viviendo” y tolerando situaciones que para nada son las que de manera voluntaria habríamos elegido, pero… como creemos que no hay otra manera de hacerlo, o creemos que no hay otro camino para llegar a donde realmente deseamos llegar, que es a Sentirnos Felices… seguimos caminando, “viviendo” y tolerando…

Hay tanto que podemos cambiar sin cambiar tanto!!!!  El coaching es la disciplina que te ayuda a gestionar esos cambios, sin presión ni prisas, sin romper con tu vida, sin cortar con el pasado, sin tener que perder en el camino quien tú eres.

Para mi, una Vida de Película es una vida donde hay momentos de felicidad, donde estamos en paz con nosotros y con el otro, donde nuestras relaciones personales son sanas y fluidas, donde tenemos metas, una misión y una visión de lo que deseamos vivir en nuestro futuro… Mi Vida de Película incluye estar con mis hijos, disfrutar con mi marido, reír juntos, caminar de la mano, saber decirnos lo que pensamos, lo que sentimos, gestionar los momentos en los que a alguno de los dos algo le ha dolido, poder escucharnos con el corazón abierto y la boca cerrada. Y también incluye mi trabajo, ser coach y ser escritora. Y disfrutar del ocio como yo sienta la necesidad de disfrutarlo. ¡No puedes hacerte una idea de lo que se disfruta el campo, la naturaleza y el taller de agricultura ecológica que estoy haciendo! Aunque llueva, aunque haga sol, aunque tenga que estar llenando carretillas de estiércol de pollo como en esta foto!!!  Vivir una Vida de Película es para mí disfrutar de este caminar diario.

coaching emocional

 

No existe un solo camino. NO existe una sola felicidad. NO existe una sola película. NO existe una “receta” genérica que sirva para todos. Lo que a ti te hace sentirte una persona libre y feliz puede ser totalmente opuesto a lo que tiene sentido para el resto del mundo. Tu realidad es válida. Tu idea de cómo serías feliz es válida, como la es la mía, o la de millones de personas en el mundo.

Por eso, TE DESEO QUE DESCUBRAS COMO EL COACHING PUEDE AYUDARTE a descubrir como sentir la felicidad en plenitud.

coaching personal

coaching personal

Tu pequeñez no le sirve al mundo

¿Has visto como la naturaleza encuentra su rumbo, a pesar incluso de algo tan duro como el asfalto? A la naturaleza no se le puede detener. Su fuerza brota, su fuerza rompe, su fuerza avanza, su fuerza transforma.

coaching

Sin embargo, si tomáramos este brote se rompería con solo doblarlo con nuestra mano. Es frágil, puede ser aplastado con facilidad, de manera consciente o incluso puede ser pisado sin intención, sin verlo.

Una semilla, esa cosa pequeñita, tiene la fuerza dentro, para lograr romper el asfalto. Pero también tiene la fragilidad para ser destruida. ¿Puedes pensar en ti, en tu vida, como esa semilla?

 

“… Nuestro miedo más profundo no es el de ser inadecuados. Nuestro miedo más profundo es el de ser poderosos más allá de toda medida. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta.

Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso, extraordinario? Más bien, la pregunta a formular es: ¿Quién eres tú para no serlo? Tu pequeñez no le sirve al mundo. No hay nada iluminado en disminuirse para que otra gente no se sienta insegura a tu alrededor.

Has nacido para manifestar la gloria divina que existe en tu interior. Esa gloria no está solamente en algunos de nosotros; está en todos y cada uno. Y cuando permitimos que nuestra luz brille, inconscientemente le damos permiso a otra gente para hacer lo mismo. Al ser liberados de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a otros.”

Comparto estas líneas del discurso de Mandela. Nuestra pequeñez NO LE SIRVE AL MUNDO.

Seguir siendo una semilla, sin buscar la tierra donde anidar, sin regar la semilla para que rompa, sin cuidar de su espacio quitando las malas hierbas… ¿qué ganamos? ¿qué perdemos? ¿cuántos pierden con nosotros?

