Tener todo bajo control

perfeccionismo

Muchas veces, las personas que necesitan tener todo bajo control, no son conscientes de ello. Sienten, internamente, que las cosas “deberían” ser así. Están convencidas que las personas “deberían” hacer esto o lo otro. Quieren hacer todo bien, tomar la decisión correcta, la más ventajosa, la más apropiada…. Y a menudo, sufren por este motivo.

Una persona perfeccionista, que necesita la seguridad que le da el saber que está todo bajo control suele perder la serenidad, el equilibrio con facilidad. ¿Por qué? Simplemente, porque la vida, las personas son incontrolables.

Cada día surgen multitud de circunstancias que escapan de nuestro control, un semáforo en rojo, extraviar algo y perder el tiempo buscándolo, que los demás no cumplan los plazos pactados, los errores involuntarios, los accidentes e imprevistos escapan a diario de su control, haciendo que caigan una y otra vez en emociones negativas.

  • Eres perfeccionista, si te enfadas con facilidad ante el error (propio o ajeno)
  • Eres una persona necesitada de tener el control cuando crees que las cosas para estar bien hechas solo pueden hacerse atu manera.
  • Sufres con el perfeccionismo cuando las cosas fuera de lugar te duelen como un puñetazo en el estómago y no puedes evitar criticar a quien lo ha dejado fuera de su sitio.

A menudo, creemos que tener todo bajo control, nos evitará errores, nos evitará problemas…. pero pagamos un precio muy alto por el perfeccionismo.

  • los errores o fallos de los demás y el señalarlos de una manera poco asertiva te distancia de las personas.
  • la ansiedad de enfocarte solamente en el resultado perfecto, te impide disfrutar de las actividades, te genera conflictos con tu equipo o tu familia.
  • el tener unas expectativas irreales, unas exigencias de perfección hacia los procesos y hacia las personas te genera frustración y desilusión cuando las cosas no salen como esperabas.
  • la preocupación, la tensión, la ansiedad ante el posible fallo te impiden vivir, disfrutar de las experiencias de la vida, de tu trabajo, de tu familia.

Como superar el Perfeccionismo

  • Acepta el error como algo que puede ocurrir. 

Nadie está excento de equivocarse, incluso aunque compruebes y repases algo varias veces, puede ocurrir que algo salga mal. Cuanto más te exijas no cometer ningún error, más te paralizas en busca de la perfección.

Si tras un resultado que no era el esperado, tu reacción es culparte, llenarte de remordimientos, cargarte de negatividad no vas a conseguir que el resultado cambie. Por mucho que te digas que has sido torpe o lo que quiera que te digas, no conseguiras nada más que hacerte daño. Cambia ese diáologo, acepta ese error como un aprendizaje, aceptalo como algo natural y no como algo tremendo.

  • No seas catastrofista.

¿Cómo de importante es eso que ha salido mal? ¿Está en juego tu vida, tu trabajo, la salud de los demás? Sea cual sea el error, seguramente es menos grave que llenar tu corazón de odio hacia los demás o hacia ti mismo. Sea cual sea el resultado no deseado, enfadarte con la situación no la resuelve, sino que puedes generar un nuevo problema, un daño en tus relaciones personales.

  • Acepta lo que está fuera de tu control

Si habías planeado una comida al aire libre y se presenta una tormenta, enfadarte, sentirte incómodo, decepcionado no hará que deje de llover. Piensa, pregúntate. ¿Para qué has organizado esa comida? Para disfrutar con tus seres queridos, ¿verdad? Entonces, disfruta!!! Aunque llueva, aunque se caiga una copa, aunque a la comida le falte sal, aunque alguien llegue tarde, disfruta!!!  No dejes que las circunstancias que escapan de tu control afecten tu estado de ánimo y te impidan disfrutar de aquello que deseabas.

  • Deja de querer ser perfecto y de agradar siempre a los demás.

A menudo, el perfeccionismo surge de una necesidad de no ser criticado por los demás, surge de la necesidad de recibir la aprobación de nuestros padres, de evitarnos escucharles decirnos que lo hemos hecho mal. Si has vivido con personas perfeccionistas, acepta que tú no eres un error, que tu manera de hacer las cosas no está siempre mal, sino que es diferente, tienes derecho a hacer las cosas de otra manera, e incluso a equivocarte, no es el fin del mundo.

Mientras te resistas a aceptar que las cosas no siempre saldrán como tenías programado, serás tu mismo quien se cause ese dolor que sientes cuando algo no sale bien. En cambio, si permites que tu vida fluya, sin darle a los contratiempos más importancia de la que tienen, habrás ganado en inteligencia emocional, habrás ganado en calidad de vida  y habrás evitado dañar tus relaciones personales.

viki morandeira

 

 

 

Tu Coach Personal

www.facebook.com/viki.morandeira

Contactame por mail

Anuncios

Optimistas en Acción

como ser más optimista

Hoy lunes, empieza mi tercer año de colaboradora en Radio Lucena y con mucho “optimismo” ponemos en marcha, junto con Lourdes Fuentes, “Optimistas en Acción”.

Ser optimistas no es ser poco realistas, sino todo lo contrario. Recuerda que la realidad la vas creando tú con tus acciones, con tus pasos, con tus decisiones. Por eso, si deseas una realidad mejor a la que ahora tienes, te invito a que formes parte de nuestra tribu de “Optimistas en Acción”

Los buenos propósitos están bien, pero lo que realmente marca la diferencia son las acciones, por eso comparto contigo frases optimistas para alimentar esa nueva realidad que quieres crear en tu vida.

“El optimismo es la fe que conduce al logro; nada puede realizarse sin esperanza.”

Helen Keller

“Elija ser positivo. Usted tiene esa opción, es el dueño de su actitud. Elija ser positivo, constructivo. El optimismo es el hilo conductor hacia el éxito.”

Bruce Lee

“Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad; Un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.”

Winston Churchill

“Optimista es el que os mira a los ojos; pesimista, el que os mira a los pies.”

Gilbert Keith Chesterton

“Si, a fin de cuentas, su optimismo resultara injustificado, al menos habría vivido de buen humor.”

H.G. Wells

Pueden escuchar algunos de los programas de radio anteriores en mi canal de Ivoox. 

Confiar que podemos superarnos. ¿Acaso no hemos logrado hasta ahora nada en nuestra vida? Si, seguramente si. Es importante alimentar nuestro optimismo recordando nuestros logros, sin minimizarlos, dándonos a nosotros mismos ese elogio, esa felicitación por cada meta conseguida. Recuerda que desde la parálisis no es fácil tener una sana autoestima, sino todo lo contrario. Dar pasos, pequeños pasos, entrar en acción, eso es lo que cuenta.

Todo lo que ves a tu alrededor es fruto de la perseverancia, de la constancia, de ir dando esos pasos. Se logra más, mucho más con perseverancia, con pequeños pasos, que con inteligencia o muchos conocimientos. Recuerda, para lograr algo no basta con saber sobre ello, hay que aplicarlo!!

viki morandeira

Tu Coach Personal

miedo al exito

¿Cuáles son tus excusas para no triunfar?

Aunque me digas que no sabes lo que te gusta, que no tienes metas, que no se te ocurre que puedes hacer….. es seguro que no te has “dedicado” a pensarlo.

Pero no porque no tengas ganas de pensarlo, sino, mas bien, porque el “miedo al cambio” te frena, te paraliza tanto, que no te animas siquiera a soñar con lo que podrías ser o hacer si te lo propusieras.

 ¿Sabes? A mi, no hace mucho, me pasaba lo mismo. Tenia un miedo terrible a “ser yo”.

 Si, ese era mi mayor miedo. Vivía siendo como yo creía que los demás esperaban que yo fuera. Vivía no mostrando todo lo que yo era capaz de hacer. Viíia pidiendo perdón por ser buena en algo. Vivía pidiendo perdón por ser inteligente. Vivía pidiendo perdón si brillaba. Vivía inmersa en el miedo al rechazo. 

Poco a poco, estos miedos, habían hecho que la verdadera Viki, quedara tapada, oculta, bajo tantas excusas, que me había auto convencido que yo no era capaz de hacerlo. Que no podía hacer nada por cambiar mi vida.

 Sabes, muchas veces, no estamos tan mal como para hacer algo, pero tampoco estamos satisfechos con ese tipo de vida que llevamos. Internamente, nos quejamos, sabemos que queremos vivir de otra manera, pero nos quedamos ahí, como zombies…

Me había puesto un montón de excusas que me ayudaban a no sentirme mal por no estar haciendo lo que quería. Aliviaban el peso de no estar haciendo nada con mi vida. No digo que cuidar de mis tres hermosos hijos, trabajar a tiempo completo, usar mi ocio a mi antojo fuera “no hacer nada”. Pero no estaba haciendo algo que me apasionara. Mi trabajo me daba de comer, pero no me gustaba.

 Hasta que mi vida estresada, cargada de ocupaciones y preocupaciones se vio alterada. En esos meses, me di cuenta que estaba viviendo como un zombie. Y empece a querer saber quien era yo, como era mi yo verdadero y no el que mostraba a los demás, que me gustaba hacer realmente. Hasta que descubrí el Coaching. Me zambulli de lleno. Me inscribí a estudiar y leí decenas de libros, a uno o dos libros por semana.

Y así fue como descubrí cuales fueron mis excusas para no hacer, mis excusas para no triunfar. Te las cuento.

 

Si tuviera tiempo…..

Si no tuviera que ocuparme de la casa….

Si viviera en otra ciudad….

Si no tuviera que trabajar tanto…

Si no me importaran las criticas…

Si no tuviera miedo a brillar…

Si me gustara mas mi imagen…

Si no tuviera tres hijos…

Si hubiera empezado antes…

 

Y así, una vez que supe cuales eran mis excusas, pude decirme a mi misma

 

TU PUEDES

 

Porque en realidad, ¡siempre se puede!

 

  • El tiempo, es relativo, y en 24 horas tenemos muchas horas para dedicar 1 o media, a dar los pequeños pasos necesarios para caminar rumbo a nuestra meta.
  • Ocuparme de otras obligaciones, no me quita que siempre quede algo de tiempo para dar esos pequeños pasos. Es más, si estoy haciendo algo con las manos, mi cabeza siempre puede seguir pensando, diseñando, organizando, preparando mi trabajo para cuando me siente a ello.
  • No es el sitio donde uno vive, no es la gente que te rodea. Si tu no puedes hacer aquí y ahora, no lo podrás hacer en ningún otro sitio, ni en ningún otro tiempo. En cambio, si puedes hacerlo aqui y ahora, podras hacerlo en cualquier sitio y cualquier momento.
  • Siempre puedes organizarte para trabajar menos, o para dedicar una hora a tu pasión, mientras continuas trabajando, hasta que te encuentras con la suficiente auto confianza para largarte sola.
  • Las criticas son como el pan de cada día. Las personas tenemos una mente critica. Medimos las cosas comparando con un “standard” que tenemos en nuestra mente, con nuestras creencias, con nuestra experiencia, con nuestra historia, con nuestras limitaciones…. Si tu me dices que quieres inventar una maquina para volar, mi critica sera que es imposible, porque en mi mente, no existe una maquina para volar. Así aprendí, que haga lo que haga, los demás siempre tendrán algo que decir, nunca llueve a gusto de todos, y yo no tengo que contentar a todo el mundo.
  • Brillar, ese era mi peor miedo. Tenia la creencia limitante que si brillaba, la persona que yo mas quiero, se iba a sentir mal, se iba a alejar de mi. Y ese era el miedo que me paralizaba. De pronto, comprendí que podría alejarse de mi por otros motivos, y que tampoco este seria el fin del mundo. Comprendí que brillando no le deslumbraba, sino que le estimulaba a brillar. Cambie yo, internamente, mis ideas, mis pensamientos, mis prioridades, y todo, de pronto, cambio a mi alrededor.
  • Incluso mi imagen. Descubrí que había tenido un complejo de fea desde los 8 años más o menos. Que en mi interior había luchado por el amor de los demás, por agradar a los demás. Me di cuenta que siempre fui hermosa, que lo soy. Y me di cuenta que no necesito ser la mejor, la mas buena, la mas servicial para que los demás me quieran. Aprendí a quererme a mi misma, aprendí a valorarme a mi misma, aprendí a respetarme a mi misma… y ahora, me siento mucho mas querida, mucho mas valorada y mucho mas respetada.

