Empatía para mejorar tus relaciones personales

La mayoría de las personas creemos que sabemos ser empáticas con los demás. Creemos que sabemos ponernos en su lugar y comprender lo que necesitan o lo que sienten. ¿Te ha ocurrido que haciendo algo por otra persona, creyendo que era lo mejor, esa persona se ha sentido incómoda o no se ha mostrado francamente agradecida? Si te ha sucedido esto, es probable que lo que tú creías que era una respuesta empática no lo haya sido. Puedes leer ¿Qué no es Empatía? para tener más claro cuales de tus conductas no son apropiadas ni saludables para tener mejores relaciones personales.

Con las personas que tenemos más confianza es con quienes corremos más riesgo de herirlos por alguna de nuestras faltas de empatía. Solemos creer que nuestro modo de ver les servirá y que podemos darle un consejo para ayudarles, incluso aunque no nos lo hayan pedido, cuando están pasando por una situación complicada. La falta de empatía y cometer estos errores repetidamente hace que los demás nos vean como una amenaza y se alejen por el dolor que les provoca la manera en que les hablamos.

Cuando alguien ha tenido una mala experiencia, o fruto de una decisión algo le ha salido mal, la manera en que le tratamos en ese momento es constructora de una mejor relación o puede ser destructora.

Cómo ser más empático

  • Dar tu opinión como una opinión y no como una verdad absoluta.

Cuando quieras ayudar a alguien, ten en cuenta que tu opinión es solo una opinión, tuya, desde tu perspectiva y que incluso las personas más cercanas a ti pueden opinar completamente diferente. Ten eso en cuenta cuando expreses lo que piensas, hazlo siempre con respeto hacia esa persona, dejando siempre claro que su opinión es igual de respetable y de válida que la tuya.

  • Decir lo que crees respetando que los demás tienen o pueden tener creencias distintas.

Nunca menosprecies las creencias de los demás. Y no me refiero solo a la religión que profesan otras personas, sino también a una gran cantidad de creencias. Tú tienes las tuyas porque has nacido en una época y lugares concretos, porque te has criado con una educación concreta, en una sociedad concreta, y otras personas han tenido sus propias circunstancias que han dado forma a creencias diferentes. Si tú crees en la existencia de los ovnis y otra persona no, respétala. No le trates como ignorante. Si tu no crees en los ovnis, tampoco hay motivos para burlarse ni menospreciar a quienes creen en ellos. Pon siempre por encima la relación  y no las diferentes creencias.

  • Ponerte en los zapatos del otro sin juzgarlo por lo que puede o no puede hacer.

11,1 mocasines

A menudo las situaciones son muy diferentes cuando las vemos desde nuestros zapatos.  Un antiguo proverbio de los nativos americanos dice: Antes de juzgar a un hombre, camina durante tres lunas con sus mocasines. Puede que nuestra mente intente comprender la vida del otro, pero siempre lo hace empezando desde nuestra perspectiva. Es necesario pararnos y reflexionar para poder caminar con sus zapatos y comprender sus motivos más profundos.

  • Reconocer que lo que es sencillo para ti puede ser muy difícil para el otro.

Si esa persona no está haciendo lo que tú crees que debería hacer para mejorar su vida, ten en cuenta que no es porque sea tonta, no es porque sea vaga, no suele ser por los motivos que tú crees…. Cuando alguien no puede dar los pasos que mejorarían su vida, no puede porque no le resulta sencillo, porque tiene miedos, porque no cree que con eso vaya a conseguir mejorar, porque tiene barreras y limitaciones emocionales que se lo impiden. Tratar a una persona con empatía es jamás decirle: ¿Cómo no haces esto o aquello? Es tan fácil. Si, para ti puede resultar muy sencillo, pero te aseguro que esa persona necesita algo de tiempo y comprensión sobre si misma y sus capacidades para poder dar ese paso. No es tonto. ¿A ti te resultan fáciles todos, absolutamente todos los pasos que tienes que dar en tu vida? Seguramente tendrás alguno que te ha costado dar. Recuerda cómo te sentías en esos momentos, para poder comprender cómo se siente ahora esa persona a quien le estabas diciendo lo sencillo que sería resolver su vida si hiciera lo que tú opinas que debería hacer….

  • Confía en el otro.

En lugar de darle consejos, en lugar de darle lecciones de vida u opinar sobre lo fácil que sería dar ciertos pasos, es mucho más empático demostrarle a esa persona que confías en ella. Que haga lo que haga tú le valores y confías en que puede lograrlo. Cuando demostramos confianza en los demás, le estamos dando seguridad, incluso para cometer errores.

  • Deja que se equivoque.

Si crees que sabes cómo han de hacerse las cosas, si tienes claro que camino seguir, pero no te han pedido ayuda, es necesario mantenerse a cierta distancia, porque quizás esa persona necesita hacerlo a su manera y comprobar por ella misma que ese no era el mejor camino para conseguir sus metas. Aprendemos de nuestros errores. Si no hacemos las cosas a nuestra manera podemos quedarnos pensando durante mucho tiempo que a nuestra manera hubiera funcionado. La felicidad es la coherencia entre lo que uno piensa, siente y hace. Si esa persona piensa y siente que tiene que hacer algo, pero por tu opinión o tu consejo no lo hace, se llenará de infelicidad. Aunque tú forma de ver fuera la acertada. Aunque tú tuvieras razón. En este momento lo importante es tener en cuenta los sentimientos, cuando nos sentimos incomprendidos no son las palabras sino las emociones lo que se nos grava a fuego. 

Ser empático es permitir que los demás hagan las cosas a su manera, aunque creamos que están equivocados. Es confiar en que saben hacerlo, incluso si para lograrlo necesitan cometer varios errores. Es no menospreciar a nadie por los pasos que no está dando, es muy probable que tenga sus propios motivos por los que elige otro camino. Recuerda jamás juzgar al otro sin haber reflexionado antes, verás como muy pronto le comprendes y no tiene sentido juzgarle. Tener empatía es jamás creerte dueño de la verdad y de la razón, poner siempre las relaciones personales por encima de las verdades, las certezas y los razonamientos. Porque no hay nada más irracional que arruinar una relación de pareja o de hermanos por creer que tenemos la razón.

10405404_10152788079691006_859347874954079120_n

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Empatía para mejorar tus relaciones personales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s