Imagínate, si Nelson Mandela no hubiera existido. Si Jesús no hubiera existido. Si Alejandro Magno no hubiera existido. Ellos escribieron su nombre en la historia porque sus semillas germinaron, crecieron, brotaron, se transformaron en un árbol frondoso que dio cobijo, alimento, madera a miles, millones de personas…

sobresalir

Podemos quedarnos… con solo salir de la semilla. Pero podemos regalarnos y regalar a los demás el sobre salir, el ser faro en la oscuridad, el ser mentor de otro ser humano, el ser la luz que les mueve a brillar.

¿Puedes pensar en ti, en tu vida, como esa semilla?

Tu vida, tus metas, tus logros son los frutos que cosecharás si dejas salir la fuerza que tienes por naturaleza. Si te comprometes a seguir esos objetivos que te mueven, que te impulsan, que te hacen empujar con tanta fuerza como para romper el asfalto.

Habrá momentos duros. Habrá días malos pero también días buenos.

Habrá quien te pise sin querer, sin intención de hacer que no logres tus metas, y habrá quien por el motivo que sea se interponga en tu progreso.

Sigue adelante. Tu pequeñez no le sirve al mundo.

No le sirve al mundo y a ti te mantiene en una vida donde sientes que puedes lograr más. Te mantiene encerrado dentro de esa semilla, sin poder demostrarte que eres capaz de ser un hermoso árbol.

Esa fuerza está en ti.

Esa maravillosa capacidad para lograr sobresalir entre los árboles “del montón” está en ti.

Eres la fuerza de esa semilla. El terreno fértil es algo que nos toca a nosotros procurarle a nuestra semilla. El agua y el sol, el alimento que “motive” a nuestra semilla a romper y brotar es algo que nos compete a nosotros.

No te rindas. Recupera las Riendas de Tu Vida. 

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Como triunfar en nuestra vida: Just do it

frases motivadoras

¿A qué sería mucho más sencillo si simplemente siguiéramos lo que dice el título de este artículo?

JUST DO IT.

Solo, hazlo.

¿Te has parado a pensar en qué te impide “hacer” aquello que realmente haría que tu vida fuera lo más parecido a la vida que tienes en mente para ti? ¿O acaso no tienes en mente para ti ninguna vida mejor?

Si eres feliz, si tienes una actividad laboral que te satisface, si te consideras muy bien remunerado, o si trabajas por tu cuenta y disfrutas de tu trabajo mientras ingresas más que de sobra para sentirte exitoso entonces, quizás no tengas que plantearte una “vida mejor” sino metas que te reten y te muevan a seguir creciendo y disfrutando de dar lo mejor de ti.

En cambio… si sientes que no eres feliz, si estás en un trabajo que no te gusta, si no te sientes a gusto haciendo lo que haces, si crees que podrías dar otros pasos para tener esa vida deseada… entonces… sigue leyendo.

JUST DO IT.

Solo, hazlo. Lee y si en algún momento tu mente hace “click” será que has leído lo suficiente. 🙂

Según la RAE, éxito significa:

Resultado feliz de un negocio, actuación-. o Fin o terminación de un negocio o asunto.

De estas dos definiciones quiero destacar tres palabras. Resultado, Fin, Terminación.

El fracaso no es resultado de un evento. Cuando hacemos algo, podemos cometer un error, equivocarnos, tomar decisiones que no son las apropiadas….. pero todo esto no es un fracaso. Son pasos previos al éxito. Son pasos que nos enseñan lo que NO había que hacer. Y de ahí, podemos extraer lo que SI habría que hacer para conseguir el éxito.

Cuando te equivoques en algo, no pienses o digas que has fracasado. Mira cada error como un escalón que te acerca al éxito. Se persistente. Que un resultado adverso no te haga detenerte en tu camino hacia tu objetivo.

¿Crees acaso que las personas exitosas no conocen el fracaso?

¿Cuántas veces necesitó fracasar Edison para conseguir sus inventos?

Tienes dos caminos: O eliminas la palabra fracaso de tu mente, o le cambias el significado por el de “paso previo al éxito“. De ti depende que al equivocarte sigas motivado hacia emprender nuevas acciones. Si te castigas diciéndote: Soy un fracasado…. y te paraliza el miedo a volver a equivocarte… serás una persona que no puede superar un fracaso.

JUST DO IT. Da igual si algo sale mal. Recalcula el recorrido, vuelve a intentarlo, Solo, hazlo.

Por que si eres persistente, auto-disciplinado, si sigues haciendo lo que tienes que hacer, (tengas ganas o no), no verás ese error como un fracaso, sino como algo que te enseña a seguir.

B. C. Forbes, el fundador de la revista que lleva su apellido escribió: “La historia ha demostrado que los más notables exitosos usualmente encontraron grandes obstáculos antes de triunfar, pero ellos tuvieron éxito porque se negaron a sentirse derrotados por su fracaso

No dejes que nada te derrote. Vuelve a intentarlo. Prueba algo distinto, aprende una forma nueva de conseguir eso que anhelas.

Cada día eres capaz de diseñar tu futuro. De tí depende. De tus sueños. De no dejarte vencer por un pequeño obstáculo. De volver a levantarte cada vez que te caigas. Con confianza en ti mismo. No creas que lo sabes todo, aprende de TODO. Incluso de tus errores.

 A veces las cosas no salen bien. En el camino hacia nuestra meta, hacia aquello que para nosotros será “el éxito”, habrá muchos pasos que dar, muchas circunstancias que ralenticen nuestro paso, pero aún así, JUST DO IT, Solo, hazlo. Sigue adelante. Sigue intentándolo, aprender, pregunta, cuestionate, intenta averiguar qué te falta, qué paso cambiaría la situación, busca qué te detiene, cuales son esas creencias limitantes que te frenan. A veces, somos nuestro peor enemigo, somos quien sabotea nuestras posibilidades por escuchar a una mente que no hace más que ponernos palos en la rueda…. El coaching te ayuda a sacar esos palos, a conocer qué hay en tu interior que te está frenando, que te está impidiendo tener éxito y la vida que deseas. El camino al éxito no es corto. Requiere compromiso y perseverancia. Requiere crecer.
No hay éxito sin fracaso previo. Recuérdalo. Cuando estés a punto de sentirte derrotado recuerda que emprender una nueva Acción es lo que te aleja del fracaso.

Coach Personal

Alcanza tu éxito. Escríbeme.

Barreras mentales que nos limitan en nuestros logros

¿Por qué algunas personas consiguen mejores logros que otras?

¿Por qué algunas personas superan las circunstancias personales y llegan hasta donde habían soñado llegar?

Porque CREEN que pueden.

 

Entre nuestros objetivos, nuestras metas personales y el momento presente en el que nos encontramos hay diversas barreras que nos impiden estar en el momento actual como desearíamos estar. Nuestras barreras mentales son más poderosas que las barreras circunstanciales.

¿Cuáles son esas barreras internas que nos están frenando?

Los miedos.

Los no. No puedo. No tengo. No soy. No se.

La zona de confort.

En un proceso de Coaching abordamos estas barreras internas enfrentando a la persona con sus propios limitantes. Trabajar con un coach personal ayuda a escuchar, a escucharnos a nosotros mismos en nuestros anhelos. Ayuda a ver nuestras capacidades, nuestros Si puedo. Si tengo. Si soy. Si se. A descubrir nuestros miedos y a vencerlos. A ver la utilidad, los beneficios de salir de nuestra zona de confort.

¿Qué miedos nos frenan?

El miedo al fracaso. El miedo al éxito. El miedo al que dirán. El miedo a los cambios. El miedo a perder el control de nuestras vidas. El miedo a defraudar a los demás. El miedo a perder a los demás.

Nuestras creencias limitantes, expresadas como No. No puedo aprender a hacerlo. No se me da bien. No se hacerlo. No puedo lograrlo, nadie en mi familia lo hizo antes. No tengo tiempo. No tengo dinero. No tengo las habilidades necesarias. No tengo la capacidad que tienen otros. No se como se logra.

