No me siento valorada. Mi pareja no me escucha.

 

no me siento valorada¿Te has dicho a ti mismo, a ti misma, internamente: No me siento valorada, valorado?

Muchas veces, este sentimiento es como una gota que va desgastando la piedra más dura. Día a día, cuando algunas personas o nuestra pareja, hacen o dicen cosas que nos desagradan, podemos sentir que no somos valorados.

Estos sentimientos, son dificiles de expresar. A menudo, intentamos pedir lo que necesitamos para sentirnos valorados, pero la otra persona no lo comprende, no puede ver las cosas como las vemos nosotros, y en lugar de procurar entender, lo que hace es volver a dar su opinión, volver a insistir en su argumento, en su planteamiento, dejando nuestra opinión, nuestras necesidades, relegadas otra vez.

Esto es algo muy doloroso. Pero la otra persona no tiene ni idea del daño que está causando. La otra persona no ha llegado a comprender, porque nos hemos rendido antes de poder expresar la importancia de nuestra necesidad en toda su magnitud.

Es dificil hablar cuando duelen nuestros sentimientos, no es algo sencillo. Pero es algo necesario. Los demás tienen una manera de enfocar la realidad, la ven desde su perspectiva, y algunas personas tienen pensamientos distorsionados, del tipo Blanco/Negro. Las cosas para estas personas solo pueden hacer de dos formas: Mal y a su manera.

Cuando una persona con pensamientos distorsionados de Polarización y su pareja es una persona con una asertividad débil, una persona que intenta evitar el conflicto, se produce un cóctel explosivo que en cualquier momento puede estallar.

Cada vez que imponemos nuestro blanco o negro sobre una persona con poca asertividad, estamos llenando un vaso….. ese vaso tiene un limite. Y una persona tranquila, amable, cariñosa, puede pasar de la pasividad a la agresividad en un solo instante. Su vaso se llenó y no cabe ni una gota más.

Si no te sientes valorado, es necesario que enfrentes la situación de una manera productiva. Habla con esa persona, en un momento en el que ambos estén tranquilos. Exponer claramente tus necesidades es importante. Si necesitas que escuche hasta acabar de hablar, sin dar su opinión, pídelo.

Por favor, me gustaría hablar contigo, y necesito que me escuches hasta acabar de decirte lo que necesito decirte, sin interrumpirme, ¿podría ser?

Piensa que a veces, esa persona se sentirá amenazada por una conversación así. Pero tienes que dejarle bien claro que no es tu intención expresar una queja, sino una necesidad tuya. Expresar claramente que no estás juzgando sus conductas sino pidiendo lo que necesitas. Dilo todas las veces que sea necesario y con todas las palabras que necesites hasta que quede claro para que la otra persona no actúe ni responda desde la autodefensa, desde el miedo.

Cada uno es responsable de como se siente y de procurar que esos sentimientos, si son negativos, mejoren. La manera en que pedimos lo que necesitamos es muy importante a la hora de recibir la respuesta que necesitamos de parte del otro. La comunicación con flexibilidad y centrada en transmitir claramente tu mensaje es tu responsabilidad.

Viki Morandeira

Anuncios

6 comentarios sobre “No me siento valorada. Mi pareja no me escucha.

  1. Entiendo que siempre es mejor hablar, sino cómo el otro puede saber lo que sentimos??…
    Pero también entiendo, que eso (de manifestar lo que uno siente/quiere…) puede ser el principio del fin que nos socava: la paciencia, el autoestima y hasta la propia valorización.
    Es decir, repito, hablar explicar lo que uno siente es casi como una obligación. Es verdad, el otro no tiene por qué saber lo que nos pasa…
    Pero qué pasa si eso se vuelve costumbre. Me canso de leer, escuchar historias. etc… donde la persona se sienta dolida, afectada por x situaciones y habla/explica…., porque claro… cómo uno va a pensar que el ser que ama dice o hace las cosas adrede, sabiendo que nos está lastimando. “Seguro no se dio cuenta. Seguro estaba cansado por el trabajo, etc, etc…”
    No quiero generalizar, pero acaso no hay cosas que son universales?, cosas que uno no se animaría hacer o pensar respecto al ser que ama o dice amar … Excepto en este punto caso de parejas de personas adolescentes, que por su poca experiencia puede ser que cometan errores desde la inocencia-
    Y tb no quiero que se malinterprete si hay que hablar PERO que no sea un viaje de ida…
    Primero hablar pero Segundo ACTUAR.
    Las palabras se van, los hechos quedan
    Hablar y q la persona que más amas no te escuche (y no hablo de un problema laboral)sino de cosas serias te van desgastando el alma … Y eso se termina expandiendo en todas las relaciones, porque se expande tan adentro nuestro, que ese “cansancio” palabra que en tantos foros lei… se transforma en impotencia, inseguridad… “Será que me merezco eso?” “Será que soy pesada?” Sera que hago todo mal?…
    Hablar si gente, pero después ver su respuesta … e inmediatamente Actuar.
    No dejar que te pisoteen …porque cdo menos lo esperas ya no podes levantarte y lo más paradójico es que pensas que la única persona capaz de ponerte nuevamente en pie es la misma persona que te hizo caer.

    1. Hola Ana. No es nada fácil estar en una relación donde intentamos expresar lo que sentimos, lo que necesitamos y desde el otro lado lo que recibimos es silencio, un eco vacío que duele. La cuestión sobre que haya “verdades universales”, que todo el mundo sepa que así “deberían” ser las cosas en una pareja…. es algo bastante más complejo. Repetir lo mismo, 100, 1000 veces, no hace que un día, de pronto, nos entiendan. Einstein definía la locura como hacer siempre lo mismo pero esperando cada nueva vez un resultado distinto…. NO creo que la ingenuidad solo sea algo de las parejas de adolescentes. Con 37 años yo era ingenua en muchísimos aspectos que tenían que ver con mi relación de pareja y que de no haber abierto los ojos habríamos acabado en divorcio. En ningún momento es aceptable que nos dejemos pisotear, es más, no nos deberíamos permitir a nosotras mismas continuar sin resolver una situación en la que nos sentimos poco menos que un felpudo al que se puede pisotear. ¿Qué podemos hacer diferente? ¿Qué estoy repitiendo y repitiendo y sigo consiguiendo lo mismo? ¿Que puedo cambiar yo? El otro no va a cambiar porque lleguemos a repetir lo mismo la vez 1001. NO. Ana, lo que nos lastima no siempre es lo que viene de fuera, lo que el otro “no hace”, lo que el otro hace “sin darse cuenta”. A veces, lo que nos lastima es creer que existen esas verdades universales.

      No es sencillo resolver una situación que lleva años doliendo y siendo para ti una terrible traba, en un simple comentario. Eso no quiere decir que no haya soluciones. Si, pero sin específicas, para hablar en privado, para tratar con absoluta confidencialidad. Para dejar de teorizar y hablar en general, para pasar a actuar y hablar en particular. Estoy a tu disposición si deseas que actuemos juntas y empecemos a poner solución a tu dolor.
      Un abrazo,
      Viki Morandeira

  2. Viki realmente tus palabras son bien certeras…siento que expongo los mismos temas, y del otro lado no hay respuestas…no hay cambios…siento que me llevo gran parte del trabajo con los niños sumado a trabajo fuera de casa…y no valora por completo mi esfuerzo, solo porque su trabajo es de tiempo completo y de mayor perfil/exigencia…y ello justifica que no deba involucrarse en ciertos temas…y no digo en la semana que comprendo que llega a la hora de la cena, siquiera en los días libres donde pasa echado, y le incomoda hacer programas con los niños…y si lo hace, hay que celebrarle…Recién he notado un cambio al respecto porque su padre lo ha ‘retado’ diciéndole que no hace actividades con los niños. No sé cuánto le durará…Las psicopedagoga de uno de mis hijos ne hizo ver que yo resolvía todos los temas de mi hijo, y que ahora era tiempo de que la figura masculina participara más…pero no le nace naturalmente…y toma a modo de “orden” mis insistencias en el tema. Finalmente, me siento sobrecargada de esfuerzo físico y mental, y de una alta responsabilidad en la crianza. Quiero lo mejor para mis hijos, y si él no lo hace, lo hago yo…y este cansancio se traduce en irritabilidad, descontento, tristeza…paso por todos estos estados…y los controlo por los niños…trato de estar feliz y tranquila con ellos.
    Gracias por tus palabras.

    1. Fernanda, es algo que vivimos, y creo que si intentamos resolverlo buscando que participen,pidiéndoselo,desde el victimismo, desde el “nunca me ayudas”, o “nunca participas” ,solo conseguimos que se alejen más. Es un tema complejo, y si nosotras hacemos cambios, podemos conseguir cambios. Pero pidiéndolos, por lo general,no funciona. UN abrazo!Viki

      1. Muchas Gracias Viki…Ahora mismo no se me ocurren qué cambios pueda hacer…la dinámica con niños chicos y en edad escolar no deja mucho margen para modificar ciertas rutinas, actividades. Saludos.

  3. Fernanda, quizás no me expliqué bien. Los cambios no son de rutinas o referidos a las dinámicas con los chicos. Más bien a nuestra actitud. Muchas veces, le decimos las cosas desde el victimismo, desde la “pobrecita de mi”y tú no haces nada… Este tipo de diálogo ,donde El es el malo y nosotras doña perfecta madre abnegada, no es nada bueno para una relación. Le hace mucho daño utilizar este enfoque en el día a día. A este cambio me refería.

    Un saludo
    Viki

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s