cuento olvidar y perdonar

Cuento: Escribir en la Arena

Dice una linda leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron.  Uno de ellos, agredió al otro, que  ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena:

-Hoy, mi mejor amigo me pegó una bofetada en el rostro.

Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse tomó un estilete y grabó en una piedra:

-Hoy, mi mejor amigo me salvó la vida. Intrigado, el amigo preguntó:

-¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra? Sonriendo, el otro amigo respondió:

-Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo.

(Cuento anónimo)

como perdonar
Sana tu Vida: Como Perdonar y Olvidar: Como superar una infidelidad

Porque siempre es mejor perdonar. Porque muchas veces necesitaremos ser perdonados. Porque nadie esta libre de cometer un error o de ofender a un amigo, a su pareja, a su hijo, a su madre…. Perdonar, es una necesidad. Y recordar lo bueno que han hecho por tí, también. Ser agradecido, también es una necesidad.

Amigos, hermanos, parejas, compañeros de trabajo, hijos, vecinos, desconocidos….  da igual desde donde sientas que proviene el daño o quien sea quien te haga un bien. Recuerda, la arena para olvidar lo malo y la fuerte roca para recordar lo bueno.

Desde el Coaching podemos trabajar para gestar los cambios necesarios para perdonar y olvidar, incluso lo que has escrito en piedra!!!

viki Morandeira

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Anuncios
cualidades de una persona

Cuento: Dar

El compartir frases de motivación y fotos con frases motivadoras en las redes sociales, se ha hecho algo habitual. A veces, necesitamos algo un poco más “largo” para motivarnos a realizar un cambio en nuestras vidas. Te dejo aqui un cuento, y espero que te motive a dar tu amor, tu tiempo, tu escucha activa a los demás.

DAR
Omar Aliaga Arones.
A un amigo mío llamado David, su hermano le dio un automóvil como regalo.
Un día, cuando David salió de su oficina, un niño de la calle estaba caminando alrededor del
brillante coche nuevo admirándolo.
Señor, ¿este es su coche? ?preguntó.
David afirmó con la cabeza. Mi hermano me lo regaló.
El niño estaba asombrado.
“¿Quiere decir que su hermano se lo regaló y a usted no le costó nada? Vaya me gustaría…”
titubeó el niño.
Desde luego, David sabía lo que el niño iba a decir, que le gustaría tener un hermano así, pero
lo que el muchacho realmente dijo estremeció a David de pies a cabeza:
“Me gustaría, prosiguió el niño poder ser un hermano así”.
David miró al niño con asombro, e impulsivamente añadió:
“¿Te gustaría dar una vuelta en mi auto?”.
¡¡¡Ah sí, eso me encantaría!!!
Después de un corto paseo, el niño volteó y con los ojos chispeantes dijo:
“Señor… ¿No le importaría que pasáramos frente a mi casa?”.
David sonrió. Creía saber lo que el muchacho quería. Quería enseñar a sus vecinos que podía
llegar a su casa en un gran automóvil, pero de nuevo, David estaba equivocado.
“¿Se puede detener donde están esos dos escalones?” pidió el niño.
Subió corriendo y en poco rato David oyó que regresaba, pero no venía rápido. Llevaba
consigo a su hermanito lisiado. Lo sentó en el primer escalón, entonces le señaló hacia el
coche.
“¿Lo ves Juan?. Allá está, tal como te lo dije, allá arriba. Su hermano se lo regaló y a él no le
costó ni un centavo, y algún día yo te voy a regalar uno igualito… entonces podrás ver por ti
mismo todas las cosas bonitas de los escaparates, de las que he estado tratando de contarte”.
David, bajó del coche y subió al muchacho enfermo al asiento delantero. El hermano mayor,
con los ojos radiantes, se subió tras de él y los tres comenzaron un paseo memorable. Ese día,
David comprendió la frase que decia: “Hay más dicha en dar…”
Que tengas un excelente día y no olvides:

 

  • Dar vida a otras vidas…
  • Dar esperanza…
  • Somos lo que pensamos.
  • Somos lo que decidimos ser.
  • Decidamos ser hombres y mujeres de VALORES.
  • Nuestro entorno lo necesita desesperadamente!!!
  • Ojalá que aprendamos la lección.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

www.facebook.com/viki.morandeira

Contactame por mail

Cuento: El pescador y el empresario (del libro La brujula interior)

cuento el pescador y el empresario



Estos dias he respondido a varios clientes, en diversos talleres, en distintos lugares del mundo, pero para varios de ellos, la respuesta mas adecuada, es este cuento del libro La brujula interior.
ahi va….



Un Empresario estaba en el muelle de un pueblo costero cuando llegó un bote pequeño con un solo pescador. Dentro del bote había varios atunes amarillos de buen tamaño.

El empresario elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo le había tomado pescarlos. El pescador respondió que solo un poco de tiempo.

El Empresario luego le preguntó por que no permanecía más tiempo y sacaba más pescado.

El pescador le dijo que tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia. El Empresario luego preguntó,¿pero qué hace usted con el resto de su tiempo.

El pescador dijo, ” duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siestas con mi esposa María, me voy todas las noches al pueblo donde tomo ron y toco guitarra con mis amigos “. Tengo una vida completa y ocupada.

El Empresario replicó: Yo soy un MBA de Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar más tiempo en la pesca y con los ingresos comprar un bote más grande, con los ingresos del bote más grande podrias comprar varios botes, eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros. En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías hacer directamente a un procesador de pescado, eventualmente abrir tu propio procesador de pescado.

Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. Deberías salir de este “pobre” pueblo e irte a la ciudad, luego a la capital y eventualmente al exterior, donde manejarías tu empresa en gran expansión.

El pescador preguntó, pero cuánto tiempo tarda todo eso?
A lo cual respondió el empresario “entre 15 y 20 años”

¿ Y luego qué ?

El empresario se ríe y dijo ” que esa era la mejor parte”.
Cuando llegue la hora deberías anunciar un I. P.O. ( Oferta Inicial de Acciones ) y vender las acciones en oferta al público.

Te volverás rico, tendrás millones”.

” Millones….¿y luego que?

Dijo el Empresario: ” Luego te puedes retirar. Te mudas a un pueblo en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pasear un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, ir todas las noches al pueblo donde tomas ron y tocas guitarra con tus amigos”

El pescador respondió, ¿acaso eso no es lo que tengo ya?


Rico no es quien mas tiene, sino quien menos necesita. Lamentablemente, nos han hecho creer que “necesitamos” demasiadas cosas….. Exitoso no es quien llega más alto…. sino quien es feliz con lo que hace…. Y a veces, persiguiendo el éxito y la riqueza, perdemos la felicidad. Ahora mismo hay muchas personas, muchísimas que están cambiando lo que comúnmente se asocia con el éxito, para emprender trabajos que les hacen más felices, que están en sintonía con su esencia interior. Eres libre. Eres libre de elegir buscar lo que la sociedad entiende por Ëxito, o de preguntarte qué es éxito para ti y seguir lo que para tí es importante. Este cuento me ha hecho recordar esta nota, donde casi en mitad del artículo, hacen referencia a una abogada que dejó un puesto en una empresa transnacional, con un excelente sueldo para ser voluntaria en un proyecto que nada tenía que ver con su anterior trabajo. Quizás, para ser feliz, con poder abrazar sin miedo y besar con amor basta.

Encuentra tu pasión y conviértela en tu profesión. Eso hará que tu vida tenga sentido.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Cuento: La Serpiente y la Luciernaga

Buenos Días!!!

Hoy me gustaría dejarte una antigua historia. Quiero que la uses como motivación. No te diré nada más… cuando la termines de leer, sigo…

Cuenta la leyenda, que una vez, una serpiente, empezó a perseguir a una luciérnaga.

Esta, huía rápido con miedo, de la feroz depredadora, pero la serpiente no desistía.

Huyó un día y no desistía; dos días y nada.

Al tercer día, ya sin fuerzas, la lucíernaga se detuvo y encaró a la serpiente:

¿Puedo hacerte tres preguntas?

La serpiente respondió:

No acostumbro a dar explicaciones a nadie,

pero como de todas maneras te voy a devorar, puedes preguntar.

¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?

No, contestó la serpiente.

¿Te he hecho yo algún mal a tí?- No, volvió a responder

Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?

¡¡Porque no soporto verte Brillar!!

¿Te ha pasado esto?

¿Te has encontrado con bichos rastreros que aunque no estabas en su camino iban detrás tuyo para que no brillaras?

¿Acaso eres tú quien sufre al ver brillar a otros?

Todas las personas tenemos derecho a brillar. No seas serpiente. Ni dejes que ella te atrape. No permitas que la envidia te frene.

SIGUE BRILLANDO

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Cuento: La fábrica de jabón

Este cuento, que no recuerdo de quien es, es un buen ejemplo para saber cómo funciona el coaching. Y no solo el coaching, sino tantas otras cosas de las que creemos que no funcionan (dietas, ejercicios, aprendizajes) y solo es que no lo hemos usado…..

Un coach iba caminando por los pasillos de una empresa que fabricaba jabones cuando se encontró con el gerente.

Mientras hablaban, el gerente dijo:

-“La metodología del coaching no puede ser muy buena, porque todavía hay mucha gente en la empresa que sigue haciendo lo mismo que antes.”

El coach miró por la ventana y vio un niño cerca,  jugando con barro. El niño estaba manchado de barro de pies a cabeza.

El coach le dijo:

-“Su jabón no puede ser muy bueno, porque todavía hay muchos niños sucios en el mundo.”

El gerente respondió:

-“Bueno, solamente limpia cuando una persona lo usa.”

-“¡Exactamente! Igual pasa con el coaching.

Para reflexionar. Todo lo que intento transmitir, solo funcionará si lo usas, si lo pones en práctica…. sino…. seguirás como el niño del cuento… En un proceso de coaching, se consiguen grandes cambios. Internos, que luego, darán paso a esos cambios externos. A veces, el proceso acaba, y aún no se han producido esos cambios. Pero la semilla ha sido plantada.  Hoy, después de casi un año, me ha escrito una clienta, que realizó el taller de Inteligencia Emocional para la Acción, dándome las gracias porque luego de  más de un año de acabo del taller, ahora, se había dado cuenta de muchas de las cosas que habíamos trabajado juntas. Me sentí muy orgullosa de ella, porque no se rindió, no se quejó de que no funcionara. Siguió usando el jabón, hasta que finalmente, consiguió el resultado que buscaba.

Tu también puedes mejorar tu vida, no te rindas. Aplica todo lo que aprendes y verás los cambios y las mejoras en tu día a día.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Cuento: El árbol de los problemas

Olivo centenario

Muchas veces, llevamos nuestros problemas a casa al volver de trabajar. Permitimos que “contaminen” nuestra vida, de tal manera, que hacemos daño a las personas que más queremos.

Olvidamos, que podemos elegir nuestra actitud ante las circunstancias. Olvidamos que podemos ser más felices si mejoramos nuestra gestión emocional. Se puede tener más inteligencia emocional y mejorar nuestra experiencia vital, asi como mejorar la de las personas que nos rodean.

Incluso, aunque trabajemos en casa, nuestros problemas no son algo que el otro necesite conocer al detalle. Nuestras quejas, críticas hacia los demás, lamentos  y reclamos, no hacen más que daño a nuestras relaciones de pareja. Antes de quejarte o criticar, piensalo mil veces, dos mil veces!! y luego no no hagas. Cambia la manera de expresar tus quejas, expresa tus sentimientos y necesidades, en lugar de tus reclamos. Podemos mejorar nuestras relaciones personales si mejoramos nuestra comunicación interpersonal. 

 

Te dejo, este bonito relado, donde aprender una enseñanza que todos, en un momento u otro de nuestras vidas, necesitamos poner en práctica.

Había contratado un carpintero para ayudarme a reparar mi vieja granja. Él acababa de finalizar su primer día de trabajo que había sido muy duro. Su sierra eléctrica se había estropeado lo que le había hecho perder mucho tiempo y ahora su antiguo camión se negaba a arrancar.

Mientras lo llevaba a su casa, permaneció en silencio. Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia. Nos dirigíamos a la puerta de su casa y se detuvo brevemente frente a un precioso olivo centenario. Tocó el tronco con ambas manos.

Al entrar en su casa, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara sonreía plenamente. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. La energia había cambiado completamente. Posteriormente me acompañó hasta el coche.

Cuando pasamos cerca del olivo, sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo visto cuando entramos.

– Ese es mi árbol de los problemas, – contestó

– Sé que no puedo evitar tener problemas durante el día como hoy en el trabajo por ejemplo, pero no quiero traer estos problemas a mi casa. Así que cuando llego aquí por la noche cuelgo mis problemas en el árbol. Luego a la mañana cuando salgo de mi casa los recojo otra vez.

– Lo curioso es, – dijo sonriendo – que cuando salgo a la mañana a recoger los problemas del árbol, ni remotamente encuentro tantos como los que recuerdo haber dejado la noche anterior.

Cuanto podemos ganar si dejamos nuestros problemas a la puerta de casa. 

 

Viki Morandeira

Tu coach Personal