Y el habernos acomodado a una determinada zona de confort, tener un nivel de tolerancia muy alto que nos hace vivir “no tan bien” y conformarnos con ello. Que nos hace creer que así es como deberían ser las cosas en nuestra vida, que no podemos aspirar a más.

El primer paso para lograr nuestras metas, por grandes o pequeñas que sean, es saber qué nos está frenando, qué nos está impidiendo dar los pasos necesarios para avanzar. Por lo general estas limitaciones son internas y cuando cambiamos internamente empezamos a dar los pasos necesarios para que los cambios se produzcan en el exterior. Sin un cambio interior no hay logros, no hay cambio exterior en nuestra realidad.

Como decía Einstein, si hacemos lo que siempre hacemos, es de locos esperar un resultado distinto. Por eso, para llegar hasta donde nunca hemos llegado, es necesario hacer lo que aún no hemos hecho.

Y si tenemos una meta, si hemos decidido qué queremos conseguir en nuestra vida, es tiempo de escucharnos, de analizar cuales son nuestros miedos, de preguntarnos cuales son las creencias que nos limitan, cuales son nuestros no tengo, no puedo, no se, no soy.

Y comprender que los resultados que deseamos están si o si fuera de nuestra zona de confort. Que sin dar pasos fuera de lo conocido, de lo que controlamos, de lo que no nos causa incomodidad solo seguiremos consiguiendo lo que hasta ahora venimos consiguiendo.

Es necesario retarnos a ir mas allá de nuestros límites, de nuestra zona conocida, buscar el incomodarnos para crecer. Si tenemos miedo a hablar en público, solo enfrentando al público, poniéndonos delante de una audiencia y empezando a hablar ganaremos la seguridad y confianza necesarias para que esto deje de ser un problema. Si tenemos miedo a conducir, solo sentándonos delante del volante, permitiéndonos ayudar por el profesor de la autoescuela para ir ganando práctica, solo así conseguiremos ganar confianza y seguridad para poder conducir. Cuando estos miedos nos impiden avanzar hacia nuestras metas, es necesario conocerlos, conocernos a nosotros mismos, escucharnos y así saber qué es lo que necesitamos mejorar.

Si tenemos miedo de ir a una entrevista de trabajo, pero deseamos tener un trabajo, difícilmente vamos a conseguirlo quedándonos en casa o haciendo lo que hasta ahora hemos hecho. Es necesario dar pasos fuera de nuestra zona de confort.

Si somos personas que ciertas circunstancias nos generan vergüenza, nos dan timidez, es necesario comprender qué esto nos está frenando. Aceptar que hay algo que podemos mejorar. Tener claro que la timidez no es algo inherente a nuestra persona, sino una conducta que nos protege del miedo a hacer el ridículo, del miedo a no ser escuchados, del miedo al rechazo de los demás, del miedo a no caer bien a todo el mundo, del miedo a mostrarnos como somos, porque creemos que los demás no aprobarán como somos.

Para poder realmente cambiar nuestra vida es necesario SENTIR LA NECESIDAD DE HACERLO. Mientras nos permitamos estar en la zona donde las cosas no están tan mal como para hacer algo, vamos perdiendo autoestima, perdiendo la motivación, acomodándonos a nuestra jaula que es la zona conocida, sin retarnos a dar pasos fuera. Cuantas personas han querido aprender inglés, han pagado cursos, han comprado miles de libros, cds, pero no ha sido hasta que han tenido la necesidad de entender y hacerse entender cuando han logrado dar pasos para lograr tener un buen nivel de inglés.

Nada logramos si no nos retamos a nosotros mismos, si no validamos nuestras metas, dándonos permiso para lograrlas, dejando de creer que no somos merecedores de algo mejor en nuestras vidas. Una vez que hacemos el cambio interno de permitirnos ambicionar más resultados en nuestra vida, nos damos permiso para enfrentar nuestros miedos, creemos que es posible llegar y llegamos porque nada nos detiene hasta lograrlo.

Paciencia, perseverancia, pasos pequeños, utilizar el método kaizen en nuestro camino hacia nuestras metas. Así como en la escuela hemos ido avanzando paso a paso, lección a lección, en nuestra vida, en nuestros emprendimientos también podemos avanzar paso a paso.

