El optimismo es un escudo ante la enfermedad

¿Te resfrías a menudo? ¿Tienes problemas de salud, dolores de cabeza, gastroenteritis? ¿Cómo has estado pensando últimamente?

A veces, estamos tan encerrados en nuestros pensamientos, rumiando nuestros problemas, una y otra vez, que no nos damos cuenta de esos pensamientos negativos que llegan a nuestra mente y los alimentamos más y más hasta que inundan nuestra vida.

Hace ya muchos años que científicos de diversas disciplinas estudian la relación entre el optimismo-pesimismo con la salud-enfermedad. Ya no es solamente algo que decían nuestras abuelas: No te hagas mala sangre que te enfermas. Y nuestras abuelas tenían mucha razón! Ahora, tras muchos estudios científicos detallados es posible asegurar que nuestras abuelas sabían de lo que hablaban.

Dos psicólogas estadounidenses, Susanne Segerstrom y Sandra Sephton, financiadas por el Instituto Nacional de Salud Mental de ese país, estudiaron en el 2010 la respuesta del sistema inmunológico de 124 universitarios tras determinar si tenían expectativas positivas o negativas. Durante 6 meses, estos estudiantes se reunieron en 5 ocasiones con las psicólogas y respondieron cómo de optimistas se veían en cuanto a sus resultados universitarios en los siguientes exámenes. Luego de tomar nota del nivel de optimismo o pesimismo de cada estudiante, les inyectaban en el brazo una dosis inocua de un virus, para comprobar, a los dos días, la respuesta inmune del cuerpo de cada uno. En los estudiantes que habían sido determinados como pesimistas, era visible una roncha mayor donde habían inoculado el virus que en los estudiantes optimistas. Con su estudio concluyeron que tener expectativas positivas o negativas afecta al sistema inmune y por consiguiente, a la salud.

El libro “Anatomía de una enfermedad fue publicado en 1979 por Norman Cousins, tras superar una enfermedad que suele ser irreversible. En este libro, Cousins explica cómo fue su recuperación con un curioso tratamiento que incluía ver las películas cómicas de los Hermanos Marx entre otras terapias.

Otro estudio de la Dra Julia Boehm, asistente del profesorado de Psicología en la Universidad de Chapman fue quien dirigió otro estudio en el que concluyeron que “los individuos más optimistas tienen aproximadamente 50% menos riesgo de experimentar un evento cardiovascular inicial comparado con sus pares” pesimistas.

 Cada año se realizan estudios científicos para analizar la relación entre el optimismo y la salud llegando a conclusiones similares. Una actitud positiva ante la vida nos protege considerablemente de contraer enfermedades.
Los pensamientos pueden venir a nuestra mente sin que nosotros podamos elegir. Ante una persona en la oscuridad no es extraño que tengamos miedo. Ahora bien, llegar a una crisis de ansiedad o permanecer en calma no depende de la situación concreta, sino de nuestros pensamientos. Podemos alimentar lo peor y dejar pasar esos pensamientos como si usáramos un colador, para unos segundos después estar temblando, respirando agitadamente y a punto de perder el control. O podemos utilizar un escudo, que frene esos pensamientos catastrofistas, para poder analizarlos y solamente dejar pasar los que tengan más posibilidades de ser ciertos.
happy

El pesimismo no es algo negativo, ni tampoco algo innecesario. Si ser pesimista fuera algo inútil, la evolución se habría encargado de que desapareciera. Pero el pesimismo puede ayudarnos en muchas ocasiones, y precisamente por eso, la mayoría de las relaciones unen a una persona más optimista con una persona algo más pesimista, para complementarse.

Ser optimista no significa obviar que las cosas puedan salir mal. No significa creer que todo saldrá perfectamente sin que nosotros pongamos nada de nuestra parte. Si no he estudiado para un examen y aun así creo que lo aprobaré eso no es optimismo… quizás es ser demasiado atrevido.

Cuando podemos dar una interpretación positiva a los acontecimientos de nuestra vida, ganamos no solo en salud, sino también en resiliencia. A todos nos gustaría que todo fuera siempre perfecto, pero nada se aleja más de la realidad diaria que esa idea de una vida perfecta. Incluso las personas optimistas tienen días tristes, días malos o incluso días pésimos. La diferencia está en la actitud con la que enfrentamos esas situaciones. Podemos hundirnos, dejarnos arrastrar hacia el dolor y sentirnos víctimas del universo, o podemos elegir que pase lo que pase, esto pasará y el tiempo dará su veredicto. En el programa de radio semanal, este fue el tema que tratamos hoy lunes. También comentamos el cuento del Caballo perdido del Anciano Sabio que puedes leer pinchando en ese enlace.

Estar satisfechos con nuestra vida no solo es ser optimistas. Podemos ser personas optimistas que tenemos una mala temporada y lo pasamos incluso peor que los pesimistas. Muchas veces no nos damos el derecho a expresar nuestro dolor, a tener un mal día, sencillamente porque “no deberíamos sentirnos mal”. Como si tuviésemos la obligación de ser felices y sonreír siempre, sin importar lo que ocurre en nuestro interior. Poder expresar nuestras emociones, sean las que sean, sin juzgarlas es importante para poder estar a gusto en nuestra propia piel.

Otro punto importante es poder TENER CONFIANZA en nosotros mismos. Algo que trabajamos en el taller 21 días para Retomar las Riendas de tu Vida. Confiar en uno mismo es también ser optimista. A veces creemos que todo lo haremos mal, convirtiéndonos en jueces crueles con nosotros mismos….

Y por último, recuerda la frase con la que Gandhi define la felicidad. Felicidad es la coherencia entre lo que uno piensa, lo que uno siente y lo que uno hace. Esta es una de las mayores fuentes de infelicidad actuales. Decimos que si a todo el mundo cuando hay veces en las que desearíamos decir que no….

Perdona, hemos hablado de demasiadas cosas en un solo artículo y puede que quieras profundizar. Si te importa tu vida, tu salud, tu futuro, tu felicidad…. seguramente encontrarás tiempo para invertir en ti haciendo el taller 21 días para Retomar las Riendas de tu Vida. Si te pones a ti como prioridad en tu vida, comprobarás como eres más feliz y puedes aportar más a los demás.

 

Viki Morandeira

Coach Ontológico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s