Hormonas y Emociones

¿Tiene lógica lo que sentimos…. o tiene química?

A veces le damos a nuestra mente, a nuestros pensamientos tantítisimo poder, tanta “condición de verdad absoluta” que inmediatamente sentimos como nuestras emociones están validadas por la lógica. NO creemos estar equivocados cuando tenemos  determinados SENTIMIENTOS.

¿Quién se cuestionaría algo que siente? Si tengo hambre, la tengo y punto. Si estoy enfadado, lo estoy, y eso no es subjetivo ni objetivo, simplemente es REAL. Si no siento aprecio, necesidad de acercamiento, no lo siento y ya.

Pero esto es algo que me he cuestionado en un momento crucial de mi vida. ¿Es esto lógico o es químico? Y llegué a la conclusión de que hay una parte “química” tan potente que creo que sería de ingenuos no prestarle atención. Como mujer, una vez por mes, experimento en mi propio estado de ánimo los cambios producidos por las hormonas. Ahora, con 43 años, he tomado más conciencia de esto que en el pasado. Un par de días antes, mi cuerpo se inunda de hormonas y me siento triste, mi mente tiende a pensar en el pasado, a rememorar situaciones conflictivas o dolorosas. Ahora, ahora que he tomado conciencia, lo se y de manera lógica, evito tener conductas que dañen mis relaciones personales, familiares o de pareja. En unas horas o un día, ese cóctel hormonal se va diluyendo por mis venas y las emociones se evaporan así como han venido seguidas de determinados pensamientos.

No quiero marearte, pero considero que no somos conscientes de la VERDADERA MAGNITUD de esta realidad hormonal tanto en hombres como en mujeres. Somos una máquina, un mecanismo que reacciona a los distintos compuestos que circulan por sus venas, igual que un motor funciona mejor con determinado aditivo incorporado en el combustible. ¿Me sigues?

Cada emoción provoca una reacción corporal, detectable, visible, experimentada por nosotros en una fracción de segundo. Y no somos conscientes del pensamiento que ha generado esa emoción. Si por unos instantes tu mente viaja al pasado, recordando una situación angustiosa, dolorosa, re-vive, re-cuerda, re-fresca, re-siente…. aquello que ocurrió hace incluso décadas, con una gran intensidad.

Las hormonas viajan por nuestro torrente sanguíneo a una velocidad que nos impide “racionalizar” lo que está ocurriendo. Nos dejamos arrastrar por la química de nuestro organismo, creyendo que lo que experimentamos forma parte de “nuestra vida lógica”, de ser racional y pensante, sin darnos cuenta que mucho de lo que nos ocurre es el resultado de la química hormonal.

¿Alguna vez has vivido episodios de estrés? ¿Sabías que durante esos episodios tu cuerpos se ve invadido por oleadas de una hormona llamada cortisol? Te recomiendo que al acabar de leer este artículo profundices más sobre esta hormona, leyendo, por ejemplo, este artículo de la Wikipedia. Es bastante largo, puedes leer lo que sea relevante para ti. O bien, leer este otro artículo sobre los efectos del elevado cortisol en sangre, o sea, de un estrés prolongado en el tiempo..

¿Esto que siento es “verdad” o es producto de unas hormonas caprichosas?

Como te decía más arriba, con los años he ido comprobando como episodios de tristeza o incluso de rabia, estaban relacionados con un cambio hormonal mensual que nos toca a las mujeres… Y ¿por qué no han de deberse los cambios de ánimo de los hombres, la irritabilidad masculina, por ejemplo, también a cambios hormonales? No creo que nosotras seamos, por género, las víctimas de ese cambio emocional y que ustedes, por no pertenecer a nuestro género, sean inmunes a los efectos de las hormonas en sus mentes, en sus emociones y por tanto en sus decisiones.

en que puede ayudar el coaching

 

El pasado es algo que está ahí y que todos tenemos. ¿A nadie le ha dolido nunca alguna conducta de su pareja, de un padre, de una hermana o de un compañero de trabajo? Pues si, a todos, porque además de tener sangre en nuestras venas, también tenemos situaciones similares en nuestras vidas.

Pero ocurre, que a veces permitimos que esos episodios de estrés seguidos por un chute de cortisol, seguidos por emociones negativas, pasen a tener VERACIDAD, tanta veracidad, como para que cada vez que nos ocurre un nuevo chute de cortisol, volvemos, cual rumiantes, una y otra vez, a la misma conducta de Resentimiento. Re-siento. Vuelvo a sentir pero como una víctima de los demás. Así, mes tras mes o semana tras semana, dependiendo de cuando se producen los episodios de estrés, nuestra mente va dando verosimilitud a lo que la química ha ido produciendo en nuestras emociones.

En la vida hay algunas situaciones que pueden escapar de nuestro control, por no decir muchas… pero lo que sí podemos controlar es la calidad de nuestros pensamientos. Si en lugar de alimentar al lobo equivocado, en lugar de alimentar la rabia, la ira, el remordimiento, la soledad, la frustración, pensando y repensando sobre situaciones que nos generan estrés y nos cargan de cortisol… ¿si en lugar de hacer eso hiciéramos lo contrario?

¿Qué puedes perder con intentarlo? Quizás pierdas una discusión, un grito a destiempo, una bronca con tus hijos o con tu pareja… nada que no sea mejor perder…

La próxima vez que te sientas impulsado a sentirte mal, angustiado, estresado, nervioso… piensa….

¿Sintiéndote así resuelves eso que te angustia? Seguramente no, por eso, intenta pensar en algo positivo, date ánimos, acepta que esto te pesa y que tus emociones son solo eso, emociones, y busca encontrar respuestas, soluciones, en lugar de alimentar el problema.

¿Forma parte del pasado? Si forma parte del pasado, recuerdo que el resentimiento, el rencor, la rabia, la resistencia, el reproche, el rencor, forman parte de las Conductas- R que generan cortisol en tu organismo y que cada vez que tengas una conducta de este tipo te estás envenenando la sangre, cargándola de la hormona del estrés.

¿Forma parte del futuro? Si te angustia algo que está en el futuro, piensa que no tienes ninguna prueba de que las cosas saldrán mal o saldrán peor de lo que podrían salir… respira, relájate, trata de tener Conductas-S, serenidad, silencio, sueño, sonrisas, sexo, sabores y sabiduría… porque así estarás inundando tus venas de Serotonina y al hacerlo generarás en tu cuerpo Actitudes A: Acercamiento, Animo, Amor, Aprecio, Amistad.

Si quieres profundizar aún más en la relación entre hormonas y emociones, te dejo este video del Alfabeto Emocional.

Viki Morandeira 

Coaching Personal 

Talleres online Inteligencia Emocional

 

 

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Hormonas y Emociones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s