Mensajes ocultos tras la sonrisa.

En el programa de hoy en Radio Lucena, Optimistas en Acción en su 5ta temporada, hablamos de la sonrisa. ¿Todas las sonrisas son iguales? ¿Sabes reconocer qué hay detrás de una sonrisa?

“Si mi sonrisa mostrara el fondo de mi alma mucha gente al verme sonreír lloraría conmigo”. Esta frase de Kurt Cobain nos deja claro una cosa:  no todas las sonrisas son iguales, ni detrás de todas se esconde el mismo mensaje.

El lenguaje corporal transmite incluso más información que las palabras en una conversación entre dos personas. ¿Y qué nos dice la sonrisa?

Podemos estar de acuerdo en que si una persona sonríe nos sentimos tranquilos en su presencia, nos parece más agradable, nos transmite seguridad. Y precisamente, el zoólogo inglés Desmond Morris, autor del libro El mono desnudo (ENSAYO), cree que esa fue la función originaria de la sonrisa. Mostramos los dientes para decirle al otro que todo está bien, que no hay nada que temer y es una mueca instintiva que repetimos por herencia genética de nuestros parientes peludos, y que en muchos casos puede transmitir un mensaje de bienvenida, de acogimiento, de “no te vayas, me gusta estar contigo”.

Pero como hemos leído en la frase del fallecido músico, detrás de algunas sonrisas a veces hay mucho dolor. Utilizamos la sonrisa como una máscara que nos ponemos ante los demás, para hacerles creer que todo va bien, cuando por dentro, nuestra realidad emocional, es mucho más dolorosa de lo que nos atrevemos a confesar.

Seguramente estarás de acuerdo conmigo en que no todas tus sonrisas significan lo mismo, ¿verdad? En Tailandia, conocido como El país de las Sonrisas, tienen 13 formas diferentes de nombrar distintos tipos de sonrisas, derivadas de Yim que es la palabra “genérica”.

Yim thak thaai: Con estas palabras se define a la sonrisa educada que dedicamos a las personas que apenas conocemos. Esta es quizás la sonrisa que asociamos a esa primera toma de contacto en la que damos la bienvenida a alguien, no le conocemos muy bien, pero le estamos diciendo que hay espacio para una toma de contacto.

Yim cheun chom: ¿Cómo miras a tu hijo cuando recibe una medalla? Pues bien, así llaman en Tailandia a la sonrisa de admiración, de orgullo.1401133249u18ri

¿Y cuándo estás tan feliz que se te saltan las lágrimas? Yim thang nam taa. Esa sonrisa que demuestra una felicidad infinita, tanta que emociona hasta llorar.

La sonrisa es una señal de doble dirección. Tú al sonreír estás transmitiendo un mensaje, que la otra persona recibe y es bastante probable que sus neuronas espejo entren en funcionamiento y recibas el mismo gesto en respuesta.

¿Forzamos la sonrisa? Fuen yim es el nombre que recibe ese gesto que hacemos forzadamente, cuando le decimos al otro “me río de tu broma aunque sea mala”.

En otras circunstancias podemos usar lo que en Tailandia llaman Yim mee lessanai para ocultar alguna maldad que estamos pensando.

¿Cómo reaccionas cuando sabías que algo iba a salir como tú pensabas y la otra persona no estaba de acuerdo? Yim yaw es como denominan los tailandeses a ese gesto que acompaña un “ya te lo dije”.

En ocasiones tenemos que dar o recibir una mala noticia, pero nuestro gesto puede ser también una sonrisa, la llamada Yim yae-yae, para superar algo desagradable.

Yim cheua-cheaun es el nombre que recibe la sonrisa que le dedica el ganador al perdedor. Y puede ser que este le responda con una Yim sao, una sonrisa triste.

Posiblemente fuera una Yim mai awk la sonrisa de Kurt Cobain, tratando de parecer alegre pero sin poder estarlo.

A veces la sonrisa puede denotar nerviosismo, puede enmascarar un momento de tensión en el que por ejemplo pensamos “sé que tengo una deuda contigo, pero hoy no puedo saldarla”, a este gesto le llaman Yim haeng en el país asiático. Y si esa persona cree que nunca cobrará, puede devolver una sonrisa Yim soo, la de la lucha imposible.

Supongo que en el País de las Sonrisas son expertos en reconocer estos gestos, no todos seríamos capaces de “leer” tanto detrás de un gesto que a primera vista parece el mismo.

Pero más allá de tanta diversidad, recuerda que el principal mensaje que recibe la persona a quien le sonríes es que es bien recibida, que puede confiar en ti, que no hay motivos para preocuparse.

Y por último, en esta lista de trece nombres de un mismo gesto según su significado, tenemos la Yim thak thaan. Una sonrisa de desaprobación en la que a pesar de no estar de acuerdo con algo, le decimos, adelante, sigue…. Aunque no se piense que sea una buena idea.

Viki Morandeira

Coach Personal

FUENTE: http://www.cookingideas.es/alegra-esa-cara-los-13-tipos-de-sonrisas-tailandesas-20131001.html

 

Anuncios

El arte de no amargarse el matrimonio Presentacion en Carcabuey

12301647_10208209619456995_5665848568637202057_n

 

Ir a la Biblioteca de Carcabuey a presentar mis libros es casi una tradición. Esta es la tercera vez que repito y también se han repetido las muestras de afecto, la calidez humana, la profesionalidad y el buen hacer de Rosa, la bibliotecaria y de la primera teniente de alcalde, Carmen.

12289488_10208209619777003_3581206834358650273_n

La cita fue en la Biblioteca Municipal, a las 19.30 hs, y la sala ya estaba preparada para recibir a los asistentes cuando yo llegué a las 19.00. Nos dio tiempo a Rosa y a mi para charlar un ratito e hincharnos de orgullo al hablar cada una de sus hijos.

En noviembre suele hacer frío y fuera de la biblioteca teníamos 2ºC!!! Dentro, con la estufa y el aire, se podía estar incluso en manga corta como iba yo.

El arte de no amargarse el Matrimonio fue el motivo para viajar 5 horas, entre la ida y la vuelta a casa, a pesar del frío. Hablé bastante, estuvimos dos horas, pero también hubo debate, compartían sus puntos de vista, sus propios aprendizajes y sus preguntas sobre las relaciones de pareja.

Algunos de los asistentes eran para mí conocidos ya que habían estado en las anteriores presentaciones. Incluso dos clientas se acercaron desde otro pueblo cercano para darme una grata sorpresa. 12289750_1058210157557066_9179098192041823150_n

En breve pondremos fecha para ir a Las Navas del Selpillar, también en Córdoba.

Pasamos un rato estupendo, casi conversando entre amigas y disfrutando incluso riéndonos sobre algunas de nuestra manías. Al único hombre asistente le hizo mucha gracia descubrir que las mujeres SOLO nos enfadamos por 5 cosas!!!

Si, ¿no lo sabías? Las mujeres solo nos enojamos por 5 motivos. Toma nota.

  • Por todo
  • Por nada
  • Por que sí
  • ¿Por qué no?
  • y Por las dudas….

Aunque, bromas aparte, las conductas las hayamos puesto del lado del hombre o del lado de la mujer, siempre hay excepciones, y de lo que estamos hablando son de conductas que nos llevan hacia el desastre…. o nos llevan a tener una pareja más sana y unida.

A alguna de las asistentes le sorprendía que mi esposo me llevara el desayuno a la cama. Comentaba que iba por su segundo matrimonio y aún no lo había conseguido!!!

el arte de no amargarse el matrimonio viki morandeira

En este enlace puedes ver las primeras páginas de El arte de No amargarse el Matrimonio

PEDIR LIBRO DIGITAL

Miedo a hablar en Público, como superarlo

conductas asertivas

El miedo a hablar en público puede ser paralizante. Puede acabar con las ilusiones de personas que podrían progresar en su trabajo y en su vida al verse en la necesidad de hablar en alguna reunión y por miedo, dan la impresión de no ser lo suficientemente adecuados para un ascenso. Este es un miedo muy común, que incluso han tenido las personas que ahora mismo puedes ver paradas frente de un gran auditorio hablando para miles de personas.

El miedo a no saber que decir, el miedo a lo que piensen de nosotros, el miedo a equivocarnos, porque en realidad, no es concretamente miedo a hablar en público. ¿No hables nunca con nadie? Desde luego que si, tú hablas, como cualquier otra persona, a veces para un “público” de uno, otras veces para un “público de tres o cuatro”, pero estoy segura que aunque algunas veces hablarás incluso para ti  (yo lo hago, aunque no en voz alta, no suelo hacerlo en voz alta, vamos, que alguna vez también lo he hecho, jijiji) Como te decía, estoy segura que hablas, y estoy segura de que tienes público, uno, dos, cinco, pero siempre hay público, salvo que estés en casa y no haya nadie.

Este miedo es algo que nos paraliza, incluso, como te decía, puede arruinar carreras prometedoras si no hacen nada para solucionarlo. Imaginate que Barak Obama no hubiera gestionado su miedo a hablar, su miedo a lo que pudieran pensar de el, su miedo a decir alguna tontería…. Ni el, ni ningún presentador de televisión, ni ningún periodista famoso, ni ninguna conferencista reputado…. Nadie hubiera llegado a donde está si no se hubiera enfrentado a estos pensamientos que le paralizaban a la hora de “imaginarse” en un escenario o frente al “publico”.

Lo que nos da miedo no es hablar. Lo que nos da miedo no es tampoco la gente, sino lo que nosotros pensamos acerca de nuestro desempeño delante de la gente.

Decirnos frases como:

  • Se que lo haré mal.
  • Seguro que me equivoco
  • Me estarán mirando todos
  • No recordaré todo lo que tengo que decir
  • Puedo tartamudear y se reirán de mí.
  • No sabré que responder si me hacen una pregunta
  • Me pondré colorada y se burlarán de mí.

Ahora me gustaría hacerte una pregunta. ¿Tienes sobrinos, sobrinas pequeños? ¿Te acuerdas de cómo eras tú cuando tenías 10 años? Imaginate que tu sobrina o tu sobrino, si los tienes, te cuenta que tiene que dar una charla en el cole y que le da miedo. Si no tienes sobrinos, imagina que tú misma, la niña, el niño de 10 años, le dice a alguien en quien confía mucho, que tiene que dar una charla en el cole y que tiene miedo. Bien. Ahora, imagina que le dices esto a tu sobrino, o a ti mismo cuando eras pequeño.

  • Se que lo harás mal
  • Seguro que te equivocas
  • Te estarán mirando todos
  • No recordarás lo que tienes que decir
  • Puedes incluso tartamudear y si te ocurre, todos se reirán de ti
  • No controlas muy bien el tema, si te hacen preguntas, seguro que no sabes como responder
  • Ya te veo, te pondrás colorada y todos se burlarán de ti.

¿Cómo se sentiría tu sobrino, tu sobrina si les dijeras esto? ¿Cómo te habrías sentido, con 10 años, si alguien te hubiera hablado así? ¿Cómo pretendemos sentir confianza en nosotros mismos si nos hablamos así ante nuestros miedos? Somos terriblemente faltos de tacto hacia nosotros mismos, no tenemos ni un gramo de empatía hacia nosotros….. somos crueles y no mostramos comprensión ni amor ante nuestro miedo…. ¿Cómo no sentirlo ante tanta falta de amor hacia uno mismo?

No será instantáneo, pero empieza a poner en práctica estos pasos  para poder dejar de tener miedo a hablar en público.

1º No hablarte nunca más con esa crueldad. Hablarte como si le hablaras a la niña o niño de 10 años que fuiste o como le hablarías a alguno de tus sobrinos.

2º Dejar de imaginar en tu mente todas esas escenas en las que todo sale mal. Borrar esas imágenes te ayudará e minimizar el miedo físico.

3º Tener frases que te den fuerza y poder.

4º PONERTE DELANTE DEL PUBLICO Y HABLAR.

¡¡¡Aunque tiembles de miedo!!! Las primeras veces son incómodas, es cierto, pero la única manera de lograr superar esto es haciéndolo. ¡¡¡Yo siempre he tenido miedo a ponerme delante del público y hablar!!!! ¡¡¡Me ponía roja!!! Como un tomate de los más rojos que te puedas imaginar. Pero llegó un día en el que tenía que presentar mi primer libro, tendría que promocionarlo por la radio, por las bibliotecas, con las concejalas de la mujer, donde hiciera falta, y no tenia otra opción. Quedarme en casa no me iba a dar lugar a difundir mis libros. Así que me apunté a una asociación literaria donde organizaban lecturas poéticas, en público. Así fue como me obligué a enfrentarme a lo que tanto temía, me puse toda colorada, me paré delante del público y leí mi poema. Temblaba, pero NO MORI!! Nadie se rió de mi, NO tartamudee. NO tuve ninguno de los problemas que yo me imaginaba que podía llegar a tener. Y eso me dio fuerzas para volver a intentarlo otra vez. Me apunté en el colegio a leer las lecturas de la comunión del curso de mi hija. Leía en donde tenía oportunidad. Sabía leer, de eso estaba segura. Así que primero me enfrenté a mi miedo a exponerme al público. Y luego, una vez que dejó de ser paralizante, me enfrenté al miedo a las preguntas, a no saber cual sería el siguiente paso, a la falta de control. En un texto tú controlas. Empiezas y acabas. Pero en una entrevista o una conferencia las cosas no son tan “controlables” y eso también me generaba estrés. Pero lo enfrenté, me hable´con amor, me dí fuerzas, y salió tan bien que la presentadora de la radio me ofreció tener mi propio programa, mi propio espacio semanal!!! Y este año ya van 5 años en los que colaboro con la radio.
como vencer la timidez

Piensa y dile a tu mente que  si necesitas hablar PUEDES LOGRARLO. Si buscabas en el diccionario la definición de “vergonzosa” salía una foto mía!!!! Te lo  juro!!!! Pero aun así, necesité hacerlo, y lo hice. Y no soy nadie superior, ni mejor que nadie. Simplemente di esos 4 pasos y los seguí dando una y otra vez hasta sentirme a gusto delante de la gente. Ahora, puedo asegurarte que DISFRUTO, me siento LIBRE y ESPLENDIDA hablando delante de la gente. Porque mi mente no está más en lo que ellos piensan de mi. Mi mente está en ¿Qué puedo yo hacer por ellos? ¿En cómo puedo ayudarles? Y eso saca mi pasión, eso saca lo mejor de mi, eso me hace entrar en “flow”, en acción, y me fascina!!

Date permiso, verás que poco a poco se logra y que luego, en unos meses, incluso dirás: ¿pero que tontería no? ¿Cómo podía tener tanto miedo?

Te aseguro que si das el primer paso, tendrás más días para dar los siguientes y derrotar al miedo a hablar en público. Y recuerda que pedir ayuda es de sabios. Te invito a leer más sobre el Taller de Inteligencia Emocional para la Acción

Viki Morandeira

Coach Ontológico

Revista Yo Dona

viki morandeira

 

Cuando la periodista Ana Goñi me contactó para preguntarme sobre la Crisis de los 40 me quedé un poco sorprendida. Uno no suele recibir llamadas de los medios gráficos nacionales para preguntarte algo. Pero claro, tras publicar ¿Qué le pasa a mi Esposo? Como ayudarte y ayudarlo durante su crisis de los 40, con Editorial Círculo Rojo, y tras escribir unos cuantos, (unas decenas de “cuantos” 🙂 ) artículos en mi blog y para otras webs, tampoco era algo para asombrarme tanto. Igualmente, siempre emociona. Supongo que los “mega famosos” tendrán ya dentro de su zona de confort el responder llamadas de periodistas crisis de los 40reconocidos, pero de momento no es mi caso. No lo era en ese momento, allá por finales del 2012. El hecho es que respondí a sus preguntas, y como no sabía bien cuando se iba a publicar el artículo, se me pasó ir cada domingo a comprar el periódico donde viene como suplemento la Revista Yo Dona.

Y este año, ya ves…. 3 años después, “buceando” por internet encontré el artículo completo y la portada donde salió ese artículo. No habla en concreto de la crisis de los 40 del hombre, pero siempre hace ilusión cuando nuestro nombre sale impreso en una revista de gran tirada nacional.

Por si tienen curiosidad, aquí debajo están los enlaces del artículo completo. Solo son dos líneas donde sale mi nombre, pero la verdad es que siempre es agradable y de agradecer que una periodista se tome el tiempo de preguntarte, escucharte y citarte en sus artículos. Así que, aunque 3 años tardes, ¡Gracias Ana Goñi!

 

Página 28 

Página 29

Página 30

Página 31

Y ahora continuo con “noticias”, ya que el lunes pasado hicimos la primera presentación oficial de mi último libro, El arte de no amargarse el Matrimonio en la Biblioteca Municipal de Carcabuey, en Córdoba. Es la tercera vez que voy y la verdad es que todas las veces me he sentido tan bien acompañada, tan cómoda, que me apetecía empezar por visitarlos en primer lugar a los carcabulences. Bueno, en realidad a excepción de un caballero el resto eran todas mujeres! Y una de ellas justamente me preguntaba… ¿Por qué somos las mujeres las que más nos interesamos en estos temas, en el crecimiento personal y la mejora del matrimonio?

Tengo una teoría, quizás un poco rebuscada…. o quizás equivocada…. pero es la que tengo. 🙂

Las mujeres, hace millones de años, nos quedábamos en la cueva cuidando de los niños mientras el hombre salía con otros cazadores a buscar el alimento. Las mujeres necesitamos aprender habilidades sociales para no terminar matándonos a palos con las otras mujeres cuando nuestros hijos se peleaban…. Necesitamos aprender a comprendernos y a gestionar conflictos. Lo llevamos haciendo desde hace millones de años!!! En cambio, el hombre, necesitaba silencio para poder cazar, necesitaba estar quieto para no espantar a las presas… y así, cada hombre agazapado, su puesto y sin decir ni mu y solo comunicarse por señas, supongo que aprendieron a no preocuparse por los conflictos porque se generaban menos.

Nosotras, con esta teoría cavernícola…., buscamos desde tiempos inmemoriales resolver conflictos, saber cómo hacerlo y por eso creo que nos interesamos más en esto que los hombres…. Por supuesto que las cosas han cambiado y cada día es más parejo el interés por aprender cómo gestionar un conflicto en pareja, o cómo comunicarnos con empatía, y aún nos queda mucho camino por recorrer.

Viki Morandeira

Coach Ontológico

Libro Que le pasa a mi esposo? Crisis de los 40

Si has llegado hasta aquí preguntándote Qué le pasa a mi esposo, porque tu matrimonio está atravesando una crisis, es probable que necesites leer sobre la Crisis de los 40. En este mismo espacio podrás leer los primeros capítulos de mi primer libro.

 

crisis de los 40

Para pedirlo en formato ebook, para cualquier parte del mundo y para formato papel en España, y con tu cuenta Paypal puedes utilizar este enlace. Que le pasa a mi esposo PAYPAL

Si quieres pedirlo en formato papel, pero fuera de España, puedes utilizar el enlace deAmazon. Ahí también puedes pedir el ebook en formato Kindle de Amazon.

Si prefieres, puedes utilzar Lulu.com, para pedirlo en formato ebook.

También puedes pedirlo desde Argentina en Bubok.com.ar tanto en formato papel como en formato ebook.

Igualmente en Colombia, puedes pedirlo desde Bubok.co en ambos formatos, papel y digital.

Si bien desde el enlace de Amazon podrás pedir tu libro, en Bubok.com.mx también puedes solicitarlo si te resulta más cómodo.

Si ninguna de estas opciones te es apropiada para pedir tu libro Qué le pasa a mi esposo? sobre la Crisis de los 40, busca en esta web el formulario de contacto y escríbeme un mail privado comentándome que quieres el libro y te responderé lo antes posible.

Aquí puedes leer los dos primeros capítulos y decidir si es lo que estabas buscando al llegar a esta web.

 

 

Viki Morandeira

Coach Ontológico