Un valor olvidado: la Responsabilidad

 

como ser felizSi te preguntara si te consideras una persona responsable, estoy segura que tu respuesta sería si. Que te responsabilizas de las cosas que tienes que hacer, que cumples con lo que prometes, que eres cuidadoso y responsable…..

Pero, ¿realmente eres una persona responsable, o solo en parte?

¿Te gusta la vida que vives?

¿Qué actitud tienes frente a los problemas que se van presentando?

¿Crees que muchas situaciones no son tu culpa, y permaneces quejándote de ellas?

Aunque no te consideres responsable de tus problemas, de las circunstancias de tu vida, te aseguro que eres responsable de solucionarlos. ¿O piensas permanecer esperando a que las cosas cambien?

Ser Responsable, no solo es hacer lo que crees que debes hacer, aquello a lo que te has comprometido, cumplir con tu trabajo y obligaciones…

Ser Responsable es también asumir que si hay algo que no te gusta en tu vida, eres tú quien necesita emprender acciones, gestar los cambios necesarios para que esa situación cambie.

Nuestras decisiones del pasado, son las que nos han puesto donde estamos ahora. Si hubieras decidido ser más aplicado en los estudios, si hubieras decidido estudiar y superarte cada día, si hubieras decidido ser cada día mejor que el anterior, si hubieras decidido arriesgarte, dar ese paso que te dio miedo dar, si hubieras…..

Ahora, tu realidad es la que es. Nuestra realidad no cambia por muchos “y si hubiera” que seamos capaces de encontrar. Nuestra realidad cambia cuando nos hacemos responsables de nuestro futuro.

Mañana, es tu futuro. Cada día que no sea hoy, es parte de tu futuro. ¿Qué tipo de futuro deseas tener? ¿Qué estás haciendo AHORA para tener ese futuro?

Mañana, puede que te conformes diciendo no tuve suerte, no se dio, no fue para mi, no estaba en la mano de Dios que así fuera…… pero sabes qué, Dios ayuda a quien se ayuda a si mismo. El universo le da a quien vibra en la frecuencia adecuada. Los resultados llegan para aquellos que actúan de manera responsable, sin esperar que el destino les traiga el éxito, sin abandonarse a la pereza y a la comodidad de no enfrentar sus miedos.

Si quieres llegar a algún sitio, tendrás que empezar a caminar.

Si quieres ver como se ve la vida desde lo alto de tus logros, tendrás que moverte ya.

La vida no nos espera. Y cada segundo cuenta.

Hagamos juntos que cada segundo cuente de verdad!!

Viki Morandeira

Tu coach personal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s