Filtros Mentales ante las Personas Toxicas

En nuestro día a día usamos multitud de filtros.

Para el agua, por ejemplo, además del filtro de casa, tenemos los grifos con sus filtros para la cal y también esas jarras que purifican el agua con su propio filtro.

Para el aire, tenemos filtros en nuestro coche y también  en el aire acondicionado.

Las mosquiteras también actúan como una especie de filtro, para no dejar pasar a los insectos.

Las personas que padecen alergia, usan mascarillas, para protegerse.

Incluso la túrmix o trituradora de alimentos, podemos considerarla un filtro, porque tritura aquello que no queremos ver o notar al comer, como la cebolla, el pimiento…

¿Y que hacemos con lo que oímos, con lo que nos cuentan en las noticias, con lo que nos cuenta una vecina, con las opiniones de los demás o incluso con nuestros propios pensamientos?

Muchas veces nos las tragamos sin filtrar. Sin ninguna precaución.

¿Se acuerdan de la campaña de un conocido supermercado para salvar al planeta de las bolsas de plástico que ellos mismos daban para empaquetar nuestra?

Si, nos convencieron que por ecología habían tomado esa decisión, y para fomentar en nosotros ese mismo sentimiento ecologista comenzaron a cobrarnos las bolsas, ¿verdad?

Y ahora que las han reemplazado por bolsas biodegradables ¿por que las siguen cobrando si antes no lo hacían?

Pues porque quizás su intención primera no fuera salvar al planeta, sino eliminar un gasto importante como el de regalar millones de bolsas en miles de sucursales alrededor del mundo? O no?

Muchas veces las campañas publicitarias nos convencen de algo, pero otras veces aquello que tragamos sin filtrar son opiniones o comentarios de personas cercanas.

Cuando a alguien no le gusta nuestro nuevo corte de pelo. Cuando alguien da una opinión desfavorable sobre una idea nuestra. Cuando alguien hace un comentario despectivo sobre algún logro nuestro.

Aceptamos esas opiniones e inmediatamente nos sentimos mal con nuestro corte de pelo, o con nuestro proyecto o le quitamos valor a nuestros logros.

En este caso necesitamos poner filtros mentales para proteger nuestra autoestima o nuestro estado emocional de estas agresiones que no pretenden serlo pero las vivimos como tales.

  • También existen otros filtros mentales que si ponemos, pero que son perjudiciales para nosotros.

La visión de túnel consiste en enfocarnos en un solo aspecto (generalmente el negativo) de una situación. Una persona que entra en depresión esta utilizando este filtro mental, porque solo es capaz de percibir los aspectos negativos de su vida, de su relación con los demás, de su propio ser.

Si abrimos nuestro campo visual, o mental mejor dicho, podemos comprobar que aun tenemos muchos motivos para seguir siendo felices, que podemos hacer cambios y tomar decisiones para sentirnos mas felices.

Otro ejemplo de situaciones donde necesitamos poner filtros mentales

Cuando hablamos con personas pesimistas, negativas, incapaces de ver las mismas posibilidades que nosotros vemos. Cuando estamos en contacto con personas tóxicas.

Escuchar y tragar toda la basura que nos tiran ese tipo de personas nos hace mucho daño. Básicamente porque el pesimismo es un virus contagioso.

  • El “Si, pero” es un filtro mental tanto interno como externo.

Ante una idea, una nueva perspectiva, un cambio o un nuevo proyecto, nuestra mente puede ver ese aspecto positivo, para rápidamente pasar a usar el filtro negativo limitante del “si, pero”

Quiero estudiar canto

Voy a aprender a hacer cremas naturales

Voy a mirar ofertas de trabajo en el norte

Son pensamientos y proyectos positivos, que podemos abortar inmediatamente cuando usamos el si pero, o cuando lo escuchamos de alguien cercano a nosotros.

Siempre habrá obstáculos, circunstancias difíciles, aprendizajes que hacer… Aunque lo único que determina que no lo consigamos es el aceptar limitaciones mentales.

  • La rigidez mental es otro filtro negativo que muchas personas llevan puesto.

Son esas personas que no pueden ver otras alternativas, que solo admiten que las cosas sean blancas o negras, que solo reconocen dos maneras de hacer las cosas, mal o a su manera, que siguen los paradigmas como si fueran dogmas de fe. Y dejar que estas personas influyan en nuestras decisiones puede acarrearnos frustración y desilusión muchos anos después de haber dejado pasar sus opiniones sin filtrarlas.

¿Que filtro poner en este caso?

Nuestros propios deseos.

Si quiero aprender a tejer al crochet, para luego emprender una serie de talleres para mujeres, aunque los demás no crean que esto es una posible salida laboral, para seguir adelante tengo que usar el filtro de “es lo que yo deseo hacer y tengo derecho a equivocarme”

Por lo general el pesimista, el negativo, da su opinión para protegernos. Porque el piensa que efectivamente lo que queremos emprender no va s funcionar. Y para protegernos del dolor del fracaso, en lugar de apoyarnos, nos muestra todo lo que puede salir mal, a modo de advertencia, para cuidarnos.

Pero como comentaba antes, no todos vemos con los mismos ojos, y muchas otras personas pueden apreciar oportunidades donde el pesimista solo ve fracasos.

¿De que depende?

Siempre, nuestro futuro depende de las acciones y aprendizajes que hagamos. No de las circunstancias externas. Esta en nosotros mirar a la cara a nuestra realidad actual y decidirnos a cambiarla.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Mejora tu Vida con 18 cambios clave. (1º parte)

coaching emocional

Muchas veces, hemos escuchado, leído, que para que nuestra vida cambie, tenemos que emprender acciones. Y en gran medida, es así. Aunque nuestra vida, no solo cambia por emprender acciones, sino también por dejar de hacer algunas cosas que son improductivas o completamente negativas para nuestra vida.

¿Sabes todo lo que haces y está en contra de tu vida?

¿Sabes cuales son las conductas que deberías cambiar?

¿Tienes noción de qué es lo que no te ayuda a ser feliz?

Hace unas semanas, en el programa de radio semanal, que tengo en www.RadioLucena.es , hablé sobre 18 cosas que dejar de hacer.

¿Te animas a descubrir los 18 Cambios que necesitas hacer para Mejorar tu Vida?

1.- Deja de querer tener la Razón.

Muchas veces, no somos conscientes de todo lo que perdemos al intentar tener la razón en una conversación, al querer imponer nuestra “verdad”, o al no aceptar que los demás tienen derecho a tener otras culturas, otras perspectivas, otras ideas. ¿Por que la tuya tiene que ser más válida que la de otros? Tus ideas, tus verdades, tus razones, son las que son porque has nacido en un lugar determinado, en una época determinada, con una historia propia. Piensa… si hubieras nacido en la India, o en Inglaterra, o en Venezuela, tus ideas, tus creencias y tus razones, serían completamente distintas. ¿No crees?

 2.- Dejar de culpar a los demás por tus problemas o por tu sufrimiento.


Es mucho más cómodo pensar que los demás son los culpables de lo que ocurre en nuestra vida. Pero eso no resuelve nada. Aceptar nuestra responsabilidad es la única forma de cambiar nuestra vida, de dejar de sufrir y de resolver nuestros problemas. Nadie puede hacerlo por nosotros. Aprendiendo a liberarnos de culpabilizar, mejoramos nuestra vida de manera exponencial.

3.- Abandonar el Diálogo Interno Derrotista.


¿Sabes con quien pasas la mayor parte de tu tiempo? Contigo. Y esa vocecita interna que te habla todo el día, muchas veces, es la causante de tu falta de energía, de tu falta de confianza, de tu falta de fe en conseguir mejores resultados. ¿Qué pruebas tienes para afirmar que todo te irá mal? ¿Y si eligieras creer que puede irte mejor? Te aseguro que cambiar el diálogo derrotista, por un diálogo positivo y esperanzador, obrará milagros en tu vida.

4.- Dejar atrás la Queja.

¿Conoces algo más improductivo que la queja? Quien se acostumbra a la queja, sin luego ponerse manos a la obra a promover ese cambio necesario, no consigue nada. Si nos quejamos que sea siempre el paso previo para resolver aquello que nos molesta. Incluso así, siempre hay otra manera de expresarnos, diferente a la queja, que produce mejores resultados. Se llama, Asertividad, ¿la practicas?

5.- Dejar de buscar la Aprobación de los Demás.

¿Haces lo que sea para que los demás te aprecien? ¿Te cuesta decir que no a alguien? Para mejorar nuestra vida, necesitamos mejorar también este aspecto. Saber decir que no es saber respetarnos. Cuando buscamos la aprobación del otro, a veces, de manera enfermiza, conseguimos el efecto contrario. En lugar de aprobarnos, aceptarnos, aquellas personas de quien buscamos su aprobación, empiezan a dejar de respetarnos. Elegir hacer y decir lo que uno quiere hacer y decir es el camino para mejorar tu vida.

6.- No te compares ni busques impresionar a nadie. 


Compararse con los demás no es una buena técnica para avanzar en nuestra vida. Siempre habrá alguien mejor que tu, mas sabio, más hábil, mas paciente, mas elegante, mas…. en aquello en lo que te compares. Y también hay alguien que esta por debajo tuyo en eso que te comparas…. ¿verdad? Por eso, cuando sufres porque vives comparándote con los demás, y además, solo lo haces con lo que están por encima tuyo…. no ganas nada. Se tu mismo. Supérate a ti mismo. Cada día, busca aprender algo nuevo, mejorar una habilidad, y habrás conseguido impresionarte a ti mismo.

12 cambios mas que necesitas hacer en tu vida, la 2º Parte.  O puedes seguirme en facebook, donde comparto los enlaces de las publicaciones. Estaré encantada de contar contigo.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal