El dolor cuando me siento incomprendido

no me siento comprendido

Nuestra mente recuerda, fija, con mayor intensidad, esos momentos que emocionalmente han sido muy intensos. Tanto los negativos como los positivos. Durante nuestras vidas hay infinidad de situaciones, millones, tantas que para nuestra mente sería un gasto ingente de energías y recursos “guardar” todas aquellas vivencias para rememorarlas en cualquier momento.

¿Cómo decide nuestra mente cuáles recordar y cuáles no? Realmente no es en sí una decisión sino un proceso bioquímico del cerebro.

Nos queda mucho por conocer del funcionamiento de este órgano que tiene el poder de dominar nuestra vida… Pero gracias a un grupo de neurólogos y psicólogos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Wake Forest, se tiene ahora pruebas científicas del proceso en el que nuestra mente fija los recuerdos.

El proceso bioquímico que se origina en nuestra mente tras una emoción de gran intensidad es el siguiente.

1. Tras esa emoción, nuestro cerebro libera un neurotransmisor llamado norepinefrina o noradrenalina.

2. Éste neurotransmisor estimula el bulbo olfatorio, y éste a su vez, libera una proteína, la quinasa C (PKC, en inglés). Sigue leyendo “El dolor cuando me siento incomprendido”

Conductas Asertivas, los tres elementos importantes

conductas asertivas

Desarrollar una conducta asertiva apropiada, saludable, para tener una buena comunicación interpersonal y para sentirnos a gusto con nosotros mismos, no es solo cuestión de decir lo que pensamos y punto…

La postura corporal, los aspectos no relativos a lo que decimos, sino a como lo decimos, y a esos matices que son percibidos por nuestro interlocutor son también importantes a la hora de desarrollar nuestra conducta asertiva.

No es lo mismo, decir; – No, no quiero comprar eso, desde una postura encorvada, escondiéndonos del vendedor de turno, rehuyendo su mirada y transmitiendo como mensaje “visual” que con poco que insistan nos sacarán un si, que hacerlo teniendo en cuenta tres elementos muy importantes que componen la base de nuestro comportamiento asertivo.

Mirar a los ojos

Si no somos capaces de mirar a nuestro interlocutor a la cara, incluso a los ojos, de una manera segura, dificilmente podremos transmitir adecuadamente el mensaje que deseamos darle. La mirada no tiene que ser agresiva, ni desafiante, ni vamos a mirarle con odio, ni con miedo. Cuando nos da vergüenza decir que no a alguien, cuando tememos su rechazo por negarnos a hacer algo, eso también lo reflejamos en la manera en que le miramos o en la manera en que esquivamos su mirada.

Mirar a los ojos, con seguridad. Para decir que no queremos hacer algo, para expresar nuestra opinión, para dejar clara nuestra decisión, para estar en desacuerdo con alguien de una manera asertiva, sin que ese desacuerdo acabe en una discusión, es necesario que la manera en que miramos a nuestro interlocutor refleje la seguridad y confianza que tenemos en nosotros.

No mirar a la cara, no cruzar nuestras miradas al hablar, puede decirle a la persona con quien hablamos que no nos interesa lo que nos dice, que nos da miedo, que tememos que nuestra opinión haga que la relación se resienta. Retirar la mirada puede decirle a nuestro interlocutor que sentimos timidez, expresar sumisión, o incluso, no prestarle atención puede hacerle sentir al otro que nos creemos superiores. Tampoco sería bueno una mirada fija, sosteniendo la mirada de manera desafiante, porque transmitiríamos ira o prepotencia, haciendo sentir incómodos a nuestro interlocutor.

Cuando tengas algo que decir, recuerda que tus ojos también hablan.

Mantener las distancias

A menudo puede ocurrirnos, que algunas personas nos hacen sentir invadidas, o incómodas porque se posicionan demasiado cerca a la hora de hablarnos. Así mismo, cuando queremos transmitir un mensaje acorde con una conducta asertiva, es necesario que tengamos en cuenta lo que se considera “distancia personal”. Esta distancia, dependiendo de las personas, está en torno al medio metro y el metro y 25 centímetros.

Una distancias inferior al medio metro, para personas que no son de nuestra familia más cercana, o amigos intímos nos puede producir incomodidad. Si eres tú quien se acerca demasiado al hablar, ten en cuenta, que la persona con quien estás hablando dejará de prestar atención a lo que le dices, para prestar atención al malestar que siente por tu cercanía.

Una distancia mayor a 1,25 metros, es la considerada distancia social. Cuando trabajamos, cuando estamos estudiando, en un grupo de gente pero sin “hablar” de persona a persona. Si quieres hablar con alguien en concreto, ten en cuenta que lo más apropiado es acercarte, para encontrarte en la “distancia personal”. Tanto si uno está demasiado cerca, siendo un extraño, como si uno se posiciona muy alejado, siendo nuestra pareja, por ejemplo, puede generar incomodidad. Cuando se pone distancia, se está levantando también una barrera para la comunicación.

Postura Corporal

Brazos, piernas y nuestro cuerpo en general son también elementos importantes a la hora de comunicar. Para poder ejercer esa conducta asertiva que buscamos a la hora de comunicarnos con los demás, también es necesario ser conscientes de donde ponemos nuestros brazos, de cómo está nuestra espalda, de qué imagen proyectamos a la persona con quien hablamos. Nuestro cuerpo, asi como la distancia o nuestros ojos, también comunica.

¿Caminas derecho o encorvado? ¿Vas con la cabeza erguida o cabizbajo? ¿Te paras firme, casi agarrotado con los brazos cruzados?

Tu cuerpo, es también parte del lenguaje, y para tener una mejor comunicación asertiva, ha de haber una coherencia entre el mensaje oral y el mensaje corporal que transmites.

Una persona que esconde la cabeza entre sus hombros, con los brazos atrás y medio jorobado, nos transite timidez, inseguridad, baja autoestima, dolor. Cuando estamos nerviosos, nuestras manos no paran de moverse para aflojar la ansiedad, o nos tapamos la cara, o tocamos la nariz o el caballo… todo eso comunica.

Es posible mejorar nuestra comunicación interpersonal, a través del taller de Comunicacion Asertiva, online.

Para que el mensaje guarde esa coherencia entre lo dicho y lo que trasmite tu lenguaje corporal, la mejor es una postura erguida, con los hombros ligeramente hacia atrás, la cabeza derecha, firme, mirando a la cara o a los ojos, manteniendo la distancia apropiada a cada situación. Piensa que cuando ves una película, a veces te basta con mirar al personaje para saber mucho de el, incluso antes de que abra la boca. ¿verdad?

Pues en la vida real, los demás (y cuando digo los demás, me refiero a todas aquellas personas con quienes hablas a lo largo del día, tus hijos, tu pareja, los compañeros, el jefe, tus padres, hermanos, el dueño de la tienda, a quien te cruzas por la calle, todos) decía que los demás, te ven a ti como tu ves a los personajes de las películas, y juzgan y calculan de acuerdo al lenguaje corporal que les transmites. El cerebro, es capaz de captar ese lenguaje corporal en cuestión de segundos y juzgarlo para decidir como actuar, también en cuestión de segundos. Si alguien parece atacarte, porque se está defendiendo, es probable que se haya sentido amenazado, y esto puede ser , no solo con tus palabras, sino también con tu mirada, con tu postura corporal o con la distancia que has puesto entre tú y el.

Mejorar nuestra conducta asertiva, es importante para relacionarnos con los demás, para evitar malos entendidos y para cuidar de las emociones, tanto nuestras, como de las personas con quienes nos relacionamos.

 

Viki Morandeira

Coach Personal

Responsabilidad. Responder con Habilidad

¿Crees que vives con responsabilidad tu vida?

Seguramente, me dirás que tú eres responsable, que haces tu trabajo, que cuidas de tus hijos, que cumples con tus obligaciones, etc..

Pero me gustaría que fuéramos un poco más allá de esas responsabilidades cotidianas.

¿Te responsabilizas de tu felicidad?

¿Te responsabilizas de tu futuro?

¿Te responsabilizas de tu vida en pareja?

¿Te responsabilizas del cuidado de tu cuerpo?

Responsabilidad, es responder con habilidad. Responsabilidad es asumir que nuestros actos tienen unas consecuencias determinadas sobre las diferentes áreas de nuestra vida.

¿A quien responsabilizas de tu felicidad? ¿Crees que no eres feliz porque no estás viviendo como quisieras?

¿De quien depende esto?

Incluso somos responsables de nuestra vida cuando NO hacemos nada para cambiarla. El no tomar ninguna decisión para cambiar aquello que nos molesta, que nos duele, que nos preocupa, es una decisión en si misma.

Decido no Responsabilizarme de mi Felicidad, cuando no hago nada para cambiar mi situación.

Decido no Responsabilizarme de mi matrimonio cuando no hago nada para que este mejore.

Decido no Responsabilizarme de mi sastisfacción personal, cuando no hago nada para alcanzarla.

¿Comprendes ahora a que me refiero con Responsabilidad?

Si tienes quejas de tu vida, de tu pareja, de tu trabajo, de tu cuerpo, de tu salud, de la armonía de tu hogar, de tu relación con los demás, de tu progreso laboral, de tu carrera profesional, de tu situación familiar, de tu dieta,…. pregúntate.

¿Qué responsabilidad no estoy asumiendo?

Incorporar el hábito de la Responsabilidad sobre esas esferas de tu vida con las que no estás satisfecho es lo mejor que puedes hacer para mejorar tu vida.

Nadie puede hacerlo por ti. Nadie puede darte felicidad si tu no eres responsable de ti mismo. Nadie puede mejorar tu matrimonio si tu no eres responsable de tu parte. Cada acción tiene un resultado, incluso, la inacción tiene resultados, pero por lo general, desastrozos para cualquier ámbito de nuestra vida.

Eres el Responsable de tu vida, el Protagonista de tu Vida. Puedes elegir Tomar las Riendas de tu Vida, hoy mismo. ¿Qué vas a esperar sino?

Viki Morandeira

Tu coach personal

 

¿Qué beneficios tiene la asertividad?

En la vida diaria, ser asertivos, nos trae grandes beneficios. El principal es que cambia la forma en que nos sentimos con nosotros mismos. Si eres de aquellas personas que no saben decir No, y luego se viven culpando por no haber sido capaz de decir NO, sabrás de lo que estoy hablando.

BENEFICIOS DE LA ASERTIVIDAD

  • Resolvemos de una manera más sana los conflictos, pudiendo frenar discusiones que de otra forma acaban deteriorando la relación.
  • Mejora nuestra autoestima al haber podido expresar nuestros deseos, opiniones, críticas justificadas sobre algo, lo que nos molesta y los sentimientos que experimentamos.
  • Al no responder de forma agresiva, nuestros interlocutores nos escucharán mejor y con más atención, al no sentirse atacados.

SI NO SOY ASERTIVO SOY…

Lo contrario de la conducta asertiva, son las conductas pasiva y agresiva. En este enlace podrás ver los tres Tipos de Conductas

Como todo en la vida, para aprender algo, necesitamos repetir, repetir y repetir. Entrenarnos para ser Asertivos es una tarea muy gratificante. Ya que nos llevará de la conducta pasiva o agresiva, donde sufríamos, teníamos problemas con los demás, a la conducta asertiva, donde ganamos en autoconfianza, en autorespeto, en autoestima.

Tienes mucho que ganar!!!

Sé asertivo. Elige ser un ganador!!  Aquí tienes un Taller donde APRENDER A SER ASERTIVO.

El entrenamiento asertivo no proporcianará la reducción del estrés en nuestro trato con las personas, nos enseña a defender nuestros genuinos derechos, sin necesidad de resultar herido o de agredir a nadie.

CAPACIDADES DE LA PERSONA ASERTIVA

Una persona asertiva, tiene unas capacidades que todos podemos aprender si nos entrenamos conscientemente.

  • Expresa sus sentimientos de una manera sana.
  • Expresa desacuerdo de forma eficaz sin agredir ni desconsiderar las opiniones de los demás.
  • Expresa su opinión sin crear sentimiento de vergüenza en los demás.
  • Expresa sus necesidades aceptándola como válidas y sin sentirse avergonzado por ello.
  • Acepta las necesidades de los demás, sin interpretarlas como ataques personales.
  • Sabe defenderse sin agresión ni pasividad de las conductas de los demás donde se vea atacada su integridad moral.
  • Sabe potenciar los resultados favorables en los conflictos personales.
  • Se respeta a sí mismo al expresar sus propias necesidades.
  • No viola ni se pone por encima de los derechos de los demás.
  • Reconoce su responsabilidad en los hechos que le atañen.
  • Resuelve positivamente las discusiones, peleas y conflictos.
  • Saber responder a una persona agresiva para neutralizar sus ataques.

En definitiva, ser Asertivo consiste en Respetar nuestros derechos y necesidades, sabiendo comunicarlos respetando los derechos y necesidades de los demás.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

www.facebook.com/viki.morandeira

Los Clavos en la Puerta (Cuento)

 

SONY DSC

En el taller de Inteligencia Emocional, la cuarta semana trabajamos el enfado, la ira. A veces, algunos participantes llegan llenos de dolor, cargando rencores por enfados antiguos que han dejado huella en sus vidas y en las vidas de sus seres queridos. Lo hermoso del taller es que al acabar la semana, las cosas cambian de una manera sustancial. Abajo comparto contigo un hermoso cuento para reflexionar.

Testimonio V.H. (México)

Sabes viky  de lo que me di cuenta hoy haciendo este ejerciccio que gran parte de mi vida me la he pasado enojado y lleno de rencores y odio sin explicacion me da tanta impontecia y tristeza por que no pude ver mas alla de mis ojos ademas de que descargue mucha neurosis con personas que no tenian nada que ver ,busque culpables que no habia y perdi años de mi vida, sabes tienes mucha razon

Y se que hoy la vida me da una nueva oportunidad de cambiar muchas cosas y que de mi va depender como me relaciono con mi familia hoy mas alla de ponerme mal, sabes viky vi lo que no veia,NO SIRVE DE NADA ESTAR ENOJADO Y MUCHO MENOS  TENER RENCOR EN MI CORAZON.
QUE HE PERDIDO MOMENTOS UNICOS POR ESTAR ENOJADO Y QUE EL UNICO QUE SE PERJUDICADO SOY YOOO
no sabes que dificil es vivr asi enojado envidiando criticando buscando una solucion en los demas y ademas lo peor es que me acostumbre a vivir mal y pensaba que era normal que tenia justificaion la vida me habia tratado muy mal y los demas no me entendian eso y muchas cosas mas hoy te puedo decir que ya no me permito estar mucho tiempo enojado y mucho menos tener rencor en mi corazon , y tu tienes mucho que ver con esto y te lo agradesco de corazon viky muchas gracias

TE MANDO UN ABRASOTE DE OSOOOOO MUY GRANDEEEEE

CUENTO: Los Clavos en la Puerta

Esta es la historia de un joven que tenía muy mal carácter. Su padre, que le amaba como todo padre, se sentía afligido al ver el carácter de su hijo. Un día, se le ocurrió una manera de hacerle ver lo negativo de su conducta. Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, cada vez que se enfadar con alguien, debería clavar un clavo detrás de la puerta.


El primer día, clavó 37! Al día siguiente, fueron 25. Al tercer día, un poco antes de soltar su mal carácter pudo frenarse y clavo 17. Pronto la puerta se iba llenando de clavos. Pero, a medida que aprendía a controlar su genio, clavaba cada vez menos. Descubrió que podía controlar su genio, pues el clavar le hacía pensar sobre su mala actitud.

Llegó el día en que pudo controlar su carácter y orgulloso fue a decirle a su padre que ese día no había clavado nada!

Este le sugirió que ahora retirara un clavo pro cada día que lograra controlarse. Los días pasaron y el joven pudo finalmente anunciar a su padre que no quedaban más clavos para retirar de la puerta.

Era ciertamente un gran logro! Su padre le tomó la mano, lo llevó hasta la puerta y le dijo:

-Has trabajado duro, hijo mío, pero mira todos esos hoyos en la puerta. Nunca más será la misma. Cada vez que tú pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aquí ves. Tú puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero la herida permanece y el mal se propaga. Una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa física. Ahora hace falta trabajar mucho más para que la puerta quede como nueva. Hay que reparar cada agujero y muy difícilmente lograrás que quede como antes.”

Anónimo

Si tuvieras que clavar tú esos clavos, ¿cómo estaría tu puerta?
y aún quitando todos los clavos ¿cuáles fueron las heridas que dejaste atrás?

Ser consciente de uno mismo, ejercitar la AUTOCONCIENCIA es una señal de Inteligencia Emocional. Esta se aprende, practicando.

Y por otro lado, podemos mejorar el AUTO-CONTROL, es decir, PENSAR antes de ACTUAR, así, controlando estas dos actuaciones, te permitirá tener la suficiente capacidad de reacción y elección cuando experimentes un enfado emocionalmente fuerte.

No me digas: Yo soy así. Porque tú NO eres así. Actúas así. Y como todo lo que hacemos en la vida, podemos elegir hacerlo de otra manera. Responder de otra forma, más sana e inteligente. Usa la asertividad, instala la conducta asertiva en tu vida, aprende Inteligencia Emocional y pronto ya no dejarás heridas en tu puerta.

 

Viki Morandeira
Tu Coach Personal

Fundamentos de PNL: El significado de la comunicación es la respuesta que se obtiene (6)

curso asertividad

Comunicar no está relacionado con hablar, ni con transmitir un mensaje, desde este 6º Fundamento de la PNL, se postula que el significado de la comunicación, está relacionado con el resultado que obtenemos al comunicarnos.

Aunque hablar hablamos todos, desde que hemos aprendido y no hemos callado aún… muy pocas veces “comunicamos” en el sentido propuesto por la Programación Neurolingüística.

¿Recuerdas haber pedido algo 100 veces y no recibir como respuesta por parte del otro que ese “algo” fuera resuelto?

¿Recuerdas haber dicho, No te quiero más, cuando lo que esperabas por parte de tu pareja es que se proecupara más por ti, y en su lugar se sintió ofendido porque no le querías?

¿Eres consciente del resultado que produces con tus comunicaciones? En el Taller de Asertividad trabajamos este importante aspecto de la comunicación interpersonal.

A menudo, nos conformamos con “soltar” lo que hemos pensado, sin hacer una preparación previa sobre esa comunicación con el otro. Sin ser siquiera conscientes cual es el mensaje que queremos transmitir y cual es la finalidad, el resultado que esperamos obtener de esa comunicación.

Es por eso, que nuestras relaciones personales, laborales, familiares, muchas veces sufren por la falta de habilidades para comunicarnos de una manera efectiva.

¿Que quiero transmitir?

¿Qué quiero obtener del otro?

¿Lo he conseguido hasta ahora de la manera en que lo estoy haciendo?

Si la respuesta es no, ya deberías estar pensando en otras palabras para impactar al otro de manera que al escuchar tus palabras, tu mensaje, eso cause un efecto en sus pensamientos, le motive a actuar, a reaccionar ante tu petición.

Recuerda, no basta con “soltar” lo que queremos decir, lo que pensamos…. es fundamental, PENSAR LO QUE DECIMOS.

Prueba repasar comunicaciones anteriores, diseñarlas nuevamente, con la finalidad de conseguir transmitir tu mensaje para que este mensaje consiga el objetivo que tu perseguías al hablar con esa otra persona.

Ten paciencia. A todo se aprende con práctica, paciencia y disciplina.

Viki Morandeira

Taller 21 días para Mejorar la Comunicación Interpersonal

Asertividad: Técnica de ignorar

tecnicas asertivas

Aumentar nuestra asertividad es una tarea que todos podemos conseguir. Aquí tienes otra técnica que junto a las anteriores, te ayudará a mejorar tu conducta asertiva. La técnica de ignorar, es aplicable a las ocasiones en las que la otra persona se encuentra visiblemente irritada, nerviosa, irracional, cuando la crítica puede dar paso al insulto, sin que tengamos oportunidad de defendernos. O cuando al intentar defendernos la situación creemos que empeorará visiblemente.

Es mucho mejor utilizar la técnica asertiva de Ignorar en ese momento los malos modos, mala educación o la agresividad del otro, teniendo en cuenta desde el estado emocional en el que nos habla. Más adelante, quizás en un par de horas o al día siguiente, podremos hablar con mayor tranquilidad y exponer desde nuestras emociones que la situación para nosotros ha sido desagradable. Mientras tanto, en el momento en que la critica o la situación de irritabilidad pueda perjudicar la relación, es mucho mejor utilizar la técnica asertiva de ignorar.

Analiza esta situación

Llegamos tarde a una cita.

Nos olvidamos de hacer un recado.

Habíamos acordado comprar algo y no lo hicimos.

Cometimos un fallo en el trabajo.

La otra persona nos recibe con una crítica o una agresión.

Si respondemos de forma NO asertiva, es probable que:

Ø Nos Bloqueemos: no sepamos que responder, nos quedemos paralizados, con la mente en blanco y vivamos la situacion con mucha ansiedad.

Ø Sobreadaptación: respondamos según creamos que es el deseo o necesidad del otro. Nuestra atencion se centra en lo que la otra persona pueda estar pensando. Tendremos nerviosismo y ansiedad.

Ø Ansiedad: comenzaremos a tartamudear, a sudar, podemos llegar al bloqueo o a una repuesta correcta pero con nerviosismo.

Ø Agresividad: responderemos a esa crítica, que consideramos como un ataque personal, contraatacando, con insultos, voz elevada, recriminaciones. En este caso aplicamos la máxima que dice: La mejor defensa es un buen ataque. Y en la realidad, en nuestras relaciones personales, no suele ser para nada una buena defensa sino una manera de deteriorar la relación.

En este caso, antes de entrar en la situación en la que perdemos el control de la situación, donde no podemos explicar que pasó, ni asumir el error, donde los insultos que recibiremos van a dar paso a un dolor interno… una buena forma de REACCIONAR es usar la TÉCNICA DE IGNORAR.

Si nuestro interlocutor se encuentra ofuscado, acalorado, enfadado, no entenderá los motivos hasta que se haya calmado. Debemos tener en claro nuestra respuesta para poder reconducir la situación. Un par de buenas respuestas son:

Veo que estás muy enfadado, si te calmas, en otro momento podré explicarte que ha pasado.

Te noto muy nerviosa, cuando te tranquilices, podemos hablar.

No quiero que lleguemos a discutir, así que prefiero ignorar tu comentario.

La clave está en hablar con decisión, con voz firme y segura. Recuerda que todo se consigue entrenando. Que ningún corredor gana los 100 metros a la primera que lo intenta. Practican en solitario hasta el día de la competición. Bien, tu puedes recordar situaciones en las que no fuiste asertiv@ y volver a elaborarlas con las técnicas que ahora conoces. Puedes jugar al “Roleplaying” con tu Coach, donde cada uno será un personaje de ese desencuentro para volverlo a vivir. O bien puedes ponerte frente al espejo y repetir TU frase o respuesta UNA Y OTRA VEZ.

Cómo los deportistas de élite, llegarás a conseguirlo cuanto más te esfuerces y practiques!!!

Viki Morandeira

Coach Personal

conductas asertivas

Como mejorar tus relaciones personales mejorando tu comunicacion

Nuestras relaciones personales dependen mucho de nuestra comunicación. Cuando no sabemos comunicarnos bien, cuando nuestras necesidades personales, en una relación, no están satisfechas, surgen en nosotros infinidad de sentimientos negativos.

A menudo nos quejamos del otro.

Nunca me escuchas

No me comprendes

No haces nada de lo que te pido

Siento como si hablara solo

Y creemos que el otro es quien debe comprendernos, cuando en realidad, somos nosotros quienes necesitamos expresar mejor nuestras necesidades, mediante una buena comunicación.

Si nos sentimos incomprendidos o no escuchados pueden surgir las siguientes emociones:

  • Rabia: estamos molestos, indignados, malhumorados, hostiles, gruñones.
  • Tristeza: nos mostramos desilusionados, apáticos, indiferentes, solitarios.
  • Sorpresa: nos sentimos perdidos, asustados, desconcertados.
  • Dolor: estamos frágiles, dolídos, sensibles, vulnerables.
  • Disgusto: nos comportamos con frialdad, rencorosos, descontentos.
  • Miedo: nos mostramos inseguros, tensos, pasivos, cerrados.
  • Preocupación: estamos agitados, agobiados, nerviosos, intranquilos.
  • Vergüenza: estamos tímidos, acobardados.
  • Cansancio: nos sentimos impotentes, desanimados,
Si la comunicación está fallando, se generan dentro de nosotros una gran cantidad de emociones que nos cuesta gestionar con inteligencia emocional. Confundimos la falta de comunicación con falta de amor. Porque tendemos a pensar que si amáramos a esa persona, no sentirírmos rabia hacia ella, no sentiríamos esa preocupación, ese cansancio y disgusto. No estaríamos experimentando este dolor, disgusto, preocupación…
Y si hemos culpado al otro por no comprendernos, nos hemos puesto en el lugar de víctima, y desde esta posición dificilmente podemos hacer algo para solucionarlo.
Si en tus relaciones personales estás experimentando estas emociones dolorosas, hay una manera efectiva de resolverlo. Haciéndonos responsables de la solución y no víctimas de la situación.
Expresar tus necesidades, al comunicarte con la otra persona, es algo que es tú responsabilidad. Los demás no son adivinos, los demás pueden mal interpretar tus quejas, personalizando lo que tu dices, en lugar de darse cuenta de tus necesidades.
Hablar no siempre es comunicar. Por eso, la opción correcta para mejorar tus relaciones personales pasa por aprender a comunicarte mejor.
¿Estás cansado de no ser escuchado? ¿Harto de decir las cosas mil veces? ¿Irritado por que la otra persona no te comprende, no hace lo que le pides?
Siempre puedes mejorar la manera en que expresas tus necesidades. Una queja, una crítica no son la manera adecuada de decir lo que necesitamos.
En cambio, una buena comunicación, nos trae una variedad de emociones positivas muy gratificantes:
  • Calma: nos sentimos en paz, relajados, confiados, armoniosos.
  • Placer: nos mostramos felices, radiantes, afortunados, vivos, comunicativos.
  • Afecto: estamos cariñosos, cordiales, próximos, atraídos, reconocidos, valorados.
  • Interés: nos mostramos involucrados, despreocupados, interesados en el otro.
  • Apertura: estamos receptivos, disponibles, agradecidos, generosos, liberados.
Si quieres sentir estas emociones en tus relaciones personales, necesitas mejorar tu comunicación. Comunicar asertivamente tus necesidades, para que la otra persona pueda reconocer y comprender qué es lo que esperas de ella para poder hacerlo.
En el taller 21 días para Mejorar tu Comunicación Interpersonal puedes aprender a comunicarte de manera efectiva, y hacer que tus relaciones personales sean fantásticas.
No lo dudes. Si no te encuentras bien en tu relación, dale una oportunidad a la comunicación y verás como todo mejora.
Viki Morandeira
Tu Coach Personal

 

¡Seamos Realistas!

¿Cuántas veces has escuchado esa frase?

Y aunque me dé miedo preguntarte…. ¿cuántas veces la has dicho? ¿Te la dices a tí mismo?

¿Qué significa para tí ser realista? ¿Qué significa cuando alguien te aconseja “poner los pies en la tierra”? ¿Qué significa cuando alguien te dice “baja, deja de volar”?

Voy a decirte lo que significa para mi… (no tienes porqué compartir mi opinión, claro está!!)

Ser realista es :

  • no confiar en nuestros propios sueños o en los sueños de los demás.
  • no confiar en uno mismo o en los demás.
  • ser mediocre o exigir mediocridad.
  • no creer que se puede crecer hasta límites insospechados.
  • no ver el verdadero potencial de las personas o el nuestro propio.
  • no creer en el poder interior.
  • no creer en las maravillas que podemos hacer si nos lo proponemos.
  • no confiar en la motivación, los planes y las acciones necesarias para llegar.
  • dejar de soñar o pedir a los demás que dejen de soñar.
  • cortar las alas a nuestros anhelos o a los deseos de los demás.
  • conformarse con sobrevivir en lugar de sobresalir.
  • pedir a los demás que se conformen con lo mínimo.
  • ser pesimista respecto al futuro y a sus posibilidades.
  • considerar un insulto hacia el otro al tacharlo de “poco realista”
  • ….

¿Qué otras definiciones de “ser realista” puedes darme?

 

Quienes dejan volar sus sueños, son los que adelantan a la mayoría mediocre y conformista que se contenta con sobrevivir. No todos pueden dejar de ser realistas…. pero tú puedes dejar de creer que tienen razón quienes te invitan a ser realista… ¿Qué es real y que no lo es? Lo real es lo que tú consigas en tu vida, y eso no se consigue porque los demás crean o no crean que se puede, todo lo que tu consigas en tu vida se consigue porque desees conseguirlo, porque te esfuerces por llegar, porque disfrutes haciendo lo que haces, porque sueñes en grande, porque hagas más de lo que se espera de ti, porque seas Aguila y no Pato. El sentido común es el menos común de los sentidos…. lo que es “sentido común” para uno puede no serlo para otros. Tú y solo tú eres quien sabe lo que quiere hacer con su vida, quien puede hacer lo que necesita hacer en su vida y quien puede responsabilizarse del resultado de sus acciones.

Incluso puede salir mal.

Incluso puede que los realistas tengan razón, que los del sentido común hayan acertado… ¿y qué? Tenemos derecho a equivocarnos. Solo nos arrepentimos de aquello que no hemos hecho. Los errores son una fuente de aprendizaje que necesitamos para seguir creciendo. Si por miedo, por “realismo” o por sentido común te paralizas, para evitar cometer errores, para no arriesgar, para que no ocurra lo que los miedosos de tu alrededor te van diciendo que puede pasar…. cometes un error más grande aún. El error de no vivir tu vida, el error de no aprender de tu propia experiencia, el error de cargarte de miles de ¿y si hubiera hecho esto? ¿y si hubiera hecho lo otro?….

Déjate VOLAR!!! ABRE LAS ALAS!!!! Sueña!!!! Planifica!!!!! y Emprende el camino hacia tu meta!!!! El secreto está en la ACCIÓN!!! En el movimiento!!!! Soñar solo no alcanza… abrir las alas solamente no sirve, es necesario empezar a moverlas para llegar hasta lo más alto!!! Y una vez que tengas tu sueño, que emprendas la acción, el siguiente paso es HACER TODO LO QUE TENGAS QUE HACER PARA LLEGAR. No rendirte. Superarte día a día y caminar sin prisa hacia tu meta disfrutando del camino.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal