¡Cuidado! Peligro de Contaminacion. Gente toxica

 

 

En la vida diaria tratamos con muchas personas. Algunas son autoritarias, otras sumisas, otras exigentes, otras agresivas, otras egocentricas….. y nosotros no podemos ir cambiando nuestro comportamiento para satisfacer a todos.

 

Por eso, es muy importante saber cual es nuestro objetivo al comunicarnos con los demás. Por ejemplo, en el trabajo, si hay alguien con el que no puedo, alguien que me saca de las casillas…. es porque yo dejo de pensar en el objetivo y pienso en su comportamiento.

 

Vamos a hablar hoy de las personas tóxicas.

 

En el trabajo, en casa, entre nuestros amigos, algún vecino, aquel familiar, un jefe, algún empleado… todos conocemos a una o más personas tóxicas. Esas personas, ¡¡¡contagian a todo aquel que no lleve su escudo antiradiactivo!!!!

 

¿Cuántas veces tú estabas tranquilo, sin demasiadas preocupaciones, y al encontrarte con alguien en particular has terminado nervioso, fastidiado, cargado de pesimismo?

 

Pues bien, eso es porque las personas tóxicas tienen un poder de contaminación tal, que si no va uno bien pertrechado, puede ser letal.

 

Bromas aparte, tú puedes decidir que NO TE AFECTE el encuentro con una persona tóxica. ¿Sabrías decirme quienes son tóxicos a tu alrededor? ¿Si? ¿No? Bueno, vamos a recordar las personas tóxicas que identifica Bernardo Stamateas en su libro “Gente Tóxica”

 

Los mete-culpas: ¡Con todo lo que yo hice por tí! O los que se sienten culpables por ser felices, por disfrutar, por tener una pareja, cuando los demás no alcanzan lo mismo que él, esta persona, también es tóxica, pero con ella misma.

 

Los envidiosos: ¿Qué lo tuyo es mejor que lo mío? ¿Pero quién te lo dijo? El que muestra su envidia, por lo que los demás tienen, solo está demostrando su inferioridad, su incapacidad mental para alcanzar los mismos logros.

 

El descalificador: Si, lo has hecho bien… pero lo has entregado un poco tarde. El descalificador es aquel que no puede callarse ninguno de nuestros defectos. Todos tenemos defectos, pero el se cree perfecto y con derecho a marcar y resaltar cada uno de nuestros fallos.

 

El agresivo verbal: No solo descalifica y ataca, sino que además insulta. El insulto es para él como el aire que escapa de una olla a presión. No sabe controlar sus emociones y lo más fácil para el, es destapar la olla y dejar que la presión salga en forma de agresión verbal.

 

El falso: aquel que siempre elogia a todos, pero que en cuanto uno se retira del grupo, siempre tiene algo que criticar de quien se ha ido. Es, si no lo conoces, en apariencia, una buena persona, pero hay de tí cuando le des la espalda!!!

 

El psicópata: A mí nadie me dice lo que tengo que hacer. Si me llego a cruzar a Perico, le parto la cara. El psicópata, es a la vez agresivo, vengativo, sabelotodo y perfecto. Siempre se enoja demasiado fácilmente. El poder y el dinero le importan más que las personas. Es manipulador y puede dar una imagen de religioso cuando en realidad es un extremista.

 

El mediocre: el conformista, el que para qué se va a esforzar si total no lo va a conseguir. ¿para qué más, si así estamos bien? Es el que vive una vida chata, sin emociones ni frustraciones pero que puede llegar a intoxicar a quienes le rodean, al convencerlos que lo mejor es no hacer nada, quedarse en su sitio y dejar pasar la vida.

 

El cotilla: Los chismes son su especialidad, siempre sabe la última noticia de la oficina, quien le ha puesto los cuernos a quien, donde, cuando y cuantas veces. Su interés por la vida de los demás es tal que le sirve para olvidar que no hace nada con la suya.

 

El jefe autoritario: Esto es como yo lo digo, y si no te gusta, ahí tienes la puerta. No acepta que los demás tienen también ideas, y que encima pueden ser mejor que las suyas. Tiene siempre la última palabra y cuando no la consigue, te despide, así al final, ha vuelto a tener la última.

 

La persona neurótica: Le gusta llamar la atención, necesita sentirse aceptado, reconocido, es autosuficiente y perfecto, agresivo y extremista, al extremo de ser infantil. Chantajista, su frase favorita es Si me dejas, me mato.

 

El manipulador: es el rey del acoso moral, te asigna tareas que no podrás realizar, te amenaza, destruye tu reputación con habladurías y mentiras. Se siente grande y poderoso. Tiene una doble vida. Ante el jefe, dice una cosa y luego hace otra, a fin de conseguir de él un ascenso o lo que desee. Es envidioso e improductivo.

 

El orgulloso: Está tan contento de ser así de perfecto, está encantado de vivir en su piel, tiene un exceso de amor propio, un ego inmenso, una autoestima inflada, sobrevalora sus capacidades, no aceptan sugerencias sobre su trabajo, porque están convencidos que lo hacen siempre de la mejor manera que existe.

 

El quejica: ¿por qué a mi no me dan este puesto de trabajo y a el sí? ¿por qué nunca tengo una oportunidad? Si llueve le molesta, si hace calor, le agobia, si hace frío, le incomoda. Tiene problemas con todos sus compañeros y vive enfadado. Todo lo que ve es negativo, demasiado grande y complejo, imposible de alcanzar. Tengo frío, tengo frío y cuando le das un abrigo, cuanto frío tenía, cuanto frío tenía….

 

Bien, luego de esta pequeña descripción de cada uno de los personajes tóxicos, quiero que sepas, que NO PUEDES DEJARTE INTOXICAR cuando los demás quieran. TU PUEDES evitar que su contaminación llegue hasta dentro de tu corazón.

 

Las técnicas asertivas son una excelente herramienta para utilizar cuando nos encontramos con algunos de estos personajes tóxicos. Teniendo una conducta asertiva, dejaras de sentirte mal al cruzarte con las personas toxicas. También sirve recordar:

 

  • Lo que los demás dicen, es solo una opinión subjetiva, no siempre refleja la realidad.
  • Que a los demás no les guste algo, no significa que sea feo, solo significa que a los demás no les gusta.
  • Nadie tiene derecho a gritarte, incluso aunque te equivoques.
  • Tu tienes derecho a ser positivo y a defender tus opiniones y sueños.
  • Escuchar chismes también te convierte en chismoso.
  • Nadie es más importante que tú, pero tampoco lo es menos.
  • No ganas nada contradiciendo a un descalificador y jamás lo hagas en público. Déjalo con su crítica, que la cargue él, tú no la aceptes.
  • Ante un ataque verbal, pon tu mejor “cara de nada” y sonríe.
  • No envidies, mejor admira e intenta aprender como se consigue eso que pensabas envidiar.
  • No quieras cambiar a nadie, las personas solo cambian cuando deciden hacerlo.
  • Utiliza técnicas asertivas, apréndelas, practícalas frente al espejo, convierte en un maestro de la asertividad.
  • No compadezcas al quejica, porque le harás sentir a gusto a tu lado y no te dejará más. Escucha, se educado, pero ten la mente en blanco, ni ayudes, ni des consejos, ni compadezcas. Simplemente, preguntale cuando termine. ¿ y como crees que podria solucionarse?…

Desde el coaching podemos trabajar juntos para que aprendas a defenderte, a ponerte un escudo anti-personas tóxicas. En una sola sesión se pueden hacer maravillas. Tu vida cambiará y te sentirás más a gusto en tu trabajo, en la reunión familiar, etc.

 

No lo dudes. ¿Acaso tu tranquilidad no vale la pena?

 

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

 

Anuncios

5 comentarios sobre “¡Cuidado! Peligro de Contaminacion. Gente toxica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s