Cuento: Las Tres Rejas Bondad, Verdad y Necesidad

sinceridad2

¿Alguna vez has escuchado esta frase?

Soy auténtico. Yo voy de frente. Yo digo lo que pienso.

Una persona que dice esto, está convencida, que lo que ella dice es LA VERDAD. Se cree poseedor de la clave del comportamiento humano, levanta su voz para enjuiciar aquello que EL/ELLA considera mal, injusto, deshonesto, ilegal, falso, u otras causas, únicamente justificadas con el antecedente de su propia OPINION.

¿Alguien le ha dicho a esa persona que decir lo que uno piensa es ser auténtico?

¿En que momento de su vida le enseñaron que ir de frente es decir lo que piensa?

Pero…. yo me pregunto…. ¿Habrá pensado lo que dice?

Les dejo esta frase:

No me gusta la gente que dice lo que piensa. Prefiero a la gente que piensa lo que dice

Viene una amiga tuya, que se ha cortado el pelo, llega sonriente, alegre, y te pregunta:

_¿Te gusta? Me he cortado el pelo.

Y tu le respondes: ¿Qué te has hecho? ¡Estás horrible!

Y al ver la cara de sorpresa, desolación, desconsuelo de tu amiga le sueltas en toda la cara:

_ Soy demasiado honesta, no debería ser así de sincera.

Vamos a ver “amiga”….. Que a tí no te guste mi corte de pelo (o mi coche, o mi vestido, o mi hijo, o mi novio, o mi…. o mi….) no quiere decir que sea la REALIDAD!!!!

Sobre gustos, hay mucho, demasiado escrito!!!! Pero esa gente que se cree que al dar su opinión y luego rematarla con un: “Soy auténtico”, ni siquiera se han puesto a pensar que su opinión es solo eso, una opinión. Igual que a otra persona puede gustarle mucho, a otra gustarle un poco, a otra simplemente gustarle.

Decir lo que uno piensa, no es ser sincero, ni honesto, ni auténtico. Muchas veces es ser idiota! (lo siento 🙂 ) Recuerda, que todos tenemos una opinión, y que la tuya, es tan válida como la de los demás. No hace falta herir al otro para dar nuestra opinión y si creemos que heriremos a alguien, siempre podemos encontrar la manera de suavizar nuestras palabras, de actuar con inteligencia emocional. 

Les dejo un cuento …

Verdad – Bondad – Necesidad

Un joven discípulo de un filosofo sabio llega a casa de este y le dice: “Escucha maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…”

!Espera! le interrumpe el filósofo – ¿Ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme?.

¿Las tres rejas?

Si. La primera es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?

No. Lo oí comentar a unos vecinos.

Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la bondad.

Eso que deseas decirme, ¿Es bueno para alguien?

No. En realidad no. Al contrario…

!Ah vaya! La última reja es la necesidad.

¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?

A decir verdad, no.

Entonces, dijo el sabio sonriendo – si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, sepultémoslo en el olvido.

Anónimo

¿Cuántas veces has comentado a alguien la opinión de otra persona, pero que tú supiste de boca de otra?

¿Era verdad lo que decías o era una opinión?

¿Hacía bien a alguien eso que ibas a contar?

¿Era necesario que esa persona conociera eso?

Recuerda, si te topas con gente que va por la vida de Honesta, de Sincera, de Justa…. muchas veces no tendrán ni idea que su opinión, además de hacer daño a los demás…. es solo su opinión!!!!

Piensa en esto…

Te compras unas botas verdes.

Si te las has comprado, se supone que te gustan. Viene alguien a quien aprecias, y te dice que son de un verde horrendo! Y tú ya no te las pones más……

A él puede no gustarle el color verde, en cambio puede ser tu favorito.

¿Quién dice la verdad?

¿Es justo que tú dejes de hacer, usar, comprar, vestir, algo porque “en opinión de otro” es feo?

No dejes que las opiniones de los demás dominen tu vida. Y si estás del otro lado… procura analizar tu palabras, tus opiniones antes de expresarlas, puedes herir a las personas que más quieres, sin siquiera proponértelo…. porque quizás piensas que “decir lo que piensas es ser sincero”… antes de decir algo, antes analiza tus palabras, pásalas por las TRES REJAS!!!

Un cliente mío me preguntaba recientemente:

_¿Es que tengo que pensar que palabras voy a usar para hablar?

A lo que yo le respondí.

_Si. Podrías!!! A veces duele más una palabra fuera de lugar que una puñalada!!!

Recuerda, que tus opiniones, tus gustos, tus “razones” son las que son porque has nacido en una época concreta, con una familia y unos educadores concretos, con unas costumbres concretas, con una realidad particular. Y que tu realidad, es tan respetable como la realidad de quien ha nacido en otra familia, en otra cultura, en otras circunstancias. Antes de dar tu opinión, descalificando la del otro, piensa…. y busca analizar por qué esa persona piensa como piensa, siente como siente o habla como habla….
Puedes utilizar este acrónimo para evitar decir algo de lo que luego arrepentirte. En inglés y en español Think y Piensa se transforman en un acrónimo muy útil para comprobar si merece la pena decir lo que hemos pensado….
THINK las tres rejasantes de hablar piensa

Viki Morandeira

Tu Coach Personal

Anuncios

3 comentarios sobre “Cuento: Las Tres Rejas Bondad, Verdad y Necesidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s