Es necesario asumir que todo lo que nos propongamos tendrá una serie de pasos que dar, que de no darlos nos vamos a encontrar en un año en el mismo lugar pero cargados de frustración, descargados de autoestima y vacíos de motivación.

Hace unas semanas mi blog www.cordobacoaching.blogspot.com pasó el Millón de visitas. Con un solo artículo no lo hubiera logrado. Fueron necesarios muchos pasos, muchos artículos, muchos aprendizajes, muchos errores, mucha perseverancia y mucha pasión por lo que hago para que ese millón de visitas fuera una realidad. Para eso fue necesario el cambio interno, el creer que era posible, el creer en mi proyecto, el no rendirme ante los errores, el seguir aprendiendo día a día, el hacer cursos de SEO y de wordpress, el aprender de los que ya estaban haciendo lo que yo quería hacer, el recibir ayuda, el saber pedir ayuda, el asumir el Aún no lo se, pero quiero aprenderlo.

Cada paso nos da práctica. Cada práctica nos da mejores resultados. Cada resultado positivo nos da confianza y seguridad. Y esto nos retroalimenta, nos ayuda a tener más motivación, más fuerzas para dar más pasos. Si nosotros no nos movemos, tanto interna como externamente, podemos seguir muchos años en el mismo lugar, quejándonos por no haber conseguido nuestras metas, culpando a los demás por ello, sintiendo el remordimiento de no haber arriesgado, la desilusión de haber perdido el tiempo, de haber desaprovechado las oportunidades.

Como decía Marie Curie, en la vida no hay nada que temer. Solo hay que comprender.

Si comprendemos que nuestra meta es válida, alcanzable.

Si comprendemos que hay que hacer cambios internos para llegar

Si comprendemos que no basta con saber, que hay que aplicar

Si comprendemos que somos libres para ser mejores o libres para no hacer nada y seguir igual

Si comprendemos que paso a paso podremos llegar, entonces podremos asumir el firme compromiso con nuestra mejora personal y avanzar con decisión , como la tortuga, para ganarle a todas las liebres que se crucen en nuestro camino. Igualmente, la tortuga ganó porque no se comparó con la liebre. Sino, de seguro que no habría ni empezado la carrera. Compararnos es limitarnos. Solo podemos compararnos con nosotros mismos, para poder crecer, para ser un poco mejor de lo que nos acostamos ayer, y para saber que mañana podemos ser un poco mejores que la persona que somos hoy.

Viki Morandeira

Tu coach Personal.

Si querer fuera poder…. ¿no tendrías todo lo que quieres?

querer es poder

 

Si querer fuera poder…. ¿no tendrías ya todo lo que quieres?

Si realmente querer fuera la clave…. ¿aún sufrirías por no tener lo que quieres?

Dime… quieres tener un mejor trabajo o la casa en orden, o una mejor relación de pareja, o una casa junto al mar… ¿querer es poder? ¿Cuántas cosas has querido o quieres ahora mismo? ¿Querer es poder? ¿Qué cosas has conseguido en tu vida, de las muchas que has querido?
Querer no es poder.

CREER QUE PUEDES LOGRARLO, ESO TE DA PODER. 

Porque si no crees en ti no das los pasos necesarios.

Si no crees que es posible, jamás empiezas.

Si no crees en tus capacidades, te rindes ante los obstáculos.

Pero CREER EN TI ESO ES TENER EL PODER DENTRO DE TI. 

El poder para dar los pasos necesarios.

El poder para vencer tus miedos.

El poder para superar retos.

El poder para insistir con perseverancia.

El poder para jamás rendirte hasta llegar.

El poder para lograr que lo que CREES en tu mente se CREE EN TU VIDA.

Todo el poder está en ti, en creer en ti. Si, es muy fácil decirlo, muy sencillo poner estas palabras en un artículo de mi blog, muy “arriesgado” decirle a una persona Si tu quieres, puedes. Si tu crees que puedes, puedes. Porque ¿qué más quisiera esa persona que salir del círculo en el que se encuentra? ¿Qué más quisieras tú que estar consiguiendo ahora mismo mejores resultados en tu vida? Si a una persona le decimos, tú puedes, sin más, sin ayudarle a entender sus propias barreras mentales, sus miedos, sus propios limitantes personales, estamos creando en esa persona una emoción terriblemente negativa.

