4º Hábito Tu felicidad es Tu Responsabilidad

inteligencia emocional es la llave para la felicidadLa búsqueda de la felicidad es en nuestra época casi una obsesión para algunas personas. Si no puedo tener el último modelo de teléfono móvil no soy feliz. Si no puedo acudir a determinados lugares, me siento infeliz. Si no tengo el trabajo que desearía me siento infeliz. Si mis hijos, mi pareja, mis padres o mis hermanos no actúan como yo espero que actúen me siento infeliz. Por otro lado, hay un gran número de personas que tras comprobar que tener el mejor teléfono, el mejor trabajo, la mejor universidad, tampoco ha sido para ellos la fuente de la completa felicidad, deciden hacer cambios en sus vidas. En esta sociedad consumista en la que vivimos, donde las empresas y sus publicidades nos crean necesidades que hace unas décadas no existían, no es nada extraño que los psiquiatras pronostiquen que para el 2030 (solo dentro de 15 años) la depresión será la mayor discapacidad.

Dejamos en manos de los demás, de los resultados que obtenemos, de las posesiones que podemos adquirir, de las relaciones que logramos mantener, la cantidad de felicidad que experimentamos. Y si tenemos en cuenta que pretender tener el control absoluto sobre estas situaciones es el 4º pecado que mata la felicidad, tampoco es de extrañar, que en España, CADA DIA, se suiciden 10 personas.

Y como siempre es mejor prevenir que llorar, sigamos con el 4º Hábito que es imprescindible incorporar para reemplazar el querer tener un excesivo control sobre los demás y sobre las situaciones. Este hábito consiste en Tomar la Responsabilidad Personal sobre nuestra felicidad. ¿Cómo lo hacemos?

  • Nunca culpando a los demás
  • Nunca culpando a las circunstancias.

En el libro Aprenda optimismo: Haga de la vida una experiencia gratificante, escrito por Martin Seligman, este nos relata una serie de experimentos científicos en los que se determina que la “pauta explicativa” es determinante a la hora de sentirnos deprimidos, tristes, incluso con la posibilidad de caer en tendencias suicidas.

Cuando explicamos lo que nos sucede de manera “permanente y universal” sentirnos hundidos, infelices, es la consecuencia natural. ¿Eres de los que dice estas frases?

Esto no cambiará nunca.

Todos están en mi contra. Nadie me entiende

Siempre será igual. Nunca saldré de esta situación

Todos mis compañeros son egoístas

Cuando utilizamos pautas explicativas en las que algo es permanente (nunca, siempre) y es universal (todos, nadie) nos convencemos de que la realidad es así, cerramos toda posibilidad de que las situaciones mejoren o de que nosotros tengamos un mínimo control sobre el futuro.

La felicidad no es algo que se alcanza, que se tiene, que se logra, no es un destino al que llegar. Cuando tenga una pareja, me case y tenga niños seré feliz. Cuando acabe la carrera y tenga un trabajo seré feliz. Cuando mi esposa o mi esposo sea de determinada manera seré feliz. Cuando mi jefe me valore seré feliz. como evitar la depresión

Si para sentirte feliz tiene que ocurrir algo que tiene que ver con los demás, o con las circunstancias externas y los resultados que obtengas tienes muchas probabilidades de no llegar a sentirte feliz. Porque la felicidad no es un destino, sino la actitud con la que caminamos.

Esa actitud, esa felicidad, solo puede regularse desde nuestro interior. Haciendo los cambios internos necesarios para dejar de sentir que todo está en nuestra contra y para poder aceptar que a pesar de las circunstancias negativas, tenemos igualmente la capacidad para ser felices. La resiliencia es, en los momentos más duros de nuestra vida, algo necesario para poder continuar adelante. Las emociones no son permanentes, como tampoco lo son las situaciones. Incluso algo tan duro como el dolor que sentimos por la pérdida de un ser querido algún día acabará. O bien porque lo superemos siendo personas resilientes, o bien porque nuestra tristeza y nuestro dolor derrote nuestro cuerpo y enfermemos mortalmente.

Basta de hablar de situaciones tristes y de dolor. En el 4º hábito para una vida de Felicidad y Plenitud es necesario que comprendas que es TU RESPONSABILIDAD sentirte feliz, porque es algo interno, una actitud con la que enfrentas los momentos de la vida. psicologia positiva

Para sentirnos felices y disfrutar de momentos especiales (una boda, las vacaciones, la graduación de nuestros hijos) es necesario tener en cuenta que cuanto mayores sean nuestras expectativas de que algo sea perfecto, mayor puede ser nuestra decepción si algo sale de manera diferente a como yo esperaba que saliera.  Por supuesto que carecer de expectativas en absoluto tampoco es la solución. Los extremos no son positivos en casi ningún aspecto de la vida, tampoco en este. Es necesario encontrar un equilibrio entre nuestras expectativas de pasar unas vacaciones estupendas y la actitud de aceptar con calma y optimismo si algo no sale de acuerdo a lo planificado. Recuerda, que no depende de las circunstancias, ni de los demás, que uno pueda ser feliz, o disfrutar, sino de la manera en que uno piensa en esos momentos, la actitud con la que enfrentamos lo que escapa de nuestro control, lo que no entraba en nuestras expectativas.

Cuando trabajo con mis clientes en el taller de Inteligencia Emocional, nos enfocamos en sus pensamientos. ¿Qué pensabas cuando has sentido rabia hacia esa persona? ¿Cuáles eran tus pensamientos cuando tuviste ese episodio de ansiedad? ¿Qué interpretación le dabas a la situación para sentirte triste y hundida? En el taller, cada participante, en lugar de centrarse en sus emociones, trabaja en sus pensamientos, en sus pautas explicativas, porque cambiar esos pensamientos es el paso fundamental para experimentar mejoras en esas emociones que nos duelen. Todos tenemos una serie de pensamientos distorsionados, TODOS y no es una enfermedad, sino una realidad, y analizando nuestras interpretaciones, cambiando nuestro enfoque podemos mejorar notablemente nuestras emociones y nuestros niveles de felicidad. Adquirir mayor inteligencia emocional nos hace personas más resilientes, más felices, más exitosas en todos los ámbitos de nuestra vida.

como superar un bajón

Conseguir adquirir el 4º hábito para una Vida Feliz y en Plenitud no es algo que ocurra de un día para el otro. Adquirir la habilidad de escuchar cuales son nuestros pensamientos, comprender cómo ese pensamiento determina una emoción, y lograr procesar un nuevo pensamiento para así tener otra emoción es algo que requiere trabajo, paciencia y perseverancia. Por eso muchas personas no lo consiguen. Porque no invierten lo suficiente en responsabilizarse de sus propias emociones, porque tienen una actitud pesimista que les dice que no podrán lograrlo, que es imposible gestionar correctamente sus emociones cuando alguien les ha hecho daño, cuando son despedidos del trabajo, cuando una situación inesperada se produce. Las emociones son algo que están ahí, que como seres emocionales necesitamos expresar, sentir, comprender. Convertirnos en personas frías como una piedra, que no se permiten sentir tristeza, rabia, frustración, porque “es malo” tampoco es la manera de ser felices. La inteligencia Emocional es la llave para la felicidad.

Recuerda, asumir la responsabilidad sobre nuestra propia felicidad requiere trabajo, paciencia, perseverancia y si de verdad quieres ser el dueño de tu vida y de tus emociones, ten por seguro que podrás lograrlo. Eres la persona más importante de tu vida. Invierte ese tiempo en ti. Ten la suficiente perseverancia y la paciencia necesarias para llegar a tener la llave de tu felicidad adquiriendo las habilidades necesarias para lograr incorporar este hábito.

En la lista de abajo encontrarás los artículos ya publicados sobre el MOOC de la Escuela de Negocios de la India que estoy haciendo online, titulado Una Vida Feliz y en Plenitud. Puedes seguir tu mismo este curso online si tu inglés es bueno, sino, te invito a seguir mi blog para recibir todos los siguientes artículos cuando los vaya publicando.

