Perseguir los “most” te hace infeliz

vivir feliz

Este post forma parte de una serie de artículos sobre La Felicidad. Pecados y Hábitos y se basa en el MOOC que el Prof. Raj imparte en inglés, y que puedes seguir tu mismo entrando en la Web de la ISB Escuela de Negocios de la India.

El 1º post de la serie podrás leerlo pinchando aquí: Sacrificar la Felicidad. 

El 2º post, Hábitos: Priorizar la Felicidad (sin perseguirla) 

Continuemos con el 2º de los pecados que impide vivir feliz a las personas.

2º Pecado. PERSEGUIR LOS “MOST”

El Prof. Raj llama al segundo pecado que mata nuestra felicidad, Perseguir la Superioridad, y lo considera el más importante. Aunque no comparto del todo esta opinión, para mí el primero es el más importante de los errores, aunque respeto plenamente todas las opiniones.  ¿Qué quiero decir cuando me refiero  a “most”?

Queremos ser el mejor en todo. Perseguir ser superiores nos pone en terreno pantanoso, en infelicidad, porque muchas veces nos comparamos de manera equivocada. Por ejemplo, querer ser como Nadal cuando llevamos 1 año dedicándonos al tenis, o cuando a pesar de dedicar muchos años, no hemos tenido en cuenta que otras personas pueden haber invertido muchas más horas que nosotros para llegar al nivel de excelencia en el que se encuentran. Querer ser “the most” incluso en nuestras relaciones de pareja, hace que solo nos centremos en la imagen que tenemos de otras parejas, la comparemos con la nuestra y no tengamos en cuenta que solo vemos de la vida de los demás lo que nos permiten ver… por lo general… aquello de lo que están orgullosos.

Muchas veces, los juicios de los demás, el feedback que recibimos sobre algo que hacemos, cuando no es positivo, puede hacer que abandonemos nuestras metas porque “no somos lo suficientemente buenos”. Y eso también hará que nos sintamos infelices. Perseguimos ser el mejor, pero cuando la evaluación de los demás no es la que esperábamos nuestra autoestima baja y nos rendimos. Por el contrario, cuando recibimos una retroalimentación positiva, nuestro autoconcepto mejora y nos sentimos felices haciendo nuestro trabajo.

Por lo general las personas necesitamos la aprobación de los demás. Somos seres sociales y nos gusta pertenecer a grupos y necesitamos tener una buena imagen de nosotros para sentirnos bien en ese grupo. Nos comparamos para saber si vamos progresando, buscamos ser superiores para así dejar de tener que demostrarle a los demás que somos buenos en algo.

Progresar, buscar superarnos no es malo. Al contrario, a medida que vamos comprobando cómo avanzamos nuestra autoestima aumenta y nos sentimos más felices al ver nuestros progresos. La cuestión es que esta búsqueda del progreso, de ser “most” en algunos aspectos de nuestra vida no se convierta en una obsesión, no se convierta en algo que nos duele, que nos impide vernos como realmente somos, o que nos impida ver todos los progresos que ya hemos hecho y solo nos centramos en lo que aún no hemos conseguido.

Por ejemplo, cuando nos comparamos con otros de nuestra misma edad, con familiares, o con compañeros a nivel laboral, profesional, podemos evaluar si vamos bien o no, pero lamentablemente podemos lograr que surja en nosotros la envidia. Compararnos con otros en nuestra búsqueda de ser “the most” puede hacer que disminuya nuestra felicidad si los demás lo están haciendo mucho mejor que nosotros (sin tener en cuenta las peculiaridades de los demás y de su esfuerzo, por ejemplo) Y al sentirnos inferiores a los demás, con esa cierta envidia, nos separamos de ellos, las situaciones se vuelven tensas y eso nos hace vivir esos momentos con infelicidad, a veces incluso con estrés.

Otro de los aspectos que puede hacernos infeliz al perseguir “the most” es el materialismo. Cuando comparamos nuestra riqueza económica, monetaria con la de los demás es seguro que habrá más de una persona que en nuestro mismo area de interés tenga un mayor nivel económico que el nuestro. Si nos comparamos con el vecino, mirando, por ejemplo, qué vehículo conduce, podemos hacer el esfuerzo y comprar uno mejor…. pero la “felicidad” que eso nos proporciona no perdura en el tiempo. Incluso antes de que nuestro vecino cambie de coche podemos sentir que el que nos hemos comprado ya no nos satisface y nos preocupemos por comprar otro más caro.

Fijarnos en los demás hace que nos separemos de ellos al generar envidia y materialismo. Si puedes buscar progresar, mejorar, por ti, por lo que significa para ti, sin tener en cuenta a los demás, tendrás menos probabilidades de sentirte infeliz. La Felicidad es una de las cualidades de las personas exitosas y trabajar para hacerte responsable de sentirte feliz es el camino hacia el éxito.

Enfocarnos en ser mejores que los demás, a nivel cognitivo, profesional, puede hacer que pongamos tanto esfuerzo en esto que esa misma preocupación nos limite y nos haga lograr peores resultados.

Este “pecado” que limita nuestra felicidad puede mejorarse, o evitarse incorporando en nosotros el 2º hábito. Encuentra Tu Flow. 

Viki Morandeira

Tu coach personal

¿Eres feliz? Si la respuesta es si, te felicito, sigue haciendo lo que has hecho hasta ahora. Pero si la respuesta es un tímido si, o un no…. quizás sea el momento de hacer cambios, de averiguar qué te está limitando en tu felicidad. Por lo general no vemos nuestros errores, no somos tontos… Nadie haría algo que le hace infeliz sabiendo que eso le arruinará la vida a medio-largo plazo, ¿verdad? A veces, unos ojos lejanos, unos ojos que no sean los nuestros, pueden ayudarnos a encontrar dónde necesitamos implementar mejoras para aumentar nuestra felicidad, para que en el momento en que alguien nos pregunte ¿Eres Feliz?, la respuesta sea un ROTUNDO SI, sin peros, sin condicionantes, sin limitantes.

En el camino disfrutamos la felicidad. Pero si vivimos pensando que “ya alcanzaremos algún día la felicidad” nos perdemos muchos años caminando sin sentir la cálida compañía de la felicidad. El mejor momento para empezar a construir una vida que te haga feliz hoy pero también mañana, es AHORA MISMO.

Anuncios

10 comentarios sobre “Perseguir los “most” te hace infeliz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s