Tu mente ¿saboteadora de tu éxito?

la-noche-es-la-mejor-representacion-de-la-infinitud-del-universo-nos-hace-creer-que-nada-tiene-principio-y-nada-fin

¿Por qué algunas personas, empezando de cero, logran éxitos formidables y otras, empezando igual o mejor posicionadas tienen vidas en las que no son felices? ¿Acaso es fruto de la buena suerte, de que tengan oportunidades que otros no tienen, de que estén mejor capacitados? Por lo general no. ¿Donde está la diferencia entre una persona triunfadora y los demás?

Los Pensamientos que alimentas.

Como decía Henry Ford: “Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, tienes razón”. Aquello que puedas creer, podrás lograrlo y por el contrario, si no  puedes creer, prepárate para no lograrlo.

Nuestros pensamientos son generadores de nuestra realidad. ¿Te has dado cuenta de esto? ¿En qué momentos te has dicho: Yo puedo hacer eso, creyendo firmemente en que podías hacerlo y lo has logrado? Mira tu vida, y trata de tomar conciencia de todo lo que has logrado porque creías que podías lograrlo. Desde que has pensado que podías caminar, y has abandonado la seguridad de ir gateando, han pasado muchos años y has acumulado logros.

Pero ahora, si te encuentras paralizado, atascado en una vida que no es como tú desearías que fuera…. ¿no será acaso porque tus pensamientos no son los que te ayudan a lograr otra vida más que esta?

Pensar puede llenarnos de miedos. ¿Y si no me dan ese trabajo? ¿Y si no consigo hacer que este negocio funcione? ¿Y si no puedo lograr este contrato con este cliente? Aquellos pensamientos que te frenan, desde el miedo, son los responsables de que no lo consigas.

¿Cómo poner a nuestra mente a trabajar para nosotros, en lugar de que sea nuestra autosaboteadora? Mejorando nuestros pensamientos.

No siempre es fácil, porque no sabemos por donde empezar. ¿En qué tengo que pensar? ¿Como tienen que ser esos pensamientos? ¿Cuáles tengo que repetirme y creer?

Para vaciar nuestra mente de pensamientos que nos sabotean, que te impiden que seas una persona exitosa, empecemos por llenar nuestra mente de pensamientos que te ayuden a confiar en ti, a creer que es posible, a motivarte para lograr dar los pasos necesarios para lograrlo.

  1. Puedo lograr lo que me proponga.
  2. No son obstáculos, son retos
  3. Para empezar no hace falta ser grande, pero para ser grande hace falta empezar
  4. Persevero y triunfaré.
  5. Errar es humano
  6. Pesa más el arrepentimiento que el error

Dile a tu mente cómo quieres pensar. Recuérdale que ya has logrado tus metas y objetivos en el pasado, que puedes hacerlo nuevamente. Ten fe.

Lo normal es que no sea fácil. El camino hacia el éxito puede estar lleno de obstáculos, pero no los veas así, no los veas como problemas, sino como retos. ¿Acaso esto que para tí ahora es un problema no lo ha tenido que enfrentar alguien antes? Seguramente. ¿Y tú eres menos capaz que esas personas que ya lo han superado? NO, seguramente eres igual de capaz. Si te comparas con personas que ya son grandes, recuerda que han empezado siendo pequeños, que nadie empieza siendo grande, nadie!!

Nuestra meta, por muy lejana que parezca, seguirá ahí, como ahí estaba la meta que fijaron la libre y la tortuga de la fábula de Esopo. ¿Recuerdas el cuento?

Si puedes creer que lo lograrás, como creía la tortuga, y si aceptas que cometerás errores, que aprenderás de ellos, que en realidad no existen los errores, que son aprendizajes, si perseveras, y entras en acción de manera consistente, sin rendirte, sin darte por vencido antes de llegar, puedes lograr, como la tortuga, vencer incluso tus propias limitaciones.

La liebre está mejor preparada para correr que la tortuga. Eso no importó.

La liebre se sabía más rápida. Eso no importó.

La liebre tenía más experiencia en correr. Eso no importó.

Conseguir lo que te propones no es fruto de tu aptitud, sino de actitud. Y una buena actitud se cultiva en nuestra mente, se alimenta alimentando los pensamientos que nos ayudan a CREER que es POSIBLE. Pero no basta con creer.

¿Crees que la tortuga habría ganado la carrera si solo hubiera creído que podía ganarla? Desde luego que no. La liebre creía que podía ganarla, pero no corrió, perdió el tiempo, se quedó distraída…. mientras la tortuga, perseverante, la adelantaba y finalmente ganaba la carrera.

Persevera. Sigue adelante. Inténtalo. Equivócate. Arriésgate. El único error es quedarse paralizado. Adelante. Traza un plan, fija tu meta, enfócate como un láser en ella. Deja de lado las distracciones, facebook, candy crush o lo que te esté distrayendo de seguir dando pasos hacia tu meta.

Recuérdalo. El partido jamás se recuerda por el resultado que lleva a mitad de tiempo, sino por el resultado final. NO pierdas el tiempo. Quizás ahora no te guste el resultado “a mitad de partido”, pero en ti está darle la vuelta a la situación, eliminar tus creencias limitantes, superar tus miedos, vencer tus propias resistencias, perseverar, persistir, paso a paso, con paciencia.

Y siempre recuerda, cualquier mínima acción siempre es mejor que la parálisis, incluso aunque algo nos salga mal. Porque al fin y al cabo, ¿qué es un error sino la manera de aprender cómo no había que hacerlo? Así respondió, según se cuenta, Thomas Eddison cuando le preguntó un periodista si haber hecho 1000 intentos previos, fallidos, antes de conseguir la primer lámpara, no lo veía el como un fracaso. Perseveró. 1000 veces, hasta que finalmente, de tanto aprender cómo no debía hacerlo, logró dar con cómo sí debía hacerlo para que funcionara.

Si tu mente es un problema, si te sabotea, si no sabes cómo librarte de ella… desde el coaching podemos trabajar juntos para conseguir resultados mejores.

Viki Morandeira

Coach Ontológico

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Tu mente ¿saboteadora de tu éxito?

  1. Definitivamente es algo muy cierto, el esfuerzo que ponemos por nuestra meta se verá traducido al final del camino pero dependerá siempre de nuestra buena actitud, porque la energìa negativa y la actitud de No puedo, nunca nos llevará a nada bueno. Gracias por tu post tan interesante Vicky.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s