Cuento: La Fuerza del Deseo

coaching emocional
Desear algo con todas nuestras fuerzas. Asumir que lograr aquello que deseamos depende de la “fuerza de ese deseo”. Hace tiempo que el ser humano tiene metas, ilusiones, planes, ideas sobre cómo quisiera vivir su vida, sobre cómo desea que su futuro transcurra.

En nuestra mente todos tenemos esa imagen, esa idea de lo que sería sentirnos exitosos, dichosos, felices con nuestra vida, orgullosos de nuestros logros, satisfechos de superar retos.

Cuenta una historia que había un joven que quería tener éxito y ganar mucho dinero, así que fue a un gurú y le dijo:

-Quiero llegar al mismo nivel que tú-.

El gurú le contestó:

– Si quieres estar al mismo nivel que yo, te espero mañana en la playa a las 04.00 am-.

El joven llegó a la playa a la hora señalada, con su ropa deportiva y listo para empezar. El gurú le cogió de la mano y le preguntó:

-¿Cuánto deseas tener éxito?-

A lo que el joven respondió:

-Más que nada en el mundo-.

El gurú lo llevo al agua y una vez dentro, nadaron hasta lo más profundo. El joven dijo:

-¡Esto es una locura! Yo lo que quiero es dinero, no aprender a nadar, no quiero ser salvavidas. ¡Lo que quiero es dinero y éxito!-

A lo que el gurú respondió:

-Nada más adentro, más profundo-.

El joven le dijo:

– ¡Sabes cómo ganar dinero, tienes dinero, pero estás loco!

– Nada más profundo, pensaba que querías tener éxito- le respondió el gurú. Cuando el joven nadó hacia él, le cogió por la nuca y lo hundió en el agua. Lo mantuvo ahí abajo hasta que el joven estuvo apunto de ahogarse. Entonces, le dejó sacar la cabeza y le dijo:

-Tengo una pregunta para ti, ¿en qué estabas pensando cuando tenías la cabeza en el agua?-

-Sólo pensaba en respirar- balbuceó el joven.

El gurú le contestó:

-Cuando quieras tener éxito con la misma fuerza que querías respirar hace un momento, entonces lo tendrás. Cuando estabas en el agua lo único que querías era respirar. No te importaba nada más, ni un partido de baloncesto, ni un programa de televisión, ni salir con tus amigos. Lo único que te interesaba en ese momento era respirar, nada más. Y cuando en tu vida, lo único que tengas en mente sea tener éxito como de la forma que hace un momento querías respirar, entonces tendrás éxito.

Fin.

La fuerza del deseo. La fuerza que le imprimas a tus deseos, a tus metas, a tus objetivos será la que determinará que los logres. Es una relación directamente proporcional. Cuanto menos fuerza, cuanto menos deseo, cuanto menos te importe lograr algo, menos probabilidades tendrás de llegar hasta esa meta.

Por el contrario, cuanta más fuerte sea tu deseo, cuanto más poderosas sean las ganas que tengas de lograr algo, cuanto mayor sea tu fe en que llegarás a conseguirlo, mayor será la probabilidad de lograrlo.

Por eso, muchas veces, cuando no conseguimos nuestras metas, es necesario que nos preguntemos. ¿Realmente deseo conseguir esto? ¿Es algo que me mueve, que me motiva, que hace que no me importe invertir horas y horas hasta hacer realidad mi meta?

Por lo general, fracasamos cuando abandonamos. Y abandonamos cuando esa meta que nos habíamos fijado no era algo que realmente nos movía.

Viki Morandeira 

Tu coach Personal

Como triunfar en nuestra vida: Just do it

frases motivadoras

¿A qué sería mucho más sencillo si simplemente siguiéramos lo que dice el título de este artículo?

JUST DO IT.

Solo, hazlo.

¿Te has parado a pensar en qué te impide “hacer” aquello que realmente haría que tu vida fuera lo más parecido a la vida que tienes en mente para ti? ¿O acaso no tienes en mente para ti ninguna vida mejor?

Si eres feliz, si tienes una actividad laboral que te satisface, si te consideras muy bien remunerado, o si trabajas por tu cuenta y disfrutas de tu trabajo mientras ingresas más que de sobra para sentirte exitoso entonces, quizás no tengas que plantearte una “vida mejor” sino metas que te reten y te muevan a seguir creciendo y disfrutando de dar lo mejor de ti.

En cambio… si sientes que no eres feliz, si estás en un trabajo que no te gusta, si no te sientes a gusto haciendo lo que haces, si crees que podrías dar otros pasos para tener esa vida deseada… entonces… sigue leyendo.

JUST DO IT.

Solo, hazlo. Lee y si en algún momento tu mente hace “click” será que has leído lo suficiente. 🙂

Según la RAE, éxito significa:

Resultado feliz de un negocio, actuación-. o Fin o terminación de un negocio o asunto.

De estas dos definiciones quiero destacar tres palabras. Resultado, Fin, Terminación.

El fracaso no es resultado de un evento. Cuando hacemos algo, podemos cometer un error, equivocarnos, tomar decisiones que no son las apropiadas….. pero todo esto no es un fracaso. Son pasos previos al éxito. Son pasos que nos enseñan lo que NO había que hacer. Y de ahí, podemos extraer lo que SI habría que hacer para conseguir el éxito.

Cuando te equivoques en algo, no pienses o digas que has fracasado. Mira cada error como un escalón que te acerca al éxito. Se persistente. Que un resultado adverso no te haga detenerte en tu camino hacia tu objetivo.

¿Crees acaso que las personas exitosas no conocen el fracaso?

¿Cuántas veces necesitó fracasar Edison para conseguir sus inventos?

Tienes dos caminos: O eliminas la palabra fracaso de tu mente, o le cambias el significado por el de “paso previo al éxito“. De ti depende que al equivocarte sigas motivado hacia emprender nuevas acciones. Si te castigas diciéndote: Soy un fracasado…. y te paraliza el miedo a volver a equivocarte… serás una persona que no puede superar un fracaso.

JUST DO IT. Da igual si algo sale mal. Recalcula el recorrido, vuelve a intentarlo, Solo, hazlo.

Por que si eres persistente, auto-disciplinado, si sigues haciendo lo que tienes que hacer, (tengas ganas o no), no verás ese error como un fracaso, sino como algo que te enseña a seguir.

B. C. Forbes, el fundador de la revista que lleva su apellido escribió: “La historia ha demostrado que los más notables exitosos usualmente encontraron grandes obstáculos antes de triunfar, pero ellos tuvieron éxito porque se negaron a sentirse derrotados por su fracaso

No dejes que nada te derrote. Vuelve a intentarlo. Prueba algo distinto, aprende una forma nueva de conseguir eso que anhelas.

Cada día eres capaz de diseñar tu futuro. De tí depende. De tus sueños. De no dejarte vencer por un pequeño obstáculo. De volver a levantarte cada vez que te caigas. Con confianza en ti mismo. No creas que lo sabes todo, aprende de TODO. Incluso de tus errores.

 A veces las cosas no salen bien. En el camino hacia nuestra meta, hacia aquello que para nosotros será “el éxito”, habrá muchos pasos que dar, muchas circunstancias que ralenticen nuestro paso, pero aún así, JUST DO IT, Solo, hazlo. Sigue adelante. Sigue intentándolo, aprender, pregunta, cuestionate, intenta averiguar qué te falta, qué paso cambiaría la situación, busca qué te detiene, cuales son esas creencias limitantes que te frenan. A veces, somos nuestro peor enemigo, somos quien sabotea nuestras posibilidades por escuchar a una mente que no hace más que ponernos palos en la rueda…. El coaching te ayuda a sacar esos palos, a conocer qué hay en tu interior que te está frenando, que te está impidiendo tener éxito y la vida que deseas. El camino al éxito no es corto. Requiere compromiso y perseverancia. Requiere crecer.
No hay éxito sin fracaso previo. Recuérdalo. Cuando estés a punto de sentirte derrotado recuerda que emprender una nueva Acción es lo que te aleja del fracaso.

Coach Personal

Alcanza tu éxito. Escríbeme.

Como tener un día perfecto

Quiero darte una grata noticia. ¡¡¡Tú puedes decidir como será tu día!!! Si quieres saber como tener un día perfecto, te invito a que continúes leyendo. 

