Antídoto para después de un fracaso

¿Qué ha pasado? ¿Las cosas no salieron como tú esperabas? Venga, ánimo… el mundo, aún no se termina!

Me gustaría compartir contigo un antídoto, que has de “aplicar” cuando en tu mente empiecen a vibrar las malas energías, cuando empieces a llenar tu diálogo interno de críticas y menosprecios hacia tu persona. TU PUEDES CAMBIAR ESTO.

Por eso, y porque el fracaso no es más que no haber conseguido el resultado deseado, no es más que el haber aprendido que así no había que hacerlo, quiero dejarte una serie de pasos para cambiar la situación.

¿Qué pasos dar tras un fracaso? Ten en cuenta, que este ejercicio tienes que hacerlo por escrito para poder sacarle el máximo provecho.

1º PASO

– Analizar la situación por escrito respondiendo a las siguientes preguntas.

  • ¿Cuál fue el principal error?
  •  ¿Qué cosas salieron mal?
  • ¿Qué hice mal yo (no desviar responsabilidades ni echar la culpa a causas externa)?
  • ¿Qué NO hice?
  • ¿Qué descuidé?

2º PASO

– Analizar las otras posibilidades que tenía.

  • ¿Qué podría haber hecho mejor?
  • ¿Cómo podría haber actuado para no obtener ese resultado?

3º PASO

  • ¿Aún me interesa continuar con ese proyecto?
  • ¿Qué caminos me quedan aún abiertos?

Ten muy en cuenta, que el FRACASO no existe como tal, sino más bien, existe el tener resultado positivo o negativo luego de una o varias acciones nuestras. Solo puedes fracasar, si te rindes!!!

El haber obtenido un resultado que no era el deseado, el no ser aceptado en un puesto de trabajo, o que no hayan escogido mi presupuesto, o que mi libro haya sido rechazado, no significa que mis objetivos deban cambiar. Por eso, esta pregunta es muy importante, ya que con ella conseguiremos la motivación suficiente para retomar el camino hacia nuestras metas.  Pregúntate y responde por escrito…

  • ¿Aún me interesa conseguir mi meta?
  • ¿Este fracaso hace que yo deje de valer como persona, como profesional, etc? (cualquier otra respuesta que sea distinta a un NO rotundo, bórrala de tu mente)
  • Planifico una serie de pasos, a un ritmo distinto o con las variantes necesarias para volverme a encaminar hacia mi objetivo.

Tres pasos. Una media hora frente a una hoja de papel (o a ese cuaderno donde llevas planificando tus metas) y verás como empiezas a mirar las cosas desde otro punto de vista. ¿Vas a dejar de intentarlo? Allá tú.

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Anuncios

2 comentarios sobre “Antídoto para después de un fracaso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s