Si todos me dicen, Puedes hacerlo, pero yo no encuentro la manera de hacerlo… ¿es que soy tonto? ¿es que no veo lo que otros ven? ¿es que no soy capaz, tan capaz como los demás creen? ¿es que soy un fraude porque no puedo hacer esto que los demás creen que si puedo hacer? Esto nos llena de frustración, nos derrumba, nos baja la autoestima. Por eso, el TU PUEDES a secas no es productivo, no ayuda, sino que se convierte en un nuevo problema para aquella persona a quien se lo decimos. A veces, con amor y con la intención de ayudar a alguien, conseguimos pésimos resultados. Nuestra mente puede hacer que marquemos la diferencia, al vencer nuestros miedos, nuestros límites, al crear el camino hacia nuestra grandeza interior y así producir resultados en nuestro mundo exterior.

coaching emocional
Pero también eres tú principal enemigo. NO creas en ti, no creas que es posible, no creas en tu meta y seguirás pensando en “todo”lo que quieres y sintiéndote víctima del universo por no tenerlo.

 

NO creas en ti, no creas que es posible, no creas en tu meta y seguirás pensando en “todo”lo que quieres y sintiéndote víctima del universo por no tenerlo.

No busques conocer qué es lo que te ha frenado hasta ahora, y seguirás “frenado” por tus propias creencias limitantes.

No pidas ayuda para conocerte mejor, para reconocer tus limites y tus inmensas capacidades.

No salgas de la queja y del victimismo, Sigue sintiéndote víctima de todo y de todos, en lugar de responsable de los resultados de tus acciones.

No te fijes metas y serás lo más parecido a un hamster dando vueltas y vueltas en la misma rueda toda su vida.

No inviertas en tu crecimiento personal, invierte en un nuevo terminal móvil para estar a la última, invierte en ropa de marca, invierte en viajes, en gasolina para llegar más lejos pero sin una visión sobre la vida que deseas para ti.

Eres libre.

Libre para dar los pasos necesarios. Y libre para no darlos.

Libre para buscar tus propios límites. Y libre para conformarte con menos de lo que pudieras lograr en tu vida.

Libre para conocerte y amarte. Y libre para juzgarte y criticarte.

Libre para perdonarte y aprender de tus errores. Y libre para exigirte perfeccionismo y cargar con la culpa eternamente.

Libre para responsabilizarte de tu vida, de tus acciones, de tus decisiones. Y libre para creer que los demás tienen que hacer las cosas como tú las necesitas, que tienen que hacerte feliz, que tienen que apoyarte y comprenderte.

Eres libre. Para bien o para mal, somos libres.

frase emerson responsabilidad

 

Desde el coaching trabajamos para asumir ese compromiso consciente con tu vida, con tu felicidad, con tu destino, con el viaje que puedes emprender hacia tus metas. Un hermoso viaje en el que conocerte más y mejor, para conocer que eres una persona ilimitada, una persona capaz de grandes retos, una persona que tiene mucho que aportar a su propia vida y a la vida de los demás. Nadie puede vivir tu vida por ti. Nadie puede hacerte feliz. Porque la felicidad siempre está contigo, puedes aprender a sentirla, pase lo que pase.

Descúbrete.

Se Libre

No te rindas.

Viki Morandeira

Tu coach Personal

¿En qué dirección te mueves?

coaching personal malaga

Cuantas veces corremos de un lado para el otro, estresados, sin saber exactamente hacia donde vamos…  Tenemos una meta, trabajar para tener nuestras necesidades y las de nuestros hijos cubiertas, para progresar, para tener calidad de vida….. pero…. en el camino…. olvidamos cual era nuestra meta.

 

Nos movemos en dirección opuesta a lo que realmente buscábamos. Sin ser conscientes. Sin vivir de una manera consciente. Cargamos nuestra vida de cosas importantes, de preocupaciones, de prioridades, de prisas y carreras que nos llevan en la dirección contraria.

