Salir del Círculo Vicioso

¡Qué frase! ¿Verdad?

 Si pensamos en esos círculos, de los que queremos salir, como una línea imaginaria que hay que traspasar…..¡A que hasta parece fácil!

 Bueno, en realidad, salir de cualquier círculo en el que nos sentimos asfixiados, atrapados, inmersos, es sencillo, pero esto no quiere decir que sea fácil.

 Sencillo y fácil no son sinónimos.

¿Cuántas veces nos ocurren las mismas cosas una y otra vez y no sabemos como “acabar” con esa situación?

¿En cuántas ocasiones una conducta nos hiere una y otra vez y no podemos ni tan siquiera decir “esto me hace daño”?

¿Te has parado a pensar en las veces en que dices SI, porque decir NO y respetar tus necesidades te resulta más complejo que decir si?

¿Cuántas veces has dicho a tus hijos que pongan orden en su cuarto, y nunca obtienes resultado?

¿Y a tu madre, cuántas veces le has dicho que no ir a verla no es sinónimo de no quererla?

 Es sencillo salir de estos círculos en los que nos encontramos, sencillo, porque requiere unos pocos pasos:

  • Decidir qué quiero conseguir
  • Analizar lo que no funciona
  • Cambiarlo por otra conducta o actitud
  • Dar el paso y entrar en acción

Es sencillo, son solo 4 pasos. Pero obviamente, NO ES FÁCIL. Me explico. Atravesar un precipicio caminando sobre una caña de bambú es sencillo, solo requiere poner un pie detrás del otro. ¡¡Pero no es fácil!!

 Por eso y aunque sean simplemente 4 pasos, no resulta fácil, porque estamos luchando contra nosotros mismos.

 Y es aquí donde entra la PNL. Nuestro cerebro, tiene una programación, unos caminos neuronales, que aunque no funcionan, sigue utilizando una y otra vez. Desde la PNL le damos a nuestra mente esos nuevos comportamientos, esos nuevos caminos que nos ayudan a romper el círculo vicioso en el que nos encontramos.

 El miedo a hablar, el aprender a ser asertivos, el tener mayor autoconfianza, el aprender a comunicarnos mejor, mejorar nuestras relaciones personales, todo esto puede incorporarse a nosotros mediante técnicas y ejercicios de PNL.

 El Coaching y el PNL son dos herramientas que nos ayudan a ser los PROTAGONISTAS de nuestras vidas. Dejar de ser un mero espectador, dejar de vivir en una queja continua, dejar de tolerar, y aguantar, para aprender a cambiar mis actitudes y tener a mi disposición mayores recursos personales.

¿Qué puedes hacer para salir de tu círculo?

 Dar esos cuatro pasos, hacer las cosas de distinta manera, cambiar tus rutinas, ser esa persona que quieres ser, empezar al levantarte por la mañana, sonriéndote, y diciéndote que pase lo que pase, nadie puede cambiar lo que hay dentro de tu corazón. Asumiendo las riendas de tu vida. Dejando de ser un espectador, y pasando a la acción. Dando un pequeño paso, no importa lo pequeño que sea, lo importante es empezar a caminar. !!!

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Coach Ontológico, Practitioner en PNL, diplomada en Inteligencia Emocional.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Salir del Círculo Vicioso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s