El amor y la Felicidad

Si sueles leer mi blog, sabrás que estoy compartiendo una serie de post sobre la Felicidad, inspirados en el MOOC de la Escuela de Negocios de la India, en el que el ponente del curso nos habla de los 7 pecados que matan la felicidad para luego hacer énfasis en los 7 hábitos que necesitamos incorporar para una Vida Feliz. Abajo, al final del artículo de hoy, encontrarás los 4 enlaces anteriores. Igualmente puedes empezar a leer este, y luego continuar con los demás. Hoy es el turno del 3º pecado.   La Necesidad de ser amados para ser felices, o su opuesto, necesitar estar solos para serlo.

soledad infelicidad¡Como negar que somos seres sociales! Ayer mientras paseaba con mi esposo y nuestra hija pequeña, por el Jardín Botánico-Histórico La Concepción, presencié una escena vivida decenas de veces en años anteriores. Una niña, de unos dos añitos, corría, llorando, con los brazos abiertos, hacia donde estaba su padre, esperándola, agachado junto al carrito donde había un bebe, su hermanito supongo, también con los brazos abiertos. Necesitamos el consuelo de otro ser humano cuando algo nos ocurre, la niña había tropezado y necesitaba el amor de su padre, a pesar de ir seguida muy de cerca por su mamá. El amor, desde nuestros primeros pasos, es una necesidad. Pero no solo cuando estamos tristes o hemos tenido un problema, sino también en los momentos de felicidad. ¿Recuerdas a tus hijos gritar: Mira mamá, Mira papá!, cuando estaban haciendo algo de “valientes”?

Está claro que si cada vez que necesitamos amor, lo percibimos, lo tenemos, no habría motivos para ser infeliz…. ¿o si? A veces tenemos y percibimos ese amor, por parte de nuestros padres, o de nuestros hijos, pero nos falta el de nuestra pareja. O podemos tener el amor de nuestra pareja e hijos y sentir la falta del amor de un hermano o un padre…. O incluso en el trabajo, o en la universidad podemos sentirnos poco integrados si los demás no actúan con ese amor que esperamos. Los seres humanos somos seres sociales, formamos grupos y nos hace felices esa sensación de “pertenencia a un grupo”. Incluso hay evidencias científicamente probadas sobre la importancia del afecto desde nuestros primeros años de vida y la correlación entre esto y el hecho de ser adultos emocionalmente sanos. Ahora bien, si has llegado hasta aquí, no permitas que lo que te falte o ha faltado te haga sentir incompleto o infeliz. En el 3º hábito aprenderás a resolverlo plenamente.

¿Cómo te sientes en los grupos a los que perteneces? ¿Qué te hace infeliz en alguno de esos grupos? Espera… solo piensa… no tomes decisiones, por lo menos hasta después de leer el hábito que es necesario incorporar para paliar la infelicidad que nos produce el 3º Pecado que mata la felicidad.

Sentirnos queridos y conectados nos hace sentir felices. Sentir lo contrario nos hace sentir lo contrario. Pero con una salvedad…. La felicidad compartida se multiplica, y la tristeza, cuando no es compartida, duele más, no se libera.

A veces nos enfocamos en lo que nos falta, en lo que no se nos dio, en lo que los demás no nos están dando…. y creemos que nada dependencia emocionalpodemos hacer si esto ocurre. A veces, intentamos pedir ese amor que necesitamos para no sentirnos solos o excluidos, buscamos recibirlo, pero no llegamos a transmitir, a conectar con el otro de manera que nos entienda…. y podemos caer en la impotencia aprendida. Nos rendimos porque creemos que nada de lo que podamos hacer “ya” pueda cambiar o mejorar la situación. Pero, como te decía antes, no te apresures a rendirte, no te apresures a decidir que nada más puede hacerse, sigamos adelante hasta llegar a cambiar ese pesimismo por optimismo y acción.

Como seres humanos tenemos la necesidad de sentirnos amados, pero cuando lo hacemos de una manera “enfermiza”, enfermamos. La solución tampoco es decirnos: “No necesito a nadie” y buscar alejarnos de todas esas personas a quienes internamente necesitamos. Como siempre, nada en exceso es sano.  Cuando no nos sentimos amados, arrastrarnos para buscar el amor de otra persona es tan malo como convertirnos en alguien frío y distante. Ambos extremos nos hacen personas infelices.

apego toxico

Esta infelicidad es algo que compruebo con mis clientes cuando trabajamos juntos por estar atravesando la crisis de los 40 de sus parejas. Incluso sin saberlo, algunas personas se han sentido poco queridas, no tenidas en cuenta, desconectadas de su pareja y eso les ha generado infelicidad. Esa infelicidad no es nada agradable y buscan la manera de evitar ese sentimiento.  A veces, volviéndose personas distantes, que ponen una barrera entre su pareja y ellos, porque no quieren sentir como al necesitar a esa persona y no sentirse conectados están experimentando dolor. En silencio se alejan. Quizás han intentado pedirlo, pero no han podido ni sabido llegar a ser comprendidos. Alejarnos puede darnos la efímera sensación de ser libres y autosuficientes. Podemos decirnos: No necesito su amor, me basto yo, como una manera de construir una muralla entre la persona que queremos para evitar ese dolor que sentimos. Detrás de esa pared pensamos que el dolor no llegará. Pero la realidad es diferente. Volvamos a que somos seres sociales. Necesitamos del otro, necesitamos sentirnos amados, formando parte de grupos donde somos aceptados. Y si no lo tenemos en casa, tarde o temprano buscaremos fuera una cura para nuestra soledad. Recuerda, lo que no se dice no es visible. Y lo que aún diciéndolo, no se ha comprendido por el otro, tampoco es visible.

Sentirnos amados y parte de los grupos a los que queremos pertenecer es importante para ser felices. Por este motivo, si en este instante crees que puedes mejorar en alguna de tus relaciones personales para sentirte más feliz, no mires hacia el otro lado, no culpes a los demás por lo que sientes. En este momento, siendo adultos, es necesario que asumamos la responsabilidad de mejorar nuestro estado emocional sin dejarlo en manos del azar ni en poder de los demás. Si queremos ser felices es necesario asumir que la única persona responsable de nuestra felicidad somos UNICA Y EXCLUSIVAMENTE NOSOTROS.

Para ello, continuemos con el siguiente post, donde profundizaremos en el 3º hábito para una Vida Feliz: Amar y Dar Amor o el Apego Seguro.

Puedes leer los artículos ya publicados pinchando sobre cada enlace. Aun no está completo del todo, a medida que vaya completando el MOOC, iré añadiendo los demás enlaces, así que permanece atento. Puedes suscribirte al blog y recibir un mail con las nuevas actualizaciones.

1º Pecado. SACRIFICAR LA FELICIDAD

1º Hábito. PRIORIZAR – sin perseguir- LA FELICIDAD

2º Pecado. PERSEGUIR LOS “MOST”

2º Hábito ENCUENTRA TU “FLOW” 

3º Pecado. El que estás leyendo

3º Hábito  AMAR Y DAR AMOR o APEGO SEGURO

4º Pecado. SER DEMASIADO CONTROLADORES

4º Hábito RESPONSABILIZARSE POR LA PROPIA FELICIDAD

5º Pecado. DESCONFIAR DE LOS DEMÁS

5º Hábito CONFIANZA INTELIGENTE

6º Pecado. DESCONFIAR DE LA VIDA

6º Hábito

7º Pecado. IGNORAR LA FUENTE INTERIOR

7º Hábito

Viki Morandeira

Coach Ontológico

 

 

 

7 pecados que matan la felicidad

como ser feliz

Muchas veces perseguimos la felicidad. Nos sentimos infelices si no experimentamos momentos de plena felicidad. ¿Cómo hemos llegado a tener esa sensación, ese vacío existencial que nos hace, a veces, cuestionarnos la vida entera? Trabajando con mujeres que necesitan ayuda para evitar el divorcio durante la crisis de los 40 en el hombre al que aman, la infelicidad es un tema crucial.

Muchas veces creemos que aquello que no sentimos tiene origen en nuestro compañero de vida. Creemos que el responsable de nuestra infelicidad es nuestro matrimonio, nuestra pareja y que la solución pasa por una separación. Como si cortar los lazos con esa persona con quien hemos construido nuestra familia, nuestra vida, durante 15 o 20 años, fuera la manera de recuperar la libertad para hacer las cosas de manera diferente.

Lo siento. No puedo opinar así. La infelicidad, así como la felicidad, no son el resultado de un estupendo matrimonio, ni de una carrera llena de éxitos o de un nivel de vida excelente. La felicidad es el resultado de no cometer los 7 pecados que la hieren de muerte.

Si queremos aprender la manera como ser feliz en nuestra vida, empecemos por analizar si no estamos cometiendo alguno de estos 7 pecados que detalla el Profesor Raj Raghunathan en el MOOC del ISB (Escuela de Negocios de India) titulado Una Vida de Felicidad y Plenitud. 

1º Pecado. SACRIFICAR LA FELICIDAD

Casi resulta gracioso si lo pensamos. ¿Por qué no soy feliz? Porque no he hecho las cosas que me hacían feliz. PUNTO.  Pero por muy simple que resulte este primer pecado, permíteme extenderme un poco más. El Prof. Raj dice que “devaluamos” la felicidad, que sacrificamos, momentáneamente ser felices, con la ilusión de que por este camino llegaremos a ser felices en el futuro. Olvidamos darle prioridad.

¿Verdaderamente podemos sentirnos felices trabajando a tiempo completo en tres trabajos distintos, haciendo miles de horas extras, viendo a nuestros hijos y a nuestra pareja unas pocas horas a la semana con la intención de que puedan ir a un buen colegio y a una buena universidad? Uno de los hombres con los que trabajé recientemente, se vio en esta situación y no era el precisamente quien cuestionó su felicidad, sino su esposa…  Desde la estupenda intención de darle a sus hijos lo mejor, sacrificando los instantes de felicidad diaria, estuvieron a punto de darle a sus hijos un divorcio y un futuro totalmente contrario al que deseaban darles.

Sea lo que sea lo que te haga infeliz en este momento de tu vida, intenta descifrarlo. ¿Te estás saboteando? ¿Has aceptado un modo de vida que ahora no te hace feliz? ¿Crees que tu pareja es feliz con tu modo de vida? Seguramente no lo será y cuando estén juntos habrá situaciones y momentos tensos,  en los que requiera más atención y más tiempo….. Ambos creían que era lo mejor, pero si no está siendo lo apropiado, si tu vida no te hace feliz, no cambies a las personas que están en tu vida, primero, asume tu responsabilidad y piensa todos aquellos momentos en los que has decidido sacrificar la felicidad en pos de mejores resultados a futuro…

En el curso sobre Felicidad y Plenitud, el Prof. Raj comparte una investigación en la que se le pide a varias personas que respondan ¿Qué le pedirían a un genio? Ahora no vale que me respondas Felicidad, porque ya sabes de qué estamos hablando!!! 🙂 La realidad de las respuestas deja en los primeros tres lugares, Dinero, Nivel Social y Relación de Pareja. Uf… menos mal que en tercer puesto ha entrado la pareja. ¿Porque sabes una cosa? Lo que emocionalmente más nos desestabiliza puede llegar a ser el no estar experimentando felicidad en nuestra relación de pareja.

Cada nuevo cliente con el que trabajo online, suele estar sufriendo por este motivo. Lo hemos escuchado cientos de veces… Contigo pan y cebolla… pero en lugar de cuidar de nuestras relaciones, de poner en primer lugar la felicidad de nuestra pareja, la nuestra, la de nuestros hijos, nos centramos en aquello que le hemos pedido al genio…. Damos prioridad al trabajo, a conseguir más dinero, un mejor puesto, una mejor posición social, una mejor carrera deportiva…. para comprobar…. tras 15 años.. (o incluso antes) que persiguiendo estos objetivos nos sentimos infelices y vacíos…. creyendo que esto encima es culpa de nuestra relación.

Lo siento, pero si lo has pensado así, estás cometiendo el pecado de no haber priorizado tu felicidad y a tu pareja, poniendo por delante carrera, trabajo, dinero, status, éxito, etc…

Por supuesto que nadie peca conociendo cuál será el resultado de este error….  Ingenuamente, solemos creer que “ya habrá tiempo para lo demás”. Ya habrá tiempo para compartir con nuestros hijos….. pues no. Lamentablemente, la infancia de nuestros hijos va tan deprisa que cuando nos “despertamos” somos los amargados y quemados padres de unos adolescentes que ya no tienen tiempo para nosotros…. o incluso peor… ya son unos adultos jóvenes que han volado del nido para emprender su carrera universitaria…  No estoy diciendo que para ser feliz tenemos que dejar de trabajar, tenemos que dejar de aspirar a más en nuestras profesiones o en nuestras expectativas económicas. No me refiero a eso. Sino más bien a que podemos priorizar y disfrutar con mayor felicidad y plenitud nuestras vidas.

Te dejo un cuento que nos habla también sobre las prioridades. Las piedras grandes primero. 

Ah, me olvidaba. los 6 pecados restantes… aquí abajo tienes los enlaces. (Empezarán a estar operativos todos, cuando todos los haya publicado) Ten paciencia y vuelve a mi blog cada semana , o puedes seguir mi blog buscando abajo a la derecha donde pone Seguir.  Así recibes las actualizaciones de mi blog  en tu mail. Como tu prefieras. 🙂

coaching para protagonistas

 

Si quieres saber cómo cambiar este pecado por un buen hábito, te invito a leer el siguiente artículo pinchando AQUI.

2º Pecado. PERSEGUIR LOS “MOST”

3º Pecado. SEmana tres.

4º Pecado. SER DEMASIADO CONTROLADORES

5º Pecado. DESCONFIAR DE LOS DEMÁS

6º Pecado. DESCONFIAR DE LA VIDA

7º Pecado. IGNORAR LA FUENTE INTERIOR

Viki Morandeira

Coach Ontológico

Puedes buscarme en facebook. 

 

Siempre hay camino

valentia

Siempre hay soluciones, siempre hay caminos, siempre hay nuevas oportunidades, siempre hay otras alternativas. Pero la realidad es que muchas personas se quedan ancladas en sus problemas, se cierran las puertas, cierran sus mentes y ellos mismos cortan toda posibilidad de encontrar esas alternativas a sus vidas.

Como ser feliz es una preocupación que muchas personas tienen en su mente, como una pregunta sin respuesta. Dan vueltas al mismo tema una y otra vez.

Me gustaría ser feliz.

Quiero dejar de estar mal.

No me gusta mi vida.

Como hago para ser feliz.

Pero esta pregunta muchas veces se queda en sus mentes sin respuesta. No hay una serie de pasos para todo el mundo que lleven a una persona a ser feliz. Porque la felicidad, para cada persona, tiene ingredientes diferentes. Si “mezclamos” estos ingredientes, en nuestra propia receta, podremos sentir esa felicidad dentro nuestro.

¿Por qué nos resulta tan difícil ser felices?

Muchas veces porque vivimos preocupados en satisfacer las expectativas de los demás, con miedo a ser rechazados si decimos que no, o si hacemos lo que realmente nos gustaría hacer. Por falta de confianza en nosotros mismos y la parálisis que esto produce.

Decía Gandhi que ser feliz es tener congruencia entre lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos. Nada más. ¿Una receta sencilla verdad?

Por eso la felicidad no puede llegar desde fuera de nosotros mismos, sino desde dentro. ¿Quién puede saber mejor que tú cuales son tus pensamientos y tus sentimientos?

Desde el coaching trabajamos en escucharnos a nosotros mismos, en determinar cuales son las incongruencias entre lo que sentimos, pensamos y hacemos que nos llevan a sentir infelicidad en nuestra vida.

A menudo, un simple cambio de visión, un cambio de actitud es lo que se necesita para poner en marcha el motor de la felicidad.

Ser feliz puede ser mucho más sencillo de lo que uno cree. Sentir, pensar y hacer sintonizados.

La teoría es fácil, pero por supuesto que llevarlo a la práctica no suele resultar tan sencillo, sino, ¿habría tanta gente en busca de la felicidad?

Llevarlo a la práctica exige un compromiso con el crecimiento personal, un trabajo interno de reflexión para poder conocernos mejor. Retomar las riendas de nuestra vida, que quizás las hemos dejado en manos del miedo, de los demás…

Nunca es tarde para retomar estas riendas y recuperar ese estado de felicidad que alguna vez hemos sentido tan dentro nuestro. No importa lo que haya ocurrido en tu vida hasta ahora, hoy es el mejor momento para decidirte a reencontrarte contigo y con tu propia felicidad.

Siempre hay camino. Mientras tus piernas puedan caminar, siempre hay camino.

 

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Un valor olvidado: la Responsabilidad

 

como ser felizSi te preguntara si te consideras una persona responsable, estoy segura que tu respuesta sería si. Que te responsabilizas de las cosas que tienes que hacer, que cumples con lo que prometes, que eres cuidadoso y responsable…..

Pero, ¿realmente eres una persona responsable, o solo en parte?

¿Te gusta la vida que vives?

¿Qué actitud tienes frente a los problemas que se van presentando?

¿Crees que muchas situaciones no son tu culpa, y permaneces quejándote de ellas?

Aunque no te consideres responsable de tus problemas, de las circunstancias de tu vida, te aseguro que eres responsable de solucionarlos. ¿O piensas permanecer esperando a que las cosas cambien?

Ser Responsable, no solo es hacer lo que crees que debes hacer, aquello a lo que te has comprometido, cumplir con tu trabajo y obligaciones…

Ser Responsable es también asumir que si hay algo que no te gusta en tu vida, eres tú quien necesita emprender acciones, gestar los cambios necesarios para que esa situación cambie.

Nuestras decisiones del pasado, son las que nos han puesto donde estamos ahora. Si hubieras decidido ser más aplicado en los estudios, si hubieras decidido estudiar y superarte cada día, si hubieras decidido ser cada día mejor que el anterior, si hubieras decidido arriesgarte, dar ese paso que te dio miedo dar, si hubieras…..

Ahora, tu realidad es la que es. Nuestra realidad no cambia por muchos “y si hubiera” que seamos capaces de encontrar. Nuestra realidad cambia cuando nos hacemos responsables de nuestro futuro.

Mañana, es tu futuro. Cada día que no sea hoy, es parte de tu futuro. ¿Qué tipo de futuro deseas tener? ¿Qué estás haciendo AHORA para tener ese futuro?

Mañana, puede que te conformes diciendo no tuve suerte, no se dio, no fue para mi, no estaba en la mano de Dios que así fuera…… pero sabes qué, Dios ayuda a quien se ayuda a si mismo. El universo le da a quien vibra en la frecuencia adecuada. Los resultados llegan para aquellos que actúan de manera responsable, sin esperar que el destino les traiga el éxito, sin abandonarse a la pereza y a la comodidad de no enfrentar sus miedos.

Si quieres llegar a algún sitio, tendrás que empezar a caminar.

Si quieres ver como se ve la vida desde lo alto de tus logros, tendrás que moverte ya.

La vida no nos espera. Y cada segundo cuenta.

Hagamos juntos que cada segundo cuente de verdad!!

Viki Morandeira

Tu coach personal.

 

Como vivir en la Infelicidad

como ser feliz

Ser Feliz, vivir en un estado de felicidad la mayor parte del tiempo no es tan difícil como podría parecer. Pero mucha gente no lo consigue…. ¿Qué es lo que están haciendo mal? ¿Qué es lo que les hace vivir en un estado de amargura, de desconsuelo e infelicidad?

Permítanme dejarles unos cuantos puntos importantes que hacen que las personas no sean todo lo felices que podrían ser.

Cómo ser Feliz

Si lo que tú quieres es ser feliz, lo principal es que evites las conductas y actitudes erróneas que te llevan a vivir en la amargura. Aquí podrás leer algunas de ellas. Si te sientes identificado, no te asustes. Saber que tenemos algo que cambiar es el primer paso para poder cambiarlo. El segundo es tener la sabiduría para pedir ayuda. Aquí tienes una mano dispuesta a ayudarte. 

¿Quieres una vida mejor? Bajate de la Rueda.

Estamos tan ajetreados, tan estresados, trabajando, tratando de conseguir cubrir nuestras necesidades básicas, o de mantener un nivel económico, que muchas veces nos olvidamos de cuidar nuestra calidad de vida.
Por lo general, vamos por nuestra vida de manera inconsciente, como zombies, como hamsters en una rueda sin final. Nos levantamos, desayunamos (apurados, porque llegamos tarde), viajamos (con atascos o preocupaciones), trabajamos, paramos para comer (algo rapidito, porque no tenemos mucho tiempo), volvemos a trabajar, luego de vuelta a casa, con más atascos y más preocupaciones, más prisas y menos sonrisas…. llegamos a casa, hartos del día que hemos tenido y poco humor nos queda para jugar con los niños, para conversar con nuestra pareja, para tener “calidad de vida”.
Creemos que tener un trabajo, con un sueldo, hará que seamos felices…. y luego de unos años, nos vemos atrapados en un círculo del que no sabemos o creemos que no podemos salir. Y poco a poco, nos damos cuenta que somos infelices, que nos hemos equivocado, que hemos tomado las decisiones incorrectas.

    Pero como dice el refrán, Mientras hay vida, hay esperanzas…. Yo tengo esperanzas en que tomes conciencia de tus posibilidades. Tus YO PUEDO, aquellos que te darán la llave para cambiar tu vida. Si llevas demasiado tiempo dando la vuelta en tu rueda de hamster, es probable que ni siquiera sepas por donde comenzar. Mi trabajo como Coach Personal es mostrarte el camino hacia tu felicidad. Luego a ti te toca tomar las decisiones y ponerlas en marcha. Somos un equipo. 🙂

¿Quieres Mejorar tu Vida?   SE CONSCIENTE DE TU VIDA ACTUAL

En una sesión de Coaching, trabajamos sobre este primer paso, centrándonos en preguntas como

¿Es esta la vida que te imaginabas estar viviendo con la edad que tienes ahora?

¿Qué posibilidades de cambio puedes ver a tu alcance?

Que no estés satisfecho con tu vida actual, no tiene que ser motivo para culpar a los demás. Tu vida, es, y ha sido, tu responsabilidad. Tu vida actual es el fruto de tus decisiones pasadas, de tus no decisiones, de tus acciones y de tus inacciones.En definitiva, si no te gusta lo que tienes, acepta que algo en el pasado no lo has hecho del todo bien.  

FIJA UNA NUEVA VIDA COMO META   Cuando hablo de una nueva vida no me estoy refiriendo a hacer las maletas y abandonar a tu familia, renunciar a tu trabajo, vender tus posesiones…..Me refiero a analizar qué circunstancias de tu vida actual no te gustan y como te gustaría que fueran. Sin encontrar culpables. Sin buscarlos. Sin ponerte excusas, sin patear balones fuera. Quita las emociones negativas de tu mente(frustración, remordimiento, culpabilidad, pérdida de oportunidad) , mientras pones por escrito cómo deseas que sea tu vida.

TRAZA UN PLAN   Para poder emprender una empresa, para estudiar una carrera, para hacer un pastel…. todos seguimos unos pasos. Esos pasos se llaman “receta”, “plan de estudios”, “plan de empresa”… y en la vida, tener un plan también te ayudará a mantenerte enfocado en lo que realmente deseas, en tu visión, en esa imagen global de lo que deseas.

BUSCA TU PASION   Si no quieres seguir con tu mismo empleo o profesión, puedes empezar a dedicar algunas horas semanales a buscar qué te apasiona. Tu pasión es aquello que te gustaría hacer, trabajar, aunque no te pagaran por ello. No hace falta renunciar a nada para encontrar nuestra pasión. Si tienes ahorros suficientes para dejar tu trabajo y dedicarte a emprender tu nueva ocupación, suponiendo que no vas a ingresar lo suficiente para vivir durante los proximos dos años, pues adelante. Sino, te aconsejo que simultanees ambas actividades. Todo emprendimiento requiere un tiempo de maduración, algunos más otros menos, pero no tendrás un sobre a final de mes si pasas de asalariado a autónomo, freelance, o profesional independiente.

JAMAS TE RINDAS   La felicidad está en vivir con pasión cada día, a pesar de las dificultades, a pesar de los resultados, a pesar del miedo, a pesar de lo que aún no sabes…. Todo se aprende. Una vez que has fijado tus metas, que has descubierto tu pasión, que tienes un plan para alcanzar esa vida que te has marcado como Ideal, entonces, solo te queda MANTENERTE EN ACCION, SIN RENDIRTE, HASTA ALCANZAR LA META.

La recompensa a este esfuerzo, es SER DUEÑO DE TU VIDA. Y eso significa tener libertad de horarios, vivir como tu deseas vivir, hacer aquello que tu deseas hacer, tener libertad financiera para disfrutar de tu ocio con tu familia.

ES POSIBLE.

ES POSIBLE. Y una vida así te está esperando.   Para ello necesitamos pagar el precio que vale esta vida. Hacer cambios, planificar, buscar nuestra pasión son parte del precio, pero también lo es conocer cuáles son los pasos que llevan al éxito, cuales son las actitudes personales de las personas felices, como gestionar nuestras emociones y vivir con Calidad Emocional.

Todo ello se trabaja en un proceso de Coaching. El Coaching es un proceso transformador, generador de nuevas realidades, donde el Coach va poniendo luz en el camino de su cliente, para despejar las sombras que antes tenía a su alrededor. Un Coach no aconseja, sino que te ayuda a escuchar tu propia voz interior, esa que temes escuchar porque sabes que no te gusta lo que va a decir.

Un Coach te apoya, te sostiene, te acompaña, te motiva, te guía para escribir tu plan, para encontrar tu pasión, para DISEÑAR TU VIDA.

Si has decidido dejar de dar vueltas por tu rueda….. aquí me tienes para VIVIR TU VIDA. Te aseguro que el cambio que harás con el Coaching será además de espectacular, mucho más rápido de lo que te imaginas. Desde la primera sesión, tu vida entrará en esa nueva senda. ¡Aun no es tarde para vivir!

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

www.facebook.com/viki.morandeira

Pensamientos Distorsionados: Sobregeneralización

El 3º tipo de Pensamiento Distorsionado es la Sobregeneralización. (Son 15, si no quieres perderte ninguno, te sugiero que te suscribas al blog para recibir las actualizaciones en tu mail)

Puedes leer las anteriores aquí.

Filtraje o Visión de Tunel

Polarización

Sobregeneralización

Interpretacion del Pensamiento

Vision Catastrofica

 

Tu nunca haces nada bien.

Este servicio es siempre un desastre.

Esta empresa jamás da un buen servicio.

Todo lo que dices me hiere.

Nada de lo que yo haga puede cambiar la situación.

Una persona, que distorsiona su realidad, a través de la sobregeneralización, se dice a sí misma estas u otras frases similares. Al aceptar que esto es así, ya no se lo cuestiona. Basándose en una o unas pocas evidencias, hace un juicio final, sin tener en cuenta las veces que el otro ha hecho algo bien, las veces que el servicio ha funcionado, las veces que no se ha sentido herida y las veces en que sus acciones cambiaron las situaciones que necesitaba cambiar.

Una persona que sobregeneraliza, asume que si algo malo ocurre una vez, indefectiblemente volverá a ocurrir. Y al estar convencida de eso, actúa en consecuencia. Si cree que la empresa siempre es mala, no volverá a contratarla. Si cree que lo que haga no puede cambiar su realidad, no lo hará.

Mi matrimonio ha fracasado, nunca más volveré a ser feliz.

Mi amiga se ha enfadado conmigo, nadie querrá ser mi amigo.

Cuando sobregeneralizamos, partimos de un solo hecho, para sacar una conclusión que poco tiene que ver con lo que en realidad puede ocurrir en el futuro, pero nosotros mismos nos limitamos a una realidad futura negativa, restringida.

Con una o dos circunstancias negativas, una persona que sobregeneraliza, tiende a sacar una conclusión absoluta, sin tener en cuenta las demás evidencias que contradicen su afirmación absolutista.

Preguntas de Coaching para Pensamientos Distorsionados

¿En qué te basas para afirmar esto?

¿Cuántas veces ocurrió?

¿Todas las veces ocurrió asi, siempre fue así?

¿Puedes recordar algunas ocasiones en que no ocurrió lo que crees?

Si tú o alguna persona de tu entorno cercano, utilizan muy a menudo las palabras: siempre, nunca, todo, nada, jamás, absolutamente, nadie, todos, ninguno…. es muy probable que estén sobregeneralizando.

Para remediarlo, procura hacerte preguntas del tipo: ¿cuántas veces ocurrió? ¿5 veces signfica todas las veces? ¿qué aspectos positivos no estoy teniendo en cuenta? ¿qué está dejando de ver mi mente al afirmar esto?

Ser feliz, depende de nuestros pensamientos, no lo olvides!

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

¿Eres vulnerable a la infelicidad?

frases positivas

A veces, buscamos por todos los medios, la felicidad. Leemos todo lo que cae en nuestras manos, escuchamos todos los consejos, devoramos cientos de webs en busca del preciado tesoro llamado felicidad…..

Creemos que debemos hacer muchas mejoras en nuestra vida, para poder ser y sentirnos realmente felices. Matthieu Ricard, el autor de El Monje que vendió su ferrari, ha escrito en un estupendo artículo para The Women on the Web. Pincha en ese enlace si quieres leerlo en inglés.

Aquí te dejo mi traducción libre y mis comentarios.

9 modos de pensar que nos impiden vivir nuestra mejor vida.

1. Cultivar un sentido exacerbado de auto importancia.

Cuando nuestra vida gira en torno a todos nuestros problemas, cuando nos tomamos todo como algo demasiado personal, cuando actuamos como si fuésemos el obligo del mundo, estamos alejando de nosotros la felicidad.
2. Rumiar el pasado

Darle vueltas y vueltas a situaciones del pasado, pensando en nuestros errores, en el daño que nos hicieron los demás, en lo que no ocurrió, en lo que podía haber salido bien pero no lo salió, en lo que perdimos, en lo que no conseguimos, en diseñar como podría haber sido….. solo nos retiene. Podemos diseñar mil pasados si nos pasamos el día pensando…. pero ten por seguro que no tendrás ningún presente y eso lastrará tu futuro.

3. Estar ansiosos por el futuro.

Al contrario que el punto anterior, si centras tu presente, en soñar, solo soñar, con el futuro, incluso aunque esos sueños a veces, sean pesadillas, perderás la oportunidad de hacer los cambios necesarios, de dar los pasos para transformar tu vida en aquella que sueñas. Recuerda, hoy es el ayer de tu mañana. Si quieres resultados mañana, has de actuar hoy.
4. No ser capaz de permanecer en el momento presente.

Preocupados por el futuro, angustiados por el pasado, nos paralizamos, nos atamos de pies y manos, perdiendo la oportunidad de disfrutar del presente. Cada momento presente es único e irrepetible. Aprende a descubrir lo positivo de cada instante, lo bello de cada día, lo maravilloso de cada lugar, lo especial de cada encuentro. Cada segundo es único, vívelo.
5. Fijar todas nuestras esperanzas de felicidad en las condiciones externas, como  riqueza, apariencia física y fama.

Centrarnos en cultivar solo estos aspectos que te pueden dar felicidad, te preparan para hundirte sin retorno, si pierdes la fama, si pierdes la belleza o si pierdes tus riquezas. No te centres en tener, busca mejorar el ser.
6. Descuidar el hecho de cultivar las condiciones internas para la felicidad: paz interior, libertad interior, amor altruista y compasión.

Solo cultivar lo externo y descuidar lo interno es el caldo de cultivo perfecto para ser una persona amargada. Estar en paz contigo, sentir que puedes hacer lo que deseas, que tienes coherencia entre lo que piensas, lo que sientes y lo que haces, dar sin esperar nada a cambio, ver en el otro a alguien que puede enseñarte algo, sin importar quien sea el ni quien te creas ser tú…

7. Buscar la felicidad solo para nosotros y no para otros.

No hay nada más dañino para nuestra propia felicidad que olvidarnos de los demás al hacerlo. Tomar decisiones que nos hacen felices, solo a nosotros, sin tener en cuenta si dañan a otras personas, seres o incluso a nuestro planeta, nos lleva a vivir vidas vacías.

8. Poner toda nuestra preocupación en pérdidas y ganancia, cumplidos y críticas, fama y anonimato.

Dinero, poder y apariencias no dan la felicidad. Recuerda, que no es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita. Redescubre tus necesidades, deja de quejarte por lo que no tienes y disfruta, da las gracias, por lo que si tienes.

9. Permitir que nuestros prejuicios interfieran con nuestra objetividad.

Aquel no es de mi clase social. Aquel no tiene un título que lo avale. Aquel no puede enseñarme nada. Aquel es de otra raza, de otra religión, de otra corriente de pensamiento, de otro partido político….. Cuando nos guiamos por infinidad de prejuicios, de etiquetas prefijadas, perdemos completamente la objetividad de la realidad. Todos tenemos derecho a tener nuestras propias vidas y modos de pensar. No hay una que sea perfecta y otras que no. ¿Si hubieras nacido en China, en un pueblo rural, tendrías los mismos pensamientos que ahora? ¿Por qué sería mejor uno que otro?

¿Quieres ser feliz? Toma decisiones que te impulsen a dar pasos para conseguir cambios en esas 9 actitudes que te hacen vulnerable a la infelicidad.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal