Metas Conscientes. Exito Asegurado

 

Año tras año muchas personas se proponen metas.

– Hacer más ejercicio, adelgazar, dejar de fumar, emprender un negocio, ganar más dinero, estudiar, organizar los papeles y documentos de la casa…..

Pero a las pocas semanas, volvemos a la rutina y dejamos nuestras metas en el olvido. ¿Por qué?

¿Por qué si sabemos que eso es lo mejor para nosotros, si sabemos que queremos conseguirlo, tarde o temprano abandonamos?

Un punto clave para comprometernos con esas metas es detectar si tenemos algún conflicto interno que nos impide hacerlo, que nos autosabotea. Eso se denomina verificar la ecología de una meta.

Detrás de toda acción, hay una intensión positiva. Y cuando nuestra meta, entra en conflicto con esa intensión positiva, surge el autosabotaje.

Si, por ejemplo, no consigues dejar de fumar, puede ser que tu mente te diga: – ¿Ahora como vas a calmar tu ansiedad si lo dejas? ¿Sabes que vas a engordar si lo dejas? No quiero perderme el rato que paso charlando con tal compañero de trabajo, cuando salimos a fumarnos un cigarro….

Si te has propuesto un emprendimiento, que te ocupará gran parte de tu día, puede ser que tu autosabotaje tenga estos planteamientos inconscientes: Tendré menos tiempo para estar con mi hijos, la situación económica no es propicia, fracasaré. No tengo los conocimientos o habilidades suficientes….

Entonces… ¿Cómo conseguir nuestras metas, a pesar del diálogo interno que nos pone trabas?

Dándole respuestas concretas a esas dudas.

Si me lo permites, te daré una serie de pasos para que tus próximas metas dejen de ser sueños y las conviertas en realidades.

  1. Escribe tus metas en papel.

Si pinchas sobre ese título, puedes leer las características de una meta bien enunciada. Te recuerdo lo básico, por si no quieres invertir tu tiempo en aprenderlo. Una meta tiene que estar escrita en positivo, presente y afirmativo.

Soy una persona sana, que respeta su cuerpo. (si quieres dejar de fumar)

Escribo un libro sobre Autoestima (por ejemplo)

 

 2. Escribe tus motivos para conseguirlo.

Casi más importante que tener algo que resolver, que tener una meta, es tener motivos para resolverla. Nadie se mueve si no tiene claros sus motivos. La motivación, es una energía interna, que nosotros mismos ponemos en marcha, cuando tenemos claro porqué queremos conseguirlo, incluso si no tenemos claro como lo conseguiremos. Haz esa lista, con tus motivos (familiares, personales, económicos, profesionales, de contribución) y valóralos del 1 al 10. Si no obtienes varios 9, te aseguro que tus fuerzas decaerán con facilidad ante el primer obstáculo.

 

     3. Escribe un plan de paso

Nuestra mente, a pesar de ser lo que nos convierte en personas capaces de grandes logros, también es la responsable de impedirnos llegar.  Si tu le dices a tu mente, Quiero escalar el Everest, y nunca has subido ni a la sierra más cercana a tu casa, ten por seguro que tu respuesta interna será. Estás loco, esto es imposible. Y te autosabotearás hasta abandonar. Escalar el Everest, es una meta demasiado arriesgada y ambiciosa. En cambio, si trazas un plan, tu mente no opondrá resistencia. Divide tu meta en pasos, asumibles, simples y verás como lo conseguirás mucho antes de lo que te imaginas.  Para esto, te suguiero que leas El camino del Kaizen, un libro muy útil y anti-procrastinación.

 

     4. No esperes a que todo sea perfecto. Empieza

Para conseguir cualquier meta que te propongas, siempre te faltarán aprendizajes, conocimientos, destrezas, pero si te inhibes de empezar, hasta que los consigas, es muy probable que al no ver resultados, abandones mucho antes de empezar…..  ¿Quieres ser un gran escritor? Empieza a escribir ya. ¿Quieres tener un blog? Dedícale cada día unos minutos al aprendizaje, a la experimentación, a la prueba y error. Recuerda, que como dijo Aristóteles, Todo lo que necesitamos aprender a hacer, lo aprendemos haciéndolo. 

 

5. Nunca te Rindas.

Tu objetivo es tuyo. Tienes motivos suficientes para conseguirlo. Has trazado un plan de pasos pequeños que puedes ir dando cada día. Has empezado. Pues bien, ahora solo te falta continuar, hasta lograrlo. Recuerda que no basta con tener buenas ideas, hay que ponerlas en marcha, alimentarlas, hacerlas crecer. Fracasar es no intentarlo. Fracasar es dejarse vencer por los obstáculos. Fracasar es no dar lo mejor de ti cada día. Si has escrito tu meta, su plan, tus motivos, ¿por qué fracasarías? Se flexible, si algo no funciona, intenta otra cosa. Si alguien ya ha conseguido buenos resultados en el mismo campo que tu deseas prosperar, ¿Por qué no ibas a hacerlo tu? Esas personas, han pagado el precio de sus metas. Todo objetivo tiene un precio, en dedicación, esfuerzo, constancia, aprendizajes, ¡Págalo! Y recibirás la recompensa. Recuerda que la inteligencia, los conocimientos, las habilidades no son nada sin la persistencia. 

 

Si deseas conseguir el éxito en tu vida, hazme caso. Sigue estos cinco pasos y empieza hoy mismo a caminar hacia tus metas. Podemos hacerlo juntos, si lo deseas. Trabajo cada día con personas que quieren vivir mejor, que quieren alcanzar sus metas y que lo logran. ¿Acaso tu vida no es tan importante para ti como para no invertir en tu futuro?

 

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Buscame en Facebook. 

 

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Metas Conscientes. Exito Asegurado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s