Pensamientos Distorsionados: Tener Razón

Uno de los pensamientos distorsionados que provoca más conflictos es el querer tener la razón. A menudo, solemos creer que nuestra opinion siempre es la mejor, que nuestra manera de hacer las cosas es la más adecuada y correcta, que lo que hemos hecho no puede ser considerado mal hecho por los demás, porque tenemos razón. ¡Y vaya si la defendemos!

La defendemos, incluso cuando la otra persona ya se había dado cuenta de que se había equivocado y nosotros no.

Un fallo muy común en nuestra comunicacion interpersonal, se produce cuando dos personas, opinan diferente. Una dice que el sitio al que deben ir es hacia la izquierda y la otra dice que es hacia la derecha. Cuando finalmente se llega a ese sitio, la persona que tenia razón, le suelta a la otra: ¿Has visto como yo tenía razón?

Si, ciertamente la otra persona lo ha podido comprobar, pero no ganamos nada al hacerselo notar, con ese aire de superioridad, como si ganar fuera lo importante.

Tener la razón, si para ello vamos a herir la autoestima de la otra persona, ha de pasar a un segundo plano. ¡Que importa quien tenia razon y quien no! Si finalmente hemos llegado al sitio y estamos con quien deseamos estar, con nuestra pareja, o con un amigo o familiar, la razón ya no importa. Son las relaciones personales, los sentimientos de las personas, lo que realmente importan, lo realmente valioso.

Una persona con este tipo de pensamiento distorsionado, suele actuar a la defensiva. Necesita probar, demostrar, continuamente, que su opinion era la correcta, que su punto de vista era el más adecuado, que nunca se equivoca, que sus acciones son la mejor opción, que su forma de entender o afrontar las situaciones es justa y la que deben aceptar los demás.

No suele estar interesada en escuchar al otro, en poder comprobar la posible veracidad del punto de vista del otro, y si los hechos no encajan con lo que ellas creen, simplemente, lo ignoran.

Son personas que les cuesta decir: me equivoqué, o tenías razón. Porque hacerlo, lo consideran como una derrota. Van luchando constantemente por defender su verdad, su razón, su punto de vista, sin tener en cuenta que lo realmente importante no es eso, sino cuidar de las relaciones personales.

Si una persona se siente obligada a no fallar, a no equivocarse, a tener siempre la razón, no escucha a los demás. No puede permitírselo. Porque escuchar al otro, e intentar comprender su punto de vista, puede demostrarle que a veces se equivoca. ¿Cómo resolverlo si eres una persona que tiene este tipo de distorsion cognitiva? Aprendiendo a escuchar, adquiriendo habilidades para la escucha activa. 

Para mejorar tu comunicación personal, tus relaciones personales, en lugar de buscar tener la razón, practica la escucha activa. Repite lo que la otra persona te ha dicho, para comprobar si lo has comprendido bien. Así, te darás a ti más tiempo para comprender las posturas de los demás, en lugar de intentar refutar y atacar las opiniones o razones de los demás. Algunas veces, tendrás razón, y otras veces, no. Pero si aprendes a no querer tener siempre la razón, te aseguro, que tus relaciones personales serán mucho más satisfactorias. ¿Te atreves a intentar no tener la razon en la proxima discusión o diferencia de opiniones? Pruébalo, y me cuentas!

Si aún no has leído los anteriores artículos sobre este mismo tema, aquí tienes los enlaces.

Tolerar, Aceptar o Respetar.

amor al projimo

Hoy me gustaría hablar del significado de la palabra TOLERAR.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, en sus primeras definiciones, significa:

  1. Sufrir, llevar con paciencia.
  2. Permitir, algo que no se tiene por lícito, sin aprobarlo expresamente.
  3. Resistir, soportar.

Viendo estos significados, mi postura es clara. YO NO QUIERO SER TOLERANTE.

No me interesa en ningún momento ser tolerante, llevar con paciencia, sufrir, resistir, soportar.

¡No, en absoluto!

Entonces, me preguntaras (o te dirás para tí)

-¿Es Viki una persona intolerante?

-¿Es Viki una persona que no sabe convivir con ideas distintas a las suyas?

-¿Es Viki una persona que no acepta que los demás tengan opiniones, religiones o culturas distintas?

Pues, si, ACEPTO que hay multitud de opiniones, multitud de culturas, multitud de ideologías, multitud de costumbres, multitud de creencias, multitud de tradiciones, multitud de gustos, multitud de necesidades….. No las tolero. Las ACEPTO.

Porque Tolerar, para mí, significa creer que MI opción es la única válida, y que “postergo” la aceptación de que todas son tan válidas como la mía.

Porque Tolerar, es, desde mi punto de vista, no aceptar que todas las demás realidades son iguales de válidas que la mía, pero me autocensuro y trago lo que no me gusta.

Porque Tolerar, en mi opinión, es no validar todas las demás culturas, diferentes a la mía, por el simple echo de creer que la mía es la única realidad posible.

¿Qué hubiera pasado si en lugar de nacer en Buenos Aires, hubiera nacido en Nueva Delhi? ¿Y si a pesar de haber nacido en Buenos Aires, hubiera sido criada y educada en Nueva Delhi?

Mi opción, tu opción, es tan válida como la de cualquier otro ser humano de la tierra. Mientras no sea una imposición, mientras no sea dañina para tu persona, ni para la otra persona, prefiero ACEPTAR RESPETAR en lugar de TOLERAR.

Respetar es aceptar que el otro tiene otras metas, otras inquietudes, otras necesidades, otras prioridades, además de otra cultura o ideología o religión. Y que sus opiniones, decisiones, inquietudes y cultura son tan válidas como la mía.

Tolerar es permanecer en una lucha contínua, entre lo que yo pienso que está mal en el otro, y lo que debo “defender” de mi vida ante el otro.

Prefiero cambiar la tolerancia, por la Aceptación Total y Plena de la Diversidad que hay en los demás. Respetar las diferencias, aprender de las diferencias, crecer gracias a las diferencias.

Aceptar que MI FORMA, no es LA FORMA.

¿Por qué lo correcto tendría que ser llevar flores en demostración de respeto a nuestros muertos, en lugar de llevar arroz como hacen los japoneses?

¿Por qué tendría que ser intolerable que se cante y se aplauda en una celebración religiosa?

¿Por qué tendría que ser intolerable que cada uno haga lo que quiera en su intimidad, cuando no hace daño a nadie?

 ¿Qué opinión tienen de nosotros otras culturas? ¿Cuál es la “correcta”? Para mi, no hay correcta o incorrecta, sino diferencias. Y cada una corresponde a una historia, a una región, a una determinada manera de ver la vida, tan válida, como la que tú o yo podemos tener.

El día que las diversas sociedades se acepten entre si, en lugar de tolerarse, habremos avanzado un gran paso.

¿Qué tal si te pones a pensar como es tu relación con otras costumbres, otras decisiones, otras opiniones, otras culturas, otras enseñanzas, otras ideologías, otras sabidurías, otras creencias….?

¿Solo toleras? ¿O Aceptas y Respetas? Pásate a la Aceptación.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Mejora tu Vida con 18 cambios clave. (1º parte)

coaching emocional

Muchas veces, hemos escuchado, leído, que para que nuestra vida cambie, tenemos que emprender acciones. Y en gran medida, es así. Aunque nuestra vida, no solo cambia por emprender acciones, sino también por dejar de hacer algunas cosas que son improductivas o completamente negativas para nuestra vida.

¿Sabes todo lo que haces y está en contra de tu vida?

¿Sabes cuales son las conductas que deberías cambiar?

¿Tienes noción de qué es lo que no te ayuda a ser feliz?

Hace unas semanas, en el programa de radio semanal, que tengo en www.RadioLucena.es , hablé sobre 18 cosas que dejar de hacer.

¿Te animas a descubrir los 18 Cambios que necesitas hacer para Mejorar tu Vida?

1.- Deja de querer tener la Razón.

Muchas veces, no somos conscientes de todo lo que perdemos al intentar tener la razón en una conversación, al querer imponer nuestra “verdad”, o al no aceptar que los demás tienen derecho a tener otras culturas, otras perspectivas, otras ideas. ¿Por que la tuya tiene que ser más válida que la de otros? Tus ideas, tus verdades, tus razones, son las que son porque has nacido en un lugar determinado, en una época determinada, con una historia propia. Piensa… si hubieras nacido en la India, o en Inglaterra, o en Venezuela, tus ideas, tus creencias y tus razones, serían completamente distintas. ¿No crees?

 2.- Dejar de culpar a los demás por tus problemas o por tu sufrimiento.


Es mucho más cómodo pensar que los demás son los culpables de lo que ocurre en nuestra vida. Pero eso no resuelve nada. Aceptar nuestra responsabilidad es la única forma de cambiar nuestra vida, de dejar de sufrir y de resolver nuestros problemas. Nadie puede hacerlo por nosotros. Aprendiendo a liberarnos de culpabilizar, mejoramos nuestra vida de manera exponencial.

3.- Abandonar el Diálogo Interno Derrotista.


¿Sabes con quien pasas la mayor parte de tu tiempo? Contigo. Y esa vocecita interna que te habla todo el día, muchas veces, es la causante de tu falta de energía, de tu falta de confianza, de tu falta de fe en conseguir mejores resultados. ¿Qué pruebas tienes para afirmar que todo te irá mal? ¿Y si eligieras creer que puede irte mejor? Te aseguro que cambiar el diálogo derrotista, por un diálogo positivo y esperanzador, obrará milagros en tu vida.

4.- Dejar atrás la Queja.

¿Conoces algo más improductivo que la queja? Quien se acostumbra a la queja, sin luego ponerse manos a la obra a promover ese cambio necesario, no consigue nada. Si nos quejamos que sea siempre el paso previo para resolver aquello que nos molesta. Incluso así, siempre hay otra manera de expresarnos, diferente a la queja, que produce mejores resultados. Se llama, Asertividad, ¿la practicas?

5.- Dejar de buscar la Aprobación de los Demás.

¿Haces lo que sea para que los demás te aprecien? ¿Te cuesta decir que no a alguien? Para mejorar nuestra vida, necesitamos mejorar también este aspecto. Saber decir que no es saber respetarnos. Cuando buscamos la aprobación del otro, a veces, de manera enfermiza, conseguimos el efecto contrario. En lugar de aprobarnos, aceptarnos, aquellas personas de quien buscamos su aprobación, empiezan a dejar de respetarnos. Elegir hacer y decir lo que uno quiere hacer y decir es el camino para mejorar tu vida.

6.- No te compares ni busques impresionar a nadie. 


Compararse con los demás no es una buena técnica para avanzar en nuestra vida. Siempre habrá alguien mejor que tu, mas sabio, más hábil, mas paciente, mas elegante, mas…. en aquello en lo que te compares. Y también hay alguien que esta por debajo tuyo en eso que te comparas…. ¿verdad? Por eso, cuando sufres porque vives comparándote con los demás, y además, solo lo haces con lo que están por encima tuyo…. no ganas nada. Se tu mismo. Supérate a ti mismo. Cada día, busca aprender algo nuevo, mejorar una habilidad, y habrás conseguido impresionarte a ti mismo.

12 cambios mas que necesitas hacer en tu vida, la 2º Parte.  O puedes seguirme en facebook, donde comparto los enlaces de las publicaciones. Estaré encantada de contar contigo.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal