Cuento: El circulo del odio

Un cuento para recordar cuando te encuentras dentro del círculo, y para que recuerdes que tú decides cuando quieres salir de él.

Un importante empresario, estaba enojado y regañó al director de uno de sus negocios. El director llegó a su casa y gritó a su esposa, acusándola de que estaba gastando demasiado porque había un abundante almuerzo.

La señora, gritó a la empleada, que luego de la regañina, rompió un plato y dió una patada al perro porque la hizo tropezar.

El animal salió corriendo y mordió a una señora que pasaba por allí. Cuando ella fue a la farmacia, para hacerse una curación, le gritó al farmacéutico porque le dolió la aplicación de la vacuna. Este hombre, llegó a su casa y le gritó a su  madre, porque la comida no era de su agrado.

La señora, manantial de amor y perdón, le acarició la cabeza mientras le retiraba el plato y le decía:

“Hijo querido, te prometo que mañana haré tu comida favorita. Trabajas mucho, estás cansado y hoy precisas una buena noche de sueño. Voy a cambiar las sábanas de tu cama por otras bien limpias y perfumdadas, para que puedas descansar bien. Mañana te sentirás mejor”

Lo besó y abandonó la habitación, dejándolo solo con sus pensamientos. En ese momento, se interrumpió el círculo del odio, al chocar con la paciencia, la aceptación, la dulzura, el perdón y el amor.  

Porque tú siempre puedes decidir terminar una discusión, porque no importa el tamaño de la ofensa, hace más daño continuar la pelea. Somos nosotros quien podemos dar el primer paso, para que el círculo del odio se apague, para que la llama de la ira se extinga. Aceptando que el otro puede tener un mal día y que su actitud no es algo personal contra nosotros. 

 En el taller online de Inteligencia Emocional para la acción, trabajamos una semana entera en la correcta gestión de la ira. Tu cambias tu actitud y el mundo cambia a tu alrededor. 

Si quieres aprender Inteligencia Emocional, consúltame.

En nuestras relaciones personales muchisimas veces no somos conscientes de seguir alimentando el círculo del odio. Cuando escuchamos al otro desde nuestra necesidad de que nos comprenda y no actúe con ira, sentimos dolor y eso sigue alimentando nuestra necesidad de defendernos, de atacar, o de expresar esa ira con otras personas. En cambio si buscamos comprender por qué se siente así, si escuchamos sus palabras para comprender qué nos están diciendo de ellos mismos, en lugar de personalizar su ataque, podremos calmarnos, actuar con inteligencia emocional, con empatía y así evitar que el círculo del odio siga creciendo y nos tenga a los dos dentro.

No importa lo que hagan los demás. Si tu cambias, ellos cambiarán para adaptarse. Si tu actúas con serenidad, día tras día, pronto verás los resultados.

Recuerda, dos no discuten si uno no quiere. Puede que la persona con la que estás discutiendo internamente tampoco quiera discutir, pero no sabe como controlar sus emociones, no sabe como gestionar su frustración, su ansiedad, su rabia… aún así, tu puedes ayudar a que la situación no se convierta en un conflicto si permaneces en calma, si te alejas de sus expresiones de ira y no las asumes como un ataque personal hacia ti.

Piensa: Lo que los demás hacen o dicen nos habla de ellos. Busca entender ese lenguaje que no se te está expresando con palabras. Con paciencia y dándole y dándote el tiempo necesario, mejoraran ambos en comunicación efectiva, en comunicación emocional. Recuerda, el primer paso  para comunicarse es comprender. Si personalizamos, no estamos comprendiendo al otro.

Tanto en el taller de Comunicación Asertiva, como en el taller de Inteligencia Emocional podemos trabajar estos aspectos tan importantes para ser más felices con las personas que más queremos. Mejorar nuestra inteligencia emocional y nuestra asertividad tiene como beneficio ser personas mucho más felices. Si realmente quieres dejar de quejarte de los demás y ser más feliz, ya lo sabes. Asume tu parte de responsabilidad, aprende, mejora. Los demás lo harán a su ritmo.

 

Viki Morandeira

 

Anuncios

8 comentarios sobre “Cuento: El circulo del odio

    1. Me alegro que te haya gustado la historia. Que los demás sigan dentro del círculo del odio, no es suficiente motivo para que nosotros hagamos lo mismo Nadie nos obliga a responder con agresión a una agresión y es nuestra responsabilidad evitarlo. Un saludo.

    1. En nosotros está salir del círculo del odio, dejar de “alimentarlo”. Pero lamentablemente nos ponemos a la defensiva, en lugar de empatizar con las emociones desde las que nos hablan los demás. Un saludo Diego.

  1. Muy bueno el cuento sobre el círculo del odio.Yo estoy dentro de un círculo, no de odio sino de indiferencia con uno persona que fuera mi mejor amigo. La razón que ámbos quedaramos atrapados dentro de ste circulo no fué ni por culpa mía ni de él. Se trató de un hecho que ocurrió
    dentro de la Empresa donde trabajabamos que en un momento nos enfrentó por las responsabolidades de intereses opuestos dentro del organigrama empresarial.
    La familia de mi amigo no me saludó más.¿Cómo salgo de ese maldito círculo?

    1. Hola Alfonso. A veces, a pesar de haber pedido perdón, las personas no quieren perdonar. Algunas personas creen que retomar la relación con alguien con quien se han enfadado, perdonando así lo ocurrido, significa que aquello “no dolió”. Uno puede querer ser perdonado, resolver este conflicto, intentar que las cosas vuelvan a ser como antes… pero por desgracia no siempre está en nuestra mano hacer que nos perdonen…. Te dejo un par de enlaces para profundizar.

      https://coachingprotagonistas.wordpress.com/2013/08/28/como-olvidar-perdonar/

      Esta familia que se ha ofendido, seguramente ha caído en alguno de estos pensamientos distorsionados.

      https://coachingprotagonistas.wordpress.com/2013/05/29/pensamientos-distorsionados-falacias-de-justicia/

      https://coachingprotagonistas.wordpress.com/2013/05/27/pensamientos-distorsionados-personalizacion/

      Una vez que tú te perdones, que aceptes que lograr que te perdonen no está dentro de tu círculo de influencia, entonces podrás sentir que has salido del círculo del odio, aunque esta familia antes amiga no de el paso del perdón.
      Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s