Sonríe!! Mañana podría ser peor

1349394711kee94 ¿Conoces frases desmotivantes? ¿Frases célebres o refranes que han sido expresadas desde el pesimismo, desde la falta de esperanzas? Pues hay unas cuantas.

Nuestra mente, elabora sus creencias, sus pensamientos, mediante palabras. ¿Verdad? Somos seres lingüísticos y aquellas ideas que apoyamos, que creemos verdades, se transforman en realidades en nuestra vida.

No me canso de repetir que Creer que se puede es el primer paso para poder lograr algo. Dicen que querer es poder, pero con querer no basta. ¿A qué tú quieres una gran cantidad de cambios en tu vida?¿Con solo quererlos se harán realidad? Pues no, ¿verdad?

Y por eso, también estoy convencida que lo contrario es verdad. No creer en algo hace imposible que lo podamos lograr. Nuestra mente, cuando no tiene una actitud positiva frente a algo, se limita, inconscientemente cierra sus propias puertas y se convierte en su propio autosaboteador.

Me viene a la mente una frase que según el país donde se diga, tiene distintas versiones. En Argentina, por ejemplo, decimos: El que nace para pito nunca llega a ser corneta. 🙂

Al que nace para ordeñar, del cielo le cae la vaca.

Al que nace para martillo, del cielo le caen los clavos.

El que nace para maceta, no pasa del corredor.

Todas estas frases tienen en común algo. ¿Lo has notado verdad? Todas creen en que hay una cierta predestinación para las personas en su vida. Y desde luego, si te sueltan esta frase y te la crees, lo más probable es que te conformes con no avanzar más en tu vida. Si ya has llegado a ordeñar, o ser maceta, o a ser martillo, pues ahí te quedas.

Pero yo no estoy de acuerdo con esto. En la historia tenemos multitud de ejemplos de personas que han roto esa predestinación, que han roto creencias o paradigmas sobre su futuro, por razones de raza, de sexo, de origen, o por problemas físicos, por ejemplo.

¿A quién se le ocurriría pensar que una persona sin piernas podría escalar el Kilimanjaro? Spencer West creía que era posible, y lo logró. No se conformó con estar predestinado a ser menos de lo que su mente le impulsaba a creer que podría ser.

Y en el mundo hay miles de ejemplos de personas que no se conforman. ¿Por qué deberías comformarte tú con ser menos de lo que puedes llegar a ser?

Hay también otra frase o dicho popular que sentencia: “No hay dos sin tres”. ¿Demoledor verdad? A cualquiera que le haya salido mal algo por segunda vez, teniendo esta frase en mente, lo más probable es que abandone, o que si lo intenta, desde la falta de confianza, con su propia actitud logre que esta profecía se vea cumplida. ¿Por qué elegir creer en “No hay dos sin tres” si tenemos otra frase que nos dice que “A la tercera va la vencida?

Creer en una o en otra frase depende de nosotros, al igual que lograr nuestras metas depende de nosotros y no de ninguna frase que podamos escuchar. Recuerda, el futuro es un resultado. No está escrito y eres tú quien va a escribir tu propia vida.

Otra frase célebre que también puede limitarnos, que puede lograr que no demos lo mejor de nosotros mismos, que nos conformemos ante un resultado adverso, o que dejemos de luchar, dice que “El hombre propone y Dios dispone”. Muchas personas pueden utilizar frases como esta, u otras parecidas, para expresar que dejan en manos de Dios, del destino, del azar lo que pueda pasar en sus vidas.

¿Y si no fuera así? ¿Y si tuviéramos libre albedrío? Eso también es algo que según la religión católica se le concedió al hombre. El poder de decidir libremente qué hacer y qué no hacer. Por lo que aún en los peores momentos, nuestra actitud también cuenta.

Si eres de los que se consuelan con frases pesimistas, ¿qué tal si eliges nuevas frases que te hagan pensar en positivo?

En lugar de decirte, cuando las cosas te vayan bien, que : La suerte no dura toda la vida, a menos que mueras joven, por qué no la cambias por: La suerte no existe, solo el resultado a mis esfuerzos.

Recuerda, que el futuro no está escrito, que somos nosotros los que decidimos qué paso dar o cual no dar, que cuando creemos en algo, lo más probable es que lo logremos. Que nuestra actitud es la clave para llegar más allá de la predestinación. Sacúdete las etiquetas que hayan puesto a tu futuro. Aún está en blanco y tú eres quien tiene que escribirlo.

Me gustaría compartir un cuento, que también nos habla sobre esto. Desconozco el autor.

Ahi va.

El niño que pudo hacerlo

Dos niños llevaban toda la mañana patinando sobre un lago helado cuando, de pronto, el hielo se rompió y uno de ellos cayó al agua. La corriente interna lo desplazó unos metros por debajo de la parte helada, por lo que para salvarlo la única opción que había era romper la capa de hielo que lo cubría. Su amigo, gritó con insistencia pidiendo ayuda, pero al ver que nadie acudía buscó rápidamente una piedra y comenzó a golpear y a golpear la dura capa de hielo con todas sus fuerzas.Golpeó, golpeó y siguió golpeando hasta que por fin logró abrir una grieta por la que metió el brazo para agarrar a su compañero y salvarlo.

A los pocos minutos, avisados por los vecinos que habían oído los gritos de socorro, llegaban los bomberos. Cuando les contaron lo ocurrido, no paraban de preguntarse cómo aquel niño tan pequeño había sido capaz de romper una capa de hielo tan gruesa.
-Es imposible que con esas manos lo haya logrado, es imposible, no tiene la fuerza suficiente ¿cómo ha podido conseguirlo? -comentaban entre ellos. Un anciano que estaba por los alrededores, al escuchar la conversación, se acercó a los bomberos.
-Yo sí sé cómo lo hizo -dijo.
-¿Cómo? -respondieron sorprendidos.
-No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.
En definitiva, no contaminaron su fe en lograrlo. Creía que podría y por eso pudo. Recupera la pureza de tu niño interior. Recupera la fe en ti mismo, porque no necesitas que nadie crea en ti para lograr algo. El primer paso, y el único absolutamente indispensable es que TU CREAS EN TI.
Viki Morandeira
Tu Coach Personal.
Anuncios

Creer y el Efecto Placebo

creencias limitantes

Decenas de pruebas científicas lo han comprobado. Muchos estudiosos y grandes “mentes” vuelven a poner a prueba la efectividad del Efecto Placebo, de las sustancias placebo, de la fuerza inmensa que tiene el “creer” en algo. Ellos, no creen en las anteriores pruebas científicas y vuelven a intentar comprobarlo por ellos mismos. Genial. Cuanto más se divulgue, mejor.

Creer que algo funciona hace que funcione.

¿No te lo crees?

efecto placebo
Wikipedia

No hace falta que lo creas. Algunas de las personas a las que NO operaron de rodilla puede que no creyeran en la veracidad de la eficacia del efecto placebo. Al fin y al cabo parece algo increíble. ¿Puede que si se simula una operación de rodilla, el paciente al que le han “simulado” la operación artroscópica sienta la misma mejoría que aquellos a los que realmente se les ha realizado la operación? Si. No solo pueden sentir esa mejoría, de hecho LA SIENTEN. Creían que les operaban y que eso mejoraría su situación y sintieron el efecto en su propio cuerpo.

Aquí puedes leer la noticia, que no me lo estoy inventando 🙂

Investigación tras investigación los médicos y científicos de todo el mundo prueban una y otra vez el poder de las Creencias. Creer que algo funciona hace que funcione.

¿Te lo repito? Creer que en tu vida algo funciona, hace que funcione. 

Creer que lograrás conseguirlo, hace que no te rindas hasta conseguirlo.

Creer que algo es posible, hace que insistas, que perseveres, que vuelvas a la carga hasta lograrlo.

Y si creer hace que funcione, ¿no creer hará que no funcione?

Tener creencias optimistas, dotar de ese efecto placebo a nuestras metas hace que tengamos más oportunidades para lograrlo. En la vida, puede que un comprimido de azúcar y harina de arroz nos quite el dolor de cabeza, pero “creer” que seremos millonarios, o grandes futbolistas no hace que por arte de magia lo seamos.

Confiar en que lograremos algo no siempre es sinónimo de lograrlo. Por mucho que nos paremos en la cornisa de un edificio de 10 pisos y digamos “Creo que puedo volar” “Creo que vuelo”, “Vuelo”… lo más probable es que la gravedad y la escasa aerodinámica de nuestro cuerpo sigan las leyes físicas que las rigen y que acabemos con todos nuestros huesos fracturados y sin seguir vivos para comprobar que no funcionó.

El sentido común es algo a lo que es bueno hacer caso cuando estamos ante situaciones peligrosas. Ser pesimista en momentos como ese pueden marcar la diferencia entre seguir vivo o no.

La realidad que necesitamos afrontar cada día, cada mes, cada año, hasta lograr nuestras metas, muchas veces no es algo que dependa de nosotros o que podamos controlar. Pero siempre podemos controlar nuestra mente, nuestras creencias. El camino puede estar plagado de competidores, ser duro, requerir esfuerzo, compromiso, perseverancia, pero si nuestra mente tiene creencias como: “No seré capaz”, “No tengo las habilidades necesarias”, “No es para mí”, lo más probable es que nos resulte realmente difícil transitar el camino hacia nuestras metas.

Perseverancia. Aprendizaje. Motivación. Decisión. Caminar la Milla Extra. Paciencia. Humildad. Responsabilidad.

Tener esas creencias positivas, optimistas, confiar en el efecto placebo que pueda producir creer no hará que todo llegue a nuestras vidas. Pero no confiar, no creer, no tener esa mirada optimista, muy probablemente hará que nos rindamos antes de llegar, que no emprendamos los aprendizajes necesarios, que no recarguemos nuestra vida de motivación, que no tomemos las decisiones necesarias, que no caminemos la milla extra, que perdamos la paciencia ante los obstáculos, que olvidemos la necesaria humildad para aceptar que siempre somos aprendices y para que no asumamos la responsabilidad que nos corresponde sobre nuestro futuro.

No lo olvides. El día de mañana estarás justo donde tus pasos te lleven. Ni un paso antes, ni un paso después.

¿Emprendemos ese viaje juntos? ¿Te doy una mano? ¿Qué puedes perder? Solo la oportunidad de que tu vida sea la que deseas dentro de un par de años… ¿no vale la pena para ti? Seguro que si.

Viki Morandeira

Tu coach personal

Si realmente quieres recuperar la motivación, recuperar la dirección de tu vida, aquí me tienes. Escríbeme rellenado este formulario de contacto. Si lo que deseas es dejar un mensaje sobre este artículo, puedes ir un poquitín más hacia abajo y dejarlo. Será un placer saludarte.

Buenos Propósitos para el Nuevo Año

buenos propositos¿Qué te parece si en lugar de sentirte mal por los problemas, en lugar de quejarte por lo que no sale bien, en lugar de poner excusas y encontrar culpables nos proponemos  Buenos Propósitos para Vivir Mejor?

Por ejemplo…

  • ¿Cómo sería tu día si en lugar de pensar que todo te va a salir mal, cambias “rápidamente” tus pensamientos y eliges otros positivos?  A fin de cuentas, ¡¡no puedes estar seguro al 100% que todo te vaya a salir mal!!
  • ¿Qué tal iría tu día si en lugar de ocupar el 90% de tu día en pensar en tus problemas, dedicaras ese tiempo a pensar y poner por escrito “soluciones“?  Entre ellas, si las relees luego, ¡¡podrás encontrar más de una que si las emprendes con dedicación y disciplina podriá resolver tus desvelos!
  • ¿Y si en lugar de pasarte el día criticando a los demás, viendo sus defectos, sus deficiencias, sus lentitudes, te dedicaras a descubrir sus cualidades? Te aseguro que saldrías sorprendido. Cambiar nuestra actitud ante alguien con quien no nos sentimos a gusto, hará que la situación cambie.
  • ¿Cuál sería la diferencia en tu vida, si asumieras la responsabilidad sobre tu futuro, tanto económico, como físico, como amoroso? Ser proactivo, actuar antes de que el agua nos llegue al cuello, es una buena manera de no arrepentirnos dentro de 10 años por no haber hecho lo que debíamos!!
  • ¿Sabes como sería tu vida si en lugar de tener miedo, en lugar de no empezar hasta que todo esté perfecto, en lugar de buscar el día y momento oportunos, decidieras empezar ahora, (si, hoy mismo) para luego  ir modificando lo que no te agrada e ir aprendiendo de tus propios errores? Si quieres te digo yo como sería…. FANTASTICA!!!

Por qué no te propones, esta semana, estos 5 nuevos hábitos…

  1. Elegir pensamientos Positivos.
  2. No pasar el día pensando en Problemas, tomar acción en soluciones.
  3. Cambiar la actitud ante las personas que no te gustan
  4. Comprometerte con tu futuro físico, económico, amoroso y entrar en acción.
  5. Dar esos pasos que te retienen estancado, (por miedo) ya que ésta es la manera de superarlo.

Y si quieres, para la semana que viene puedes proponerte 5 Buenos Hábitos Nuevos!!!!

Cambiar tu vida, cambiar la forma en la que ves tus posibilidades, es posible. Es más, yo diría que es imprescindible!!! Desde el Coaching podemos hacerlo juntos. ¿Lo hablamos?

Tu Coach Personal

Como ser un in-feliz de manual

como ser feliz

La semana pasada, en el programa de radio que desde hace cuatro años participo cada lunes hablamos sobre qué hace que una persona sea un in feliz de manual. ¿Qué hace que si buscas en el diccionario la palabra infeliz aparezca tu fotografía? No es fácil asumir que somos responsables de ser felices.

No es sencillo decirnos a nosotros mismos: Mira, si no eres feliz, seguramente tienes que cambiar algo, cambiar tu actitud, mirar tu vida y tus circunstancias de otra manera.

Porque para ser sinceros, la felicidad es algo interior. ¿Has visto la película La Vida es Bella? Yo soy de esas personas que lloran hasta con la publicidad navideña así que no la he visto, pero se que trata de la historia de un hombre que en un campo de concentración y a pesar de lo duro de la situación conseguía tener momentos de felicidad.

¿Qué hace que un niño descalzo y vestido con ropas roídas y viejas pueda sonreír y sentirse feliz?

¿Por qué dicen que rico no es quien más tiene sino quien menos necesita?

Porque la felicidad, es algo que no depende SIEMPRE de lo externo, que a pesar de lo duro de las circunstancias, nadie puede robarnos el derecho a elegir la actitud con la que queremos tomarnos esas circunstancias. Es probable que tú no seas del todo feliz, pero que tampoco estés pasando por la extrema pobreza (no tendrías oportunidad de leer esto, ni tiempo, ni interés en leerlo, porque comer sería prioritario para ti) y es probable que tampoco estés en una guerra, ni en una situación tan al límite como demasiadas veces se ha vivido en la humanidad. Si no eres del todo feliz, escucha a tu mente, mira para dentro tuyo y pregúntate qué hábitos, que actitudes puedes cambiar para que tu vida la veas como mucho más feliz. Puedes lograrlo en apenas segundos. Milésimas de segundos. Te lo aseguro.

Aquí están los Hábitos de la Infelicidad. Bueno, solo son 5, porque hay muchos más. Pero estos son los cinco sobre los que hablamos en el programa Optimistas en Acción en Radio Lucena.

Cambia tu actitud. Cambia tu mente. Cambiarás tu vida.

1.- Vivir en el pasado. 

¿Eres de las personas que se la pasa quejándose por lo que pudo haber sido y no fue? ¿Pasas tu tiempo pensando en lo que salio mal, en quienes te ofendieron? Si en tu día a día cargas rencor o remordimientos eso significa que estás teniendo un exceso de pasado.
¿Qué ganas? Nada bueno, desde luego. Lo que ganas cuando vives en el pasado es reabrir tus heridas, cargar con el no perdón y la culpa, arruinarte tu presente e impedirte ser feliz.
Decide HOY vivir HOY, y no en lo que ocurrió hace 3 meses o 30 años. De ti depende ser feliz hoy. De ti depende hacer las paces con el pasado y dejarlo donde tiene que estar.

2.- Tener la mente pequeña
Otro de los hábitos de un infeliz de manual es el hecho de llenar su mente (y sus charlas) con cotilleos y comentarios sobre la vida de los demás. Cuando dejas de pensar en tu amargo pasado y para variar un poco pasas a pensar y hablar sobre la vida de los demás, quejándote o criticando lo que hacen o no hacen, solo estás llenando tu día a día de tiempo perdido. ¿Qué ganas al hablar de los demás? Nada bueno,
Decide HOY cambiar tu diálogo, pensar como las mentes grandes, vivir tu vida lo mejor posible y dejar que los demás hagan la suya como puedan.

3.- Tener enfoque negativo
Otro de los hábitos de aquellas personas que se sienten infelices es mirar al futuro con miedo, con preocupación, enfocándose en todo lo que puede salir mal. Si algo sale bien, lo olvidan rápidamente, creen que ha sido cosa de un día, un golpe de suerte, pero en cuanto algo vuelve a salir mal recuperan la creencia de que sus vidas están marcadas por el dolor y el fracaso.
Decide HOY escuchar tu diálogo negativo y empezar a enfocarte en lo que SI puedes hacer, en lo que puede salir mejor de lo que tu mente te augura.

4.- Compararse con los demás.

Una persona infeliz se compara. Mira su vida y mira la de los demás, la de aquellos a los que les va mejor que a ella y piensa que porque los demás tienen buena suerte el/ella no puede tenerla. Piensa que los demás les están robando la posibilidad de tener buena suerte. Tienen la idea de que no hay suficientes cosas buenas para todos en el mundo, viven con un pensamiento de escasez, de miedo, de falta  y siempre comparan lo suyo con lo de los demás. Vivir comparándonos nos hace infelices. Siempre habrá alguien que tenga o sea más que uno. Siempre. Y si llegáramos a ser y tener más que nadie…. sería horrible, viviríamos con la angustia de perder esa posición o esas posesiones.

Una persona feliz saben que su buena suerte y las situaciones de su vida son su responsabilidad y que puede aspirar a crecer y alcanzarlas. Los felices también tienen tropiezos, pero se levantan porque confían en si mismos. Saben que son humanos y pueden cometer errores, tienen un plan que seguir, un camino que recorrer. Decide HOY no gastar tu tiempo en comparar tu vida con la de los demás. Invierte tu tiempo en tener una meta, en caminar hacia ella, en aprender y crecer hasta ser capaz de lograrlo.

 5.- Sufrir por los imprevistos

La vida es incontrolable. Por muchos planes y proyectos que tengamos, por muy bien que nos hayamos preparado, nada es controlable al 100%. Una persona infeliz sufre ante cualquier diferencia entre sus planes y la realidad. Si llueve, sufre. Si suspenden un evento al que pensaba ir, sufre. Si tenía todo preparado para hacer algo y se cancela, sufre. Las personas infelices se derrumban con muchísima más facilidad cuando el azar o los imprevistos les destrozan los planes. Sienten ese destrozo de manera interna, exagerada. Su mente incrementa el dolor por lo que no ha salido bien.

Una persona feliz asume que a pesar de todo su esfuerzo y de ir dando pasos todos los días hacia sus metas, la vida es incontrolable, imprevista y puede sorprendernos con algo que no entraba en nuestros planes. Pero aún así, lejos de dejarse desmoronar por ese suceso, siguen centrándose en sus objetivos, sin venirse abajo.

No existen los planes perfectos, incluso aquellos que han sido preparados al detalle pueden sufrir imprevistos y tener que tomar un desvío o sufrir un parón momentáneo. (Así me siento yo en este diciembre pasando por una neumonía… en un parón forzoso para reponer fuerzas 🙂 )

Pase lo que pase, prepara un nuevo camino, un plan B, o C, o D, o la letra que haga falta. Pero sobre todo, elige los hábitos que te hagan sentirte feliz. Porque la felicidad es el único camino hacia el éxito.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Como triunfar en nuestra vida: Just do it

frases motivadoras

¿A qué sería mucho más sencillo si simplemente siguiéramos lo que dice el título de este artículo?

JUST DO IT.

Solo, hazlo.

¿Te has parado a pensar en qué te impide “hacer” aquello que realmente haría que tu vida fuera lo más parecido a la vida que tienes en mente para ti? ¿O acaso no tienes en mente para ti ninguna vida mejor?

Si eres feliz, si tienes una actividad laboral que te satisface, si te consideras muy bien remunerado, o si trabajas por tu cuenta y disfrutas de tu trabajo mientras ingresas más que de sobra para sentirte exitoso entonces, quizás no tengas que plantearte una “vida mejor” sino metas que te reten y te muevan a seguir creciendo y disfrutando de dar lo mejor de ti.

En cambio… si sientes que no eres feliz, si estás en un trabajo que no te gusta, si no te sientes a gusto haciendo lo que haces, si crees que podrías dar otros pasos para tener esa vida deseada… entonces… sigue leyendo.

JUST DO IT.

Solo, hazlo. Lee y si en algún momento tu mente hace “click” será que has leído lo suficiente. 🙂

Según la RAE, éxito significa:

Resultado feliz de un negocio, actuación-. o Fin o terminación de un negocio o asunto.

De estas dos definiciones quiero destacar tres palabras. Resultado, Fin, Terminación.

El fracaso no es resultado de un evento. Cuando hacemos algo, podemos cometer un error, equivocarnos, tomar decisiones que no son las apropiadas….. pero todo esto no es un fracaso. Son pasos previos al éxito. Son pasos que nos enseñan lo que NO había que hacer. Y de ahí, podemos extraer lo que SI habría que hacer para conseguir el éxito.

Cuando te equivoques en algo, no pienses o digas que has fracasado. Mira cada error como un escalón que te acerca al éxito. Se persistente. Que un resultado adverso no te haga detenerte en tu camino hacia tu objetivo.

¿Crees acaso que las personas exitosas no conocen el fracaso?

¿Cuántas veces necesitó fracasar Edison para conseguir sus inventos?

Tienes dos caminos: O eliminas la palabra fracaso de tu mente, o le cambias el significado por el de “paso previo al éxito“. De ti depende que al equivocarte sigas motivado hacia emprender nuevas acciones. Si te castigas diciéndote: Soy un fracasado…. y te paraliza el miedo a volver a equivocarte… serás una persona que no puede superar un fracaso.

JUST DO IT. Da igual si algo sale mal. Recalcula el recorrido, vuelve a intentarlo, Solo, hazlo.

Por que si eres persistente, auto-disciplinado, si sigues haciendo lo que tienes que hacer, (tengas ganas o no), no verás ese error como un fracaso, sino como algo que te enseña a seguir.

B. C. Forbes, el fundador de la revista que lleva su apellido escribió: “La historia ha demostrado que los más notables exitosos usualmente encontraron grandes obstáculos antes de triunfar, pero ellos tuvieron éxito porque se negaron a sentirse derrotados por su fracaso

No dejes que nada te derrote. Vuelve a intentarlo. Prueba algo distinto, aprende una forma nueva de conseguir eso que anhelas.

Cada día eres capaz de diseñar tu futuro. De tí depende. De tus sueños. De no dejarte vencer por un pequeño obstáculo. De volver a levantarte cada vez que te caigas. Con confianza en ti mismo. No creas que lo sabes todo, aprende de TODO. Incluso de tus errores.

 A veces las cosas no salen bien. En el camino hacia nuestra meta, hacia aquello que para nosotros será “el éxito”, habrá muchos pasos que dar, muchas circunstancias que ralenticen nuestro paso, pero aún así, JUST DO IT, Solo, hazlo. Sigue adelante. Sigue intentándolo, aprender, pregunta, cuestionate, intenta averiguar qué te falta, qué paso cambiaría la situación, busca qué te detiene, cuales son esas creencias limitantes que te frenan. A veces, somos nuestro peor enemigo, somos quien sabotea nuestras posibilidades por escuchar a una mente que no hace más que ponernos palos en la rueda…. El coaching te ayuda a sacar esos palos, a conocer qué hay en tu interior que te está frenando, que te está impidiendo tener éxito y la vida que deseas. El camino al éxito no es corto. Requiere compromiso y perseverancia. Requiere crecer.
No hay éxito sin fracaso previo. Recuérdalo. Cuando estés a punto de sentirte derrotado recuerda que emprender una nueva Acción es lo que te aleja del fracaso.

Coach Personal

Alcanza tu éxito. Escríbeme.

Barreras mentales que nos limitan en nuestros logros

¿Por qué algunas personas consiguen mejores logros que otras?

¿Por qué algunas personas superan las circunstancias personales y llegan hasta donde habían soñado llegar?

Porque CREEN que pueden.

 

Entre nuestros objetivos, nuestras metas personales y el momento presente en el que nos encontramos hay diversas barreras que nos impiden estar en el momento actual como desearíamos estar. Nuestras barreras mentales son más poderosas que las barreras circunstanciales.

¿Cuáles son esas barreras internas que nos están frenando?

Los miedos.

Los no. No puedo. No tengo. No soy. No se.

La zona de confort.

En un proceso de Coaching abordamos estas barreras internas enfrentando a la persona con sus propios limitantes. Trabajar con un coach personal ayuda a escuchar, a escucharnos a nosotros mismos en nuestros anhelos. Ayuda a ver nuestras capacidades, nuestros Si puedo. Si tengo. Si soy. Si se. A descubrir nuestros miedos y a vencerlos. A ver la utilidad, los beneficios de salir de nuestra zona de confort.

¿Qué miedos nos frenan?

El miedo al fracaso. El miedo al éxito. El miedo al que dirán. El miedo a los cambios. El miedo a perder el control de nuestras vidas. El miedo a defraudar a los demás. El miedo a perder a los demás.

Nuestras creencias limitantes, expresadas como No. No puedo aprender a hacerlo. No se me da bien. No se hacerlo. No puedo lograrlo, nadie en mi familia lo hizo antes. No tengo tiempo. No tengo dinero. No tengo las habilidades necesarias. No tengo la capacidad que tienen otros. No se como se logra.

Y el habernos acomodado a una determinada zona de confort, tener un nivel de tolerancia muy alto que nos hace vivir “no tan bien” y conformarnos con ello. Que nos hace creer que así es como deberían ser las cosas en nuestra vida, que no podemos aspirar a más.

El primer paso para lograr nuestras metas, por grandes o pequeñas que sean, es saber qué nos está frenando, qué nos está impidiendo dar los pasos necesarios para avanzar. Por lo general estas limitaciones son internas y cuando cambiamos internamente empezamos a dar los pasos necesarios para que los cambios se produzcan en el exterior. Sin un cambio interior no hay logros, no hay cambio exterior en nuestra realidad.

Como decía Einstein, si hacemos lo que siempre hacemos, es de locos esperar un resultado distinto. Por eso, para llegar hasta donde nunca hemos llegado, es necesario hacer lo que aún no hemos hecho.

Y si tenemos una meta, si hemos decidido qué queremos conseguir en nuestra vida, es tiempo de escucharnos, de analizar cuales son nuestros miedos, de preguntarnos cuales son las creencias que nos limitan, cuales son nuestros no tengo, no puedo, no se, no soy.

Y comprender que los resultados que deseamos están si o si fuera de nuestra zona de confort. Que sin dar pasos fuera de lo conocido, de lo que controlamos, de lo que no nos causa incomodidad solo seguiremos consiguiendo lo que hasta ahora venimos consiguiendo.

Es necesario retarnos a ir mas allá de nuestros límites, de nuestra zona conocida, buscar el incomodarnos para crecer. Si tenemos miedo a hablar en público, solo enfrentando al público, poniéndonos delante de una audiencia y empezando a hablar ganaremos la seguridad y confianza necesarias para que esto deje de ser un problema. Si tenemos miedo a conducir, solo sentándonos delante del volante, permitiéndonos ayudar por el profesor de la autoescuela para ir ganando práctica, solo así conseguiremos ganar confianza y seguridad para poder conducir. Cuando estos miedos nos impiden avanzar hacia nuestras metas, es necesario conocerlos, conocernos a nosotros mismos, escucharnos y así saber qué es lo que necesitamos mejorar.

Si tenemos miedo de ir a una entrevista de trabajo, pero deseamos tener un trabajo, difícilmente vamos a conseguirlo quedándonos en casa o haciendo lo que hasta ahora hemos hecho. Es necesario dar pasos fuera de nuestra zona de confort.

Si somos personas que ciertas circunstancias nos generan vergüenza, nos dan timidez, es necesario comprender qué esto nos está frenando. Aceptar que hay algo que podemos mejorar. Tener claro que la timidez no es algo inherente a nuestra persona, sino una conducta que nos protege del miedo a hacer el ridículo, del miedo a no ser escuchados, del miedo al rechazo de los demás, del miedo a no caer bien a todo el mundo, del miedo a mostrarnos como somos, porque creemos que los demás no aprobarán como somos.

Para poder realmente cambiar nuestra vida es necesario SENTIR LA NECESIDAD DE HACERLO. Mientras nos permitamos estar en la zona donde las cosas no están tan mal como para hacer algo, vamos perdiendo autoestima, perdiendo la motivación, acomodándonos a nuestra jaula que es la zona conocida, sin retarnos a dar pasos fuera. Cuantas personas han querido aprender inglés, han pagado cursos, han comprado miles de libros, cds, pero no ha sido hasta que han tenido la necesidad de entender y hacerse entender cuando han logrado dar pasos para lograr tener un buen nivel de inglés.

Nada logramos si no nos retamos a nosotros mismos, si no validamos nuestras metas, dándonos permiso para lograrlas, dejando de creer que no somos merecedores de algo mejor en nuestras vidas. Una vez que hacemos el cambio interno de permitirnos ambicionar más resultados en nuestra vida, nos damos permiso para enfrentar nuestros miedos, creemos que es posible llegar y llegamos porque nada nos detiene hasta lograrlo.

Paciencia, perseverancia, pasos pequeños, utilizar el método kaizen en nuestro camino hacia nuestras metas. Así como en la escuela hemos ido avanzando paso a paso, lección a lección, en nuestra vida, en nuestros emprendimientos también podemos avanzar paso a paso.

Es necesario asumir que todo lo que nos propongamos tendrá una serie de pasos que dar, que de no darlos nos vamos a encontrar en un año en el mismo lugar pero cargados de frustración, descargados de autoestima y vacíos de motivación.

Hace unas semanas mi blog www.cordobacoaching.blogspot.com pasó el Millón de visitas. Con un solo artículo no lo hubiera logrado. Fueron necesarios muchos pasos, muchos artículos, muchos aprendizajes, muchos errores, mucha perseverancia y mucha pasión por lo que hago para que ese millón de visitas fuera una realidad. Para eso fue necesario el cambio interno, el creer que era posible, el creer en mi proyecto, el no rendirme ante los errores, el seguir aprendiendo día a día, el hacer cursos de SEO y de wordpress, el aprender de los que ya estaban haciendo lo que yo quería hacer, el recibir ayuda, el saber pedir ayuda, el asumir el Aún no lo se, pero quiero aprenderlo.

Cada paso nos da práctica. Cada práctica nos da mejores resultados. Cada resultado positivo nos da confianza y seguridad. Y esto nos retroalimenta, nos ayuda a tener más motivación, más fuerzas para dar más pasos. Si nosotros no nos movemos, tanto interna como externamente, podemos seguir muchos años en el mismo lugar, quejándonos por no haber conseguido nuestras metas, culpando a los demás por ello, sintiendo el remordimiento de no haber arriesgado, la desilusión de haber perdido el tiempo, de haber desaprovechado las oportunidades.

Como decía Marie Curie, en la vida no hay nada que temer. Solo hay que comprender.

Si comprendemos que nuestra meta es válida, alcanzable.

Si comprendemos que hay que hacer cambios internos para llegar

Si comprendemos que no basta con saber, que hay que aplicar

Si comprendemos que somos libres para ser mejores o libres para no hacer nada y seguir igual

Si comprendemos que paso a paso podremos llegar, entonces podremos asumir el firme compromiso con nuestra mejora personal y avanzar con decisión , como la tortuga, para ganarle a todas las liebres que se crucen en nuestro camino. Igualmente, la tortuga ganó porque no se comparó con la liebre. Sino, de seguro que no habría ni empezado la carrera. Compararnos es limitarnos. Solo podemos compararnos con nosotros mismos, para poder crecer, para ser un poco mejor de lo que nos acostamos ayer, y para saber que mañana podemos ser un poco mejores que la persona que somos hoy.

Viki Morandeira

Tu coach Personal.

¿Te adivino el futuro?

cambiar el futuro

Yo creo que las brujas, quienes leen la mano, quienes tiran las cartas del tarot, quienes predicen el futuro, hacen algo de trampas… Bueno, quizás no es trampa, sino que tienen una habilidad superior a la nuestra, para captar nuestra forma de ir por la vida.

 Si, porque aunque no lo creas, no es tan difícil predecir el futuro.
Si deseas una vida en la que sentirte feliz, próspero, exitoso, con la calidad de vida que deseas para ti, para tus hijos, la llave de tu futuro no está en las bolas de cristal….
Nuestra actitud ante la vida es DETERMINANTE para predecir nuestro futuro.
Te invito a leer este relato.
Un hombre, de unos 35 años, a quien la vida no le había tratado muy bien, fue a ver a una bruja. Quería saber qué más tendría que vivir, qué le depararía su futuro.
Entró en la habitación de la vidente, y esta lo observó. Sus hombros estaban caídos, su cabeza hundida entre los hombros, era la imagen misma de la derrota. La vidente, le hizo un par de preguntas, para conocerle mejor, antes de poner las manos sobre la bola de cristal y empezar a describir cual sería su futuro…
Se lo pintó negro. Muy negro. El hombre, cada vez que escuchaba que su futuro sería más y más sombrío, más y más se hundía en su silla…. Cuando acabó, la vidente le preguntó. ¿Quieres que este futuro sea de otra manera?
Si, por supuesto_ dijo el hombre levantando por primera vez su cabeza….
Te diré como hacer trampas, como engañar a mi bola de cristal y cambiar tu futuro. Aquí van las trampas que tienes que hacer.
  • Cuando pienses, “no vale la pena esforzarme, total, no lo conseguire”…. en lugar de rendirte, ESFUÉRZATE, HAZLO, ARRIESGA, DA EL PASO.
  • Cuando te quejes por algo, … en lugar de seguir sintiéndote víctima de todo y de todos, HABLA, EXPLICA, CAMBIA, RESUELVE.
  • Cuando estés por echar la culpa a los demás… en lugar de cargarles con lo que no te agrada PIENSA, ¿QUE HE HECHO PARA ESTAR EN ESTA SITUACIÓN? Resuelvelo, cambialo, da un paso.
  • Cuando te pases horas frente al ordenador o frente a la televisión… en lugar de eso, APÁGALO, HAZ ALGO, PROYECTA. SUEÑA, DECIDE, EMPRENDE.
  • Cuando te cuenten chismes o seas tu quien va a contar un chisme… en lugar de hacerlo, PIENSA, LAS MENTES PEQUEÑAS HABLAN DE LOS DEMÁS. SI QUIERES UNA MENTE GRANDE, NI CUENTES NI ESCUCHES CHISMES.
  • Cuando decidas algo, y cambies, y vuelvas a cambiar… en lugar de hacerlo. HAZ TRAMPA, SIGUE, INSISTE, AUNQUE FALLES, PORQUE LA PERSEVERANCIA ES EL CAMINO HACIA EL EXITO.
  • No seas de los que emprenden 1000 proyectos y no acaba ninguno.
  • No seas de los que se dicen que no lo lograrán.
  • No seas de los que buscan un trabajo por el sueldo, busca un trabajo porque quieres aportar lo mejor de ti.
  • Cuando te sientas tentado a no confiar en ti, detente… y CONFIA. SIGUE CONFIANDO EN TI, CRECE, APRENDE, MEJORA Y CONFIA.

Si en el pasado creías que tu vida no podía mejorar. Si te han dicho que te iba a ir mal, recuerda…. PUEDES HACER TRAMPA.  

Una persona que no se esfuerza, que vive quejándose, echando la culpa de sus problemas a los demás, que trata de vivir a costa de otros, que aplica a diario la ley “del menor esfuerzo”, que no tiene iniciativa, que se muestra insegura, que cambia de opinión constantemente, que emprende 100 proyectos pero no acaba ninguno, que no confía en si misma, que va por la vida sufriendo, sin responsabilizarse de su propia vida…. le muestra esa imagen a la bruja… y ella, que es muy bruja y tiene mucha empatía…. le dice lo que le va a pasar!!!

Y claro, como esta persona, es de por sí, negativa… pues ya no se esfuerza más por cambiar, ni por conseguir nada…. total….. ¡¡¡ya se lo ha dicho la bruja!!!

ME DA IGUAL LO QUE TE HAYAN DICHO TODAS LAS BRUJAS DEL MUNDO, incluso tu madre!!! ( jajajaja)

SI uno se hace RESPONSABLE de su propia VIDA, puede decir NO QUIERO ESTO PARA MI. Patear la mesa con la bola de cristal… y salir a VIVIR.

Eso es lo que debes hacer….. Meter en tu vida nuevos hábitos, que te lleven a una vida mejor. Meter en tu vida el optimismo, para ver las ocasiones y oportunidades de crecimiento. Luchar y esforzarte por crecer. Disciplina. Ante todo, ¡¡¡disciplina!!! No importa cuanto tardes… si sigues, llegarás. El fracaso solo alcanza a los que se rinden… mientras sigas caminando, se irá cada vez más lejos!!!

-El que hace algo se puede equivocar, pero el que no hace nada, ya está equivocado.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Siempre hay camino

valentia

Siempre hay soluciones, siempre hay caminos, siempre hay nuevas oportunidades, siempre hay otras alternativas. Pero la realidad es que muchas personas se quedan ancladas en sus problemas, se cierran las puertas, cierran sus mentes y ellos mismos cortan toda posibilidad de encontrar esas alternativas a sus vidas.

Como ser feliz es una preocupación que muchas personas tienen en su mente, como una pregunta sin respuesta. Dan vueltas al mismo tema una y otra vez.

Me gustaría ser feliz.

Quiero dejar de estar mal.

No me gusta mi vida.

Como hago para ser feliz.

Pero esta pregunta muchas veces se queda en sus mentes sin respuesta. No hay una serie de pasos para todo el mundo que lleven a una persona a ser feliz. Porque la felicidad, para cada persona, tiene ingredientes diferentes. Si “mezclamos” estos ingredientes, en nuestra propia receta, podremos sentir esa felicidad dentro nuestro.

¿Por qué nos resulta tan difícil ser felices?

Muchas veces porque vivimos preocupados en satisfacer las expectativas de los demás, con miedo a ser rechazados si decimos que no, o si hacemos lo que realmente nos gustaría hacer. Por falta de confianza en nosotros mismos y la parálisis que esto produce.

Decía Gandhi que ser feliz es tener congruencia entre lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos. Nada más. ¿Una receta sencilla verdad?

Por eso la felicidad no puede llegar desde fuera de nosotros mismos, sino desde dentro. ¿Quién puede saber mejor que tú cuales son tus pensamientos y tus sentimientos?

Desde el coaching trabajamos en escucharnos a nosotros mismos, en determinar cuales son las incongruencias entre lo que sentimos, pensamos y hacemos que nos llevan a sentir infelicidad en nuestra vida.

A menudo, un simple cambio de visión, un cambio de actitud es lo que se necesita para poner en marcha el motor de la felicidad.

Ser feliz puede ser mucho más sencillo de lo que uno cree. Sentir, pensar y hacer sintonizados.

La teoría es fácil, pero por supuesto que llevarlo a la práctica no suele resultar tan sencillo, sino, ¿habría tanta gente en busca de la felicidad?

Llevarlo a la práctica exige un compromiso con el crecimiento personal, un trabajo interno de reflexión para poder conocernos mejor. Retomar las riendas de nuestra vida, que quizás las hemos dejado en manos del miedo, de los demás…

Nunca es tarde para retomar estas riendas y recuperar ese estado de felicidad que alguna vez hemos sentido tan dentro nuestro. No importa lo que haya ocurrido en tu vida hasta ahora, hoy es el mejor momento para decidirte a reencontrarte contigo y con tu propia felicidad.

Siempre hay camino. Mientras tus piernas puedan caminar, siempre hay camino.

 

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Como triunfar en la vida

como triunfar en la vidaCuando nos preguntamos como triunfar en la vida, está claro que no nos sentimos a gusto con la vida que llevamos. Algo nos falta, las cosas no nos salen bien y cada día se hace cuesta arriba. Entonces… ¿qué podemos hacer? ¿Aceptar que no es para nosotros esto de saber como triunfar en la vida? Pues no. No te rindas, no te des por vencido. El primer paso para descubrir el “como triunfar en la vida” es definir qué significa para nosotros el Exito. Sin una definición propia de lo que nos haría sentir felices, triunfadores y exitosos dificilmente llegaremos a conseguirlo, a sentirlo. ¿Como sentirnos triunfadores si no hemos definido qué es triunfar para nosotros?

El segundo paso es pensar en el largo plazo. Nadie ha llegado de la noche a la mañana a ser exitoso en su vida. Muchos se han quedado en el camino. Empezaron con ganas de triunfar, pero ante las dificultades, los problemas y algún que otro fracaso, pueden haberse rendido. Pero para llegar a ser expertos en el arte de “como triunfar en la vida” es necesario asumir que la perseverancia es la condición indispensable del éxito.
Si lees e investigas las biografías de personas exitosas, podrás ver, notar, que muchos de los que alcanzan el éxito tienen pasados duros, difíciles, incluso, increíbles para luego haber logrado llegar hasta donde han llegado…

Y si te dijera que ese duro pasado fue la base para ese futuro de éxitos??

Y si te dijera que la actitud con que enfrentaron esas pruebas y esos golpes fue lo que determinó su futuro?

Y si te digo que no necesitas esperar los golpes de la vida para saborear el éxito?

¿Crees que es necesario sufrir para triunfar?

Para triunfar, para tener éxito, para vivir como uno desea vivir no es necesario sufrir. Pero si es necesario aprender lo que marcó las vidas de decenas de personas de éxito. Podemos aprender de los demás, eso acortará nuestra curva de aprendizaje. No te confíes demasiado de ti mismo. Ve con ansias de aprender, de mejorar, de permitirte recibir ayuda. Nadie llega solo hasta la cima. Muchas personas cuentan con un equipo, o incluso con una sola persona que confió en ellos y apostó por su capacidad para lograrlo.

Como triunfar en la vida

¿Qué han hecho las personas que viven vidas donde se sienten satisfechas y plenas? Si otros han podido lograrlo, nada te impide a ti lograrlo también. Quizás sea cuestión de saber qué hicieron esas personas y replicar sus pasos. Unos puntos importantes que no está de mes evaluar si forman parte de tu vida.

  • Tenían una meta
  • Aprendizaje
  • Superación
  • Crecimiento
  • Actuar a pesar del miedo
  • Tomar decisiones
  • Ser Constante
  • Ser Perseverante
  • Disciplina
  • Esfuerzo
  • Trabajo comprometido
  • Entrenamiento
  • NO Rendirse
  • Insistir
  • Equivocarse
  • Corregir

Cuanto antes aprendas lo que diferencia a una persona de éxito de otras que no, avanzarás y es muy probable que no necesites de ningún golpe para llegar a tus metas.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal