Pena de Cárcel a los Pincha Globos

pesimismo optimismo

En el programa de radio de ayer, lunes 2 de marzo, había muy poquito tiempo para hablar sobre algo que realmente merece la pena más atención, más espacio, más reflexión.

Afortunadamente los blogs nos dan ese espacio, sin prisas, donde adentrarnos a encontrar ese “click” que nos alegre el día.

Preparando el programa de ese lunes,  quería hablar de proponer un Proyecto de ley: Pena de Cárcel a los Pincha Globos. 🙂

Desde luego que tan drástica no soy, pero a veces, la exageración hace que captemos la atención de nuestros lectores u oyentes durante esos maravilloso minutos que hacen falta para lograr que muchas mentes hagan “click”.

Pues si. Me posiciono a favor de la Pena de Cárcel para los Pincha Globos. 🙂

Pero reflexionando, también creo que mi postura radical podría tener otra interpretación.

¿Te ha pasado alguna vez que ibas tan feliz, tan contento, tan radiante a contarle a un amigo, a tu padre, a tu pareja, ese proyecto, esa idea que como un globo habías ido “inflando” en tu mente, llenándolo de color, de éxito, de metas logradas?

Pues si eres humano, seguramente tienes ideas. Y si tienes ideas, puede que las alimentes, que durante unos minutos u horas, te encargues de darle “aire” a esa idea, la dejas volar, ascender y sientas la hermosa dicha de “ver” en tu mente, esa idea como una realidad alcanzable.

Bien. Puede que con el entusiasmo, con la vista nublada de felicidad, acudas a hablar con esa persona cercana, esa persona a quien aprecias tanto como para contarle tus proyectos…. y “zas”!!!!

¡¡Te han pinchado el globo!!

En ese momento puede que la furia se apodere de ti, puede que como cuando eras pequeño y alguien con premeditación y alevosía te pinchaba el globo que tan orgullosamente llevabas te pusieras a correrlo hasta alcanzarlo o caer rendido.

Si, hay momentos así en nuestra vida. Pero no podemos meter a la cárcel a todas aquellas personas que no “vean” nuestras ideas, nuestros proyectos igual que los vemos nosotros. Pues no. Porque no es un delito pensar diferente.

Esas personas NO son conscientes del daño que pueden estar causando en ese momento. Te lo digo de verdad, te lo digo porque he vivido 21 años junto a un pinchaglobos hasta que me di cuenta de que él no era el problema. Por muy doloroso que sea para nosotros, que esa persona de la que esperamos su apoyo, en su lugar nos diga todo lo que puede salir mal, ellos NO son conscientes de nuestras emociones. Creen en lo que dicen, por eso lo dicen. Creen hacerlo por nuestro bien, por el bien común.

Una persona pesimista, se pone en “lo peor”. La palabra pesimista proviene del latín, pessimum, “lo peor”.

Pero esta persona NO QUIERE HACERNOS DAÑO. No quiere que nos tiremos al suelo a patalear por haber pinchado nuestro globo, esa persona nos está protegiendo. Si. Aunque mires al pasado y recuerdes lo mal que te has sentido cuando tu pareja o tu padre o tu hermano ha expresado su pesimismo, aunque sientas ese dolor y le culpes de tú dolor, no han sido los culpables. Permite que te lo explique mejor.

Desde el amor, desde su pensamiento pesimista, desde su deseo de protegernos, de evitarnos el dolor, de evitar que cometamos un error, nos dice que No funcionará.

En lugar de enfadarnos, en lugar de sentir que no nos apoya, en lugar de molestarnos por su pesimismo, es necesario COMPRENDER.

Una persona que cree que es “realista” nos dice lo que piensa, incluso aunque sea “pinchar nuestras ilusiones”, porque lo hace convencido de que tiene razón, porque cree que lo que nosotros pensamos saldrá mal. No porque quiera hundirte, sino porque no es capaz de ver volar tu globo.

Recuerda:

no te enojes es otro

Una persona que es pesimista, traslada su pensamiento negativo a nuestra vida, creyendo que nos ayuda, que nos hace un favor. Solo dice lo que piensa. Aunque no es consciente de que su pensamiento no crea la realidad. Tus acciones CREAN TU REALIDAD. Tanto si te digan que puedes, como si te dicen que no puedes, llegarás solo desde tu acción, no porque los demás crean que se puede llegar.

Recuerda, el Futuro es un resultado. No importa el pasado. No importan los pincha globos. No importan los realistas. No importan los precavidos. Dale las gracias. Dile: ¡Muchas Gracias por preocuparte por mi, por mi futuro! Te lo agradezco de corazón. Pero no te enfades. Tu futuro no está escrito, ni las palabras de un pesimista tendrán la fuerza para escribirlo si tú no lo permites. Mientras no podamos meter en la cárcel a todos aquellos pincha globos, recuerda que tu tienes la posibilidad de CREER que PUEDES y luego mostrar los resultados.

Desea llegar, con la fuerza del deseo.  

El futuro es el resultado de tus actos, grábatelo. No importa el pasado, no te quejes ni sufras por los pasos que no has dado, no culpes a los demás. Hoy, es hoy. Y tienes todavía una vida por delante para asumir tus responsabilidades, incluso la responsabilidad de aceptar a los demás con su “genética”. ¿Acaso tú eres perfecto? Vamos… yo no lo soy, al contrario, gracias a mis “defectos” se que soy diferente a mi esposo, por ejemplo, y que nos complementamos. El no hará realidad mis metas. Yo no haré realidad las suyas. No importa el pasado. Ni le culpo ni me culpo. Ahora, es hoy. Y hoy importa lo que hagas para diseñar tu mañana.

Yo ahora me voy a dar un paseo al sol, que luego tengo otras 6 horas de trabajo. Que también hay que buscar “la nada” que es de donde surge “todo” 🙂

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Anuncios

3 comentarios sobre “Pena de Cárcel a los Pincha Globos

  1. Gracias!! Hay veces que yo también razoné y fui pinchaglobos, mea culpa… Hasta de mi misma!!! Dios!! Pues sí, lo que está Fuera, vino de dentro!! Asi que, Tratarme mejor y dejar de ser mi puro pinchaglobos seguro que me hace dejar de serlo con el otro!! Gracias!! Espero que disfrutaras esa Nada!! Un Abrazo!

    1. Gracias Nuria!! Es inconsciente, uno no lo hace para dañar al otro, ni para dañarse a si mismo. La “intención” no siempre está alineada con el resultado positivo, a veces es al contrario.
      Si, desde que vivo en Málaga, en el valle del Guadalhorce, más ganas dan de disfrutar paseando, haciendo nada!!! Otro abrazo para ti!.

      1. Sí, cierto. Gracias por tu respuesta, Viki!
        Por cierto! Yo también cambié de residencia, A Málaga, qué coincidencia!!! Y desde luego, La Vida pareciera que tornara a otro Color. Qué maravillosa provincia tan rica de todo. A seguir disfrutando de esta pedazo de Tierra. Un Abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s