No tengo tiempo para…

¿Alguna vez pediste algo y te dieron esa respuesta?

¿Te hicieron una petición y respondiste que no tenías tiempo?

¿Hay veces que tu vida necesita un cambio y TÚ DAS ESTA RESPUESTA?

¿Me permites que te dé una interpretación mía de esta frase?

Cuando dices “No tengo Tiempo”, estás usando el camino corto para excusarte de algo.

¿Cuántas horas tienen tus días? ¡24! ¡Qué casualidad! Igualito que los días de todo el mundo… ¿Cuántas horas dirías que tienen tus semanas? ¡168! ¡Otra casualidad, igual que mis semanas!!! ¿Y sabes cuántos minutos tienen tus semanas? ¡10800 minutos! Esto ya no parece una casualidad, ¿no crees? ¡Tienes la misma cantidad de tiempo que todo el mundo! Mientras sigamos respirando, aún estamos a tiempo!!!

Cuando nos decimos que carecemos de tiempo, en realidad no es por una cuestión horaria. No estamos como la película  “In time”, si así fuese, cada uno miraría su brazo y calcularía si puede invertir ese tiempo o no. Sería válido decirnos: No tengo tiempo… No me quedan más minutos… me muero en 2:07:45!!!

 ¿Estás seguro que no tienes tiempo para cambiar tu vida?

¿Es verdad que no dispongas de tiempo para hacer cambios que mejorarían tu salud?

¿Estás seguro que no tienes tiempo para decir te quiero a esa persona, con gestos, con una llamada, con tiempo de calidad? ¿Estás completamente seguro que tus problemas son irresolubles y tus impedimentos son reales?

Todos, disponemos de la misma cantidad de tiempo, cada día, al despertar. Con el cada uno hace lo que hace, aunque cada uno lo invierta, ocupe, gaste o desperdicie, la cantidad de tiempo es la misma. ¿Por qué entonces algunos parecen tener días de 40 horas? (como me dicen a mí mis amigos!!!) Y a otras personas parece que siempre les faltarían un par de horas más.

Te lo explico!!

He descubierto el secreto para estirar el tiempo, he descubierto una puerta mágica en el continuo devenir del espacio tiempo y mis horas son más largas que las de los demás…

¡¡¡¡Mentira!!!! ¿Cómo va a ser así? Todos tenemos el mismo tiempo. Solo, que “DECIDIMOS” en qué lo vamos a utilizar. Aquellas cosas que no haces, piénsalo, ¿en realidad es porque no puedas dedicar ese tiempo a hacerlo? Seguramente hay otros motivos detrás, pero al decirte que “no tienes tiempo”, te excusas a ti mismo y te quedas satisfecho.

Lo más valioso que tenemos, lo que no podemos recuperar, lo que no podemos conseguir más (como en la peli, matando a alguien, pufff que enseñanza más mala…) No podemos tener más tiempo pero si podemos APROVECHARLO MEJOR.

¿Qué es importante para tí?

Saber si los del Barco llegan a tierra

Saber si la princesa de no se donde se casa con el príncipe de yo que se

Hacer cosas que no te dan fruto a largo plazo

Satisfacer necesidades a corto plazo

Jugar con los jueguitos del facebook

Si eso es lo importante para ti, lo siento, perdona que te haya molestado. Sigo escribiendo para quienes creen que SU VIDA es importante y aun así no encuentran tiempo.

PRIORIZAR. Poner prioridades es lo que le puede hacer falta en tu vida.

Si no estás a gusto, si no tienes metas, si no estás creciendo, si no estás llegando a ningún lado (como los del barco) lo que necesitas es ENFOCARTE EN TU PROPIA VIDA, Y DECIDIR QUE TU VIDA ES LO PRIMERO EN LO QUE DEBES INVERTIR TU TIEMPO!!!!!

No te pide mucho tu vida…. con que le dediques 15 minutos todos los días, a leer algo que te motive, a crecer mediante un buen libro, a escuchar las voces que te dicen que TU PUEDES y si sigues escuchando, llegarás a oír a tu corazón, y encontrarás tu pasión….. Habrás ganado la batalla al tiempo.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Mi facebook

Mis Libros:

¿Qué le pasa a mi esposo?

El arte de no amargarse el matrimonio

Cuento: La Casa del Carpintero

crisis matrimonial

Todos somos carpinteros. Si, tú también eres carpintera, tú también eres carpintero. Permite que comparta contigo este cuento que abre conciencias y puede mejorar tu vida. Desconozco el autor del cuento. He visto que en algún lados lo atribuyen a Jorge Bucay pero no he podido encontrar que realmente le pertenezca. Ahí va.

La casa del Carpintero

Un viejo carpintero decidió retirarse. Le comunicó a su jefe que, aunque iba a extrañar su salario, necesitaba retirarse y estar con su familia.

El jefe se entristeció mucho con la noticia porque aquel hombre era su mejor carpintero.

Decidió  pedirle de favor que le construyera una última casa antes de retirarse.

El carpintero aceptó la proposición y empezó la construcción de su última casa pero, a medida que trabajaba sintió que su corazón no estaba de lleno en el trabajo. Arrepentido de haber aceptado la petición de su jefe, el carpintero no puso el esfuerzo y  la dedicación que acostumbraba poner en el trabajo.

Cada casa la había construido con gran esmero, pero ya estaba cansado y sentía que su jefe le había presionado para hacer una casa mas. Cuando el carpintero terminó la casa,  el jefe vino muy contento y le entregó la llave de aquella diciéndole:

.-Esta es tu casa. Es mi regalo para ti y tu familia por tantos años de buen servicio.

El carpintero sintió que el mundo se le iba.  Si tan sólo él hubiese sabido que estaba construyendo su propia casa, lo hubiese hecho todo de una manera diferente.

Desconozco el autor.

¿Eres consciente del mimo y el cuidado o del descuido y la prisa con la que construyes tu relación de pareja? ¿Puedes reconocerte como “carpintero” de tu propia vida, de tu propia relación? Por prestar atención a cosas “importantes” como las normas, las rutinas, lo que debería hacerse en una familia, damos martillazos donde no deberíamos… o utilizamos poco tiempo y poco cuidado para construir nuestra relación… lo valioso…

Cuando no ponemos un cuidado y espero exquisitos en construir nuestras relaciones de pareja, puede que luego tengamos que pasar por lo que paso el carpintero, que al actuar con descuido, tuvo que asumir que su propia casa no era lo que a él le hubiera gustado. Puede que con dolor nos demos cuenta que esta “casa” en la que vivimos no es más que el resultado de nuestros actos diarios, incluso de nuestros errores, y nos toca vivir en la casa que hemos construido. Muchos, si tuviéramos la fortuna de volver atrás, tras una crisis que nos muestra los puntos débiles de nuestras relaciones, volveríamos atrás y construiríamos esa casa, esa relación con otros materiales, con más cuidado, con más amor.

Lamentablemente es imposible regresar al pasado, no se puede volver para atrás. Recuerda, hoy, y cada día, que nadie más que tú eres responsable de cada clavo, de cada madera, de cada terminación, en la construcción de su vida, de su hogar.

Podemos hacer cambios ahora, cuanto antes. Mejorar nuestra relación de pareja es algo que nos incumbe a nosotros. No importa lo que ha hecho o no ha hecho la otra persona encargada de la construcción de esta casa. A cada uno nos toca asumir la responsabilidad de nuestros errores, mejorarlos y con eso servimos de motivación, de aliciente, de ejemplo para que nuestra pareja haga lo mismo. No desde la obligación impuesta por nosotros, sino desde su propia decisión de elegir por si mismo la actitud con la que seguir construyendo su hogar.

La vida que cada día construimos para nuestra relación de pareja es la vida que NOS construimos día a día. NO es el resultado del azar, ni siquiera de la locura de nuestra pareja. Tomando conciencia, haciendo mejoras y asumiendo la responsabilidad, el resultado, nuestra casa, será mucho más satisfactoria.

De cada uno de nosotros depende la cantidad de energía, la cantidad de mimos y amor, la cantidad de interés y respeto, la cantidad de cuidado que hemos puesto para construir nuestra pareja. Si no nos gusta lo que tenemos, hoy podemos dar un cambio, elegir mejores actitudes, mejores materiales, tener más cuidado, empatia y comunicación para así construir para nosotros y para nuestros hijos el mejor hogar posible.

Viki Morandeira

Coach Ontológico

Te ayudo a construir mejor? Si necesitas mejorar tu relación de pareja, si no sabes por donde empezar, si crees que lo estás haciendo todo pero aún así no funciona, escríbeme. Es posible tener una pareja madura, basada en el amor, donde ambos sientan que están en el mejor lugar donde podrían estar y dándoles a sus hijos la base y el legado que no puede comprarse con ninguna cantidad de dinero. Una familia donde crecer apoyados y amados.

Dejar pasar las oportunidades

Esperando ayuda de Dios

Ante los problemas, hay soluciones. Muchas veces estamos tan enfrascados en nuestro problema que no vemos las oportunidades que se nos presentan. Las dejamos pasar para luego quejarnos de que a nosotros nunca nos toca la suerte. Tan metidos en nuestros “no puedo”, “no tengo”, “no se” …. dejamos que las oportunidades que se nos presentan sigan de largo….

Cuando llegue algo a tu vida, procura preguntarte…. ¿esto puede ayudarme a resolver mis problemas? En lugar de encontrar motivos por lo que algo no funcionara para ti, preguntate. ¿ Y por que no?

No te quedes esperando el momento oportuno, porque el momento oportuno es ahora.

No te quedes esperando la buena suerte, aprovecha las oportunidades, dale una oportunidad. ¿ y por que no?

No te quedes esperando ayuda divina, porque puede que como al hombre del cuento, te esten enviando la ayuda y la dejes marchar.

Taller 21 dias para Retomar las Riendas de Tu Vida. Esta es tu oportunidad. 

Te dejo aqui el cuento para que reflexiones.

Hubo una inundacion muy grande en un pueblo pequeño, todas las personas buscaron la manera de salvarse, pero un hombre, se quedo solo en ese lugar, subio al techo de su casa y rezaba incansablemente pidiendo que Dios lo salvara.

Este hombre, confiaba plenamente en Dios y estaba seguro que lo salvaria. De repente fue interrumpido en sus oraciones por un hombre que pasaba en una balsa, invitandole a subir, sin embargo, el hombre respondio: “Dios me salvara” y lo dejo ir.

Un rato mas tarde, paso otro hombre en un bote, y tambien le dijo que le ayudaria a salir de la inundacion. Pero el hombre en el tejado, le respondio: “Dios me salvara” y nuevamente le dejo ir.

Tras eso, pasaron unas personas en una lancha, y la situacion se repitio. “Dios me salvara”. Finalmente, un helicoptero que lo diviso en su vuelo, se acerco al hombre y le ofrecio rescatarlo.

A todos los rechazo diciendo: “Dio me salvara”.

El agua, siguio creciendo, llego hasta el tejado y el hombre se ahogo. Al llegar al cielo, Dios le recibio a la entrada.

El hombre, contrariado, molesto, le dijo a Dios:

“¿Por qué no me salvaste si yo confiaba en ti?”

Dios le respondió: “¿Y la balsa, el bote, la lancha y el helicóptero que te mandé?

¿Aun esperas una respuesta divina a tus problemas?

¿Estas esperando que pase la crisis en la que te encuentras para poder estar mejor?

¿Y si este mismo mail tiene para ti lo que necesitas?

No dejes pasar las oportunidades. Tu vida, es ahora.

Viki Morandeira

Taller 21 dias para Retomar las Riendas de Tu Vida. Esta es tu oportunidad. 

inteligencia emocional

Coaching Ontológico – Lenguaje Generativo de Realidades

Me gustaria que prestaras atencion a una serie de frases.

Jugar al tenis es muy complicado.

Mis empleado son unos irresponsables, no puedo mas con ellos.

No tengo dotes para el canto.

Si tu dices algunas frases similares a estas, estoy segura que CREES que es así y no has dado un solo paso para cambiarlo, te has quedado paralizado, aceptando esta realidad.

En estas tres frases, quien las dice, esta expresando su frustracion por no conseguir los resultados que desea. Esa persona, asume esas frases como la realidad. En Coaching Ontologico, decimos que el lenguaje no solo sirve para describir realidades, sino que tambien el lenguaje es generativo de esas realidades. Vamos a cambiar estas frases un poco, ¿quieres?

Me resulta bastante complicado jugar al tenis.

Creo que mis empleados actuan con poca responsabilidad en algunas ocasiones, y siento que no puedo mas, que no se que mas hacer.

Me parece que no naci con una voz adecuada para el canto.

¿Que tal ahora? Las frases, en esencia se refieren a lo mismo, al tenis, a los empleados y al canto… pero el fondo ha cambiado bastante. Ahora han dejado de ser realidades absolutas, para ser mi parecer.

¿Cuántas frases has dicho y se han convertido en lápidas sobre tu espalda? Nuestra mente tiende a aceptar lo que le decimos, como se lo decimos y rara vez lo cuestiona. Hasta que trabajas con un coach! 🙂

¿Y si aun le damos otra vuelta mas a estas frases? ¿Y si ahora nos HACEMOS RESPONSABLES?

Si, si nos hacemos responsables de esos hechos, para accionar sobre ellos, la realidad cambia, y mucho. Prueba a leer ahora otra vez las tres frases….

Me resultaba bastante complicado jugar al tenis, hasta ahora, porque he decidido mejorar mis habilidades practicando tres veces por semana.

Creo que mis empleados actuan con falta de responsabilidad algunas veces y voy a comentar con ellos este sentimiento, para poder mejorar nuestro trabajo en equipo.

Me parece que no naci con una voz adecuada para el canto, aun asi, como me gustaria cantar, voy a tomar clases para sentirme mas a gusto y confiada para hacerlo.

Estas ultimas frases, pertenecen a una persona que toma accion en su vida, que se responsabiliza de tomar accion para conseguir los objetivos que desea.

Un Coach, es una persona que te ayuda a reformular tus quejas, a cambiar tu forma de expresarlas, para abrirte el camino hacia esas posibilidades de accion, para que tus palabras sean generativas de nuevas realidades…

Viki Morandeira

Tu Coach Personal