¿Cuál es el motivo por el que haces las cosas que haces?

A veces, es necesario tocar fondo, quebrarse, golpearse para darse cuenta que vamos por el camino equivocado. Ese quiebre puede llegar de imprevisto, cuando los demás suponen que tienes una vida exitosa, una vida perfecta y feliz.

En ese momento, en que notas que estás transitando el camino equivocado, un recorrido que no te lleva a conseguir las metas que realmente te habías fijado. Un camino que te aleja de tus propios valores. Un recorrido que no es precisamente feliz.

La infelicidad, es el resultado de pensar algo, pero decir y hacer otra cosa.

Cuando piensas que quieres pasar más tiempo con tus hijos, pero lo que haces y lo que dices no te permite pasar ese tiempo con ellos, te sientes sin felicidad.

Cuando piensas que quieres emprender algo, pero no lo haces y tu mente te dice que no funcionará o te enfrenta a lo que puede fallar, cuando mantienes tus ideas como simples sueños…. te cargas de infelicidad.

Cuando tus preocupaciones son económicas, pagar impuestos, tener un sueldo a fin de mes, tener más ingresos…pero lo haces desde un trabajo o una profesión que no te apasiona te invade la monotonía, la infelicidad.

Cuando no sientes ganas de ir a trabajar, cuando estás deseando que llegue el fin de semana, las vacaciones, los días libres, no estás disfrutando del tiempo que pasas en tu trabajo y durante cada día, ahí es donde pasas la mayor parte de tu tiempo.

Cuando deseas tener una relación de pareja basada en el respeto y el amor, pero lo que vives en el día a día es la rutina y las peleas sin sentido, vives en la infelicidad.

Cada uno de nosotros es responsable de su vida, de sus emociones, y del lugar en el que se encuentra hoy. Si quieres estar en un lugar diferente mañana, es necesario empezar hoy a dar pasos diferentes, a retomar las riendas de tu vida, de tu propia responsabilidad sobre tu felicidad y tu calidad de vida.

Puedes. Se puede. A lo largo de los años he acompañado a personas que venían con la necesidad de hacer precisamente eso, Retomar las Riendas de sus vidas. Y a través del taller de 21 días que puedes seguir online eso es precisamente lo que conseguimos. Me gustaría compartir las reflexiones de una de las participantes del taller, al concluirlo.

Testimonio C.Sillero

Si sientes que tu vida va sin rumbo, o en piloto automático viviendo día tras día en la infelicidad de no saberte el dueño de tus decisiones, es el momento de hacer algo. Es el momento de invertir 21 días en recuperar el entusiasmo, la fuerza, la alegría, la motivación, el poder sobre tu propia vida. Se puede y es mucho más sencillo de lo que te imaginas.

Puedes pasarte unos meses o años más sintiéndote como hasta ahora, desmotivado, desinflado, falto de fuerzas y de felicidad. O puedes elegir hacer algo hoy para cambiar estos estados emocionales que te sumen en la desesperanza y la desilusión con respecto a tu vida y a tu futuro.

El camino está ahi delante. Los días seguirán pasando, los meses acabarán y empezarán uno tras otro, la vida no se detiene a esperar que nos encontremos con una actitud positiva. Puedes leer esto y pasar de largo. O puedes leerlo y regalarte la oportunidad de retomar las riendas de tu vida a través de un taller de coaching personal que te enfocará en andar el camino desde una perspectiva mejor, ampliada y llena de posibilidades.

Dicen que el mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. Y el segundo mejor momento es hoy. Tu vida podías haberla planteado de una manera diferente hace 20 años, si, pero ahora estamos en el segundo mejor momento. Aprovechar esta oportunidad o dejar que pase de largo depende de ti.

Un año más quejándote de no vivir la vida que te gustaría vivir, o empezar a vivir cada día de tu vida con ilusión y entusiasmo. Tu marcas la diferencia. Tu decides. Yo ta acompaño.

 

Viki Morandeira 

Coach Personal