El Cuento del Martillo

cuento del martillo

Me encantan los cuentos. Por algo los han inventado en la antigüedad, y por algo se han ido transmitiendo oralmente desde tiempos inmemoriales. Un cuento es sabiduría condensada. Un cuento es una enseñanza que “entra” sin resistencias.

Si, porque al escuchar el cuento, al leerlo, no estamos recibiendo una “lección de vida” por parte de una persona, al escuchar ese cuento, esa persona no nos está diciendo:

-Tu lo haces muy mal, mira, lo que deberías hacer es esto.

Cuando alguien llega y nos quiere dar un consejo, corregir, pero no le hemos pedido nada, nuestra mente se defiende poniendo resistencia, rechazando esa enseñanza.

Por eso han surgido los cuentos. Porque para nuestros problemas siempre hay solución, otros ya han pasado por lo mismo, casi por lo mismo, y han sabido sobreponerse, remediarlo. Esa sabiduría, se ha “guardado” en un cuento. Se ha disfrazado de relato para vencer las resistencias de los sabelotodos que no han sabido decir: ¿me ayudas con esto?

El cuento surge del respeto del sabio. Porque es una manera de no actuar como el hombre del cuento de la Mariposa y el Hombre.  Porque es una manera de respetar al otro sin caer en la falta de empatía. Un cuento es la manera de decirle al otro: aquí tengo una solución para tu problema, aquí te la dejo, si entiendes el cuento será porque estabas listo para recibirlo. Si no lo comprendes, será porque tengo que esperar a tu lado, amablemente, hasta que seas tú quien descifre su moraleja.

Si has llegado hasta aquí, permíteme compartir contigo un cuento hermoso. Un cuento que nos muestra como a veces, desde nuestra mente, creamos realidades inexistentes que nos generan dolor.

Aquí va:

El Cuento del Martillo

Un hombre desea colgar un cuadro. El clavo ya lo tiene, pero le falta un martillo. Su vecino tiene uno. Así pues, nuestro hombre decide pedir a su vecino que le preste su martillo.
Pero le asalta una duda: ¿Qué? “¿Y si no quiere prestármelo? Ahora recuerdo que ayer me saludó algo distraído. Quizás tenía prisa. Pero quizás la prisa no era más que un pretexto, y realmente abriga algo contra mí. ¿Qué puede ser? Yo no le he hecho nada; algo se le habrá metido en la cabeza. Si alguien me pidiera prestada alguna de mis herramientas, yo se la dejaría sin dudarlo. ¿Por qué no ha de hacerlo él también? ¿Cómo puede negarse uno a hacer un favor tan sencillo a otro? Tipos como este le amargan a uno la vida. Y luego, todavía se imaginará que dependo de él. Y sólo porque tiene un martillo. Esto ya es el colmo”
Así, nuestro hombre sale precipitado a casa del vecino, toca el timbre, a duras penas espera que se abra la puerta y, antes de que el vecino tenga tan sólo tiempo de decir “Buenos días”, nuestro hombre le espeta furioso: “¡Quédese usted con su martillo, so penco!”
Desconozco el autor del cuento. Pero , ¿a qué es fabuloso?
La sabiduría condensada en tan escasas líneas es demoledora.
¿Cómo tu análisis de las situaciones puede estar cargada de prejuicios?
¿Había realmente un conflicto, o lo ha creado tu mente?
¿Has dado por ciertas muchas cosas sin apenas cuestionarlas?
¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿Tienes conflicto con alguien porque le has prejuzgado, o le has prejuzgado y eso te ha llevado a tener un conflicto?
¿Te complicas tu mismo tu realidad con los demás?
¿De quien depende el “clima mental” con el que te relaciones con los demás?
¿Das por válidas algunas presunciones sobre la conducta de los demás?
Esto me recuerda a otro cuento, que si bien es algo “machista”, no deja de ser realidad muchas veces.
Nos hacemos la película. El amigo del cuento, a partir de un pensamiento. ¿y si no quiere prestármelo? teje una historia plagada de suposiciones, prejuicios, fantasías. Y a nosotros nos ocurre muchas veces esto cuando ante las reacciones inesperadas de los demás, empezamos a hacer conjeturas….
¿Y si le pido a mi pareja ir al cine y no quiere ir? Puff…. nos montamos ahí una película más larga que la que íbamos a ir a ver al cine!!! Sin duda!!! Pero la nuestra, encima, no tiene final feliz. La nuestra acaba como el cuento del martillo, descargando la rabia que nosotros mismos hemos alimentado en nuestra mente al imaginarnos por qué los demás no hacen lo que nosotros esperamos que hagan….
Nos inventamos las cosas. Nos las creemos y encima dejamos que eso que nos acabamos de “fabular” nos cambie el ánimo e incluso determine como nos comportamos con el otro, llegando a deteriorar nuestras relaciones.
Ya me dirás, el pobre vecino puede que ahora en lugar de abrir la puerta con total tranquilidad, tras el incidente, ahora escudriñe la mirilla por miedo a que su vecino haya decidido reparar algo más en su casa…  🙂
Si necesitas algo, pídelo.
Acepta que los demás pueden decir que no.
Agradece, sea un si o un no, el tiempo de la persona a quien le has hecho la petición.
y recuerda. Cuando vayas  a pedir algo, dale siempre al otro la certeza de que un no por su parte no será tomado en cuenta, no será castigado con un enfado, no será motivo para rechazarle. Hay muchas personas, que sufriendo de “miedo al rechazo” y con una conducta falta de asertividad, se sienten obligados a decir que si cuando en realidad deseaban ejercer su derecho a decir que no.
Si esto te que has leído te provoca sufrimiento en tus relaciones personales, hay solución. Pide ayuda. Que como dice aquel tango, El que no llora no mama.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Técnica asertiva : Banco de niebla

banco de niebla tecnica asertiva

Para mejorar nuestras relaciones personales, para evitar discusiones innecesarias, para resolver conflictos, para poder gestionar con inteligencia emocional las situaciones es necesario recurrir a las técnicas asertivas. Una persona con conducta asertiva, hace uso de estas técnicas, incluso aunque no siempre sepa ponerle nombre a sus maneras de actuar. Puedes leer otras técnicas y las distintas conductas en este enlace.

Hablemos ahora del Banco de Niebla.  Esta técnica, al igual que las demás (disco roto, aplazamiento asertivo, etc)  se basan en defender nuestro derecho a opinar diferente, a tener un criterio distinto, una postura respetando también el criterio y las creencias de los demás sobre como deberíamos hacer las cosas, sin imponer ni tampoco ceder.  

Técnica asertiva : Banco de niebla

A veces es necesario defender un punto de vista que es diferente al de la persona con quien estamos hablando. El banco de niebla consiste al igual que el disco rayado en mantener nuestra postura, con la diferencia que ahora no solo mantendremos nuestra postura, además  le estaremos dando a la otra persona su parte de razón. El banco de niebla es una herramienta asertiva útil para no entrar en discusiones sobre quien tiene o no la última palabra sobre un tema, incluso haciendo como que, entre la niebla, 🙂 no hemos escuchado nada. 😉 Sigue leyendo “Técnica asertiva : Banco de niebla”

Responsabilidad. Responder con Habilidad

¿Crees que vives con responsabilidad tu vida?

Seguramente, me dirás que tú eres responsable, que haces tu trabajo, que cuidas de tus hijos, que cumples con tus obligaciones, etc..

Pero me gustaría que fuéramos un poco más allá de esas responsabilidades cotidianas.

¿Te responsabilizas de tu felicidad?

¿Te responsabilizas de tu futuro?

¿Te responsabilizas de tu vida en pareja?

¿Te responsabilizas del cuidado de tu cuerpo?

Responsabilidad, es responder con habilidad. Responsabilidad es asumir que nuestros actos tienen unas consecuencias determinadas sobre las diferentes áreas de nuestra vida.

¿A quien responsabilizas de tu felicidad? ¿Crees que no eres feliz porque no estás viviendo como quisieras?

¿De quien depende esto?

Incluso somos responsables de nuestra vida cuando NO hacemos nada para cambiarla. El no tomar ninguna decisión para cambiar aquello que nos molesta, que nos duele, que nos preocupa, es una decisión en si misma.

Decido no Responsabilizarme de mi Felicidad, cuando no hago nada para cambiar mi situación.

Decido no Responsabilizarme de mi matrimonio cuando no hago nada para que este mejore.

Decido no Responsabilizarme de mi sastisfacción personal, cuando no hago nada para alcanzarla.

¿Comprendes ahora a que me refiero con Responsabilidad?

Si tienes quejas de tu vida, de tu pareja, de tu trabajo, de tu cuerpo, de tu salud, de la armonía de tu hogar, de tu relación con los demás, de tu progreso laboral, de tu carrera profesional, de tu situación familiar, de tu dieta,…. pregúntate.

¿Qué responsabilidad no estoy asumiendo?

Incorporar el hábito de la Responsabilidad sobre esas esferas de tu vida con las que no estás satisfecho es lo mejor que puedes hacer para mejorar tu vida.

Nadie puede hacerlo por ti. Nadie puede darte felicidad si tu no eres responsable de ti mismo. Nadie puede mejorar tu matrimonio si tu no eres responsable de tu parte. Cada acción tiene un resultado, incluso, la inacción tiene resultados, pero por lo general, desastrozos para cualquier ámbito de nuestra vida.

Eres el Responsable de tu vida, el Protagonista de tu Vida. Puedes elegir Tomar las Riendas de tu Vida, hoy mismo. ¿Qué vas a esperar sino?

Viki Morandeira

Tu coach personal

 

personas pesimistas

Como tratar con personas pesimistas

Hace una semana, tuvo lugar la Conferencia Online en la que hablé sobre este tema. Ahora me gustaría detallar algunos puntos, para tratar el mismo tema de forma precisa.

Un Pesimista, recordemos que dice NO PUEDO, No se puede, Es imposible, porque así lo cree. Es una cuestión de creencias personales y no de que nos quiera hacer daño a nosotros. Por eso, un punto muy importante a tener en cuenta para no dejarnos hundir por su actitud es pensar.

El  Pesimista cuando dice No Puedo está diciendo: Voy a fracasar, entonces, para que intentarlo.

El Pesimista cuando dice Tu No Puedes, está diciendo: Quiero protegerte del sufrimiento de no conseguirlo. 


Cuando la persona negativa es alguien de quien podemos poner distancia, pues será mejor que la pongamos…. ¿por qué?

La desgracia del palo verde es tener uno seco a su lado, porque cuando se quema el palo seco, el verde queda chamuscado. (Eliana Ribeiro- libro La Gran Oportunidad)

Entonces, si te quieres, si te valoras y no quieres quedar chamuscado, lo mejor es alejarse del pesimista. Exponerte lo menos posible a su virus del negativismo, para no resultar contagiado. Pero no necesariamente alejarte físicamente, sino también alejarte mentalmente. Poner filtros para sus conductas tóxicas. 

1.- No discutas nunca con un negativo para convencerlo de su error.

2.- Hablale del aspecto positivo, pero sin llegar a la discusión.

3.- Pídele que te explique por qué cree que no va a funcionar

4.- Enfréntalo con sus pensamientos limitantes con respeto

5.- Muéstrale cuando usa las palabras Siempre o Nunca, que No siempre fue así, o que Nunca es imposible de comprobarlo ahora.

6.- No te lo tomes como algo personal, recuerda que Tu si puedes, a pesar que otros no vean que se pueda.

7.- No compartas tus sueños con una persona negativa, hasta que estén ya dando resultados.

8.- No busques apoyo de un negativo, porque producirá el efecto contrario.

9.- Acéptale como persona y acepta que el no se ve capaz de conseguirlo.

Lo más importante, cuando la persona negativa es alguien muy cercana, un padre, madre, nuestra pareja, un hijo, es recordar QUE NO ES ALGO PERSONAL, NO ESTAN EN NUESTRA CONTRA.

Un pesimista necesita afecto, comprensión. Un pesimista tiene una realidad distinta a la nuestra. Un pesimista tiene una autoestima baja, que no le deja ver las posibilidades que hay para el, y muchas veces, tampoco para los demás.

Si tú eres quien es negativo en su vida, me gustaría que sepas que se puede APRENDER a cambiar el NEGATIVISMO por FELICIDAD. Cambiar todas esas barreras y limitaciones que para ti son parte de la realidad, por otra visión mucho más abierta a las posibilidades. Si te apetece, podemos trabajar juntos para que des paso a TODO TU POTENCIAL y consigas ALCANZAR TUS METAS.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

www.facebook.com/viki.morandeira

 

Lo que resistes, persiste. Aceptación el camino a la felicidad

aceptacion

 

¿A qué cosas te resistes en tu vida?

¿Qué circunstancias te cuesta aceptar?

 

Aceptar aquello que a lo que nos resistimos, nos libera de la carga, nos deja en paz. Es muy fácil escribirlo, decirlo, pero para hacerlo requiere un poco más de trabajo. Muchas veces, aquello que nos negamos a  aceptar nos produce ira. El solo hecho de recordarlo nos carga de rabia contenida o incontenible. Albergamos sentimientos de desilusión, de frustración, de enorme carga emocional. Para lidiar con estas emociones negativas, necesitamos hacer una gestión eficaz de las mismas, necesitamos mejorar nuestra inteligencia emocional pero sobre todo, ACEPTAR.

¿Qué es Aceptar?

Aceptar no es que te haya gustado lo que ocurrió.

Aceptar no es que estés de acuerdo como se han comportado los demás, ni que lo apruebes.

Aceptar no es tolerar, porque tolerar es no estar de acuerdo con algo, tolerar es mantener que nuestra postura es la correcta, (o nuestra ideología, creencia u opinión) pero sin embargo, seguimos viviendo con la diferencia que encontramos en el otro, sintiendo una ligera molestia cada vez que la notamos.

Aceptar es asumir que las cosas no siempre salen como esperábamos y que aún asi, esto no es el fin del mundo. Aceptar es permitir que el pasado no controle nuestro presente y nos lleve a la tristeza. Aceptar es asumir que las injusticias ocurren, que están ahi, que han pasado, y que ya no podemos hacer nada para remediarlo.

Podemos aceptar aquello que ya no podemos cambiar, un despido, una muerte, un divorcio, una mala nota en un examen. Hacerlo, nos permite volver a ser dueños de nuestra vida, a asumir que por muy doloroso que sea lo que nos ha ocurrido, aún con eso, la vida sigue teniendo sentido.

La Aceptación es la herramienta por la cual puedes experimentar (sin sentir rechazo ni negarlo) que un hecho es eso.Un Hecho. Algo ya pasado, algo que ya HA SIDO HECHO.

 

Tenemos distintos motivos para resistirnos a estos cambios que hemos experimentado en nuestra vida. Podemos argumentarlo diciendo “esto no debería haber ocurrido”, “esto no es justo”, “no puedo tolerarlo”. Pero el sentido de justicia es algo muy subjetivo en algunos casos. ¿Para quién es justo y para quien no lo es cuando nuestra pareja nos pide el divorcio?

Nosotros, podemos tener una interpretación de lo que debería ser, de lo que es justo, y nuestra pareja, tiene la contraria, y es en ese momento de su vida, para nuestra pareja, seguramente era injusto lo que ocurría en su vida y por eso tomó esa decisión.

Aceptarnos, con nuestros defectos y virtudes. Asumirnos como personas que tenemos buenas intenciones, pero a veces fallamos. Asumir que los demás también pueden fallar o incluso hacer algo que a nosotros no nos gusta.

Lamentablemente, y por mucho que nos empeñemos, la vida no siempre va a ser justa con lo que nosotros creemos que debería ocurrir. Pero aún así, la vida sigue, y cuanto antes aceptemos ese hecho del pasado o ese comportamiento del otro que no nos agrada, antes avanzaremos hacia la paz interior que restaure nuestra felicidad.

No ates tu vida a un trabajo, porque puedes perder tu trabajo y sentirás que pierdes tu vida.

No ates tu vida a cosas materiales, porque puedes perderlas y sentirás que pierdes tu vida.

No ates tu vida a una persona, porque tu pareja puede romperse y sentirás que se ha roto tu vida.

 

A pesar de lo malo que podemos estar experimentando en un momento puntual de nuestra vida, aceptándolo, nos estamos haciendo un favor, para dejar de darle vueltas a esos pensamientos negativos que nos rondan constantemente.

Esto no tendría que haber ocurrido.

Esto es injusto

Esto no puede ser asi

Ellos no deberían ser asi

El no debería haber actuado asi

La vida es. Simplemente es. Las personas son. Simplemente son. Los hechos ocurren, simplemente ocurren. Y negarnos a aceptar estas realidades, nos impiden avanzar.

Se que es dificil, lo he vivido, durante una etapa de mi vida me resistía a aceptar una realidad y al no aceptarla, sufría. Tenía un dolor intenso, que no cesaba. Y cuando descubrí que aceptar no era estar de acuerdo con la realidad, sino simplemente aceptar los hechos, ese día, me liberé para siempre del dolor.

Acepta. Libera tu vida del pasado. Libera tu vida del dolor presente.

 

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

www.coachingprotagonistas.wordpress.com

Test de Asertividad (IV)

asertividad (1)

 

Soy o no soy asertivo? That´s the question!! 🙂

 

Si quieres saber tu grado de asertividad, aquí tienes el test de asertividad de Rhatus.

 

Analiza las situaciones en las que no eres asertivo….más que averiguar un número o resultado en este test, me interesa que puedas identificar aquellas ocasiones o situaciones en las que te resulta complicado ser asertivo. Sabes que en mi blog, puedes encontrar diferentes técnicas asertivas que te ayudarán a mejorar tu conducta asertiva.

Califica cada una de las frases con alguna de las siguientes respuestas:

A: Muy característico de mí, extremadamente descriptivo.
B: Bastante característico de mí, bastante descriptivo.
C: Algo característico de mí, ligeramente descriptivo.
D: Algo no característico de mí, ligeramente no descriptivo.
E: Bastante poco característico de mí, no descriptivo.
F: Muy poco característico de mí, extremadamente no descriptivo.

  1. Mucha gente parece ser más agresiva que yo.
  2. He dudado en aceptar o solicitar citas por timidez.
  3. Cuando la comida que he pedido en un restaurante no está hecha a mi gusto, se lo digo al camarero.
  4. Me esfuerzo en evitar ofender los sentimientos de otras personas, incluso cuando me hayan molestado.
  5. Cuando un vendedor se ha esforzado mucho para mostrarme un producto que luego no quiero comprar, paso un mal rato al decir que no.
  6. Cuando me dicen que haga algo, insisto en saber por qué
  7. Hay veces en que provoco abiertamente una discusión.
  8. Lucho, como la mayoría de la gente, en mantener mi posición.
  9. A menudo, la gente se aprovecha con frecuencia de mi
  10. Disfruto entablando conversación con conocidos y no tanto.
  11. Con frecuencia no se que decir a personas atractivas del sexo opuesto.
  12. Rehuyo telefonear a instituciones y empresas.
  13. En caso de solicitar un trabajo o la admisión en una institución, preferiría escribir cartas antes que tener una entrevista personal.
  14. Me resulta embarazoso devolver articulos que he comprado y no me sirven.
  15. Si un pariente cercano o una persona respetable, me molesta, prefiero ocultar mis sentimientos antes que expresar mi disgusto.
  16. He evitado hacer preguntas, por miedo a parecer tonto
  17. Durante una discusión, a menudo temo alterarme tanto como para ponerme a temblar.
  18. Si un eminente conferenciante o un profesor o autoridad, hiciera una afirmación que considero incorrecta, yo expondría con respeto mi punto de vista.
  19. Evito discutir sobre precios con dependientes y vendedores. No se regatear.
  20. Cuando he hecho algo importante o meritorio, trato de que los demás se enteren de ello.
  21. Soy abierto y franco en lo que respecta a mis sentimientos.
  22. Si alguien a hablado mal de mi o me ha atribuido hechos falsos,  trato de hablar con esa persona cuanto antes para resolver la situación.
  23. Con frecuencia paso un mal rato al decir que no.
  24. Suelo reprimir mis emociones, antes de hacer una escena.
  25. En el restaurante o en un sitio similar, protesto abiertamente por un mal servicio.
  26. Cuando me alaban o dicen un cumplido, con frecuencia no se que responder.
  27. Si dos personas, en el cine o un sitio similar están hablando demasiado alto, les hablo para decirles que bajen la voz.
  28. Si alguien se cuela en una fila, le llamo la atención con respeto.
  29. Expreso mis opiniones con facilidad.
  30. Hay situaciones en las que soy incapaz de decir nada.

 

Si quieres hacer el test y enviarlo a mi mail, te responderé con gusto cuan asertivo o poco asertivo eres.

mail coachingparaprotagonistas@ hotmail.com

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Cuento: El Eco de la Vida

 

A veces, creemos que la vida nos trata injustamente, que no tenemos suerte, que nada nos sale bien…. permíteme que te deje un cuento, que compartió conmigo Sandra, amiga y seguidora de mi blog.

 

Un hijo y su padre estaban caminando en las montañas. De repente, el hijo se cayó, se lastimó y gritó:
“AAAhhhhhhhhhhhhhhh ! ! !”.


Para su sorpresa, oyó una voz repitiendo, en algun lugar en la montaña:
“AAAhhhhhhhhhhhhhhh ! ! !”


Con curiosidad, el nino gritó: “Quién eres tú?”
Recibió de respuesta: “Quién eres tú?”
Enojado con la contestación, gritó: “Cobarde!”
Recibió de respuesta:”Cobarde!”


Miró a su padre y le preguntó: “Qué sucede?”


El padre sonrió y dijo: “Hijo mío, presta atención.”
Y entonces el padre gritó a la montaña: “Te admiro!”
La voz respondió: “Te admiro!”
De nuevo el hombre gritó: “Eres un campeón!”
La voz respondió: “Eres un campeón!”


El niño estaba asombrado, pero no entendía. Luego el padre explicó:
“La gente lo llama ECO, pero en realidad es la VIDA…
Te devuelve todo lo que dices o haces…


Nuestra vida es simplemente reflejo de nuestras acciones…
Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor…
Si deseas más competitividad en tu grupo, ejercita tu competencia…

Si no nos gusta lo que recibimos de la vida, puede que sea hora de escuchar qué estamos enviando al eco. Si entras a un sitio con una sonrisa, es muy probable que recibas más de una de vuelta. Si tratas a los demás con dureza y exigencias, ten por seguro que no será amor lo que recibas en retorno. Si te tratas a ti con respeto, siendo un ejemplo de conducta asertiva, pronto los demás te tratarán con respeto.

¿Qué estás recibiendo en tu vida?

Piénsalo bien. Tu respuesta te dirá lo que estás enviando al eco de la vida.

Si deseas que cambie lo que recibes de los demás, empieza por cambiar lo que tu das. No seas mezquino, da tu amor y tu comprensión sin juzgar ni esperar nada a cambio. Poco a poco, el eco de la vida, te irá devolviendo lo que tu envies.

 

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Taller Comunicación Asertiva

Taller Comunicación Asertiva

 

Luego de una hora hablando con alguien, ¿te quedas con la sensación de no haber llegado a nada?

¿Eres monologuísta?

¿Si sabes lo que el otro va a decir, le interrumpes para ahorrar tiempo?

¿No consigues que esa persona entienda lo que quieres decirle?

Si alguien está enfadado, ¿dejas que te entre por un oído y salga por otro?

¿En tu empresa se producen fallos y errores por una pobre comunicación?

¿Tus relaciones se deterioran por una mala comunicación?

Comunicar es el arte de poder trasmitir un mensaje, y que el receptor comprenda exactamente lo que yo intentaba transmitir. Y Comunicarse es recibir exactamente el mensaje que el otro necesitaba entregarme, comprender primero, para luego ser comprendido.

En nuestra vida diaria, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos comunicándonos. Con quienes convivimos, con nuestra pareja, con nuestros hijos, con el vecino, con el taxista, con dependientes, con compañeros de trabajo, con el jefe, con los empleados, incluso con nosotros mismos. Pero…. ¿somos realmente efectivos a la hora de comunicar?

Si quieres mejorar tus relaciones personales, si estás interesado en mejorar tus habilidades comunicativas, si quieres aprender a comprender a los demás para poder ser comprendido por ellos, si estás cansado de que tus diálogos sean monólogos por turnos, si estás a punto de perder una relación por culpa de la mala comunicación…..

                          Te invito a particiar en el taller

Taller Comunicación Asertiva

comunicacion personal

Hablas desde que has aprendido a hacerlo, pero no siempre comunicas efectivamente lo que necesitas comunicar. Afortunadamente, se puede aprender a comunicar, al igual que has aprendido a hablar.

La falta de comunicación genera frustración, dolor, mal entendidos y el deterioro de las relaciones personales. Una comunicación asertiva ineficaz es uno de los motivos de las crisis matrimoniales.

  • Aprendiendo a Escuchar
  • Hablar no es comunicar.
  • Distorsionas Cognitivas que dificultan la comunicación
  • Derechos Asertivos
  • Errores de Comunicación más comunes
  • Evita interpretar, mejor preguntar
  • Respetar la autoestima del interlocutor
  • No tirar diamantes a la cara
  • Asertividad y Comunicación
  • La Vehemencia, enemiga número uno de las relaciones
  • Tener la Razón o Perder la Razón.
  • Técnicas Asertivas
  • Aceptar, tolerar, Respetar.
  • La Columna Izquierda
  • Caracteristicas de una buena exposición oral
  • Discutir o Tragar. Elige la tercera opción.
  • El miedo, el Apego y la Comunicación.
  • PNL y el arte de comunicar
  • Seres lingüisticos
  • Seres interpretativos
  • Lenguaje y Acción
  • Conductas Asertivas, Pasivas, Agresivas y la Comunicación.
  • etc…

INSCRIPCION

 

Para inscribirte en el taller, envía un mail a coachingparaprotagonistas@hotmail.com diciendo que quieres participar en el taller Comunicación Asertiva

DURACION

 

El taller se realiza en un plazo flexible, adaptado a cada persona, siendo lo más apropiado completarlo en aproximadamente 45-60 días.

MATERIAL

 

El material del taller, consiste en una guía de trabajo, donde tendrás el material de lectura y los ejercicios , un audio diario en mp3, y algunos enlaces externos para visualizar material en youtube, etc.

METODOLOGIA

 

En tu mail, recibirás el material de trabajo. Y cada día debes hacer los ejercicios que se incluyen y enviarlos al mismo mail desde el que los has recibido. Personalmente respondo a todos los ejercicios de los participantes de los talleres y la interacción entre Coach y Participante, es lo más valioso de esta forma de trabajo.

¿QUE ESPERO DE TI?

 

Espero que te comprometas con tu propia mejora, con tu crecimiento personal, y con la realización de los ejercicios. Si no vas a poder hacerlos, preferible no te inscribas. Prefiero trabajar con personas que se valoran, y quieren progresar, EN VERDAD, que quienes lo desean pero no se esfuerzan para hacerlo.

¿QUE PUEDES ESPERAR DE MI?

 

Me comprometo a dar lo mejor de mi en cada una de mis respuestas a tus ejercicios. Responderé todas tus dudas, ampliaré los conceptos que desees ampliar, seré tu Coach durante un mes y trabajaremos juntos en aspectos que una vez aprendidos te servirán para toda la vida.

FORMA DE PAGO

 

Dependiendo del país de residencia, puedes utlizar Paypal, Western Union, Money Trans, Money Gram, o transferencia bancaria (para Argentina y España)

Y AUN SIGUES AHI??  

¡Que Esperas!  Corre y escribe un mensaje a mi mail, para inscribirte en el taller que te hará ser un Experto Comunicador, te abrirá las puertas para mejorar tus relaciones personales, ganarás confianza al sentirte más seguro de tí mismo, mejorarás tu pareja, podrás por fin hablar sin miedo con esa persona con la que nunca puedes hablar….

Será para mi un placer trabajar contigo. Te Espero!

Viki Morandeira 

Tu Coach Personal

Facebook Viki Morandeira

Derechos Asertivos

Derechos Asertivos

Para poder ser asertivos, en nuestras relaciones personales, es necesario conocer los derechos asertivos que todas las personas tenemos. Tanto nosotros, como los demás, poseemos los mismos derechos y es siendo consciente de ellos, respetándolos, para nosotros y para los demás, como mejoran nuestras relaciones.

Derechos Asertivos

  1. El derecho a ser tratado con respeto y dignidad y tratar a los demás con respeto.
  2. El derecho a tener y expresar nuestros propios sentimientos y opiniones, aunque sean diferentes a los de los demás.
  3. El derecho a reconocer nuestras propias necesidades, establecer nuestros objetivos personales y tomar nuestras propias decisiones.
  4. El derecho a cambiar y aceptar que los demás también tienen derecho a cambiar.
  5. El derecho a decir “no” sin sentirnos culpables, respetando así nuestras decisiones, necesidades u opiniones.
  6. El derecho a pedir lo que queremos, aceptando a la vez que el otro tiene derecho a negarse.
  7. El derecho a pedir información y a ser informados.
  8. El derecho a cometer errores y a hacernos responsables de nuestros errores.
  9. El derecho a obtener aquello por lo que pagamos.
  10. El derecho a ser independientes.
  11. El derecho a gozar y disfrutar.
  12. El derecho a triunfar en aquello que nos proponemos.
  13. El derecho a ser nuestro propio juez.
  14. El derecho a decidir el hacernos cargo o no, de los problemas de los demás.
  15. El derecho de dar o no explicaciones sobre nuestro comportamiento.
  16. El derecho a no necesitar la aprobación de los demás.
  17. El derecho de no ser perfectos.
  18. El derecho a superarnos, incluso, superando a los demás.
  19. El derecho a decir lo que consideramos verdad, aunque no les guste a los demás.
  20. El derecho a ponernos en nosotros en primer lugar, algunas veces, si así lo deseamos, sin sentirnos por ello egoístas.
  21. El derecho a tener nuestros propios valores, principios y opiniones.
  22. El derecho a tener y expresar nuestras propias necesidades, y que estas sean tan importantes como las de los demás.
  23. El derecho a experimentar y expresar nuestras propias emociones, haciéndonos responsable de ello.
  24. El derecho a cambiar de opinión, de línea de acción o de idea.
  25. El derecho a expresar nuestra disconformidad, cuando sentimos que somos tratados de una manera injusta.
  26. El derecho a cambiar lo que no nos es satisfactorio, ya sea algo material o en nuestra personalidad o interacción con los demás.
  27. El derecho a detenernos y pensar antes de actuar, aunque los demás exijan una respuesta rápida.
  28. El derecho a reconocer y que se nos reconozca un trabajo bien hecho.
  29. El derecho a decidir que hacer con nuestro propio cuerpo, con nuestro tiempo y con nuestras propiedades.
  30. El derecho a hacer menos de lo que humanamente somos capaces de hacer.
  31. El derecho a ignorar los consejos de los demás, aceptando que los demás cuentan con el derecho de no seguir nuestros consejos, asumiendo cada uno las responsabilidades que de ello se deriven.
  32. El derecho a rechazar peticiones, sin sentirnos por ello egoístas, malas personas o culpables.
  33. El derecho a estar solos, aún cuando otras personas deseen nuestra compañía.
  34. El derecho a no justificarnos ante los demás.
  35. El derecho a no tener que anticiparnos a las necesidades y deseos de los demás. Aceptando que los demás no tiene porqué adivinar o cumplir siempre nuestros deseos, necesidades y expectativas.
  36. El derecho a no estar pendiente de la buena voluntad de los demás.
  37. El derecho a elegir entre responder o no hacerlo.
  38. El derecho a sentir y expresar el dolor, así como la alegría.
  39. El derecho a hablar sobre un problema o conflicto con las personas implicadas, y en los casos límite, donde los derechos de cada uno no estén del todo claros, llegar a un compromiso viable para ambos.
  40. El derecho a hacer cualquier cosa, mientras no violemos los derechos morales o físicos de otras personas.

Recuerda, que el respeto no se pide, sino que se ejerce. Si tú respetas tus derechos, si dices no cuando quieres decir no, te sentirás más a gusto contigo, cortando ese diálogo interno que te culpa por no saber expresar tus necesidades, por sentir que los demás abusan de tu bondad. Para que nos respeten los demás, es necesario empezar por respetarnos nosotros mismos.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal