Sabiduría Tolteca: Miedo a la Escasez

dandelions-609253_1920La semana pasada, en el programa de radio Optimistas en Acción, hablamos del primero de los 4 miedos de la vida, los cuatro miedos que según la Sabiduría Tolteca nos paralizan y retienen para llevar una mejor vida. Hablamos del miedo a la Soledad. ¿Cómo puede ser tan paralizante algo que no tiene cadenas, ni cintas para sujetarnos? ¿Cómo puede evitar que demos un solo paso algo que ni siquiera es algo material? ¿Cómo puede retenernos una jaula que no existe?

Precisamente por no existir fuera de nuestra mente, estos miedos, paralizan mucho más que unas cadenas. Si estoy prisionero, podré idear un plan para escapar, cavar un túnel, tramar un engaño…. y muchos prisioneros a lo largo de la historia y de los siglos han escapado de sus confinamientos. ¿Cómo puede ser más sencillo escapar de una cárcel de máxima seguridad que vencer el miedo a la soledad o el miedo a la escasez?

En realidad el carcelero contra el que tenemos que luchar en estos miedos es alguien a quien damos demasiado poder: Nuestra Mente. Cuando creemos algo, lo convertimos en realidad, lo materializamos en nuestra mente y se transforma en gruesas cadenas cuando hablamos de miedos paralizantes.

El miedo a la escasez podemos relacionarlo con el miedo al futuro. Decía Epicuro  que: “el futuro ni depende enteramente de nosotros, ni tampoco nos es totalmente ajeno, de modo que no debemos esperarlo como si hubiera de venir infaliblemente ni tampoco desesperarnos como si no hubiera de venir nunca”.

¿Tiene entonces sentido temer a algo que por una parte no podemos controlar? ¿Tiene acaso sentido temer a los días por venir que irán trayendo aquello por lo que yo me esfuerce y persevere por conseguir?

Muchas veces, con buenas intenciones, conseguimos pésimos resultados. NO me cansaré de repetirlo porque he comprobado por mi misma como a pesar de mis buenas intenciones conseguí malos resultados. Podemos, desde nuestro miedo a la escasez, aconsejar a un hijo, a un amigo, a nuestra pareja, que no haga algo, que siga el camino seguro, que apueste por un sueldo a fin de mes en lugar de apostar por seguir sus sueños. Podemos, desde el miedo a la escasez, oponernos a que nuestros hijos decidan elegir estudiar teatro en lugar de estudiar informática. ¿Y su felicidad? Siempre pensamos en su felicidad, siempre. Pero lo hacemos desde nuestro punto de vista, desde nuestras expectativas, desde lo que nosotros creemos que el otro debería hacer para no vivir en la escasez.

¿Realmente vivimos rodeados de escasez y de falta de oportunidades para mejorar nuestra vida? Si miramos a nuestro alrededor podemos detenernos y agradecer por tantísimas cosas!! Hoy, en la sociedad occidental en la que vivimos, las oportunidades de las que disponemos son inmensas. Podemos tomar un avión y cambiar de país. Podemos cambiar de ciudad o formarnos en una disciplina nueva. Podemos reciclarnos a nivel laboral. O podemos seguir pensando que nada de lo que hagamos cambiará nuestra vida, dejando que el desvalimiento aprendido nos hunda para siempre.


+ Miedo a la escasez
Superar el miedo a estar escaso, sin dinero u oportunidades para ser cada vez más abundante requiere de un trabajo contigo mismo. Debes darte la oportunidad para considerar que tus emociones sientan ese “deseo de merecer lo mejor para tu vida”. El sentimiento de víctima, es una señal de que el fantasma del miedo esta invadiéndote.
Hay una palabra de siete letras que, cuando la repites, empieza a dar claridad al estado de abundancia que hoy tienes. Esta palabra es “GRACIAS”.
Cuando agradeces por todo cuanto tienes en este momento y por lo que llegará a ti, comienzas a ser perceptible de todas las cosas que Dios te ofrece cada día.
Gracias Dios por abrir los ojos este día de hoy, por poder respirar un día más.
Gracias por la cama donde duermo, por las situaciones que parecen adversas, pero me dejan sabiduría.
Gracias Dios, por la sonrisa que me regalo esa persona que no conozco.
Gracias Dios, por Tener trabajo, por la comida caliente, por la taza de café.
Agradece y, en poco tiempo, todos tus deseos comenzaran a materializarse.

La verdad que resulta algo ingenuo creer que “solo” por empezar a agradecer todos nuestros deseos se van a materializar. Puede parecer un insulto a la inteligencia humana que la clave para materializar deseos sea decir: Gracias. No estoy de acuerdo en que sea tan simple.

En lo que si estoy de acuerdo es en que desde el miedo a la escasez tomamos decisiones que no nos hacen felices. Elegimos carreras profesionales o trabajos que nos dan un sueldo a fin de mes, que nos quitan el miedo a no tener, pero que a la larga nos enjaulan en una vida gris y anodina que en nada se parece a la que soñábamos para nosotros.

Uno de los grandes males de esta sociedad en la que vivimos es precisamente este. El haber tomado decisiones desde el miedo a la escasez y no desde la coherencia entre lo que sentimos y pensamos que deberíamos hacer. Nos obligamos a ser parte del rebaño, a seguir a la manada, por miedo a la escasez. Nos obligamos a estar horas y horas en un trabajo que no nos agrada por miedo a la escasez. ¿Qué puedes hacer? Dar las gracias no resolverá todo por arte de magia, eso está claro.

Lo que si puedes hacer es tomar las riendas de tu vida, proyectar y planificar cambios, empezar a diseñar esa nueva vida. NO siempre el miedo a la escasez es malo. Como te decía, lo malo o lo bueno son los resultados. Desde el miedo a la escasez mis abuelos, hace 67 años subieron a un transatlántico y durante 21 días navegaron junto con cientos de inmigrantes, con sus tres hijos, haciendo una travesía que les alejaba de España, tras la guerra civil, que les alejaba de la escasez que estaba viviendo, que era real y no un miedo que estuviera en su mente. Construyeron gracias a tomar esa decisión una vida en Argentina, y gracias a esa decisión mis padres se conocieron y pude nacer.

La vida depende de nuestras decisiones, no lo olvides. La de tus hijos, tus nietos, tus bisnietos…. todas esas vidas en cierta forma también dependen de los pasos que des. NO dejes que ningún miedo te paralice. Podemos Tomar las Riendas de Tu Vida con el taller online que te convertirá en el capitán de tu destino.  Puedes, si tu decisión es retomar las riendas de tu vida, enviarme un mensaje privado desde el formulario de contacto que encontrarás a continuación.

Viki Morandeira

Coach Ontológico

 

Anuncios

Un comentario sobre “Sabiduría Tolteca: Miedo a la Escasez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s