Viki Morandeira

Coach Ontológico

 

1º Pecado. SACRIFICAR LA FELICIDAD

1º Hábito. PRIORIZAR – sin perseguir- LA FELICIDAD

2º Pecado. PERSEGUIR LOS “MOST”

2º Hábito ENCUENTRA TU “FLOW” 

3º Pecado. DEPENDER O EVADIR EL AMOR

3º Hábito AMAR Y DAR AMOR 

4º Pecado SER EXCESIVAMENTE CONTROLADOR

4º Hábito El que estás leyendo

5º Pecado DESCONFIAR DE LOS DEMAS

5º Hábito CONFIANZA INTELIGENTE

6º Pecado Desconfiar de la Vida

7º Pecado Ignorar la fuente interior

Anuncios

Como Desarrollo la Inteligencia Emocional en 3 pasos

Supongo que la Inteligencia Emocional no es algo nuevo para ti. Tras la publicación del primer libro de Daniel Goleman, con ese mismo título, se han sucedido investigaciones, programas y creación de herramientas para responder la pregunta:

Como desarrollo la Inteligencia Emocional

Una de las competencias básicas de la inteligencia emocional es el auto-reconocimiento emocional.  ¿Eres consciente de tus emociones cuando las estás sintiendo? ¿Puedes ponerle nombre a lo que sientes? Dificilmente podremos pasar a adquirir otra de las competencias básicas que es el autocontrol emocional si desconocemos qué emociones estamos experimentando en un momento dado.

Una estupenda herramienta para lograr este propósito es la técnica del Semáforo.

Haciendo un paralelismo entre las tres luces de un semáforo, algo que todos conocemos, incluso los niños, podemos trabajar tres aspectos muy importantes de la inteligencia emocional. ¿Qué nos dice una luz roja? Stop. Alto. Detente. ¿Verdad?

como desarrollo la inteligencia emocional1º Paso: Alto, Detente

¿Qué estás sintiendo?  Me gustaría hacer una distinción. Nuestro cerebro, que ha ido evolucionando a lo largo de millones de años, aún conserva su estadio primitivo, el cerebro reptiliano. Con miedo, a nuestro cerebro le cambian las prioridades y rápidamente emprendemos la auto protección. A menudo, si alguien hace un comentario y nos sentimos de algún modo atacados, nos sale “el animal” que llevamos dentro y como se suele decir que la mejor defensa es un buen ataque, pues eso es lo que solemos hacer. Por eso, en este ejercicio para desarrollar la inteligencia emocional, te invito a que te detengas, a que frenes ese impulso primitivo de reacción defensiva para analizar unos segundos la situación. Cuando notes que algo se moviliza en tu interior tras escuchar o presenciar algo, piensa en un semáforo en rojo. Alto. Detente.

2º Paso: Precaución

Una vez que hemos podido frenar esa reacción impulsiva, podremos darle a nuestro cerebro unos momentos de reflexión, así inteligencia emocional el semaforocomo el semáforo al ponerse en amarillo nos da unos segundos entre el rojo y el verde, entre detenernos y avanzar. ¿Puedes etiquetar en concreto lo que sientes? ¿Es rabia, frustración, injusticia, estás personalizando lo que otros dicen, es miedo, es tristeza? Al detenernos y en estos momentos para pensar, sería bueno analizar qué está ocurriendo, cuál es el problema, cómo están dando lugar los acontecimientos. Otro punto al que me gustaría hacer mención en este momento es a la utilidad de “darnos tiempo”. Si contamos hasta 5, o incluso hasta 10, estamos dando tiempo al sistema límbico para conectarse con el cerebro más avanzado, el neocortex, que es el encargado de utlizar la lógica, y así tendrás una respuesta menos primitiva, más racional para un mismo acontecimiento. Piensa. ¿Qué significa lo que está ocurriendo? ¿Ya te has sentido así en el pasado? ¿La reacción que tuviste en el pasado te parece productiva o improductiva? ¿De qué no quieres arrepentirte luego?

3º Paso: Adelante Soluciónalo

Las luz verde nos da el visto bueno para avanzar luego de haber reconocido qué emociones estamos sintiendo y de habernos dado un tiempo de reflexión para poder utilizar nuestro cerebro en su máximo potencial. Respirar profundamente en momentos de inteligencia emocional semaforotensión es también de gran utilidad. Ahora bien, con la luz verde llega el momento de actuar, de dar un paso y en este momento lo mejor es hacernos las siguientes preguntas: ¿Es necesario enfrentarme a los demás? A veces, cuando sentimos que algo nos ha dolido, aunque podamos detener la reacción inicial, aún creemos que el otro debe conocer lo que ha hecho mal, aún creemos que es necesario que le hagamos ver su error o cómo nos ha afectado aquello que ha hecho o dicho. Sin hacer una reflexión profunda sobre esto, podemos caer en el error de no pensar si es necesario decir todo lo que pensamos. Para ello me gustaría que leyeras el siguiente cuento sobre Las Tres Rejas. Bien, ahora piensa: ¿Cuál sería el paso que puedes dar para ser de más ayudar para ti mismo, para la relación con el otro? A veces, aunque escuchemos algo que no nos ha gustado, en ese instante es mejor no decir nada, por ejemplo, si la otra persona está en un estado emocional alterado. Ya habrá tiempo para que se calme y para hablarle sobre lo que hemos sentido al escuchar su crítica o su comentario. La luz verde es el paso previo a implementar las soluciones que hemos podido pensar durante la luz amarilla. Es el momento de poner en acción aquellos pasos que creemos que servirán para resolver un conflicto positivamente. Es la hora de no repetir conductas que en el pasado nos dieron malos resultados, sino de implementar nuevas tácticas, de cambiar y dar pasos diferentes, para obtener resultados diferentes.

Pongamos un ejemplo.

Le dices a tu hijo que es hora de lavarse los dientes para irse a la cama, y como suele ser habitual, da mil vueltas antes de hacerlo. Tu ánimo empieza a cambiar, a esas horas solemos estar agotadas, llevamos todo el día trabajando, organizando, programando, preparando y nuestra mente nos pide a gritos un momento de relax. Necesitas que los niños se acuesten para poder sentarte en un sofá y tener cinco minutos de paz. Si sueles gritar, perder los nervios en este momento, es hora de utilizar el semáforo. Alto.

Ahora pasa al semáforo amarillo. En primer lugar no levantes la voz. Si día tras día haces lo mismo y solo consigues los mismos resultados es hora de incorporar esta herramienta de la inteligencia emocional para gestionar mejor esa situación.

A mi, por ejemplo, me funciona dar las indicaciones a mis hijos en 3 tiempos. En lugar de decirles A la cama YA, y sufrir instantánemente porque no se han metido a la cama como una flecha, les doy tres avisos. Primero, les digo, Chicos, en 10 minutos hay que estar en la cama. Pasados 5 minutos, les comunico que queda ese tiempo, y finalmente, me acerco a ellos y les digo; A la cama! Dependiendo de las situaciones en las que apliques el semáforo, busca soluciones creativas, nuevas, evitando repetir dar los pasos que anteriormente has dado y no te han funcionado, y sobretodo aquellas reacciones viscerales, primitivas, de las que luego sueles arrepentirte.

Y pasamos a la luz verde. Actúa. Intenta cambiar las cosas que no te hacen feliz en tu día a día. Evita repetir como un autómata sobretodo aquello que no te funciona. Piensa, comprende lo que sientes, cuenta hasta 10 o 20, pero sobretodo, toma la decisión de mejorar la gestión emocional día a día. Toma la firme decisión de hacer crecer tu inteligencia emocional.

Si lo deseas, podemos trabajar juntos en el taller de Inteligencia Emocional online, en el que a lo largo de 10 módulos, aprenderás a gestionar las emociones que solemos denominar negativas (miedo, soledad, frustración, rabia, etc) para reconocer qué mensaje tiene cada emoción y sobretodo, para aprender la mejor gestión emocional para aumentar tu felicidad y mejorar tus relaciones personales.

Viki Morandeira

Coach Ontológico

¿Quién toma las Decisiones en tu Vida?

Cada día tomamos docenas de decisiones. Algunas las hemos pensado durante un tiempo, otras las tomamos rápidamente y otras…. Otras las toma una emoción que tenemos instalada, como una okupa, pero que ni siquiera somos conscientes de ello.

Hace unos años, era el miedo quien guiába mi vida. Hacía esto o aquello por temor a… Y no hacía o decía esto o aquello por temor a…

No me había dado cuenta que mis decisiones estaban gobernadas por el temor. Y así, no era yo quien decidía mi vida hasta que encontré el Coaching… ¿Quieres saber qué emoción o sentimiento toma las decisiones en tu vida?

Algunas personas se mueven, actúan y deciden guiadas por la CULPA . Estas personas, llevan asumida la culpa por algún error del pasado que no se han perdonado, y todas las decisiones que toman, están basadas en este pasado que les condiciona o les limita. Tambien puede haber culpas presentes, como la que siente una madre que trabaja y al no pasar el tiempo que ella cree que debería con sus hijos, luego, movida por la culpa, compra algún regalo extra. O una persona que se separa, y deja todo a la ex esposa, como parte de pago movido por su sentimiento de culpa.

Otras veces, actuamos movidos por la IRA y el RESENTIMIENTO así, nos encerramos en nuestro dolor, nos maceramos en nuestra propia bilis y nos hervimos en el propio jugo de nuestra Ira. Las decisiones que tomamos en nuestro día a día se ven condicionadas por ello. Como la persona que no va a tal o cual sitio porque va a encontrarse con aquel amigo que una vez le criticó y hacia el cual siente ira.

Y otras veces, en lugar de aislarnos, nos vamos cargando con nuestros propios pensamientos autocompasivos, de resentimientos, hasta que estallamos arrastrando a inocentes en nuestra explosión de rabia. Como aquella persona, que por problemas laborales, grita y pega a sus hijos movida por la ira de no ser reconocida laboralmente.

Otros, actuamos movidos por el TEMOR, así, con el miedo en el cuerpo, nuestras decisiones no son las que tomaríamos sin él. Evitamos arriesgar, perdemos oportunidades, no brillamos ni damos lo mejor de nosotros mismos, por miedo al éxito, al fracaso, a perder el amor de nuestra pareja, a eclipsarle, por miedo a equivocarnos. Como aquellas mujeres u hombres que viven a la sombra de otra persona a quien temen perder.

En otras ocasiones, lo que mueve nuestra vida es el QUE DIRAN? Otros tantos cientos de miles de personas en el mundo, no toman determinadas decisiones, o lo que es lo mismo, toman las decisiones que no desean, por temor a la opinión de los demás….. Como aquellas personas, que no hacen más que dar un paso y mirar a todos lados esperando las opiniones y críticas de los demás para confirmar si han hecho bien.

También, en nuestra vida, podemos actuar movidos por la NECESIDAD DE SER ACEPTADO, intentamos por todos los medios agradar a todo el mundo, poner siempre nuestra mejor cara, no sabemos decir que no, dejamos de lado nuestras necesidades y derechos con tal de ser vistos como la buena persona que todos deben querer. Como aquellas personas que nunca levantan la voz, que internamente sufren en silencio no hacer lo que realmente desean, porque sino, no serán aceptados por sus familias.

Y en otras ocasiones, actuamos y decidimos por el MATERIALISMO. Todos nuestros pasos nos encaminan a ganar más dinero, a tener más posesiones, a tener más y más objetos materiales. Que a la larga nos aburren, porque no cambian, ni pueden darnos amor. Como aquellos hijos ricos de padres ricos, que teniéndolo todo se han asqueado de la vida, porque tienen más de lo que pudieran desear.

Entonces, porqué no averiguar AHORA MISMO, ¿ que ha estado moviendo tu vida? ¿Cuál ha sido el sentimiento o emoción que ha impregnado cada una de tus decisiones?
Piensa, mira hacia atrás, analiza tus actos:

Preguntas de Coaching

¿Por qué tomé algunas de las decisiones de las que luego me arrepentí?
¿A qué le temo para decidir hacer tal o cual cosa?
¿Creo que es más importante lo que dirán los demás que mi propia opinión?
¿Cómo me comporto cuando me siento herido?
¿Voy por la vida pagando culpas que me retienen atado al pasado?

¿Creo que debo caer bien a todo el mundo?

¿Me importa demasiado si se habla de mí o no?

¿Estallo fácilmente sin motivo?

¿Busco tener más y más porque creo que así encontraré la felicidad?

¿No doy lo mejor de mi mismo por miedo a perder el cariño de aquellos que me importan?

¿Creo que si logro ser más y superarme perderé parte de mi vida actual?

¿Voy buscando dar lástima para que se culpe a quien me hirió?

Te invito a que reflexiones sobre tu vida. Y una vez hayas descubierto quién tomaba las decisiones por tí, decidas que:

  • No puedes ser culpable de algo eternamente. Todos podemos (y debemos) perdonar nuestros errores. Quizás actuando de una forma para pagar tu culpa, estés condenando a otros que no la tienen.
  • No puedes culpar a los demás eternamente. Todos cometen errores, y quien más sufre eres tú y no quien ya lo ha olvidado y hace su vida normalmente.
  • Temer a todo y a todos te retiene en una vida que no es la que tú realmente quieres vivir. Asume el riesgo. Solo tienes esta vida para hacerlo.
  • Acepta que da igual lo bien que lo hagas, siempre habrá alguien a quien no le gustará. Es imposible contentar a todo el mundo. Además de imposible, es insano para tí.
  • Reconoce que incluso haciendo todo lo necesario para que los demás te acepten, puedes equivocarte, porque realmente no conoces los gustos exactos de los demás. Es más sincero contigo mismo ser tú. Si a los demás no les gusta, el problema lo tienen ellos.
  • Si tu vida va movida por tener más y más, llegará un momento en que sientas que nada de eso te satisface, y notarás que atar la felicidad a tener tal cosa o alcanzar tal objetivo no era lo correcto.

Si necesitas ayuda. Ya sabes que desde el Coaching podemos trabajar juntos para que TU vivas TU vida. Para que seas el PROTAGONISTA y no un mero actor secundario.

Cada día puedes dar un pequeño paso para ser esa persona que realmente quieres ser. No dejes pasar la vida esperando el día oportuno. No existe tal día.

Con Amor,

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

www.cordobacoaching.blogspot.com

Deja tus comentarios!

Taller Inteligencia Emocional Online

¿Hay días en que tienes la angustiosa sensación que las cosas no van bien?

¿Te sientes defraudadofrustrado con la vida?

¿La ira te enferma y te hace perder tus relaciones?

¿Vives cada día arrastrando una pesada carga sobre tu espalda?

¿Sientes miedoansiedad, si miras hacia el futuro?

¿El peso de la culpa, por no estar haciendo lo que deberías hacer, te sobrepasa?

¿Quieres aprender a perdonar y olvidar?

¿No encuentras motivos para estar feliz?

Te invito a participar en el

TALLER DE INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA LA ACCIÓN.

¿Quién no quiere tener en sus manos las herramientas para vivir una vida mucho mejor, más plena y más feliz?

Testimonio participante

Viki he notado que me siento cada vez más serena, más en paz en diversas situaciones, es algo tan agradable, creo que no había experimentado esa sensación anteriormente de manera continua. Veo a la gente como más bonita, siento que camino con más libertad (a pesar de la tos), no te voy a negar que sigo teniendo muchas inquietudes, pero como que respiro mejor.
Gracias Viki!!!!
Dios te bendiga

Magda (Colombia)

Y ese es mi deseo para tí. Que disfrutes, viviendo una vida plena, en la que estés a gusto, y en la que seas el protagonista de tu vida.

 

Este taller SOLO es

  • para aquellas PERSONAS que quieren avanzar y están decididas a pasar al siguiente nivel en sus vidas,
  • para aquellas personas COMPROMETIDAS con su progreso y bienestar,
  • para aquellas personas que quieren disfrutar de una mejor calidad de vida y aumentar la calidad de sus relaciones.

Este taller es para TI, que sabes que juntos podemos derribar los obstáculos que te impiden avanzar en tu vida, te apoyaré para que aprendas a poner las emociones negativas a tu favor, a tu servicio, en lugar de en tu contra como están ahora.

El miedo, la soledad, la tensión, el resentimiento, la frustración, la desilusión, el remordimiento, la impotencia, el sentirte herido por los demás, el no sentirte digno de más en tu vida, APRENDERÁS a poner todas estas emociones y muchas más A TU FAVOR, y ya no serán un freno en tu vida.

  • a convertir las emociones negativas en “palancas” para ponerte en acción.
  • a gestionar mejor tu enfado y descontento con las personas y las situaciones.
  • a creer en tí mismo y en el enorme potencial que aprenderás a ver en tí.
  • a perdonarte y desechar las culpas por no estar haciendo lo que tú sabes que marcaría una diferencia en tu vida.
  • a encontrar salidas, puertas abiertas en lugar de obstáculos.
  • a cambiar la ansiedad por satisfacción.
  • a reconocer qué te impide alcanzar tus metas.
  • a poner en movimiento los cambios que tu vida necesita.
  • a disfrutar de la vida, a sonreír, a mimarte y quererte más.

La metodología de trabajo del taller es simple. Recibirás en tu mail el material : Una guía de trabajo, un Audio, y una serie de Ejercicios que deberás contestar y devolver a mi mail.

A partir de ahí, y según las necesidades de cada participante, recibirán otros ejercicios, powerpoints de refuerzo, más material de lectura adaptado a las circunstancias personales de cada uno. Te acompañaré durante estos dos meses y un poco más, respondiendo personalmente a tus mails y trataremos de forma privada cada emoción con cada participante por separado.

No hay límites para tu crecimiento personal, ni tampoco presiones externas. Al trabajar de forma individualizada y privada, cada participante puede ir a su ritmo y profundizando en los temas que le competen de forma particular.

Temas:

1º Temamiedo, temor, preocupación, recelo, ansiedad, susto, desasosiego, terror.

2º Tema: aburrimiento, incomodidad, impaciencia, inquietud, tensión, desconcierto.

3º Tema: sentirse herido, sensación de daño recibido, sensación de haber perdido algo (respeto, amor, valor, amistad)

4º Tema: enfado, cólera, irritación, resentimiento, furia, ira, odio, rabia.

5º Tema: frustración, sensación de no haber obtenido lo que nos merecemos, o de no estar siendo valorados por los demás como corresponde.

6º Tema: desilusión, sentirse desinflado, perder las esperanzas, derrotismo, pérdida de fe, dejar de creer en uno mismo, dejar de ver nuestras posibilidades.
7º Temaculpa, remordimiento, lamentación, sensación de estar en falta, de haber fallado a los demás o a nosotros mismos, sensación de haber roto una norma..
8º Tema: sensación de no ser digno de.., no ser capaz de conseguir algo que debería ser fácil, falta de habilidad, incapacidad.
9º Tema: agobio, sobrecarga, aflicción, impotencia, depresión, incapacidad para ver salidas, sentirse abrumado.

10º Tema: desconexión, soledad, aislamiento, incapacidad para relacionarse.

                                         PIDE INFORMACION SIN COMPROMISO

Trataremos estas emociones negativas. Aprenderás a identificarlas y a reconocer los motivos que las originan. Harás ejercicios prácticos para aprender a gestionarlas y sabrás utilizar estas emociones a tu favor.

El tiempo pasa deprisa. Si no haces nada, si no inviertes en tí mismo durante los próximos meses… seguirás frustrado, quejándote y poniendo excusas por no estar viviendo como deseas, como te mereces. ¿Qué has hecho por tí el año pasado? Doce meses. Has tenido doce meses para cambiar tu vida y… Te propongo que empieces ya. Antes de terminar el taller sentirás que eres una persona nueva.

Si inviertes este tiempo en tí, habrás dado un paso de gigante hacia el siguiente nivel en tu vida. ¿Cuánto tiempo antes planificas tus vacaciones? ¿Cuánto tiempo inviertes en aprender a utilizar tu nuevo móvil que como mucho tendrás contigo durante dos años? ¿No crees que vale más la pena invertir DOS MESES y un poco más, en APRENDER A CONOCERTE MEJOR Y GESTIONAR MEJOR TUS EMOCIONES NEGATIVAS? ¡¡¡A tí, te tendrás toda tu vida!!!!

¿AÚN TE QUEDAN DUDAS?

¿Acaso piensas que TU VIDA no vale la pena?

Recuerda que este curso no es para todos. Pero si es para tí si deseas mejorar tus relaciones personales, dejar de sentirte frustrado, aprender a gestionar el enfado, librarte del miedo, olvidarte de la soledad, mejorar tu autoestima y conseguir vivir mucho más feliz.

GRACIAS.

Viki Morandeira

Comprometida con tu Crecimiento Personal

www.facebook.com/viki.morandeira