Amar y Dar Amor o el Apego Seguro

En la serie de post sobre una Vida Feliz, siguiendo el MOOC que estoy haciendo en la Escuela de Negocios de la India, llegamos al 3º hábito para mejorar los 7 pecados que matan la felicidad. Te recuerdo, que  al final de este artículo tienes los enlaces anteriores. Este hábito es necesario incorporarlo para evitar la infelicidad que produce el tener una Necesidad desmedida en ser amados, o caer en la fachada de mostrarnos como una isla no necesitados de nadie para ser felices.

Como puedes leer en el artículo anterior tanto el poner barreras que nos separan de los demás como el arrastrarnos para mendigar amor son dañinos para nuestra felicidad. El hábito que necesitamos incorporar nos llevará a sentir un Apego Seguro. Nos llevará a tener una relación en la que hay un equilibrio entre la necesidad de independencia y la necesidad de amor. Amar y dar amor para poder sentirlo con reciprocidad.motivacion para empezar la semana

Es importante, en nuestras relaciones personales, comprender en qué punto nos encontramos. No solo en nuestra relación de pareja, sino también en relación con nuestros padres, hermanos, hijos, amigos, compañeros de trabajo, etc… porque en cada uno de estos entornos podemos sentir más o menos felicidad de acuerdo al nivel de seguridad que sentimos en esa relación.

Con respecto a las distintas áreas que te comentaba, respóndete:

  1. Estoy sintiéndome cómodo, seguro y amado.
  2. Siento que voy mendigando amor y atención
  3. Siento que he levantado una barrera para no necesitarles.

Hazlo por escrito, toma una hoja y el tiempo para responderte, será productivo.

Una vez que hayas determinado en qué punto se encuentra cada una de tus relaciones, intenta “no culpar” a los demás por lo que sientes. Pregúntate: ¿Qué puedo hacer yo para mejorar esta relación? A menudo el dolor que sentimos hace que evitemos a algunas personas, logrando que no se sientan conectadas con nosotras… o al perseguir a alguien constantemente en busca de su amor también puede producir que no nos valoren o no valoren el vínculo que tenemos.  Las personas no cambian porque tú te sientas mal, no cambian porque tú creas que son los culpables de tu dolor e infelicidad, lo siento. Las personas cambian cuando nosotros cambiamos. Por eso, en este post, me gustaría profundizar en ese aspecto. En asumir la responsabilidad de hacer los cambios necesarios para conseguir que tus relaciones personales se sitúen todas en el punto 1 , que todas sean apegos seguros.

¿Te atreves? Se que no será fácil. Por lo general llevamos meses o incluso años sintiendo que los demás no nos quieren, o que no somos una parte activa de un grupo al que nos gustaría pertenecer. Por eso se que revertir esta situación es algo que requiere tiempo, paciencia, comprensión hacia tus sentimientos, una buena dosis de inteligencia emocional, incluyendo el sentido del humor. ¿Nos ponemos manos a la obra?

En el MOOC, el profesor Raj, comenta que uno no elige voluntariamente SER un necesitado de amor o SER una isla solitaria de manera aleatoria, sino que esto es, según algunos estudios científicos, el resultado de la manera en que hemos sido amados de pequeños. De todos modos, por suerte, esto es algo que no será permanente en nosotros, una vez somos adultos, ya que nuestra mente es un órgano de una increíble plasticidad y podemos aprender, mejorar, evolucionar precisamente gracias a permitirnos sentir ese amor seguro, ese apego seguro, confiado en el que nos sabemos amados por quien somos y no por lo que hacemos. Otra cuestión importante es el nivel de auto aceptación que tenemos con nosotros mismos. Podemos mejorar mucho en este aspecto si aprendemos a ser comprensivos con nuestros errores, si nos tratamos con calma cuando algo nos sale mal, en lugar de “criminalizar” cualquiera de nuestros errores.

Para poder ser más felices es necesario poder cultivar el hábito de amar y dar amor, porque tan necesario es sentirnos amados como poder amar. De qué sirve “casi todo” en la vida si no tenemos este aspecto cubierto. No esperes a que los demás adivinen lo que necesitas. No esperes a que los demás te den amor, empieza dándolo tú. Recuerda, recogemos lo que sembramos. ¿Por qué no sembrar más amor si eso es lo que deseamos cosechar? Piénsalo…

Aquí tienes los artículos anteriores, puedes leerlos pinchando cada enlace. Seguiré completando los enlaces Aun no está completo del todo, a medida que vaya completando el MOOC, iré añadiendo los demás enlaces, así que permanece atento. Puedes suscribirte al blog y recibir un mail con las nuevas actualizaciones.

1º Pecado. SACRIFICAR LA FELICIDAD

1º Hábito. PRIORIZAR – sin perseguir- LA FELICIDAD

2º Pecado. PERSEGUIR LOS “MOST”

2º Hábito ENCUENTRA TU “FLOW” 

3º Pecado. EL AMOR Y LA FELICIDAD

3º Hábito  El que estás leyendo

4º Pecado. SER DEMASIADO CONTROLADORES

4º Hábito RESPONSABILIZARSE POR LA FELICIDAD

5º Pecado. DESCONFIAR DE LOS DEMÁS

5º Hábito CONFIANZA INTELIGENTE

6º Pecado. DESCONFIAR DE LA VIDA

6º Hábito

7º Pecado. IGNORAR LA FUENTE INTERIOR

7º Hábito

Viki Morandeira

Coach Ontológico

 

Anuncios

7 comentarios sobre “Amar y Dar Amor o el Apego Seguro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s