 ¿Te levantas alguna vez diciendo: Hoy tendré un día perfecto y pase lo que pase nada hará que mi actitud positiva cambie? Pues levantarte cada mañana con esta firme decisión, con este optimismo hará que tu día sea mucho mejor que los anteriores. Si, aunque te cueste creerlo esto es completamente cierto. ¿Quieres hacer una prueba? ¿Qué puedes perder si lo intentas? Solo te pido que sigas al pie de la letra las instrucciones, TODO EL DIA. Y al llegar la noche, te pido que te tomes 5 minutos para meditar sobre como ha sido tu día. ¿Te Sigue leyendo “Como tener un día perfecto”

como superar un feacaso

El día que comienza el Fracaso

 

 

Hay fechas, que podemos recordar. Fechas que podemos usar para rellenar un formulario. Fechas qué es mejor olvidar. Pero a algo a lo que definitivamente no podemos ponerle fecha, es al fracaso y al éxito.

 

Bueno, quizás puedas decirme que el éxito y el fracaso pueden fecharse en el momento en que recibes un premio, o no lo recibes…..  Quizás puedas decirme que puede fecharse en el momento en que una empresa cierra sus puertas…. o en el momento en que te dan un trabajo….. o en el momento en que lo pierdes…

 

Pues dejame no estar de acuerdo contigo. El Éxito y el Fracaso no pueden fecharse en esos momentos…. ¿por qué?… Porque…

Se empieza a fracasar cuando dejas las cosas para mañana….

Se empieza a fracasar cuando te rindes ante un error…

Se empieza a fracasar cuando no haces esa llamada…

 

Se empieza a fracasar cuando no envías ese mail….

Se empieza a fracasar cuando no planificas hacia tu meta…

Se empieza a fracasar cuando no te arriesgas…

Se empieza a fracasar cuando crees que no podrás…

Se empieza a fracasar cuando dejas que el tiempo lo decida…

Se empieza a fracasar cuando dejas de leer sobre tu profesión…

 

Se empieza a fracasar cuando no cambias los planes que no funcionan…

Se empieza a fracasar cuando no lo intentas una y otra vez…

Se empieza a fracasar cuando permites que el miedo te paralice…

Se empieza a fracasar cuando quieres que todo esté perfecto para empezar…

 

Se empieza a fracasar cuando buscas el día oportuno…

Se empieza a fracasar cuando solo reaccionas en lugar de ser proactivo…

Se empieza a fracasar cuando no insistes, e insistes, e inisistes…

Se empieza a fracasar cuando cambias de meta una y otra vez…

 

Se empieza a fracasar cuando olvidas la importancia de la disciplina…

Se empieza a fracasar cuando te pones límites soñando en pequeño…

 

Se empieza a fracasar cuando solo te importa el corto plazo…

Se empieza a fracasar cuando no gestionas bien tus emociones…

 

Se empieza a fracasar cuando no liberas todo tu potencial y rindes por debajo de tus posibilidades…

Se empieza a fracasar cuando encuentras culpables a otros en lugar de responsable a ti…

 

Ese es el día que se empieza a fracasar. Y se empieza a triunfar el día en que te comprometes con tu yo futuro, el día en que decides que tu futuro depende de ti, el día en que no dejas que las circunstancias externas sean las que determinen cómo será tu porvenir. Tú Exito, empieza HOY, si tú así lo deseas!!!

 

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

 

El día que comienza el fracaso

Imagen

Hay fechas, que podemos recordar. Fechas que podemos usar para rellenar un formulario. Fechas qué es mejor olvidar. Pero a algo a lo que definitivamente no podemos ponerle fecha, es al fracaso y al éxito.

Bueno, quizás puedas decirme que el éxito y el fracaso pueden fecharse en el momento en que recibes un premio, o no lo recibes…..  Quizás puedas decirme que puede fecharse en el momento en que una empresa cierra sus puertas…. o en el momento en que te dan un trabajo….. o en el momento en que lo pierdes…

Pues dejame no estar de acuerdo contigo. El Éxito y el Fracaso no pueden fecharse en esos momentos…. ¿por qué?… Porque…

Se empieza a fracasar cuando dejas las cosas para mañana….

Se empieza a fracasar cuando te rindes ante un error…

Se empieza a fracasar cuando no haces esa llamada…

Se empieza a fracasar cuando no envías ese mail….

Se empieza a fracasar cuando no planificas hacia tu meta…

Sigue leyendo “El día que comienza el fracaso”