Pensamientos Distorsionados: Tener Razón

Uno de los pensamientos distorsionados que provoca más conflictos es el querer tener la razón. A menudo, solemos creer que nuestra opinion siempre es la mejor, que nuestra manera de hacer las cosas es la más adecuada y correcta, que lo que hemos hecho no puede ser considerado mal hecho por los demás, porque tenemos razón. ¡Y vaya si la defendemos!

La defendemos, incluso cuando la otra persona ya se había dado cuenta de que se había equivocado y nosotros no.

Un fallo muy común en nuestra comunicacion interpersonal, se produce cuando dos personas, opinan diferente. Una dice que el sitio al que deben ir es hacia la izquierda y la otra dice que es hacia la derecha. Cuando finalmente se llega a ese sitio, la persona que tenia razón, le suelta a la otra: ¿Has visto como yo tenía razón?

Si, ciertamente la otra persona lo ha podido comprobar, pero no ganamos nada al hacerselo notar, con ese aire de superioridad, como si ganar fuera lo importante.

Tener la razón, si para ello vamos a herir la autoestima de la otra persona, ha de pasar a un segundo plano. ¡Que importa quien tenia razon y quien no! Si finalmente hemos llegado al sitio y estamos con quien deseamos estar, con nuestra pareja, o con un amigo o familiar, la razón ya no importa. Son las relaciones personales, los sentimientos de las personas, lo que realmente importan, lo realmente valioso.

Una persona con este tipo de pensamiento distorsionado, suele actuar a la defensiva. Necesita probar, demostrar, continuamente, que su opinion era la correcta, que su punto de vista era el más adecuado, que nunca se equivoca, que sus acciones son la mejor opción, que su forma de entender o afrontar las situaciones es justa y la que deben aceptar los demás.

No suele estar interesada en escuchar al otro, en poder comprobar la posible veracidad del punto de vista del otro, y si los hechos no encajan con lo que ellas creen, simplemente, lo ignoran.

Son personas que les cuesta decir: me equivoqué, o tenías razón. Porque hacerlo, lo consideran como una derrota. Van luchando constantemente por defender su verdad, su razón, su punto de vista, sin tener en cuenta que lo realmente importante no es eso, sino cuidar de las relaciones personales.

Si una persona se siente obligada a no fallar, a no equivocarse, a tener siempre la razón, no escucha a los demás. No puede permitírselo. Porque escuchar al otro, e intentar comprender su punto de vista, puede demostrarle que a veces se equivoca. ¿Cómo resolverlo si eres una persona que tiene este tipo de distorsion cognitiva? Aprendiendo a escuchar, adquiriendo habilidades para la escucha activa. 

Para mejorar tu comunicación personal, tus relaciones personales, en lugar de buscar tener la razón, practica la escucha activa. Repite lo que la otra persona te ha dicho, para comprobar si lo has comprendido bien. Así, te darás a ti más tiempo para comprender las posturas de los demás, en lugar de intentar refutar y atacar las opiniones o razones de los demás. Algunas veces, tendrás razón, y otras veces, no. Pero si aprendes a no querer tener siempre la razón, te aseguro, que tus relaciones personales serán mucho más satisfactorias. ¿Te atreves a intentar no tener la razon en la proxima discusión o diferencia de opiniones? Pruébalo, y me cuentas!

Si aún no has leído los anteriores artículos sobre este mismo tema, aquí tienes los enlaces.

Anuncios

2 comentarios sobre “Pensamientos Distorsionados: Tener Razón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s