Sabes…. para que tu vida cambie, solo necesitas cambiar tu. Y poco a poco, viviendo un día a la vez, y dando de ti lo mejor ese único día, verás como tu vida comienza a cambiar, a dirigirse hacia donde tu quieres, y podrás empezar a disfrutar del placer de estar vivo. ¿Te animas?

 

21 DÍAS TE SEPARAN DE TU CAMINO AL EXITO

 

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

optimismo

No Puedo ser Negativo

¿Te has parado a pensar en las conductas tuyas que no te gustan?

Respondiendo tareas del taller de 21 días para Retomar las Riendas de tu Vida,  a una de las participantes, me inspiró este artículo que ahora comparto con todos ustedes.

Ser negativo, o ser procrastinador (dejar todo para el último momento), ser poco disciplinado, ser inconstante, ser un pelín vago, ser pesimista, ser impaciente, tener poca constancia, poca confianza, ….. todos tenemos alguna conducta que no nos agrada, y si a tí también te pasa, te invito a que sigas leyendo.

 

1.      SER POSITIVA. ESTE ES PRINCIPAL PORQUE TIENDO A SER NEGATIVA Y ESO NO PUEDE SER.

 Esta fue la respuesta, a uno de los ejercicios que hay planteados en el taller, donde les pregunto a los participantes ¿Cómo han de ser? para conseguir sus metas.  Y lo siguiente fue mi respuesta…

 

Cariño!!!  Hay muchas cosas que no pueden ser. Si queremos cambiar algo nuestro, “no aceptando” nuestra propia esencia, entramos en un conflicto.

Es mentira que no puedas tener tendencia a ser negativa. ¿Verdad que eres medio negativa? Pues entonces, como te dices a ti misma, que no puede ser, pero si lo es, entras en conflicto, ¿¿me explico??

Para crecer, para superarnos, para pasar por encima de las barreras que nos limitan, primero que nada tenemos que amarnos como somos. Aceptar que tenemos algunas cosas que no nos gustan, pero que eso no nos convierte en “monstruos” ni en algo que “no pueder ser”. Me amo, con mis virtudes, y me amo, con mis defectos. Aquellas conductas que me molestan, SON UNA LLAMADA A LA ACCIÓN.

Vamos a darle vuelta a la tortilla. No es malo tener algún tipo de comportamiento que no nos gusta. ¡Muy por el contrario! Cuando algo nuestro no nos gusta, quiere decir que somos conscientes de ello. (Podríamos ser egoístas, a los ojos de todo el mundo, pero no tener ningún problema, porque nosotros no nos sentimos egoístas)  Por eso, cuando somos capaces de vernos un defecto, tenemos la INMENSA SUERTE de PODER entrar en ACCIÓN.!!!

COMO CAMBIAR

1º PASO

Responde por escrito: ¿Por qué quieres ser Positiva? ¿Por qué razones? ¿Qué desventajas tiene ser pesimista? ¿Qué consigues viendo la parte negativa de las cosas? ¿Cómo cambiaría tu vida si te enfocaras en ver las posibilidades en lugar de ver los problemas? ¿Recuerdas momentos de tu vida en los que SI has sido Positiva?

2º PASO

Deja ahora, SOLO LAS RAZONES POSITIVAS, escritas en una lista, y tenla a mano donde puedas leerla 2 veces por día. Toma la firme decisión de LEERLAS. La magia solo surte efecto cuando se usa, cuando se dicen las palabras mágicas… J

 3º PASO

¡¡¡Entra en ACCION!!!   Cada vez que te sorprendas a ti misma, pensando en negativo, cada vez que seas consciente que estas siendo pesimista, en el mismo instante en que te empieces a sentir como te hundes bajo el peso de esos horribles pensamientos, en cuanto veas llegar la nube negra que oculta la belleza del sol, EN ESE PRECISO INSTANTE, TU PUEDES ENTRAR EN ACCIÓN.

No somos “responsables” de los pensamientos que llegan a nuestra mente. Pero si somos “responsables” de nuestra tristeza, de nuestro pesimismo, de nuestro mal día, cuando permitimos que esos pensamientos NEGATIVOS se instalen más de la cuenta en nuestra mente.

¿Cuánto es más de la cuenta? 7 ¡¡¡segundos!!!

Si, en el mismo instante en que un pensamiento negativo llega, otro más se enlazará, otro más llegará para hacerle compañía y no será precisamente mejor que el anterior, seguramente será peor. Por eso, TU ERES QUIEN DECIDE. ¿Quieres seguir alimentando nubes negras? Solo tú puedes cambiar esto. De ti depende que brille el sol para ti la mayor parte del día!!!!

¿Cómo se entra en ACCION para ser positivas? 

Pues reemplazando los pensamientos negativos por positivos. En principio, puedes elegir uno “universal” para ayudarle a tu mente a que “corte” rápidamente, sin necesidad de ponerse a buscar el lado positivo, con el riesgo de seguir viendo la cara B de la película. Una vez que te ejercites, que lo entrenes, y que lo hagas muchos días seguidos, pronto, sin ser consciente, vas a empezar a pensar en pensamientos positivos alternativos a ese negativo que te hizo saltar la alarma anti pesimismo. Por ejemplo. Escribe un pensamiento positivo ESTÁNDAR que podrías decirte al sorprenderte negativa… y lo mismo en las demás situaciones. Te pongo un ejemplo de lo que quiero.

En verdad quiero alimentar retorcidos pensamientos dañiños para mi salud? DECIDIDAMENTE NO. Así que FUERA!!!  Y haz un movimiento con tu mano, como espantando esos pensamietnos.

PERO YA SABES….. A MI NO ME ENGAÑAS SI NO LO HACES. YO NO PIERDO NADA SI TU NO LO HACES, Esto es como el jabón….  Puede que sepas que el jabón limpia la suciedad, pero hasta que no lo uses, no limpia!!!!

Una persona, tú misma, puedes SER Positiva, Puedes ser Constante, Puedes ser Confiada, Puedes SER Disciplinada, Puedes SER Grandioza, Puedes Ser Creativa, Puedes Ser Más Segura de ti misma…. siempre y cuando lo intentes, te decidas a hacerlo una y otra vez…… ¿Cómo quieres ser Positva si no eres capaz de espantar los pensamientos negativos? ¿Como quieres ser disciplinada, si no eres capaz de ponerte, uno y otro día, a intentarlo!!!???

Si te apetece cambiar, si quieres SER LA MEJOR VERSIÓN DE TI MISMO, será un placer trabajar contigo. Si no.,.. siempre puedes seguir alimentando lo peor de lo peor en tu vida…. es tu decisión.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Es el momento de decidir

Hoy quiero empezar definiendo una palabra:

DECIDIR: viene del latín, y está formada por el prefijo “de” que indica separación y el verbo “caedere” que significa cortar, talar, romper.

Cuando entramos en una espiral en la que nuestra vida parece guiada por otros, cuando nos centramos en quejarnos de lo mal que nos va, de lo mal que nos salen las cosas, cuando pasamos nuestras horas culpando a los demás por nuestro presente. Es el momento de DECIDIR.

 De “cortar” ese círculo funesto que nos lleva de la queja a la culpa y de ahí a la frustración.

¿Qué temas te impiden ser feliz?

¿Qué acciones estás tomando en esos temas?

¿Culpas a los demás por esa infelicidad?

¿Sientes que tú no has hecho nada para llegar a esa situación?

¿Crees que no puedes salir del círculo?

Me gustaría darte una GRAN NOTICIA.

 Tu vida es tuya. Tu futuro depende de tus decisiones.

 ¿Qué quiero decirte con esto? Quiero hacerte ver que tu presente, al igual que tu pasado, es fruto de las decisiones (mejores o peores, o incluso la inacción) que tú tomaste.

Tu vida es fruto de tus decisiones. No estoy diciéndote que tú eres el culpable!!

 Simplemente, que intentes “ver”, “descubrir”, “sentir” cuales fueron TUS DECISIONES, que te llevaron hasta donde estás hoy ahora.

 El pasado es por definición lo que ha quedado atrás. Por tanto, mientras no podamos viajar en el tiempo, no podemos hacer nada para cambiar el pasado. Solo podemos aceptar que hay hechos que ocurrieron, decisiones que tomamos, situaciones que no afrontamos. Darle vueltas y más vueltas al pasado, no conduce a nada. A NADA. Si nos quedamos “enganchados” en imaginar posibles finales, en el “cómo habría sido si…” tendremos muchos posibles pasados pero ningún presente. ¿Estás viviendo tu presente? O en cambio, vives anclado en un pasado que no puedes cambiar. Si aún no puedes desengancharte de ese pasado que te hiere, prueba leer esta otra entrada del blog.

 La única forma productiva de mirar el pasado es mirarlo y hacernos las siguientes preguntas

 ¿Que puedo aprender de aquella situación?

¿Que me faltaba saber para haber tomado una mejor decisión?

¿Si me pasara lo mismo ahora, que actitud tendría?

¿Que emociones tenía en ese momento?

¿Cómo lo habría resuelto otra persona?

¿Puedo cambiar lo que sucedió?

¿Puedo cambiar como yo me siento sobre ese tema? Si, esta es la solución!!

No podemos cambiar el pasado, aunque si podemos DECIDIR (cortar, separar) Podemos cambiar nuestro sentimiento sobre aquella situación, cambiar nuestro punto de vista, nuestro ángulo de visión, nuestro rol en aquel pasado.

 Así, libres de cargas, podremos mirar hacia adelante, dejar de mirar hacia atrás, y preguntarnos:

 ¿Cómo quiero que sea mi vida de aquí en adelante?

¿qué decisiones necesito tomar para seguir ese camino que yo quiero?

¿De qué dispongo para llegar a mi meta?

¿Cuales son mis valores y mis talentos que me ayudarán a conseguirlo?

TU PUEDES DECIDIR TU VIDA, en el momento en que puedas VER, SENTIR, DECIR, que la DECISIÓN de cambiar tu futuro depende única y exclusivamente de tí!

viki morandeira

Tu Coach Personal

 

Cuento: La parábola del Caballo

 

frases para empezar la semana

Este cuento, forma parte de la recopilación hecha por Jaime Lopera Gutierrez y Marta Inés Bernal Trujillo, en su libro: La Culpa es de la Vaca.

La parábola del Caballo

Un campesino que enfrentaba muchas dificultades, poseía algunos caballos que lo ayudaban en los trabajos de su pequeña hacienda. Un día, su capataz le trajo la noticia de que uno de los mejores caballos había caído en un viejo pozo abandonado. Era muy profundo, y resultaría extremadamente difícil sacarlo de allí.

El campesino fue rápidamente al lugar del accidente y evaluó la situación, dándose cuenta de que el animal no se había lastimado. Pero, por la dificultad y el costo del rescate, concluyó que no valía la pena, y pidió al capataz que sacrificara al caballo tirando tierra al pozo hasta enterrarlo. Y así se hizo.

A medida que la tierra le caía encima, el animal la sacudía. Esta se acumuló poco a poco en el fondo del pozo, permitíendole subir. Los hombres se dieron cuenta de que el caballo no se dejaba enterrar sino que, al contrario, estaba subiendo, hasta que finalmente consiguió salir del socavón.

A veces, en nuestra vida, nos sentimos metidos dentro de un pozo, poco valorados, pisoteados, viendo que los otros nos quieren tapar con la tierra de la incomprensión, del egoísmo, de la falta de apoyo.

¿Sabes?

Tú también puedes ser como el caballo de esta parábola. Es tu decisión aceptar que la tierra que otros te lanzan te tape, o sacudírtela con fuerza y subir sobre ella para salir del pozo. Recuerda, cuanta más tierra te quieran tirar encima, más tendrás para usarla de punto de apoyo para subir y salir adelante.

Tu vida, depende de tus decisiones. Si aceptas, si toleras, si te quedas con lo que te tiran… serás tu mismo quien decida tu entierro. En cambio, si no aceptas esto, si eres protagonista activo de tu vida, si usas todo lo que está a tu alcance para crecer, dentro de poco, en lugar de tirarte tierra, querrán acercarte a tí para saber cómo lo has hecho.

¡Te lo aseguro!

No te resignes. Atrévete a brillar. Aún no es tarde para ser felices!!

Taller 21 días para Retomar las Riendas de tu vida.

 

viki morandeira

Tu Coach Personal

 

ser feliz

Motivación para el final de Semana

 

 

Todo está en nuestras decisiones. El que elige bien, vive bien. (Renny Yagosesky)

Y me gustaría añadir, que la vida no depende de una única decisión, por lo general, la vida nos da la oportunidad de rectificar, de pedir perdón, de volver a intentarlo, de levantarse tras el golpe

 

A lo que me gustaría agregar… que aunque equivoquemos nuestras decisiones algunas veces, no debemos rendirnos, siempre hay otra oportunidad, otro intento, otro camino por el que continuar.

 

La Potencia Intelectual de un hombre (agrego… y de una mujer) se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar. (Nietzsche)

 

Tarde o temprano algo nos saldrá mal, y en ese momento, cuanto antes sepamos superarlo, mirarlo con buen humor, con esperanza, con confianza en que no será nuestro fin, antes emprenderemos nuevamente el camino hacia arriba. (Viki Morandeira)

 

Si eliges lo fácil y fracasas, no te quejes….. La disciplina, el esfuerzo, la constancia, la autoconfianza, la persistencia , siempre dan su fruto. (Viki Morandeira)

Puedes dejar que tu mente sea un obstáculo más en tu vida, o convertirla en la fuerza necesaria para saltar aún más alto. (Viki Morandeira)

frases para empezar la semana

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

la felicidad

Cualidades de las Personas de Exito

Si eres de los que miran a una persona exitosa y dicen… ¡Qué suerte tiene ese! Te sugiero que sigas leyendo….

El triunfo no es algo que se consigue de la noche a la mañana, una empresa millonaria no nace de un día para el otro, un deportista de élite no se forma en un solo día…..

Las pequeñas decisiones que tomamos cada día son las que nos guían hacia el fracaso o hacia el éxito. No importa el talento, no importa el tiempo, no importan los conocimientos no importan las amistades, no importa el dinero, no importa la clase social…. (algo si, vale)

En el mundo hay miles, millones de personas que han puesto toda su energia en su objetivo y lo han conseguido. ¿Quieres saber las cualidades de las personas de éxito?

Decisión: una persona que toma decisiones rápidas, no duda mucho, y una vez tomada la decisión, no cambia, se mantiene en ese rumbo hasta conseguir su objetivo

Asume Riesgos: dice un antiguo refrán, el que no arriesga no gana. Pues es así, no se puede querer ganar sin apostar. No se llega a la meta si no se corre la carrera, aún con el riesgo de caer y rompernos una pierna. Los errores no son lo que impide a la gente llegar a triunfar. El miedo al error y la paralisis que este genera, eso, es lo que impide que las personas triunfen.

Se recupera rápido de los errores: Si te caes a un pantano, no te quedes empantando. Esa es la lección que enseña un triunfador. En cambio, un perdedor, ante el primer escollo, se queda hundido, preguntandose porque le sale todo mal, porque el destino y la suerte no le sonrien. El exitoso sabe que un error es la oportunidad de aprender una valiosa lección.

No cree en la suerte: Una persona de éxito sabe que lo que gane o deje de ganar, será el fruto de su esfuerzo, de su constancia, de sus decisiones, de sus aciertos y sus errores, su éxito dependerá de muchas cosas, pero jamás de la suerte.

Acción: Una persona de éxito es una persona de acción. Cada día toma las decisiones necesarias y las aplica, entra en acción tan pronto como ha decido algo, no da mil vueltas, no cae en la procrastinación. Sabe que lo único que le va a llevar hacia su objetivo es dar los pasos necesarios.

Enfrenta la situación: Cada día sabe que encontrará decenas de situaciones que resolver, no las ve como problemas, las ve como oportunidades para aprender algo más, para crecer un poco más, para conocer de que forma no se llega a la meta para no volver a repetirlo.

Se enfoca en las posibilidades: No se centra en los problemas, sino en las posibilidades que las situaciones les presentan. Evalúa lo que tiene, a donde quiere llegar, cuales son sus posibilidades y entra en acción.

Motivación: El triunfador sabe que la mejor motivación que le impulsa a hacer todo lo necesario para llegar, es la que viene desde dentro. Es la necesidad de vivir de acuerdo a sus valores, a sus deseos, y el saber que de él depende hacer todo lo que haya que hacer para llegar.

Y si aún no sabes si tu puedes ser una persona de éxito, te dejo esta frase:

 

Aunque nadie puede volver atrás y lograr un nuevo comienzo, cualquiera puede

empezar ahora y lograr un nuevo final.

 

 

 

viki morandeira

                           

 

 

Tu Coach Personal

                  

Cuento: Las Piedras Grandes Primero!

A menudo vamos corriendo todo el día. Preocupados, demasiado preocupados por cosas importantes. Que nuestro trabajo salga bien, es importante. Que nuestra empresa venda más, es importante. Que nuestra casa esté organizada, es importante. Que estudiemos y trabajemos es importante. Pero…. ¿sabemos diferenciar entre Importante y Valioso? En nuestra vida, en la mía, en la tuya, todos tenemos cosas importantes, pero también tenemos algo “valioso”, que es mucho más importante que todo lo demás. No descuides lo valioso. Te dejo un cuento que refleja muy bien a lo que me refiero.

 

cuento las piedras grandes

En una conferencia sobre la Gestión del Tiempo, un experto asesor hizo lo siguiente:

 

Sacó de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha. Lo colocó sobre la mesa,

junto a una bandeja con piedras del tamaño de un puño y preguntó:.

Cuantas piedras piensan que caben en el frasco?

Después de que los asistentes hicieran sus conjeturas, empezó a meter piedras hasta que llenó el frasco.

Luego preguntó: Esta lleno?

 

Todo el mundo lo miro y asintió. Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con piedras más pequeñas, como garbanzos. Metió parte de ellas en el frasco y lo agitó.

Las piedrecillas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes.

El experto sonrió con ironía y repitió: Esta lleno?

Esta vez los oyentes dudaron:

Tal vez no, Bien!

 

Y puso en la mesa un cubo con arena que comenzó a volcar en el frasco.

La arena se filtraba en los pequeños recovecos que dejaban las piedras.

Está lleno? pregunto de nuevo. – No!, exclamaron los asistentes.

Entonces, esta vez tomó la taza de café que tenía sobre su mesa y la tiró dentro del frasco.

 

A fin de que los asistentes vieran el valor pedagógico de este ejercicio, el experto preguntó:

Bueno, que hemos demostrado?,

 

Un alumno respondió:

Que no importa lo llena que esté tu agenda, si lo intentas, siempre puedes hacer que quepan más cosas.

¡NO!,dijo el conferenciante: Lo que esta lección nos enseña es que si no colocas las piedras grandes primero, nunca podrás colocarlas después, y además, que siempre queda un hueco para tomar un café con los amigos.

¿Cuales son las grandes piedras en tu vida?.

¿Crees que estamos hablando de trabajo, de proyectos, de emprendimientos?

Tus hijos, tus amigos, tus sueños, tu salud, la persona amada. Estas son nuestras piedras grandes.

 

Recuerda, ponlas primero. El resto encontrará su Lugar.

viki morandeira

 

 

 

Tu Coach Personal