Dale al Play

coaching personal

Cuando Victoria, la más pequeña de mis tres hijos tenía un año o así, no se aburría jamás de ver la película Nemo. Si, estamos de acuerdo en que es buena, pero…. por lo menos la habrá visto dos veces por día durante unos seis meses. ¡Se sabía todo lo que iba a pasar, incluso aún siendo tan pequeña, hasta se reía antes de tiempo! Me pregunto…. ¿cómo hacía para no cansarse de ver la misma película día tras día, sin querer ver otra?

Bueno, pensándolo bien, tampoco es tan sorprendente. Los adultos, hacemos algo parecido con Sigue leyendo “Dale al Play”

Vivir con Asertividad (II)

Vivir con asertividad es vivir con más seguridad en nosotros mismos. Es vivir sin reprocharnos luego porque hicimos o dijimos tal cosa, o porque NO hicimos o NO dijimos tal otra.

Seguro recuerdas ocasiones en las que has dicho SI cuando querías decir NO. Situaciones en las que has hecho algo que no te apetecía y luego internamente te reprochaste haberlo hecho. Situaciones en las que has tenido que contar una mentira para no ofender o molestar a los demás. ¿Recuerdas?

¿Siempre dices que sí cuando otros te piden favores aunque luego internamente te digas a ti mismo porqué no puedo decir que no a esto? ¿Tienes miedo de que se enojen contigo si por algún motivo no les complaces en algo? ¿Te hace sentir incómodo escuchar que te cuestionen porqué has hecho o no has hecho tal cosa?

Decir que no puede ser muy difícil, actuar con asertividad no es instantáneo, pero afortunadamente es una habilidad que se puede entrenar. Sigue leyendo!! 

En nuestras relaciones con los demás, solemos tener una idea de lo que esperan de nosotros en diferentes momentos. Puede ser que sepas que esperan que acudas a todas las reuniones familiares, o que muestres atención cuando esa tía pesada ya está otra vez contando sus batallitas. O puede que te resulte muy difícil decirle a tu esposa que no sabes como arreglar eso que te ha pedido o que para ti no tiene sentido arreglarlo, pero igualmente le dices que si y luego ella te lo pide cada semana durante meses…. hasta aburrirte…. ¿Te suena de algo todo esto?

Esta manera de comportarnos, de relacionarnos con los demás, creemos que es la manera de pertenecer o integrarnos en un grupo, en nuestra familia, en el trabajo, en pareja. Creemos que todo va “más suave” si nos comportamos diciendo a todo que si, no contrariando a nadie.

Pero a la larga este comportamiento que puede evitarnos algún conflicto en el presente, va cargandonos de dolor hacia nosotros y hacia los demás. Cada vez que cancelamos algo nuestro por atender lo que nos ha pedido otra persona, sumamos una gota a nuestro vaso. Cada vez que prestamos algo que no queremos prestar, porque sabemos que nunca nos lo devolverán, sumamos otra gota a nuestro vaso. Cada vez que actuamos contra lo que internamente querríamos hacer, seguimos llenando nuestro vaso.

¿Por qué es tan difícil ser asertivo y resulta más sencillo tener una conducta asertiva del tipo pasito? Porque desde el inicio de nuestra vida, en casa, en el colegio, hemos aprendido que decir que si y ser sumiso podía proporcionarnos el amor y el aprecio de los demás. Desde pequeños aprendimos que oponernos, que hacer lo que nos apetecía hacer podía llevar a conflictos que nos resultaba más doloroso afrontar que el dolor que nos proporcionaba ceder, bajar la cabeza y evitarnos así el disgusto de los demás descargado sobre nosotros.

Complacer a los demás es un hábito que hemos incorporado creyendo que nos daba un resultado positivo. Puede que de pequeños fuera así, pero ya adultos, la falta de asertividad, la conducta pasiva es un lastre enorme, es un vaso lleno a punto de rebalsar.

Poder decir que no, ser asertivo, respetando tanto nuestro punto de vista como el derecho del otro a pensar diferente, tiene mucho que ver con nuestra integridad y nuestra autoestima. Actuar en las distintas situaciones como “se espera que actuemos” no hace más que provocar que nos sintamos estresados, enfadados, tanto con nosotros mismos como con los demás.

No necesitas seguir sufriendo. Necesitas entrenar tu asertividad.

Taller Comunicación Asertiva

Bien, te propongo que empieces a conocerte. ¿Qué tal si haces un diario de Asertividad?

Es muy sencillo!!! Necesitas llevar un registro de tu Conducta Asertiva (o no asertiva)

A la noche, o en el momento que tengas libre, apunta en tu Diario los momentos en los que dijiste que si en lugar de no. Los que dijiste que no en lugar de si. Los momentos en los que no expresaste tu opinión con claridad y educación. Los momentos en los que dejaste de reclamar algo que creías justo. Los momentos en los que te sentiste mal luego de aceptar un trabajo. Los momentos en los que te pusiste en último lugar. Los momentos en los que no ejerciste el autorespeto. Los momentos en los que no dijiste lo que pensabas, y lo guardaste en tu columna izquierda.

¿Podrás hacerlo?

Cada vez que tomamos decisiones que en realidad no queremos tomar, cada vez que aceptamos hacer algo que en realidad no queremos hacer, cada vez que toleramos que no se respeten nuestros derechos o nuestros deseos, estamos actuando con falta de asertividad.

Tenemos esas creencias limitantes que es mejor que cambiemos por otras creencias que nos permitan sentirnos a gusto con nosotros mismos. Cuando tengas ya escrito tu diario de asertividad, de por lo menos 5 o 7 días, para tener un buen abanico de cosas que NO TE GUSTA HACER, o que HACES SIN QUERERLO REALMENTE. o de esas cosas que ACEPTAS POR NO MOLESTAR., cuando tengas una buena lista, vuelve a mi blog y sigue leyendo sobre las técnicas asertivas y los derechos asertivos.

Venga… no seas remolón!!! Estamos hablando de mejor tus sentimientos hacia tí mismo, estamos hablando de quererte y respetarte más para que los demás también lo hagan!!! ¿Estás demasiado ocupado para ocuparte de ti???

Podemos hacerlo juntos.

Taller Comunicación Asertiva

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Estoy Orgullosa de ti

ejercicio coaching autoestima ¿Cuántas veces te has dado las gracias por ser como eres? ¿Cuántas veces te has felicitado por todo lo que haces en lugar de criticarte por tus errores? ¿Cuántas veces te alegras por ser quien eres…?

Ahora, tienes una excelente oportunidad. Te propongo que te escribas una carta, como si la estuvieras escribiendo a otra persona, como si quien fuera a recibirla fuese una amiga o amigo a quien aprecias de verdad y sabes que tu carta le alegrará y llenará de orgullo.

¡¡¡Adelante!!! ¡¡¡¡Manos a la obra!!!

Para que te motives…. voy a dejarte la carta que me he escrito a mi misma agradeciéndome quien soy.

Querida Viki:

Estoy muy orgullosa de ti. Realmente me llena de satisfacción como has sabido manejar tu vida, sobreponerte a los problemas, manejar las situaciones para conseguir tus objetivos.

Estoy muy orgullosa porque siempre has seguido tus valores : la familia, el matrimonio, el respeto, la humildad, el arrepentimiento, el perdón, la alegría. Estoy verdaderamente orgullosa por todo lo que estas consiguiendo en tu vida.

Aprecio como has sabido crecer sola, sin tus padres, desde los 19 años. cuando ellos tomaron la decisión de emigrar para darles un futuro mejor a tí y tus tres hermanos; aprecio como has formado una familia. Aprecio tu valor y tu decisión para luchar por tu amor, para luchar por tu matrimonio, para perdonar a pesar de todo lo que pasó y por saber pedir perdón por todos tus errores.

Viki, estoy orgullosa de ti y de tus logros. Me llena de satisfacción ver como has conseguido escribir tu primer libro, como tienes la decisión para actuar y como nada te detiene, y como eres capaz de actuar a pesar de considerarte a ti misma tímida y vergonzosa. Te felicito por tu programa de radio, que lleva ya cuatro años.

Me enorgullece como siempre encuentras una solución creativa y una puerta abierta hacia tu meta. Como has ido aprendiendo todo lo que has ido necesitando aprender, para crecer, día a día, sin rendirte, sin venirte abajo por no saber o no tener todo lo necesario.

Aprecio que seas una mujer decidida, una mujer cariñosa, una madre comprensiva, una compañera comprometida, una trabajadora incansable, una persona optimista. Estoy realmente orgullosa, porque has sabido vencer tus miedos, porque has derribado tus barreras mentales, porque has superado tus conflictos interiores para ser una mujer asertiva y con una buena autoestima.

Me llena de satisfacción ver que eres consciente que tu futuro solo depende de tus decisiones actuales, de los pasos que seas capaz de dar, me alegra verte responsable de tu propia vida, sin buscar excusas cuando fallas, sino encontrando aprendizajes en los errores.

Me alegra ver que eres una persona decidida, disciplinada, persistente, tenaz, proactiva, alegre y llena de luz. Te felicito por haberte sabido levantar después de cada caída, sin quedarte en el rol de víctima. Estoy orgullosa de que seas la protagonista de tu vida.

Sigue adelante. Recuerda que el futuro no está escrito. Lee cada día esas frases motivadoras que te impulsan a no rendirte. Elije motivarte, cada día, rellenando el tanque de tu motor interior. El futuro es un resultado. ¡¡¡No lo olvides Pequeña!!!  Tú futuro será el resultado de los pasos que des, y no se incluirá en tu futuro los pasos que no des. Recuerda que tienes esa responsabilidad. Y agradece tener esa hermosa responsabilidad. Tu vida aún tiene mucho por escribir. Sigue adelante. Sigue creciendo. Sigue luchando. Sigue caminando.

Con amor, Viki
Esta carta la escribí hace 5 años. Mucho más ha sucedido o mejor dicho, he hecho que suceda en mi vida. Varios libros más, y miles de personas a las que nuestro trabajo juntos ha mejorado la vida. Me siento afortunada y agradecida. 
Mi nueva web, por si no la has visto.
viki morandeira
Ahora, te toca a ti escribirte una carta de agradecimiento, de satisfacción y de apreciación por quien eres y por todo lo que has sido capaz de lograr. Te aseguro que cuando la releas… sentirás algo en tu corazón que no tengo palabras para describir.
Viki Morandeira
Tu Coach Personal

Como cambiar el estado de ánimo

¿Cuántas veces te encuentras triste, aburrido, deprimido, bajoneado, tirado por el suelo, desmotivado, sin ganas de nada…. ? ¿y que haces en esos momentos?

Piensa, que nuestra mente es como un microscopio. Si lo enfocamos en esa tristeza, en esos pensamientos negativos que nos vienen a la cabeza, en todo lo que no salió como esperabamos…. vamos a seguir teniendo más de lo mismo!!! Tú puedes cambiar tu estado de ánimo.

¿Qué ganas dando vueltas y vueltas a los pensamientos negativos que te vienen a la mente?

¿No lo sabes? ¿Nada? Estás equivocado. Si ganas algo. Pero no es algo bueno!!!

Tu no puedes elegir los pensamientos que tendrás, pero si puedes elegir entre desecharlos o alimentarlos.

Además de elegir los pensamientos que seguirás alimentando, también puedes decirle a tu cuerpo que quieres sentirte bien.

Sigue leyendo “Como cambiar el estado de ánimo”