Miedo a hablar en Público, como superarlo

conductas asertivas

El miedo a hablar en público puede ser paralizante. Puede acabar con las ilusiones de personas que podrían progresar en su trabajo y en su vida al verse en la necesidad de hablar en alguna reunión y por miedo, dan la impresión de no ser lo suficientemente adecuados para un ascenso. Este es un miedo muy común, que incluso han tenido las personas que ahora mismo puedes ver paradas frente de un gran auditorio hablando para miles de personas.

El miedo a no saber que decir, el miedo a lo que piensen de nosotros, el miedo a equivocarnos, porque en realidad, no es concretamente miedo a hablar en público. ¿No hables nunca con nadie? Desde luego que si, tú hablas, como cualquier otra persona, a veces para un “público” de uno, otras veces para un “público de tres o cuatro”, pero estoy segura que aunque algunas veces hablarás incluso para ti  (yo lo hago, aunque no en voz alta, no suelo hacerlo en voz alta, vamos, que alguna vez también lo he hecho, jijiji) Como te decía, estoy segura que hablas, y estoy segura de que tienes público, uno, dos, cinco, pero siempre hay público, salvo que estés en casa y no haya nadie.

Este miedo es algo que nos paraliza, incluso, como te decía, puede arruinar carreras prometedoras si no hacen nada para solucionarlo. Imaginate que Barak Obama no hubiera gestionado su miedo a hablar, su miedo a lo que pudieran pensar de el, su miedo a decir alguna tontería…. Ni el, ni ningún presentador de televisión, ni ningún periodista famoso, ni ninguna conferencista reputado…. Nadie hubiera llegado a donde está si no se hubiera enfrentado a estos pensamientos que le paralizaban a la hora de “imaginarse” en un escenario o frente al “publico”.

Lo que nos da miedo no es hablar. Lo que nos da miedo no es tampoco la gente, sino lo que nosotros pensamos acerca de nuestro desempeño delante de la gente.

Decirnos frases como:

  • Se que lo haré mal.
  • Seguro que me equivoco
  • Me estarán mirando todos
  • No recordaré todo lo que tengo que decir
  • Puedo tartamudear y se reirán de mí.
  • No sabré que responder si me hacen una pregunta
  • Me pondré colorada y se burlarán de mí.

Ahora me gustaría hacerte una pregunta. ¿Tienes sobrinos, sobrinas pequeños? ¿Te acuerdas de cómo eras tú cuando tenías 10 años? Imaginate que tu sobrina o tu sobrino, si los tienes, te cuenta que tiene que dar una charla en el cole y que le da miedo. Si no tienes sobrinos, imagina que tú misma, la niña, el niño de 10 años, le dice a alguien en quien confía mucho, que tiene que dar una charla en el cole y que tiene miedo. Bien. Ahora, imagina que le dices esto a tu sobrino, o a ti mismo cuando eras pequeño.

  • Se que lo harás mal
  • Seguro que te equivocas
  • Te estarán mirando todos
  • No recordarás lo que tienes que decir
  • Puedes incluso tartamudear y si te ocurre, todos se reirán de ti
  • No controlas muy bien el tema, si te hacen preguntas, seguro que no sabes como responder
  • Ya te veo, te pondrás colorada y todos se burlarán de ti.

¿Cómo se sentiría tu sobrino, tu sobrina si les dijeras esto? ¿Cómo te habrías sentido, con 10 años, si alguien te hubiera hablado así? ¿Cómo pretendemos sentir confianza en nosotros mismos si nos hablamos así ante nuestros miedos? Somos terriblemente faltos de tacto hacia nosotros mismos, no tenemos ni un gramo de empatía hacia nosotros….. somos crueles y no mostramos comprensión ni amor ante nuestro miedo…. ¿Cómo no sentirlo ante tanta falta de amor hacia uno mismo?

No será instantáneo, pero empieza a poner en práctica estos pasos  para poder dejar de tener miedo a hablar en público.

1º No hablarte nunca más con esa crueldad. Hablarte como si le hablaras a la niña o niño de 10 años que fuiste o como le hablarías a alguno de tus sobrinos.

2º Dejar de imaginar en tu mente todas esas escenas en las que todo sale mal. Borrar esas imágenes te ayudará e minimizar el miedo físico.

3º Tener frases que te den fuerza y poder.

4º PONERTE DELANTE DEL PUBLICO Y HABLAR.

¡¡¡Aunque tiembles de miedo!!! Las primeras veces son incómodas, es cierto, pero la única manera de lograr superar esto es haciéndolo. ¡¡¡Yo siempre he tenido miedo a ponerme delante del público y hablar!!!! ¡¡¡Me ponía roja!!! Como un tomate de los más rojos que te puedas imaginar. Pero llegó un día en el que tenía que presentar mi primer libro, tendría que promocionarlo por la radio, por las bibliotecas, con las concejalas de la mujer, donde hiciera falta, y no tenia otra opción. Quedarme en casa no me iba a dar lugar a difundir mis libros. Así que me apunté a una asociación literaria donde organizaban lecturas poéticas, en público. Así fue como me obligué a enfrentarme a lo que tanto temía, me puse toda colorada, me paré delante del público y leí mi poema. Temblaba, pero NO MORI!! Nadie se rió de mi, NO tartamudee. NO tuve ninguno de los problemas que yo me imaginaba que podía llegar a tener. Y eso me dio fuerzas para volver a intentarlo otra vez. Me apunté en el colegio a leer las lecturas de la comunión del curso de mi hija. Leía en donde tenía oportunidad. Sabía leer, de eso estaba segura. Así que primero me enfrenté a mi miedo a exponerme al público. Y luego, una vez que dejó de ser paralizante, me enfrenté al miedo a las preguntas, a no saber cual sería el siguiente paso, a la falta de control. En un texto tú controlas. Empiezas y acabas. Pero en una entrevista o una conferencia las cosas no son tan “controlables” y eso también me generaba estrés. Pero lo enfrenté, me hable´con amor, me dí fuerzas, y salió tan bien que la presentadora de la radio me ofreció tener mi propio programa, mi propio espacio semanal!!! Y este año ya van 5 años en los que colaboro con la radio.
como vencer la timidez

Piensa y dile a tu mente que  si necesitas hablar PUEDES LOGRARLO. Si buscabas en el diccionario la definición de “vergonzosa” salía una foto mía!!!! Te lo  juro!!!! Pero aun así, necesité hacerlo, y lo hice. Y no soy nadie superior, ni mejor que nadie. Simplemente di esos 4 pasos y los seguí dando una y otra vez hasta sentirme a gusto delante de la gente. Ahora, puedo asegurarte que DISFRUTO, me siento LIBRE y ESPLENDIDA hablando delante de la gente. Porque mi mente no está más en lo que ellos piensan de mi. Mi mente está en ¿Qué puedo yo hacer por ellos? ¿En cómo puedo ayudarles? Y eso saca mi pasión, eso saca lo mejor de mi, eso me hace entrar en “flow”, en acción, y me fascina!!

Date permiso, verás que poco a poco se logra y que luego, en unos meses, incluso dirás: ¿pero que tontería no? ¿Cómo podía tener tanto miedo?

Te aseguro que si das el primer paso, tendrás más días para dar los siguientes y derrotar al miedo a hablar en público. Y recuerda que pedir ayuda es de sabios. Te invito a leer más sobre el Taller de Inteligencia Emocional para la Acción

Viki Morandeira

Coach Ontológico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s